lunes, 14 de julio de 2014

El camping y otros sustos



Cuando la abuela me dijo que se llevaba a la niña al camping de sus tíos, se me pusieron los pelos de punta por aquello de que una es madre aprensiva y la pelirroja una bomba de relojería en lo que a coqueteos con la muerte se refiere, y si en casa es capaz de dejarse menisco y medio contra la pared en un giro de tres cuartos mientras ve el canal Disney, de qué no sería capaz en terreno abierto, libre cual cervatillo y de secuaz de la prima Sara, conocida en el mundo entero por su capacidad de hacer el mal y de divertirse y divertir a la cualquiera. Lo que viene a ser una chica popular de seis años de toda la vida de dios. Con lo que molan. Y claro, para la pelirroja, de cuatro, que vive empanada en su mundo de princesas Sofía, eso es lo más de lo más.

Así que para hacerme la guay dije que sí, no antes de hacerme con una caja de lexatines auténticos -mitad para mí, mitad para la abuela que se la llevaba- y de aleccionar a la niña como si se fuera a la guerra de Afganistán, llenándola de miedos varios, -que es lo que hacen las buenas madres- y previendo que antes de dos días estaría llorando para que fuéramos a recogerla, que la nena es fiestera pero nunca ha pasado tanto tiempo fuera de casa y mi niña es muy chica y necesita estar con sus padres. Pobrecita mía.

Pues no. Ni mijita. Lo cierto es que sí que ha llorado pero sólo a la vuelta porque no quería volver a casa -malévola traidora- y de hecho, cada vez que la telefoneábamos, la abuela tenía que perseguirla para que nos cogiera y cuando lo hacía repetía cual cacatúa 'Me eztoy portando bien, le hago cazo a la abuela y te quiero musho, mamá, pero ahora tengo que irme' y me dejaba con el pipipipi y con la cara partida mientras esta preadolescente encerrada en el cuerpo de mi hija de cuatro años, se iba a la piscina a hacer coreografías con sus nuevos amigos o al cine de verano que ponían en el club infantil, con una alocada vida social que ni Lady Gaga, mire usted.

'Ez que ezta nosshe me voy a hacer las trencitas porque luego me voy a la discoteca' me dijo una tarde así a las bravas y yo que no estoy preparada para tener una hija que vaya a la discoteca, ni siquiera a una de parvulitos menores de ocho años, me vi obligada a echarme una mascarilla rejuvenecedora para venirme arriba.

Y no sólo es que pelee con la abuela para ducharse sola, ella que es tan floja que no quiere ni abrocharse los cordones de los zapatos, sino que exige entrar sola al recinto de la piscina para que no crean los nuevos amigos que es una niña bebé, ella, que ya tiene acumulados 56 meses de vida. Hombre ya.

Pero lo mejor de todo el asunto  -lo peor según el pater que ya ha ido a sacarse el permiso de armas- es que se ha echado una pandilla de amigos, donde hay una pareja de gemelos con los que las primas Jiménez ya han hecho ojitos y al parecer pasean por la parcela pelando la pava con sus labios pintados y sus bolsos de Peppa Pig al hombro. Y el otro día, al parecer, la madre de los críos las invitó a merendar a su caravana, imagino que para ver de qué calaña eran las mozuelas que rondaban a sus retoños. Y teniendo en cuenta que la pelirroja sólo come potitos y que iría pintada como una puerta con su maletín de maquillajes de Hello Kitty, no tengo claro si habrá congeniado con la suegra y si habrá o no boda en marcha.

Con lo bien que me vendría su cuarto para una salita de lectura.

20 comentarios:

  1. Madreeeee, ¿ya andas así? Con lo tranquila que está una din pensar en novios, novias y horas de llegada. Ni eso es mucho maquillaje y la falda muy corta. Ay, ay, ay, pobre de tí.
    Es que crecen tan rápido... ¡pero que no lo hagan taaaaan ràpido, jolín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me queda muuuucho trabajo de 'contrarreforma'... Ay!

      Eliminar
  2. Con los doce años de mi hija, yo sigo buscando el "pause" pero no hay manera, porque no se les ocurre preguntarnos si estamos preparadas para que crezcan??¡¡
    Saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que creía que era más fácil cuanto más mayor!

