lunes, 17 de noviembre de 2014

La baja, la escayola y el Belén


Ya me lo dejó dicho el traumatólogo. Que tuviera el pie en alto para que no se me obstruyeran las venas y se me complicará el riego sanguíneo. Y claro, entre la falta de tiempo de tullida estresada y el miedo a que cigoto me entrara a matar en mitad de la escayola con el palo del recogedor -que lo mismo le vale para tocar el cuerno del paleolítico que para maltratarnos a todos garrote en alto-, pues lo he tenido más en posición de huida desde mi silla de despacho de Ikea.

La cuestión es que imagino que el riego se me ha complicado porque me he animado a hacer un Belén de plastilina con la pelirroja. Hala. Porque mi falta de lucidez y yo lo valemos. Y ahora me veo involucrada en discusiones diarias sobre si las vacas son más o menos grandes que los cerdos y si las ovejas tienen alas o no. Es lo que tiene quedarse sin riego sanguíneo.

Para ser justos diré que esta es una iniciativa que me emociona, que a una siempre le han gustado las manualidades en general y la plastilina en particular, pero como soy una malamadre pues quiero hacerlo en soledad para hacer monerías y no conejos con caras deformes que dan pavor de sólo mirarlos o no tener que fingir que a la pastora pelirroja cuyo pelo me he currado a base de tirabuzones, le va muy bien la mirada estrábica que le ha puesto la niña. Y cuando no mira, trato de arreglar los desaguisados que ha ocasionado en mi Belén, quiero decir en nuestro Belén, pero al final siempre me pilla y me pone cara de asesina en serie y al final he de conformarme con la pastora bizca. No hay derecho.

Y luego tengo a Cigoto, lampón por saber qué demonios nos traemos entre manos, deambulando a nuestro lado en plan suavón para ‘goler’ y distrayéndonos con sus monerías para coger un pato –que parece una paloma- y jalárselo antes de que podamos echarlo en falta. Que Cigoto tiene buen paladar. Y lo mismo se nos come un pato-paloma, que le pega un bocado a la barra fucsia y sale despavorido a esconderse bajo la mesa para degustar el festín.

Así, que para evitarle una gastroenteritis a la criatura –y que nos quedemos sin colores para terminar el Belén, que todo hay que decirlo- tenemos que trabajar en nuestro proyecto a escondidas, a horas intempestivas y sin descanso, que la pelirroja está entusiasmada con el asunto. Tanto así, que anoche a las cuatro de la mañana abrí un ojo dios sabe por qué y me la encontré frente a frente, respirándome a la cara en la oscuridad y casi me arranco la escayola de terror. Que no gana una para sustos.

‘Mamá, que ya no tengo sueño, vamos a hacer la Virgen, no seas flojilla...’

Pues eso, que yo quiero que me den el alta.

25 comentarios:

  1. Parece el guión de una película de miedo! jajajajaj eso si, seguro que cuando acabéis de hacer el belén, echaras de menos esos despertares tan "tranquilos" jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo... igual para entonces ya me ha dado el infarto!

      Eliminar
  2. ¡No seas flojilla! jajaja, hay que joderse..., Violeta es too much

    ResponderEliminar
  3. Mami Jamonete y Nenico17 de noviembre de 2014, 11:34

    Ainnns que estás escayolada!! no me habia enterado, que ya no me dejan tiempo los jamonetes para nada!! si te soy sincera cuando el gran Jamonete hace algo, yo voy por detras para intentar arreglarlo....miedo me da cuando montemos el Belen y el árbol...

    Besos y que te recuperes pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero te pilla? La pelirroja siempre se cosca...

