lunes, 24 de noviembre de 2014

Efectos colaterales de la cojera


Mi padre siempre ha dicho que los cojos tienen muy mala leche, como que los que padecen de estómago son gente desagradable, que a mi padre le gustan mucho establecer el carácter de cada uno en función de sus dolencias. Y funciona. Porque otra cosa no, pero mi padre siempre tiene razón.

De ahí que ahora que le doy a la cojera estoy al borde de la crisis nerviosa y el triple parricidio a cada minuto, que esto de la invalidez de la pierna derecha es una cosa muy mala y muy de convertirla a una en el señor Scrutch un domingo de resaca. Vamos, que saca lo peor de mí como las ancianas colonas en la cola del supermercado y me veo refunfuñando con mi pijama desigual –que no de Desigual-, con mi pinza en pelo de Mari de extrarradio y mi cara desencajada de bruja, arrastrándome con mi silla de escritorio y derrapando en las esquinas como un piloto de Fórmula 1 casero.

Sin embargo no toda la culpa es mía ni de mi lesión metatarsiana, porque es imaginarme con la pata en alto pero sola y con tiempo suficiente para verme toda la filmografía de la Davis o el reality de las Kardashian que acabo de descubrir y casi me da un colapso de la emoción, pero claro, ése nunca es el plan.

El plan es vivir apoltronada en mi silla de piel plastiquera, impulsándome con la pierna buena, que cada vez es menos buena, soportando estoicamente los virus de Cigoto, que no nos abandonan por muy tullida que esté una, que la Providencia no es compasiva con mi nueva situación, lidiando con Tiburina, la princesa Sofía, Peppa Pig y otras lindezas martilleándome el hipotálamo y haciendo la vista gorda ante las fechorías del benjamín, que pasan por espachurrar el zumo pestoso ése que lleva leche para lanzar el chicate contra la tele, amasar magdalenas que luego me lanza a la pierna escayolada o hacer guardia con su carrito de la compra lleno de zapatos frente al baño, que es su templo de oro, cuando sabe que voy a entrar a ducharme. Que ése es otro cantar.

Y la pelirroja para la que hacer los deberes es como que le den descargas eléctricas, que se pasa el día vestida de majara haciendo bailes extraños y pintándose como una puerta para luego refregarse por la pared, empieza a tenerme miedo, viéndome gritarle con la vena en la frente y las mandíbulas desencajadas. Pero es que pasarse tres horas negociando para que se ponga a hacer los deberes es para volver loco a cualquiera. Así que a una coja ni te cuento…

Pero aunque a veces me den ganas de dar en adopción a la primogénita, el aspirante es peor. Peor que cualquiera. Y anoche mismo, mientras yo trataba de meditar y sacar este estrés que me invade toda, el pelirrojo no tuvo otra que abrir con sus manitas una caja de maizena de las grandes y espolvorearla hasta el último gramo por el suelo de pizarra de la cocina.

Y cuando ya todos teníamos blancas hasta las pestañas, mientras el pater trataba de limpiar el desaguisado, el pequeño se escapó de mi placaje extremo y sin saber cómo cual prestidigitador premium se hizo con un paquete de arroz Sos de kilo y lo fue derramando no sólo por la cocina sino por toda la case sin que nadie pudiera cazarle hasta que el paquete ya estaba prácticamente vacío.

Y yo mientras mascando bilis en mi asiento de Ikea sin poder salir corriendo a arrancárselo o escapar al bar de abajo a por un cóctel. O dos.

Así, que igual mi mala leche extrema no viene sólo por la cojera sino por ser madre de dos pelirrojos hiperactivos, que son una dolencia como otra cualquiera. Vamos, que se lo voy a contar a mi padre para que la incluya en su lista.


21 comentarios:

  1. BRAVOOOOO!!! (por lo bien que escribes, no por las desgracias que te pasan. Pobrecica mía)

    ResponderEliminar
  2. En cualquier momento se te ponen las cejas como a Jack Nicholson en "El resplandor"...

