lunes, 2 de junio de 2014

La noche nos confunde


Si hay una tarea imposible en esta casa desde que somos familia numerosa, además de ver algo en la tele que no sea la Princesa Sofía, es dormir del tirón. Y cuando digo dormir del tirón no me refiero a dormir ocho horas como las modelos ésas que dicen que miden 1’80 y pesan 50 kilos porque duermen bien y beben mucho agua… Digo dormir tres horas seguidas para que las neuronas se me regeneren y no parecer lerda a las seis de la tarde y también, por qué no decirlo, para que se me ponga el cuerpo de Blake Lively.

Aquí, estamos echados sobre la cama haciendo como que dormimos como seis o siete horas cada noche, durmiendo en períodos de hora y media entre los que alternamos divertidas actividades en familia como cambiarnos de cama quince veces seguidas como en un espectáculo de Bennie Hill, mecer bebés demoníacos, calmar a niñas asustonas con pelos de escoba, traer y llevar botellas y biberones de agua –cuando no derramarlos por el pasillo-, buscar chupetes a la luz del móvil, recibir patadas en los costados y malvivir hasta el amanecer.

La pelirroja siempre ha sido de dormir del tirón y hasta de roncar, con lo feo que está eso en una señorita de bien, pero de un tiempo a esta parte, con los trailer de Maléfica y mis historias para no dormir, que le cuento para que me haga caso, la tengo noche sí y noche también, a los pies de mi cama como una aparición, con los pelos como los troll aquellos de pelos de colores y con la mala cara de los niños de Los Otros.

Y claro una que está en duermevela con esto de la ansiedad maternal, levanta los ojos para echarse un trago de agua al gaznate o comprobar que todo el mundo sigue vivo y me la encuentro ahí, esperando a que abra un ojo para gritar ‘Mamaaaaaaá, que tengo mussho zuztooooo’ y claro, al final la que tiene mucho susto soy yo y tiro la botella al suelo, al pater le da un infarto y Cigoto se pone de pie en la cama a hacer los lobitos. Y todo es caos.

El pater y yo tenemos un trato para solventar estas crisis nocturnas. Yo me encargo de la pelirroja y él del hermanísimo. Ilusa de mí, creí que había hecho un buen trato, pero nada más lejos de la realidad, porque el hermanísimo tiene una o dos crisis en la noche. De levantarse dando voces como una vecina ordinaria y tocando las palmas como un poseso, pero se le endiña el chupete y se le mete en la cama y cae cual demonio exorcizado.

Con la pelirroja la cosa es más compleja o por lo menos dura más. A veces, lo soluciono metiéndome en su cama y dejándome aporrear con el peso muerto de sus brazos que no deja de mover cuando está dormida como si estuviera bailando la jota. Allí  quedo atrapada entre la niña que se expande como el universo y se queda con más de media cama y con la maldita barandilla -que no quito porque siempre me queda la esperanza de huir- y que se me clava a traición en los riñones hasta dejarme lisiada.

La otra opción es darle vía libre a que se meta en nuestra cama y que dé comienzo el festival de las patadas y manotazos a doble bando, que se vaya a creer el pater que se va a librar de este maltrato nocturno de la primogénita.

Eso sí, como Cigoto clave la cara entre los barrotes a lo Jack Nicholson en El resplandor y nos vea a los tres en comunidad, entra en modo furia hasta que lo dejamos sumarse a la fiesta.

Precisamente hace un par de noches, lo metimos en la cama entre la pelirroja y el pater para que dejara de hacer el orangután esquizofrénico en la cuna y tras un rato de espasmos reptiles se quedó fritanga.

Pero no había pasado ni media hora cuando el pater empezó a sobarme la cara y me metió un dedo en un ojo –como tengo yo los ojos con la alergia- y claro me incorporé indignada, todo lo indignada que puede estar una madre agotada con la espalda retorcida y apaleada por su propia hija.

¿Eres tú? me pregunta / ‘No, soy el lobo’ -dije con mi particular agresividad nocturna pero sin levantar la voz para que la pelirroja no se despertara-  ¿qué quieres? / El niño que no está / que no está ¿dónde? / Que no está en ningún sitio / Lo habrás metido en la cuna / Que no, que no está... que ya he mirado...  Y antes de que pudiera empezar a inventar teorías terroríficas de secuestros exprés, escuchamos unas palmadas compulsivas.

Dos deslumbramientos oculares con la linterna del móvil y dos moratones en las espinillas después, el pater y yo más muertos que vivos, localizamos a Cigoto en el pasillo, tocando las palmas como Manolo el Caracol y enseñándonos sus gigantopaletones a lo Luis Miguel, emocionado con la hazaña de haber logrado escapar del yugo del descanso.

De cómo pudo llegar hasta allí reptando cual marine estadounidense, tenemos un par de teorías, sin descartar el teletransporte, claro, aunque ahora centramos nuestras energías en buscar escuelas militares de postín. O eso o lo empadrono en casa de la mamma.

