miércoles, 6 de marzo de 2013

Bochornos callejeros


Hace algún tiempo alguien me comentaba que lo peor de la crianza eran los malos ratos que los niños te hacen pasar y no me refiero a las rabietas ni a las noches en vela ni a la casa hecha una pocilga inundada en juguetes y recortables, sino más bien a las terribles e incómodas situaciones a las que tienes que enfrentarte por su culpa, dejándote en evidencia delante de cualquiera.

En su día, yo me mostré incrédula porque ¿acaso puede haber algo peor que el maldormir? seguramente no -y creedme que lo sigo pensando-, pero también es cierto que por aquel entonces la idea de que la pelirroja me jugara este tipo de malas pasadas se me antojaba más lejano y complicado y además, ya había salido airosa de sus exhibicionismos callejeros y sus otras lindezas.

Bueno, pues ahora ya sé a lo que se refería ese alma cándida y maltratada por su prole, ahora que a la nena se le entiende a la perfección y que ha tomado expresiones tipo Punset que a saber dónde ha oído, la vida se me complica aún más y a nuestros conciudadanos también.

Y es que la pelirroja nunca ha sido especialmente agradable, pero al menos no iba por ahí soltando las cosas que ahora con su verborrea de cuarenta y siete años y su cerebro de 3 y medio tiene a bien soltar para infarto de miocardio de la menda y risas del populacho.

Así, por ejemplo, el otro día que nos subimos al ascensor de una tienda con un matrimonio de alto copete, la niña empezó se tapó la nariz y empezó a sacar la lengua medio tosiendo falsamente y vociferando que aquella colonia olía 'mussha pezzte' y que no se podía respirar, en clara referencia a la señora que era de ésas que se vuelcan medio tarro de Carolina Herrera antes de abrir un ojo, pero que tampoco merecía semejante humillación pública, máxime cuando el marido dijo algo así como '¿A que sí, nena? Es que esta Pilar se perfuma para dos meses' y la señora casi se desmaya y yo casi pierdo el pelo...

Y lo peor es cuando tratas de excusarla y dices algo así como 'No, no da besos porque le da vergüenza' y ella suelta 'No, ez que ez muy fea y no me guzta, mamá' y tú insistes 'No, jaja, -aquí ya notas tu cara explotar de rubor- es que le da vergüenza, lo que yo te diga...' y ella que no se calla ni debajo de agua insiste 'Que no mamá, ez  que ez fea y me da zuzto' y entonces optas por callarte y huir.

O ir a casa de una amiga con hijos y que suelte eso de 'mira mamá, aquí todo ezta dezordenado y ez pozilga y no paza nada'. Y entonces escucho mentalmente la voz de mi madre que me dice que debo dejar de usar determinadas palabras delante de la niña.

O que en mitad de la sala de espera de una consulta médica grite 'huele a gaz, mamá, ¿a que alguien ze ha echado un gaz? ¿a que zí?' mientras todo el mundo se hace el sordo y yo rezo para que no entiendan que gaz es pedo y que crean que hay un escape de Butano. Pero nadie corre, así que imagino que saben lo que es.

O el 'Mamá ¿a que eza señora tiene el culo muy grande? Ezo ez porque zólo come chuches ¿a que zí?'. Y yo trato de silenciarla sin regañarla en público para que la señora no se dé cuenta y acabe en el psicólogo o en Naturhouse comiendo piña y todo es estrés y tic en el ojo. 

O como el otro día en una farmacia, que el dependiente le dijo que era tan guapa que parecía una muñeca y cuando yo le dije que lo que tenía de guapa lo tenía de mala, él se rió y dijo 'entonces será la muñeca diabólica' y ambos nos reímos y la niña enfadada se acercó y me dijo 'Ezo no tiene gracia. Dizezelo, dizezelo que no tiene gracia' y el farmacéutico hundido hizo como que no la oía mientras yo huía hacia la salida a toda velocidad.

Y da igual cuántas veces le regañe o le explique que esas cosas no se dicen porque ella me responde cosas como 'ez que ez verdad mamá... no ez mentira y la verdad ze puede decir, ¿a que zí?' y entonces veo que he caído en mi propia trampa y decido cambiar de conversación.

Igual a los 4 años le puedo explicar lo que son las mentiras piadosas.

