miércoles, 4 de septiembre de 2013

Terrores nocturnos o cómo perder la cabeza


Ya os he comentado alguna vez que en esta casa además de tener mucha actividad diaria también la tenemos nocturna y no sólo porque cada noche juguemos al ‘juego de las camitas’, cambiándonos de cama y de sitio y de habitación unos con otros, sin consciencia ni descanso y amanecemos ‘estrosaítos’ sin saber siquiera a quién le estamos respirando en la cara. Como en las Vegas, pero en versión hogareña y familiar. Pues como decía, no sólo por eso, también porque mientras duermen, el pelirrojo gruñe, el pater ronca y la pelirroja habla y delira –aún no tengo clara cuál es mi onomatopeya onírica pero seguro que tengo- y aquí no hay quien pegue ojo, que ya de descansar ni hablamos.

Bueno, pues anoche mismo en uno de estos vaivenes y encontronazos por el pasillo y de conversaciones con los ojos cerrados y el alma encogida de agotamiento de ‘Dale el bibi al chico, que yo llevo a la niña a hacer pis y luego me acuesto con ella / No con ella no, que se acostumbra, que se acueste sola y si no quiere, la acuestas conmigo / ¿Y yo dónde? / Tú en la de la niña o no espera, mejor tú aquí y ella allí y si llora ya me voy yo para allá…’ y todo eso… al final acabamos los tres en la cama grande –que cada vez es menos grande y menos mía- y el hermanísimo en la cuna, lampón porque le hiciéramos un hueco en el festival de patadas, ronquidos y verborrea sin fin. Sólo faltaba.

Y como en esta casa hablamos con la misma naturalidad a las doce del mediodía que a las cuatro de la mañana, me dio por aleccionar a la niña sobre las bondades de dormir en su cuarto como había hecho hasta hace nada. ‘Pero ez que no me guzta ziempre, mamá, un rato zí, pero ziempre no / ¿Pero por qué no? / Porque me da zuzto algunaz vecez / Qué tontería de susto… / Claro ez que aquí eztaís todoz y yo zola –y razón no le falta a la chiquilla, que yo bien me podría ir a su cama y como que no me atrevo- Pero ¿de qué te da zuzto? / Poz de las brujaz y de los zerez maloz…

¿Los seres malos? ¿Estamos locos? Muero de terror. Y la niña ya empezó a dar cabezadas mientras yo, con un ojo abierto, me pegaba cual lapa dispuesta a recibir patadas a cambio de un poco de cariño humano y sobre todo protección frente a los seres malos… Y además, hace nada vi una peli de terror –y mira que me las tengo prohibidas- y todavía ando dándole vueltas al asunto…

Y de pronto mientras yo pensaba en posesiones y entes demoníacos que se te colaban por la boca, me dice la niña que tengo mucha suerte porque yo tengo muchos nombres, algo con lo que siempre está liada porque según ella soy mamá, mami, Flor, Chiqui –que me llama mi familia y mis amigos de la infancia- y guapi o cari que es como me llama el pater… y se encela viva.

Pero se calló pronto y yo seguí a lo mío, que si apariciones en el espejo, que si niñas malignas en camisón y de pronto va la niña y dice.

‘¿Tú sabez que yo tengo muchoz nombrez? / Eso está muy bien, pero ahora a dormir / Zí, tengo muchoz nombrez y uno de elloz ez Lucifer’

Seguramente si en ese momento no me dio el paro cardíaco, ya no me da jamás, pero del brinco que pegué en la cama, casi me quedo encajada en el plafón del techo y asomo la cabeza por el salón del vecino y del grito infantil que me salió directamente del estómago desperté al pater y al hermanísimo, que empezó a dar alaridos desde la cuna pensando que él también tendría algo que decir en el asunto de que su hermana fuera un demonio del inframundo…

Y el pater que no sabía de dónde venía todo aquel jaleo, miraba de un lado a otro, incorporado en la cama y con los pelos tiesos, acojonado, creyendo que nos había asaltado una banda criminal… y cuando le expliqué el asunto, me miró como me miraba mi padre cuando le decía que había algo bajo la cama y antes de que pudiera obligarle a llamar al Vaticano en busca de nuestro propio Padre Karras, va la niña y sigue.

‘Lucifer, mamá, éze ez uno y el otro ez Guz y el otro Cenicienta y también Anaztazia… Aunque mejor Anaztazia no, que ez mala ni Lucifer tampoco que ze quiere comer a los ratonez, que zon güenoz’.