Que no esté yo canija...


25 comentarios:

  1. Que estres flor
    jaja
    Que dura es la maternidad.uf

    ResponderEliminar
  2. Calla calla que no sabes cómo te entiendo, y eso que mi hija aún no anda. A veces me despierto sobresaltada en medio de la noche y pienso "mierda me he dormido con ella en brazos y ya la he aplastado" o "joder se me ha caído cuando le daba la teta y la he matado" y oye no, que siempre que pienso eso está en su cuna sobando como debería hacer yo.
    Esto es un sinvivir, me voy a quedar calva de la tensión.

    Ay omá!

    ResponderEliminar
  3. Menudas noches más folcloricas teneis... jajaja Yo moriría la verdad, pasé malas noches cuando era pequeño y me parecía lo peor, no quiero ni pensar con dos ... Yo de eso no me puedo quejar, duerme desde las ocho y media o nueve hasta las ocho de la mañana, si se despierta alguna vez es para pedir agua, o si está malito claro... Nunca se me hubiera ocurrido pensar que mis menos de cincuenta kilos eran debido a lo bien que duerme el enano..jajja
    El miercoles me voy a España, bueno a Bilbao más concretamente una semana y allí no dormiré porque eso de tenerlo en la misma habitación me estresa mucho, pero al menos comeré donuts como una posesa..
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  4. ¡Por favor! Qué buenooooooo!!!!! Lo de Cigoto es genial!!! Jajajajajajaja. Qué buena manera de empezar un lunes, jajajajajaja. Con tus historietas.

    Pero es verdad, ¿cómo llegaría hasta ahí? Y encima, sin decir ni pio, jajajaja.

    ¡Besos, Flor!

    ResponderEliminar
  5. Como se me va a cansar el dedo de dar tanto a la J y a la A, y tampoco es muy cómodo hacerlo mientras cruzo las piernas, para literalmente, no mearme de la risa (incontinencia post parir cuatro hermosos kilos)...imagina la mayor estruendosa, lacrimógena y con retorcimiento incluído carcajada que jamás hayas podido escuchar. Sublime.

    ResponderEliminar
  6. Ayyy tomo nota, que en septiembre estaré como tú. Yo tenía la esperanza de que así se adelgazaba, cachis...

    ResponderEliminar
  7. Ayyy tomo nota, que en septiembre estaré como tú. Yo tenía la esperanza de que así se adelgazaba, cachis...

    ResponderEliminar
  8. Jajajajaja que susto! Nosotros tambien hacemos el show de Bennie Hill todas las noches, o tengo que decir haciamos, porque la peque ya va a cumplir 3 y empieza a verse la luz al final del tunel :)

    ResponderEliminar
  9. Gracias Flor, porque yo pensaba que no podía haber mucha gente que durmiera tan mal como yo. Ya sabes, mal de muchos... Así que estoy "consolada" por un rato.
    A mi pequeña le pusieron el sábado una cosa muy fea que se llama "Férula de Dennis Browne" (este tío debía ser un torturador medieval fijo) para la displasia de cadera y desde ese día no duerme ni el tato en casa. La niña chilla cada media hora para que se lo quitemos, inasequible al desaliento... Hasta que la hemos metido en nuestra cama, que gritaba pero al menos no teníamos que levantarnos a consolarla. Que si la tía ya pesaba casi 10 kg ella solita, con la maldita férula del demonio pesa como 35. Si tuviera los muslos igual de duros que las cervicales igual hasta podría ponerme algo mono... Claro que para ponerse algo mono hay que tener tiempo de ir a comprarlo claro. Complicado...
    En fin, gracias por hacerme ver que no estoy sola. Esta noche a las 4 de la madrugada me acordaré de ti y no me sentiré tan mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animo, ya veras como pasa pronto...

      Eliminar
  10. Me desorino toda. Me encantan tus historias, me las grabaré a fuego para cuando me reproduzca el día de mañana xD

    ResponderEliminar
  11. Qué noches tan agradables pasáis... Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Madre mia qué estrés, de día y de noche, no te salvas....Hugo aun duerme en la cuna, tiene dos años y medio y no pienso sacarle de ahí mientras haya sitio o se le salgan las piernas entre los barrotes jaja, así me libro de que se me aparezca en plena noche a mi lado y me dé un susto de muerte. Eso de que duerman niños y mayores en la misma cama no pienso consentirlo que mi descanso es sagrado......Yo le pasé a su cuna grande en su propio dormitorio con cinco meses y es una de las mejores cosas que he hecho. Cuando duerma en una cama si se empeña en levantarse, que espero que no se le ocurra, tardaré poco en atrancar su puerta o ponerle pestillo a la mía jajajaja