36 comentarios:

  1. Buenisimo como todos los dias,es que l@s ni@s tienen cada salida,no se puede decr nada malo delante de ell@s,besos y feliz miercoles!!

    ResponderEliminar
  2. 'Ezo no tiene gracia. Dizezelo, dizezelo que no tiene gracia' jajaja, me encanta tu pelirroja!!!! Es que tiene mas sabiduría y libertad que nosotros los adultos y nuestra prudencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí, pero qué fatiguita...

      Eliminar
  3. Oyyyyyyyyyyyyyyyyyy! ¡Qué mona! Si es que ella sólo dice la verdad. Yo la entiendo ¡y la envidio! No me digas Flor que la patente de corso que tienen nuetras nenas para decir toooooodo lo que se les ocurra no es envidiable. Ja, ja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero a mí me va a dar un infarto triple! O eso o me echan del barrio! jajja

      Eliminar
  4. ¡Pero qué bueno, qué bueno, qué bueno! Lo que me he reido!!! Esta niña es una artista!! Y te digo una cosa...más de uno haríamos lo del ascensor cuando alguien se pasa con la colonia....o lo del gas...buenísimo, jajajajaja.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Huy! No es por desanimarte pero a los cuatro años su deshinibición aumenta y deseas que te trague la tierra cuando vas por la calle y tu niña empieza a señalar con el dedo a cualquier persona que le llame la atención, comentarios del tipo: ¡Mira mama que vestido lleva esa señora! O que en el autobús empiece a preguntar cómo se llama el conductor, el señor que va sentado delante, el de atrás, el que sube, el que baja.... Vaya que no pasas desapercibida ni que te refugies detras del periódico más grande que encuentres.

    ResponderEliminar
  6. Lo peor de mi rubio son sus criterios estéticos, porque en la parada del autobús me soltó hace poco: Mamá!!! Dónde me llevas con esta gente taaaaan fea!!! Y yo le digo: Hijo, eso no se dice, porque las personas se ponen tristes si les dices que son feas, y él contesta: Pero es que son feísimas, parecen monstruos, o esa, mírala (señalando) que parece una bruja. Ya mejor hacerse la loca o la sorda...

    ResponderEliminar
  7. ¡Madre mía, qué malos ratos! xD Mi hijo, que todavía no ha cumplido los tres años, se dedica a ir sobeteando todos los maniquíes del Cortinglés al grito de "¡Tetaaaaaas! ¡Culoooooo!" Cuando lo cojo en brazos me las estruja bien estrujadas repitiendo sin parar: "¡Tetas! ¡Tetas! ¡Tetaaas!" Su padre jura que él no se lo ha enseñado, y yo he tenido mucho cuidado de que nunca vea Sin-Chan en la tele, así que ya no sé qué pensar. No me atrevo a mirar a su cuidadora de la guarde a la cara, porque estoy segura de que le hace lo mismo.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que hay veces, que te hacen pasar un mal rato, pero luego lo piensas ... y qué bonita es la inocencia y la deshinibición,....Ojalá nunca aprendieran a mentir, bueno, solo las mentiras piadosas que nos salven de estas situaciones, jejeje.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Madre mía la verdad es que leyéndolo te ríes porque hay que reconocer que la pequeña es una caña pero en su momento debes de pensar tierra trágame...Piensa que el día de mañana recordarás todas estas anécdotas con ella y os reiréis juntas.

    ResponderEliminar
  10. Me divierto siempre mucho con tus escritos, a pesar de que no cuentes chistes precisamente. Tienes dotes de comediante realmente. Creo entrever en ti una persona que sufre con algunas de las coass que cuentas pero al mismo tiempo también se divierte y sabe sacar lo positivo de cada situación!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. jajajaja, te sigo en secreto, porque apenas comentos, pero es que me parto con tus post y este ha sido genial, me ha recordado mucho a mi peque, que con dos años y medio me hace pasar cada situación, que no doy crédito.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. jajajaja me meooo q buena es esta niña... déjala ya tendrá tiempo para ser políticamente correcta... Besitos!