Y de pronto, en medio de aquella situación propia de una película de Almodóvar, caí en que Lucifer es el nombre del gato de la Cenicienta, película que la tarde antes vio dos millones de veces. Así que la niña más que poseída, estaba lobotomizada por la factoría Disney.

Pues eso, que en esta casa dormir no dormimos, pero aburrirnos, tampoco.

35 comentarios:

  1. Jajajajajajajajajajjajajajajajajajajaja ay qué susto! Y no te creas, a mí, ya habiendo leído lo de Gus, me lo has dado también con lo de que Anastasia es mala. Ponle la segunda de Cenicienta que ahí esa hermanastra se redime (porque se enamora del panadero, que es, como no podría ser de otra forma, un pedazo de pan). Y luego, cuando el nombre le parezca un poco mejor, que vea la peli de Anastasia. El malo da un poco de grima pero es taaaaan bonita... Lleva un vestido taaaaan precioso, pero precioso de verdad de que le puedes imitar el look completo e ir preciosa tu también. Y la pobre tiene malas noches también que con un hombretón al lado se le pasan. Y va a París. Y además del vestido precioso tiene otro montón, se cambia seis veces en la peli contando los pijamas, que eso no lo hace ninguna princesa Disney (es de la fox). Bueno, que me voy del tema. Tienes un don para escribir humor, deberías hacerte escritora de monólogos o escribir un libro que curaría la tristeza mejor que cualquiera de autoayuda. Gracias por cada post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja, te gusta Anastasia, eh? jajajja... Se la pondré y ya te contaré!
      Muchas gracias por los piropos!! Subidón!!

      Eliminar
  2. Pero que zuztoooooooo! Pelos de punta se me han puesto solo al leerlo.....con lo miedica q soy,le echo a la niña medio cubo de agua bendita por si acaso....y censuro los dibujos con nombres raros.... Hay q ver Señores de Disney....

    ResponderEliminar
  3. jajajaja....me meo! muy bueno el post de hoy

    ResponderEliminar
  4. jaja yo me hubiera acojonado pero bien tambien soy muy asustadiza con estas cosas, cuando la niña no quiere dormir sola yo pienso que yo tampoco querría. Nosotros alguna noche hemos acabado "durmiendo"los 4 en la misma cama y cuando te levantas parece que te han molido a palos

    ResponderEliminar
  5. Qué risa, por favor...!!!
    Estoy en la ofi y me he reido en alto... Eso no me lo hagas más, que me echan!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. jajajajajajajja!!!!!! Mi hija también habla de noche, ya me he acostumbrado y casi que no le hago ni caso. Bueno lo de ella suele ser más gritos en plena noche en plan: Noooooo, nooooooo déjameeeeeeeeeeeeeeeee. Mamaaaaaaaaaaaaa que no quieroooooooooooooooo, o Paula es mioooooooooooooooo (paula es su hermana), muy divertido!!!!! sobretodo cuando piensas en los vecinos si la estarán escuchando y que estarán pensando...

    Has probado a darle un poquito de tila antes de ir a dormir??? (eso me decía mi madra y nunca lo hice... )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajja, igual que a mí! Le di pasiflora pero no le hacía nada... Y la tila, ¿dónde se la echo si por la noche no quiere leche ni na?

      Eliminar
  7. Lo que más gracia me ha hecho ha sido imaginarme al pater desorientado en medio de todo ese jaleo. Pobre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre. Un día de estos nos abandona! jajjaa

      Eliminar
  8. jajajaja, que gracia. Vaya cosas que se acuerda la niña por las noches.
    En casa tenemos también la misma tarea todas las noches porque la peque se despierta siempre a las 3 y se tiene que venir a la cama y luego tengo que ir a dejarla y así hasta que ya no se despierta más.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja necesitaba unas risas y sabía que tú podías ayudarme pero es que el post de hoy es buenisimo!!! Si me lo dice a mí, me cago de miedo! De hecho a veces mi hijo mira para atrás como si hubiera visto algo y yo me muero de miedo pensando que está viendo muertos como en la Peli! Gracias por hacerme reír y evitar otro tipo de lágrimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y por tus palabras!! Espero que tengas un día buenísimo!!