      Eliminar
  3. Me parto imaginándola con su bolsito de Pepa Pig, jajaja. Lo bueno es que cuando regrese a casa será "una niña grande" y la podrás chantajear con "eso no lo hacen las niñas grandes sino las chiquilinas", jijiji

    ResponderEliminar
  4. Pero que espabilada tienes a Violeta, Flor!!! Así da gusto?? No dicen que "los hijos no son nuestros, si no hijos de la vida..." y que hay que darles alas y enseñarles a usarlas, bla bla bla... La tuya por lo visto ya vino con alas y está aprendiendo muy bien a usarlas. En nada se te independiza!! Que gozada de hija tienes!! Es lista y espabilada. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué vaaa!! Si ella está empanada de nacimiento! Lo que pasa es que se ha pasado una semana con la prima que es mayor y muy salá y me la ha espabilado... Ahora tendré de 'desespabilarla' un poco...

      Eliminar
  5. Jajaja que post ....genial esta aventura de la pelirroja jajaja que me ha dejado con la boca abierta, mirala a ella tan mayor ya y tan ocurrente como siempre. Yo siempre pregunto si me echan de menos y me vengo arriba si dicen que si pero estos también son de los que lloran para volver...., el mayor me dice todo convencido que aproveche para relajarme y yo no se como explicarle que ya no se hacerlo sin ellos jajaja si es que no tengo remedio....A pasar buena semana y un premio para la pelirroja!!! La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es verdad!! Una ya no se relaja si no estamos todos en casa y cuando lo estamos... Es imposible relajarse!!! He de hacer un post sobre esto.

      Eliminar
  6. Me iba partiendo de risa en el coche y mi marido me ha preguntado: pero qué lees? Así que se lo he leido en voz alta y los dos hemos soltado varias carcajadas. Buena forma de empezar el lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Es que la maternidad es muy dura!!!

      Eliminar
  7. Ay, Flor, yo tengo una como la prima Sara...y me lleva al retortero a la mitad de los niños de su clase. Si ahora con 6 años hace que me salgan canas, cuando tengo 12 no se que será de mí...

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, muy pava no será cuando se nos ha puesto a ligotear con unos gemelos... Jajajajaja. Que se ha espabilado en un pis pas!!! Cuidaito con la niña, que se nos convierte en la típica ligona de la clase. Me meo con lo de querer entrar en la piscina sola, la mico esta, jajajajaja.

    Y lo de pintarse los morros con el maquillaje de Hello Kitty, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que el más tonto te hace un reloj...

      Eliminar
  9. Jjjj yo soy la madre de los mellizos y te aseguro dos cosas : que se lo ha pasado pipaaaa y lo peor es que después de una convivencia con mis dos ciclones y el huracán Sarita nada volvera a ser igualllll jjjjj

    ResponderEliminar
  10. Jajjajjaa, no me digas!! Cuando me dijo mi suegra que la pelirroja se pintaba los labios para hacerles ojitos, me emocioné ante la idea de casar a la niña, aunque sea apalabrado para dentro de unos años... que no veo la hora de recuperar mi masa neuronal perdida... jajajjaja. Y sí. Me temo que nada volverá a ser lo mismo. Ay.

    ResponderEliminar
  11. Nadaaa cuando quieras hablamos y los emparejamos uno con sara y otro con violeta y asi todo queda en casaa jjjjjjj

    ResponderEliminar
  12. Ayyyy que ando un poco atrasada por un problemilla que ha tenido el peque.. pero aquí estoy de nuevo leyendote... Yo el jueves me voy a Malaga veinte dias, y pienso dejar al peque con mis padres todo lo que pueda, aunque sea ellos en la planta de abajo y yo en la de arriba, pero algo es algo..jaja que se levanten los abuelos a darle agua.. y en la playa me pienso tumbar como sino existiera un mañana a tomar el sol.. no será como dejarle ir al camping ya que le veré de vez en cuando, jaja pero algo es algo..
    Violeta es lo más... Me encanta!!

    ResponderEliminar