    ResponderEliminar
  13. jaja que bueno, es que hay que tener cuidado con lo que se dice porque puede ser repetido en cualquier momento. pero bueno, es una fase que hay que pasar no queda otra hasta que empiecen a comprender que hay cosas que no se dicen aunque sean verdad (aq ver si dura poco :)

    ResponderEliminar
  14. Mi hijo vio a un chico de color y solto mira ese cacho de negro que apaño de pantalones lleva (llevaba unos pantalones con salpicones de barro), crei que me moria menos mal que el chico se echo a reir, si no me lo comi ese dia ya no lo hare nunca jajajaja
    ¿Flor has pensado en ir al club de la comedia a contar las historias de la pelirroja?

    ResponderEliminar
  15. Mi enano iba en el ascensor con mi madre y un vecino le dijo hola que guapo eres, y el solto abuela ¿quien es este señor tan viejo? mi madre no sabia donde meterse.

    ResponderEliminar
  16. Nada,que no mejora a los 4 años,ni de broma,que bueno,la pelirroja se supera día a día jajajj,yo de estas tengo para escribir un rato,a cada cual más embarazosa,eso,que van creciendo,ampliando vocabulario,dejando la lengua de trapo,que tapa mucho e insistiendo en que no se puede mentir,además,añaden, tú has dicho esto o aquello,que yo lo oi el otro día y ya ni la tierra es capaz de tragarme.El otro día al lado de un señor,el pequeño le pregunta-eres muy rico,el señor,por que,el pequeño,porque tienes mucha barriga,no tienes pelo,eres muy feo y llevas un reloj de oro ,a que tienes un ferrari.El mayor,a una señora con canas y pelo largo,que susto con esos pelos pareces una bruja.Tengo la suerte que de momento nadie me ha ido encima,pero no decir ciertas cosas,ni dejarlas caer es una asignatura pendiente,pero las peores y lo juro, no son de mi cosecha,para mi que es culpa de la tele,si ya nada es lo que era.La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
  17. Ya lo siento desanimarte, pero los míos tienen 5 y siguen así...últimamente la nena abronca a todo el que vea fumando por la calle, hasta tal punto que la madre de su mejor amiguito del cole (su novio, dice ella) no se atreve a fumar en su presencia y se va escondiendo por las esquinas...

    ResponderEliminar
  18. Pero a ver, alma de cántaro, tu ves lo bien que te expresas? Y lo poco que te cortas al hablar? Pues la niña ha salido igualita a ti, oye, que de tal palo tal astilla está claro... se lleva en los genes!!
    Eso sí, no estaría mal enseñarle prontito (a poder ser antes de los 4 años) lo de las mentiras piadosas, jajaja.

    ResponderEliminar
  19. Ja ja Eres buenisima contandolo y tú hija diciendolo.. Me muero, a mi de momento no me ha pasado nada, mi chico en público es bastante callado.. Pero mi primo pequeño un día en un ascensor le dijo a su madre, Mamiiiiii si ahora viene un gato se come a ésta señora, porque huele mucho a pesacado.. jaja Para morirte .. Pobre señora y pobre mi tia..

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  20. jajajaja, buenísimos todo! yo todavía no he llegado a eso, espero que tarde o que lo pasemos de laaargoooo.
    pero mi sobrino nos hizo de esas unas cuantas eh?
    por ejemplo, recien pasada la navidad estabamos en un bar, entro un chico de color y empezó a gritar como un loco Baltasar Baltasar!!!! otro día le preguntó a mi hermana porque a mi madre no se le movía jamás el pelo ni aunque anduviera mucho aire (por la laca). menos mal que mi madre es de la familia jejeje.

    ResponderEliminar
  21. Yo a Daniel ya le he metido la charlita de que hay cosas que ofenden. "¿A que no te gusta que te llamen feo? ¿A que no?" "Ez que yo soy guapo mamá", "Eso lo dirás tú", "Y tu también", "Vaaaale, pero seguro que hay gente que piensa que eres feo porque hay de todo en este mundo ¿Y a que no te gustaría que te lo dijera? Hay que decir sólo las cosas agradables". Le está costando, no te creas...

