jueves, 9 de mayo de 2013

De mimos y reconocimientos


Ya os he dicho miles de veces lo duro que me resulta el embarazo, éste y el otro, aunque éste bastante más, bien porque cigoto sea más porculero que su hermana –que no sea esto, que no sea esto...-, bien porque ya tenga a una pelirroja dando guerra y reclamando atenciones y conexiones cerebrales, o bien porque soy tres años más vieja, que en la versión madre –que esto funciona igual que en el mundo canino- son como catorce.

Pero sea cual sea la causa y la intensidad del malvivir de uno u otro embarazo, lo cierto es que la gestación en sí es un tormento, a ver cómo vas a estar igual que el pater o que tu amiga o que tu hermana que se cruza de piernas y te dice ‘te noto mala cara’ o ‘estás distraída’, claro, cómo no voy a estarlo si mientras tu me cuentas tu última noche de juerga yo estoy creando un par de pulmones mientras me tomo esta coca cola como si fuera lo más normal del mundo… y no unos pulmones cualquiera, no, unos pulmones que funcionan y todo, con su pleura y sus alveolos las mar de monos y todas las cosas importantes que se supone que deben tener unos pulmones de calidad y cuando termine, pues me pondré con los globos oculares y las terminaciones nerviosas y la aurícula derecha y los demás ahí, comiendo revuelto de frutos secos sin un mundo interior tan trabajado.

Y eso claro, eso le da a una sus malestares y sus molestias y lo único que espera del mundo exterior es reconocimiento. Reconocimiento y mimos para poder hacer de estos diez meses algo medianamente soportable, con los pies en alto y leyendo revistas de moda y libros de asesinatos, que para eso ando gestando, que es gerundio.

De hecho, cuando engendré al pelirrojismo todo fueron mimos, sobre todo por parte del pater, que me tenía haciendo el vago todo el día y cuidando cada detalle para que todo fuera lo menos incómodo posible. Y yo era feliz.

Pues claro, una ingenua que es, se pensaba que esta vez sería igual y que aunque con mis náuseas, mis ardores y mi gigantobarriga, podría descansar del pelirrojismo patas arriba. Pero no. Ni mijita. No me respetan. Y lo que es peor, no me dejan tener mi cota de protagonismo porque siempre hay alguien que merece esas atenciones más que yo y así no se puede gestar en condiciones ni na de na.

Y es que cuando empecé a pedir atenciones, al pater le diagnosticaron una tuberculosis –sí, sí, en un retroceso al siglo XIX- y claro, una que lo imaginaba tosiendo sangre en un pañuelo de encaje como Margarita Gautier, pues le cedió todo el protagonismo, el mío y el de la familia y amigos, que si nos ponemos a comparar, un embarazo es una ruina comparado con una tuberculosis como Dios manda.

Pero resultó que al final no había tuberculosis –que había dado un falso positivo- y lo que tenía era una neumonía de caballo y tenía que estar en cama, así que tras el alivio tuberculoso, comenzamos con la neumonía y el encierro paternal sin dejar hueco para mis quejas.

Y luego, cuando el pater empezó a ver la luz y yo a abrir la boca para iniciar mis reclamaciones como embarazada de niños gigantes, tuvimos un gran susto en la familia, que gracias a Dios quedó en nada, otra falsa alarma, pero que nos tuvo más de 20 días en vilo y -ahora que ya podemos frivolizar sobre el asunto- por tanto, más de 20 días sin mi cota de protagonismo.

Y una vez que todo quedó en nada y el pater ya no tosía y ya veía yo el momento de levantar cabeza, va la pelirroja e inicia una otitis con la que engancha una neumonía y a los tres días de iniciar el tratamiento, va el pater y empieza con el lumbago, que le han tenido que pinchar para que pudiera andar como un Homo Sapiens que se precie…

¿Pero esto es en serio?