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaja!!! El pelirrojo es la monda!!! Me encanta. Soy superfan del aspirante X-D
    Y Violeta, pobretica, si lo único que hace es lo que no hace, pues si no hace los deberes ya le echará la bronca la profe y llegará a casa y te dirá que tiene que hacerlos que le han echado la bronca por no hacerlo... no? Digo yo vamos....! Ayyyyy.... que dura es la vida de una lisiada con dos fierecillas por domar... Angel Cristo a tu lado un aburrimiento de vida tenía...
    Ánimoooooo!! Cada día que pasa es uno menosssss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya lo intenté, pero en el colegio dicen eso de que los padres hemos de implicarnos en los deberes... y al final soy yo la que me llevo la bronca. Igualito que en mis tiempos... Anda que...

      Eliminar
  4. Dios, Cigoto es como el Doctor Maligno, jajaja. Hija, paciencia y piensa en positivo, no en lo negativo, todo por lo que estás sufriendo ahora pasará y con el tiempo hasta te reiras de las maldades de ese cerebro malvado en miniatura. Necesitas ir a un spa con urgencia, escápate en cuanto te quiten la escayola dos horitas con tu hermana o alguna amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me puedo ir mejor de copichuelas?? Creo que me hace más falta!! jajaja

      Eliminar
    2. PUES DE COPICHUELAS DE HA DICHO! No se hable más! Enchufas a los niños con la Mamma o el pater y noche loca de chicas! Jajaja

      Eliminar
  5. Jajajajaja. Consuélate pensando que ya tienes tu parcelita de cielo ganada. Si consigues llegar viva y medianamente cuerda al final de la recuperación, habrás vencido. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo... porque entro en modo furia y eso quita puntos.

      Eliminar
  6. Jajajaj lo siento por tí pero soy megafan de tus pelirrojos!!! Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, pobrecita!! Espero que te mejores prontito guapa, un besito!

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, me encanta el Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si puedo destruir las figuras aterradoras, jajjaja...
      Y quien quiera echar un ojo que vaya a Instagram!

      Eliminar
  9. Aaaiiixxx Flor!!! Hasta cuando la escayola?? El cielo lo tienes ganado, si...pero y lo que te aburriras en el!!!
    Jajaja...vaya elementos tienes #fandelospelirrojos.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  10. Te das cuenta de lo lejos que te ha llevado una metedura de pie y sin salir del salón de casa...?????!!!!! jajajajj..., si es que eres tremenda. Ya veo que cigoto y pelirroja no pierden el tiempo en minucias y van al grano, sin perder ocasión de apuntarse un tanto, el momento harina-arroz...no lo has grabado??? Ten cuidado con las descargas momento deberes de la pelirroja, son un tipo de descargas que suelen ir a más, la potencia aumenta a una velocidad asombrosa, te lo digo porque al mayor le dan y te aseguro que llegan a poner los pelos de punta. Yo tampoco entiendo lo del momento - deberes implicarse toda la familia, me suena a merchandising y de los graves. Tú aprovecha el poco tiempo libre que te deje la mala leche y hazte una lista de posibles, necesarios y urgentes a la de ya, regalos para navidad. Desahoga mucho. Si es que a veces una madre sea de las buenas o de las menos buenas se carga las pilas con un papel, un lápiz y una lista de imposibles que dan la risa pero que suenan tan bien en medio del caos...Pd- mis listas, que son inmensas, van caducando, algunas cosas ya no se fabrican, así que ahora voy a lo práctico y sólo pongo - un día libre, un día libre, un día libre...vale, que algo más material también se cuela, pero básicos que no pasan de moda, soñar es tan bonito...La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy fan muy fan de las listas!!! Y me emociono creyendo que lo voy a cumplir todo! jajajja

      Eliminar