    ResponderEliminar
  22. Estoy llorando con lo de la señora y su medio litro de colonia...es que la pobre pelirroja tiene razón!! Se pasan un montón y nos ahogan en los ascensores. A mi mi hermano pequeño me jugó varias de esas. La peor en un autobús urbanos, subió un chico algo amanerado y se sentó enfrente nuestra, al niño sólo se le ocurrió preguntarme: "¿Ese que es, niño o niña?" Y yo, tierra trágame!! Cómo te entiendo...luego a la larga es muy gracioso..jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de mis sobrinos inventó una palabra para ellos: "¡mira mamá un mujero!" y fuerte para que todos lo escucharan, mi hermana no sabía donde meterse y por más que le decía que no, que era un "chico" él insistía: "no mamá, mira, tiene pelo largo, uñas largas, como mi tía" jajaja que vergüenza!!

      Eliminar
  23. jajajajajajaaja no te queda nada.Portal de casa de mi madre donde he vivido toooda la vida y me conocen toooodos los vecinos desde que naci, voy con dos "piojos" de 6 y 2 y una barriga a punto de explotar y la vecina amable me abre la puerta del ascensor, les empujo para que entren, mientras les sujeto las manos y cuando ella hace amago de meterse en el ascensor una voz dice "mami si entra ella no subimos, tú has visto cómo está de gorda? y además apesta" y otra voz "apezta mucho puajj" Tú no sabes si matarlos o morirte directamente, te puedo asegurar que en ese momento hubiera querido ponerme de parto para evitarme el mal trago!!!

    ResponderEliminar
  24. En este momento doy gracias de que el mío aún no hable... Miedo me da la que me espera pero me parto con la pelirroja!!!

    ResponderEliminar
  25. jajajjaja que edad tan divina, me imagino tu cara, 'No, ez que ez muy fea y no me guzta, mamá' jajajaj a veces mejor no arreglar nada, y dejarlo así, decir algo cómo, es que tiene un carácter. :) y poner cara de circunstancias. jajaja la sinceridad infantil me encanta. y las ocurrencias, son para escribir libros.

    ResponderEliminar
  26. Hola!!! Acabo de descubrir tu blog ahora que también voy a ser mami ( y bloguera) y estoy metiéndome en la temática y la verdad es que me parece buenísimo!! Me he reído un montón con tu "pelirroja" y su sinceridad desbordante, jaja... Te sigo desde ya!!
    http://condospatucos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  27. Hoooola!!, yo tengo suerte, porque mi hijo a pesar de tener 4 años es bastante discreto, lo malo es cuando le provocas. Un día le dijimos su padre y yo que le diera un beso a una señora mayor conocida nuestra, y salta el enano: No mamá que pincha, que tiene pelos en la cara!!!. No quiero ni pensar que esto me lo hiciera a menudo. Enséñale pronto lo de las mentiras piadosas, con lo lista que es, lo pilla en cero coma dos. Besos

    ResponderEliminar
  28. Yo también tengo suerte, mi hija es bastante "discreta" hasta ahora. Sin embargo mi madre... A la abuela no se la puede sacar, aùn con la edad que tiene ya. Un dia vamos a los chinos a comprar papel de regalo. Y me dice mi madre: "a ver como le explico yo ahora a este hombre" Y es verdad que al chino del barrio le cuesta el castellano. En fin, que llegamos a la tienda, se pone delante del señor y le dice (hanciendo muchisimos gestos con las manos): "Buenas, tiene usted papel d'envolvel? (insistiendo mucho en las eles). Me queria morir. Y los genes de la abuela seguro, segurito que han pasado a la nieta.

    ResponderEliminar
  29. Ni te hagas ilusiones, que las mentiras piadosas no las entienden ni con 5 !!!
    A mi me pasa con lo de la pocilga, pero al reves "Mama en esta casa todo esta muy limpio" dando a entender que la nuestra es la pocilga, que lo es, es la verdad y la verdad se dice jajajaja

    ResponderEliminar
  30. ¿Y a que cuando no hablaba estabas deseando que empezase? Alma cándida... Besotes.

    ResponderEliminar
  31. El mío con tres o cuatro años en el autobús vio a una monja que se subió y se puso al lado nuestro y me preguntó (bien audible, por supuesto) "¿por qué esa señora va disfrazada de bruja"?

    El horror....

    ResponderEliminar
  32. Qué risas me dan tus comentarios.Me has alegrado mi dia que no ha sido muy feliz que digamos.Yo tb tengo una de casi 4 pero no suele dejarme en evidencia,jajja

    ResponderEliminar