Así que dado que sólo me queda un mes y algo para el nacimiento de cigoto, estoy empezando a resignarme y a dar por hecho de que no me van a hacer ni puñetero caso… Fijo que de aquí a junio, tenemos una malaria, un par de casos de fiebres maltas y un poquito de ébola y claro, yo, mientras, ignorada y gestando órganos vitales como si no hubiera un mañana. Así no se puede. Hombre, ya. 

40 comentarios:

  1. No hay derecho guapa! pero no te preocupes que nosotras te idolatramos, que hacer pulmones está infravalorado para lo demás pues nada, que les den. Aquí te escuchamos reina, eres la prota, quéjate por esa boquita jajaja Un besazo y nos vemos en Bali

    ResponderEliminar
  2. Aaaay mi niña!! Purresita coño!!! Cuánta razón tienes!! Inventate algo tu, un estreptococo canino o una toxoplasmosis atopica. Ánimo que ya queda menos,aunque lo más coñazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, voy a mirar por internet algo que dé miedo

      Eliminar
  3. Vamos a ver, lo que tienes que hacer es sacarte algo de la manga; algo extra, claro, que el embarazo ya es bastante. Tú te lo inventas y a vivir del cuento, que el juego limpio está sobrevalorao XD

    ResponderEliminar
  4. jajajajaja, di que si quejate que una embarazada necesita muchos mimos, yo solo tengo uno, y vamos si me decido por tener el segundo seguro que tampoco me haran ni caso por que yo no tengo una pelirroja pero tengo un rubio igual de bichillo, del que tengo que estar pendiente todo el santo día

    ResponderEliminar
  5. Después de todo, Flor, tienes que dar gracias de no haber pillado nada de lo que han pillado páter e hija...que es lo que te faltaba a ti. Quédate con eso, que eres una superviviente a los mil y un virus que han pasado por casa, jajaja.

    ¡Qué ganas tenemos ya de ver a cigoto fuera del nido, ya que queda tan poquito! ¿Cómo será...? ¿Tendréis otro pelirrojillo?

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé!! Dicen que es gigante, pero a saber y pelirrojo, no sé, tendremos que hacer una encuesta!! jajja Yo estoy frita por verlo!

      Eliminar
  6. Ay! qué razón tienes! Me hace mucha gracia la gente que te escupe: estar embarazada no significa estar enferma. Pues mire usted será en su caso, en el mío es muy similar, que me tiré 4 meses con un malestar propio de la gripe, así que... Parece que el sobreesfuerzo sobrehumano de crear otro ser no sea nada, y quieren que salgas y que hagas cosas y que rindas como un ser humano libre de seres interiores. En fin, que ya te queda menos para pasar a lo siguiente, que ya lo sabes, es aún peor. Ánimo.

    ResponderEliminar
  7. Me parece de un egoísmo increíble eso de ir cogiendo enfermedades infecciosas por ahí solo para no prestarte atención, de verdad, no se dónde va este mundo XD

    Quéjate y reivindica, y si hace falta, formamos otra asociación, junto con la de Madres Enganchadas al Dalsy XDDDD

    ResponderEliminar
  8. ay Flor, que el primer embarazo era la novedad ahora ya ni caso. de todas formas tú quéjate un poco que si no te comen el terreno. Aunque a mí me pasó lo mismo que a ti, no me hacían caso y encima hay que ocuparse de la otra niña. Mis padres y mis suegros pasaron un verano ocupadísimo con hospitales y obras, en casa se me ocurre ponerme de obra a un mes de salir de cuentas y todo el día metida en casa con obras, la niña y el barrigón y encima en agosto. Te entiendo...

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajaja no hay derecho, y si hacemos una pancarta o algo??? ya esta bien!! Es hora de salir a la calle!! :)

    PD: Me alegro que todos los males familiares no hayan sido nada grave.

