lunes, 11 de agosto de 2014

Yo también quiero ser 'slow'


Mi hermana, que también está mala de los nervios como yo, se compró hace un par de semanas la revista de Ana Rosa Quintana –muy triste todo- y al parecer mientras al niño se le bajaba la tensión de hipotermia en la piscina, pudo leer un reportaje sobre el movimiento ‘slow’ y desde entonces la tengo soseía con el asunto y lo que es peor, nos trata de evangelizar a los demás, como si no tuviera una ya bastante con las canciones de ‘Jezucrizto ez nueztro amigo’ que me canta la pelirroja a voz en grito a la amanecía, cuando aún no me he recolocado los órganos tras una noche de agresiones pelirrojiles.

La cosa consiste, al parecer, en la importancia de bajar el ritmo, reducir el estrés y vivir de una manera más sosegada y relajada. Menos trabajo, menos emails y menos móvil y más tiempo para las pequeñas cosas como dar un paseo, dormir la siesta, tomar una copa de vino con amigos en un porche al atardecer o desayunar en la cama. Nos ha jodío.

A mí, personalmente, me resulta curioso que los que han desarrollado este movimiento conocido anteriormente como ‘vivir bien’ piensen que es una opción, vamos, que una misma, pueda sentarse en el porche con una copa de vino y un libro y contar cervatillos salvajes y que le vuelva a regar el cerebro,  pero que en realidad prefiera perseguir a la pelirroja para desenredarle los nudos marineros de los tirabuzones o recoger las dos millones de piezas de las construcciones o las plastas de plastilina del sofá porque a una lo que le gusta es el malvivir y el sufrimiento, ser subversiva frente al movimiento slow. Rebelde que es una.

Sin embargo, yo que soy muy optimista y crédula y cada vez que me compro la Vogue me creo que en dos meses me voy a convertir en una modelo de pasarela y me mato de hambre y me echo pegotes de crema sin descanso, ni ton ni son, con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, decidí apuntarme a eso del movimiento slow, básicamente por ser moderna. Que a mí a moderna no me gana nadie.

Así que me propuse ser una slow de ésas y tratar de estar un poco menos loca, estresarme menos y relajarme más y para iniciarme, decidí darme un baño relajante, así a lo loco. Con mis sales y todo, que mira que llevaban años ahí esperando su momento que hasta estaban petrificadas y tuve que animarlas a salir con un tenedor de pescado.

Y me tumbé como una señora, una señora slow quiero decir, y justo cuando iba a entrar en trance, empezaron a empujar la puerta como si fuera una manada de búfalos salvajes…‘Mamá, ábreme que me eztoy haciendo musha cacotaaaaa y no puedo aguantaaaaaar’, así que tuve que salir chorreando de la bañera con los trozos de sal pegados en el escote y abrirle la puerta, para volver a meterme en la bañera resignada y aguantar a la otra haciendo sus cosas y comiéndome la cabeza sobre la necesidad de que le compre unos peces de colores y una bici de Peppa Pig.

Y por si aquello no fuera suficiente, apareció el pater para limpiarle el culete a la niña y el pelirrojo detrás con el micrófono cantarín haciendo sonidos guturales de hombre de las cavernas y no sé como se apoyó el pater para limpiar a la niña, que saltó el tornillo de la tapadera del váter y casi la descalabra. Todo esto mientras una fingía no ver nada y darle al slowismo.

Un par de gritos después para echar a la plebe del baño y de cerrar los ojos para recuperar la sintonización chakral, escuché el palmeo infernal del gateo del pelirrojo y un jaleo posterior como si estuvieran echándome la casa abajo y cuando abrí un ojo, me encontré a Cigoto de pie frente a la bañera, con la tapadera del wc colgada al cuello como un masai escatológico o un costalero de la Macarena, a punto de partirse el cuello, pero con fuerza suficiente para lanzarme el champú de un litro de Tresemme a la cara.

Y eso, y un moratón junto a la ceja derecha, fue lo que dio de sí mi movimiento slow. Qué vida perra.