      Eliminar
  4. Mami Jamonete y Nenico17 de noviembre de 2014, 11:42

    claro q me pilla jejeje...pero le pongo de excusa que le he dado sin querer y lo he estropeado y que yo lo intento arreglar :)

    ResponderEliminar
  5. Jajaja no me extraña que quieras el alta!!! Que después del Belén viene el árbol y acuérdate del año pasado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¿Sólo me pasa a mí o la plastilina de ahora tiene un tacto raruno y asquerosillo?
    Me hago mayor, porque últimamente no hago nada más que decir "ya no se hacen cosas como las de antes"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no! Yo compro la Jovi de toda la vida... La otra es una guarrerida. Un poco blandiblú, verdad?? Y hasta huele raro. Si es que ya no hacen cosas como las de antes! jajajjajaja

      Eliminar
  7. Vaya, el pelirrojo es un zampón! Y se ve que no es de morro fino vaya, que le da a todo! Bueno, mientras no le dé, no sé, por agarrarse de una rama del árbol de Navidad y hacer como que se balancea, no? Pero claro, de aquí a enero todo llegará... Igual hasta prefieres que coma plastilina en lugar de musgo del Belén. Aunque la verdad es que igual mejor musgo, que al fin y al cabo es verdura... En fin, que lío, y si pones un poster del Belén y otro del Arbol de Navidad??? La de problemas que te evitarías nena....

    ResponderEliminar
  8. Y cuídate esa pierna!! No es tontería!!

    ResponderEliminar
  9. Cuídate!!
    Vaya historia.
    Yo una vez creo que casi me rompí el pie, por que no tenía sensibilidad, pero entre aguantar el dolor o ir con las tres fieras a urgencias más el padre, que es de los que se quedan dormidos en cualquier sitio y ronca, encima, pues me quedé en casa con el pie en alto y me puse hielo, no sea que encima me pusieran escayola que yo vivo en una casa con dos pisos y buhardilla.
    Así que te entiendo, hermosa.
    Sé lo que estás pasando y si quieres te acerco el hielo, pero con cuidado, que lo mismo se lo come Cigoto a bocados.

    ResponderEliminar
  10. Ya veo que la baja no ha funcionado...pero, ya estás con el beléééénnn???!!! Mira que eres flojilla...jajajajajaaaa, pelirroja se ha apuntado un tanto, no te despistes que cigoto viene pisandole los talones jajajja y sí, casi si eso, te pides el alta, a la de ya!!! que aún falta un rato para navidad y ya te veo yo.... Yo el año pasado quise escaquearme de todo un poco, que ya no estoy yo para montar, mantener montado, desmontar....ufff, encima ahora no cuela nada tipo - que está el papá noel mirando!!! así que este año voy a hacerme la olvidadiza hasta que se les ocurra a ellos prepararlo todo y cerraré los ojos cuando vea una figura típica navideña en un lugar un poco raro..., que hay que dejarles libertad para desarrollar su imaginación y esas cosas, también curarse en salud que total son dos días de polvorones... Buahhh, qué de cosas he soltado jajjajja. Mímate mucho y deja que te mimen, aunque sea la pastora bizca. La de los churumbeles. PD- tú también te has anotado un tanto...anda que no!!!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, a mi me pasa lo mismo, quiero que salga muy mono todo y cuando no me ven intento arreglar los desaguisados que hacen. Seguro que te sale superchulo al final!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no... que me lo está rompiendo todooo... Buaaa

      Eliminar
  12. Diossssss tu hija es genial, para las que te leemos claro, pero si a mi me despierta diciendome que soy una floja me muero.. jaja
    Menuda paciencia tienes tu a hacer muñequitos de plastilina...a mi también me gustan las manualidades, pero a mi manera claro, osea tipo revista del mueble... así que aquí el árbol lo pongo yo, me da igual ser una ogra y no dejarle ser creativo, que una tiene una imagen que mantener, así que le dejo poner dos o tres bolas pero luego se las acabo moviendo, y no me entra ningún cargo de conciencia oye...
    Dale a Cigoto de comer, angelito, que anda lampon por pillar algo que llevarse a la boca.. jaja
    Cuidate guapa... que en nada estás bebiendote un coctel en algún super bar de moda de Marbella y los niños se los dejas a tu hermana...

    ResponderEliminar
  13. Ja ja ja me muero de risa... si es que la pelirroja te tiene calada... ains! no se podría despertar para hacer los deberes, no...
    Pobre Cigoto, si es que no le dejáis participar y va lampando que le hagáis casito.
    Ánimo Flor!! en cuanto puedas escapas cual alma que lleva el diablo a por un cócktail ;)
    Buen fin de semana... o algo de eso

    ResponderEliminar