    ResponderEliminar
  10. A este paso no veo yo el momento mimos ni de coña,por favor que de cosas te han pasado por los alrededores,si te sirve de consuelo a mí en el segundo ni caso me hicieron y que conste que me inventaba cada cosa para echarme a la bartola....no colaba ni una,vamos que si ven que has pasado uno,el segundo tiene que ser chupado,lo de los años es cierto,en plan canino,canino,no se me ocurre nada que pueda funcionar,pero si te sirve de consuelo,como decía 1Madreinitaly desde aquí te cubriremos de mimos todos los días,te daremos un masaje virtual en los pies y pasaremos a entretener a la pelirroja para que puedas hamaquear un buen rato,seguro que así lo consigues....La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
  11. Si es que ya no nos respetan Flor...El primer embarazo vale, el segundo regular tirando a na de na y el tercero....El tercero ya es que no te echan ni puñetero caso. Pero tú gestas igual, con tus achaques, tus náuseas, tus ardores y lo que es peor queriendo dormir a todas horas. Tu tienes al pelirrojismo y al pater pero yo tengo dos monstruitos y un marido que piensa que el embarazo es pan comido....Claro, así una se contraía de dolor con las contracciones de su "princesita" mientras él leía el Motociclismo tan ricamente en un silla...Que los niños son tuyos???? y una Mier....!!!! jajajjaa.
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  12. Una siempre piensa que a pesar de todo... el mundo es justo. Ya verás como cuando nazca el enano, la pelirroja y el zigoto se confabularan para dejarte un poquito en paz y podrás disfrutar de los placeres de la vida un poquito. Tú por si acaso vete diciéndole al zigoto y a la niña que el que es "superguay" es papá, así se pegaran al pater como una lapa y te dejarán tu huequito.
    Besos reinona y a por la victoria

    ResponderEliminar
  13. Ainssss mi pobre Flor!!!! A ver si el pater se contagia aposta para que no le toque cuidarte a ti y a pelirroja juntas.....Bueno, si eso sobreactua un poco este ultimo mes que ya les vale mimarte un poco, de aqui te mando muchos besotes y animos para la ultima fase de gestacion pulmonar (me parto contigo tia....)!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tengo un trabajo interior que no veas...

      Eliminar
  14. Cómo se les ocurre... yo montaba una revolución ya mismo. ¿No tenían otro momento para ponerse enfermos? Que sólo son 10 meses.
    ¿Has pensado en hacer huelga?

    ResponderEliminar
  15. Ay, cómo te entiendo!!! Yo tengo que cargar con toda la casa, los niños y demás, sin poder decir esta boca es mía. Y lo mío es crónico. Así que consuélate, que como bien dicen: mal de muchos...

    ResponderEliminar
  16. Ay, cómo te entiendo!!! Yo tengo que cargar con toda la casa, los niños y demás, sin poder decir esta boca es mía. Y lo mío es crónico. Así que consuélate, que como bien dicen: mal de muchos...

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, si es que ni a las embarazadas se las respeta ya... que mundo éste... :D

    ResponderEliminar
  18. Y todavía te queda el momento de después del parto, cuando todo el mundo se maravilla de la preciosidad de bebé y a tí te ven con esas pintas de querer morirte por unas horas de sueño.... y no te dejan, que tienes que estar perfecta en tu papel de madre feliz, que la maternidad es mu bonita y hay que vivirla.
    Quejate por aqui lo que quieras bonita, que nosotras te escuchamos pacientemente y desde aqui te mando un besazo.

    ResponderEliminar
  19. jajajaja como me has hecho reír ^__^
    Me he sentido identificada con todo lo que has dicho.
    Me quedo por aquí y te invito a mi blog aunque es muy distinto al tuyo :-)
    www.conchuches.com

    ResponderEliminar
  20. Desde luego, no hay derecho... Deja bien claro que tú estás gestando. Que las enfermedades pasan pero lo que tú gestes ahí quedará para los restos... Besotes!!!

    ResponderEliminar