24 comentarios:

  1. Vuelvete al lado oscuro Flor, ¡las madres somos más bien Fast! ;)

    ResponderEliminar
  2. Jajajaj yo soy mamá de uno que apunta maneras y eso que sólo tiene 5 meses y te llevo siguiendo desde antes del embarazo (si si, incluso después de leerte me atreví a meterme en este mundo de locura)
    No te puedes imaginar lo que me río con vuestras aventuras jajajaja ese momento masai del pelirrojo ayyyy me lo como y ya sabes, la barrita de los golpes no sólo es para ellos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, ¿veis como no soy tan anticonceptiva?

      Eliminar
  3. Si es que hay cosas que es mejor no leer ni probar, y seguir en tu santa ignorancia.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaj....que bueno!!! Ya se me han sacado las ganas del solw ese y eso que tenía tan buena pinta... jajaj que bonito pintaba....inocentes!! Pero suerte que has tenido que has conseguido abrir el bote de las sales y esos momentos pelirrojiles en pleno slow no me digas que no ...jajajaja La de los churumbeles.PD- ojo con ese tipo de revistas pueden ser peligrosas, yo seguiría con la vogue, que ya la tienes dominada.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja. Si es que el 90% de la gente que no se apunta a ese movimiento no es porque no quiera, sino porque no puede. A ver cuántas personas en su sano juicio prefieren tener la agenda repleta de cosas por hacer a estar tomando daikiris a la orilla de la playa. Nos ha fastidiado. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Genial tu entrada, como siempre. Lo de llamar "slow" a vivir bien debe de haber sido idea de algún ricachón. En fin... ¿soy yo o el mundo cada vez es más absurdo? Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora les da por poner nombre sofisticados a las cosas de siempre. Muy absurdo todo!

      Eliminar
  7. XD XD XD No puedo más, casi no lo puedo ni leer de la risa que me cierra los ojos y me atraganto con los 2 minutos y medio de slow life que tengo para leerme el periódico on-line, tomarme un café y olvidarme de todo!

    ResponderEliminar
  8. Pues si, la vida es muy perra, con el nivel de estrés que hay en tu vida el famoso 'slow' es como si te tocase el gordo de la lotería, pero hay que buscar tu momento kit-kat al día si no quiere una terminar como la vieja de los gatos, hablando sola y con síndrome de Diógenes. Yo soy nomadre, lo tengo más fácil que otras, pero si una se lo propone, encuentra un ratín para encontrarse a una misma. Un beso y mucho animo

    ResponderEliminar
  9. Yo tuve un momento slow ayer a mediodia, fui a hacer un recado y dejé al enano con mis padres en la piscina, al volver a casa estaba sola y me tomé una cerveza fría la mar de tranquila, sentada en una silla con la mente en blanco jajaja.....¡esos momentos no tienen precio cuando una tiene críos!

    ResponderEliminar
  10. Jajjajajaja!! El problema es que tus niños son muy "fast"... igual tienes que comentar con la pelirroja las bondades del movimiento slow, para que ella empiece a ponerlo en práctica también. Y de paso, que se lo explique a su hermano (entre congéneres se entienden mejor). A ver si hay suerte!!

    ResponderEliminar
  11. jaajjaaj lo que no te pase a ti, no le pasa a nadie. Lo que tienes que hacer la proxima vez es dejar la puerta abierta y que entren cuando quieran sin que te tengas que salir de la bañera para abrir.
    Y respecto a ese movimiento "slow", preguntame a mi tus dudas, que soy una experta (voy siempre tan tranquila por la vida) y sin saber que eso existia jejeje

    ResponderEliminar
  12. jaajjaaj lo que no te pase a ti, no le pasa a nadie. Lo que tienes que hacer la proxima vez es dejar la puerta abierta y que entren cuando quieran sin que te tengas que salir de la bañera para abrir.
    Y respecto a ese movimiento "slow", preguntame a mi tus dudas, que soy una experta (voy siempre tan tranquila por la vida) y sin saber que eso existia jejeje

    ResponderEliminar
  13. Gracias Flor. Gracias por el dolor de tripa y el atasco mocoso de mariz, producido por la panzada de reir que me he pegado mientras le leia tu post a daniel... mientras a su vez comia sentado a la mesa del salon...
    la vision del pequeñajo con la tapa del vater colgando del cuello no tiene nombre.
    Un d

    ResponderEliminar
  14. Jajaja..creo que mi momento slow va a seguir siendo el de la plancha. Triste pero es asi!!! Muy bueno Flor.

    ResponderEliminar