      Eliminar
  10. JAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJ..!!!! buenisimo el post!!! estoy escondida detrás de la pantalla del ordenador estallada de risa...mis compis creeran que con tantos espasmos tengo dentro al mismisimo...Lucifer!!!

    ResponderEliminar
  11. No leer a Flor en el trabajo. No leer a Flor en el trabajo. No leer a Flor en el trabajo.... Como vuelva a soltar una carcajada igual me echan!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajjaja!! Igual es una buena manera para que yo encuentre trabajo! jajjaa

      Eliminar
  12. Mira, de verdad, al leerte casi me da algo a mí también!!!! madre mía, me suelta uno de mis retoños semejante frase a mitad de noche y me mata del susto...Jodido gato de la madrastra de Cenicienta!!!

    ResponderEliminar
  13. No sé cómo lo haces, pero cuando pienso que no me puedo reir más porque lo que he leído me parece insuperable, vas y consigues el mismo efecto al día siguiente.
    La mía me acojona cuando me habla de los señores que ve en la pared. Me tapo con la sábana como si ese refugio fuera una puerta blindada y antibalas...ya ves...
    Por cierto, ya he visto a los pelirrojosen el facebook. Dios mío, vaya par de preciosidades. Son tal y como me los imaginaba. Me ecantan.

    ResponderEliminar
  14. Yo me mueroooooo!!!! Mira que el otro día fue la primera noche que tuve que pasar con mi peque en casa los dos solos, porque el papá andaba de despedida de soltero. Pues mi nene, que ya casi tiene 3 años, pensó que faltaba gente en casa ese día, y qué mejor momento para tener su primer amigo imaginario, así que él "discutiendo" con su amigo al que llamaba "chiquillo" en la habitación a oscuras, que si "chiquillo no me empujes", que si "mamá, este chiquillo quiere agua", y yo sin querer ni siquiera mirarlo no me fuera encontrar dentro de la cuna a un peque semejante al mío, pero con más mala cara y un poco transparentoso... ay dios mío!!! Y tenemos que ser nosotras las que inspiremos seguridad??? Enhorabuena por tu blog, es genial!!!

    ResponderEliminar
  15. Disney es la factoría del horror! Mi hija esta obsesionada con Enredados (la de Rapunzel) y me quiere peinar todo el rato, que le ponga las canciones una y otra vez y vestirse de princesa. Menos mal que no le ha dado por decir que es no se quien. ..vaya susto... y es que encima la niña es prototipo de niña maligna de pelicula, pelirroja y con tirabuzones!! Jajaja...

    ResponderEliminar
  16. A mi me dice eso y me muero!!! Vamos, que del salto me agarro a la lámpara y ya no hay quien me baje.
    Menos mal que tengo un niño y lo que le gusta es la peli de cars y nemo así que lo máximo que dice en sueños es Rayo y tiburón.
    Ánimo con la pelirroja y sus sueños!!

    ResponderEliminar
  17. jajajajajaja Genial el post!!! Me ocurre algo así y me da un chungo, yo es que soy una gallinita jajajaja

    Mira que ponerle lucifer al gato.. será posible..

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Mi hijo también me dijo un día lo de Lucifer, y después me di cuenta de que Maléfica, la de la Bella Durmiente, dice que se debe enfrentar con su poder y el de Lucifer, y se convierte en dragón.. así quu para él, Lucifer se llama el dragón. Que susto!!

    ResponderEliminar
  19. Uff, las pelis de miedo, va, pero espíritus y esas cosas... No sé si poner en mi mesilla de noche el número del párroco, o pensar que como ya te ha tocado a tí, hasta la próxima queda mucho!
    Ahora vas y le dices al Páter que grabe el sonido de vuestro dormitorio mientras "no dormís" 👿👿👿

    ResponderEliminar
  20. Bea, del otro lado del mundo5 de septiembre de 2013, 2:50

    Disney es una mala influencia, si señor. Aunque la mia solo tenia al Conejo Beltran y las perras Pacha, Pecha, y Pocha, me daba mis buenos sustos.

    ResponderEliminar
  21. ¡Me he estado riendo media hora! ¡Pero si hasta me he asustado y todo!
    ¡Cuán necesaria es la cultura disney! Si tuviéramos más, nos evitaríamos muchos sustos...

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja. No tenía ni idea de que el gato se llamaba Lucifer. Yo también me he quedado ojiplática cuando he leído que ése era uno de sus nombres. Ay, qué yuyu... Besotes!!!

    ResponderEliminar