    ResponderEliminar
  13. Ayyy que susto, pensé que cigoto había desertado jajajjaj, pero ya veo que buscaba marcha... y a que horas!!!, se ponen de acuerdo él y la pelirroja o van por libre?????, lo de ir por libre con dos es un coñazo de los buenos. Yo me voy librando de esas marchas, no puedo quejarme pero cuando me tocan como no tengo a quien dar codazo, primero pregunto si es muy urgente, aunque estea el mayor con un sueño de esos en el que no sabes si sufre o disfruta, mejor llamarlo pesadilla,el pequeño es más coñazo, llama y llama aunque estea durmiendo conmigo, me hago la dormida profunda, le oyes decir, esta no se despierta, mira que es dormitona...., y llama para preguntar si es de día, que ha visto luz, yo respondo en bajito que es la llama de mis ojos que a esas horas yo soy el mismo demonio.Buena semana, Flor. Los post no han perdido la esencia, para nada, la de cosas que nos estamos perdiendo, esa casa da mucho de si jajjajj.PD- Dinio ha marcado tema jajjajjajjjajajj. La de los churumbeles. Muakcs!!!!

    ResponderEliminar
  14. Tu no sé, pero yo hago abdominales de las carcajadas cada vez que te leo!
    En mi caso, por la noche yo me encargo del pequeño y mi marido de la mayor, y a él le ha tocado el premio porque la niña duerme 10 horas seguidas. Y yo voy en modo zombi, cada hora atendiendo a la pequeña bestia de la cuna...

    ResponderEliminar
  15. Madre mia, que estrés de noches ...despertarse una viendo a tus hijos mirándote fijamente es para echarse a temblar como poco. Mi sobrino de dos años y medio ya sqbe salirse solo de la cuna, trepar a la cama de al lado estilo Ranbo, y bajarse al suelo todo chulo, cuando duerme en casa de la abuela. Hay que ver lo que inventan

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja, cómo me siento identificada, 20 meses llevamos sin pegar ojo, con los terrores nocturnos, las bronquiolitis, los pipis que se escapan, cuando no es el de 3 años es el otro de año y medio, normalmente se van turnando para asegurar que la noche no va a tener una tregua. Y he probado de todo, incluso a agotarlos para que caigan rendidos pero es aún peor, recargan energías de no se dónde, y las noches son aún más agitadas. Mi marido me dice que me convierto en Shrek cuando llega la noche pero es que el cansancio me vence, la verdad es que es muy difícil, pero cuando empieza a amanecer parece que retomo fuerzas y vuelvo a resurgir aunque haya noches que no hayamos dormido ni una hora seguida...sólo los biberones de leche (porque son dos chivas) y el bibi del agua y la botellita apoyados en linea en el cabecero de mi cama y los cojines esparcidos x el suelo(para q la caída no sea muy grande si me despisto y me vence el sueño) me recuerdan que la noche ha sido una pesadilla y que cuando caiga el sol volverá la aventura nocturna con los dos protagonistas de mi vida!!!
    Gracias por compartir experiencias que a mí me sirven para ver que no soy tan mala madre como a veces pienso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te sirve de consuelo mi heredero cumple el jueves 5 años y llevamos desde Navidad sin un terror!!
      Pero su hermana q era una marmota empieza ahora con terrores!
      Es horroroso levantarte 15 veces ya por el llanto distinguías sí era una simple pesadilla o si nos esperaba 1hora en trance llorando

      Eliminar
  17. Ay, Flor, que no es que me alegre de tus males, pero un poco sí que me consuelan. Que yo llevo siete meses sin dormir del tirón y cuatro durmiendo de hora y media en hora y media y claro, la gente pregunta y la gente da consejos y ya parece que la culpa la tengo yo y no el pequeño saltamontes. La teoría que más me dicen es que como le doy el pecho no aguanta... Gracias a tus pelirrojos tengo un ejemplo indiscutible de que con bibe tampoco hay paraíso...

    ResponderEliminar
  18. Que bueno el post de hoy!! te mando un abrazo! jeje nosotros dormimos los tres juntos como cavernícolas, para escándalo de nuestros amigos que no entienden cómo dormimos con una nena de dos años, pero prefiero éso a estar levantándome todas las noches a ver donde anda. Te mando un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  19. Kindival es la solucion. Con mi querida primegénita funcionó, despues de intentarlo todo durante 20 meses. Animos a todas.

    ResponderEliminar
  20. Bueísimo. Me he reído un montón. Tenía pendientes algunos por leer y este y el del abejorro en el coche han sido geniales. Me alegro por lo de tu trabajo se estabilice. Un beso

    ResponderEliminar
  21. Jajaja!! Ahora me rio pero cuando te toca en primera persona no hace gracia ninguna! Es increible lo que una descubre cuando tiene hijos. Pa que querer salir de marcha, si ya en casa se montan unos fiestorros!!!!..

    ResponderEliminar
  22. Hi! I've been following your blog for a while now and finally got the bravery to go ahead and give you a shout out from Dallas Tx!
    Just wanted to mention keep up the great job!

    my website: Greg Neinstein

    ResponderEliminar