viernes, 31 de mayo de 2013

Los preparativos para el advenimiento cigotil


Soy una persona organizada a niveles patológicos o al menos intento serlo y para ello cuento con una libreta de Jordi Lavanda para hacer muchas listas -a veces hago listas de las listas entrando en un bucle enfermizo- y tengo dos agendas y eso que soy una mujer parada con pocas citas importantes. Así que ya os podéis  imaginar la que traigo liada con el advenimiento del cigoto, preparándolo todo con toda la rapidez de la que soy capaz y a escondidas de la pelirroja, cuyo aliento noto detrás de la oreja cada vez que me dispongo a hacer algo relacionado con el hermanísimo y que, por supuesto a ella le parece lo más interesante del mundo. En cualquier caso, mis tareas de estos días son las siguientes:

1.- Limpiar la casa. O al menos lograr que aparente estar limpia de cara a las futuras visitas que la invadirán una vez que cigoto vea la luz. Así que me propongo hacer una tarea desagradable al día, esto es, limpiar las ventanas, por supuesto, justo el día antes de que llueva y yo entre en cólera, ordenar los armarios, algo que me encanta si no fuera porque la pelirroja me persigue y se prueba a escondidas toda mi ropa y luego la hace bolas y la estampa al fondo del cajón para 'ayudalme', limpiar las puertas y sentarme y levantarme del suelo haciendo ruidos propios de un orco y otros muchos trabajos poco agradecidos. Al pater por su parte lo tengo como empleado a tiempo parcial 'estrosaíto' limpiando como yo -he de reconocer que a él le dejo las tareas más complicadas para mí o las que más detesto por manías personales- y además demostrando sus dotes con el bricolaje para que luego me deje los montajes cojos -el hecho de que siempre sobren tornillos me mosquea especialmente- y la casa aún más sucia que antes, que es lo que tiene jugar con cajas, poliespanes y taladradores, que de todos es bien sabido que los carga el diablo.

2.- Preparar las cosas de cigoto. Seleccionar, lavar, planchar y posteriormente esconder del pelirrojismo todo el universo textil del cigoto, esto es, ropita, sábanas para el coche, la cuna y la minicuna -no entiendo por qué no miden todas igual o llevan un letrero grande que ponga 'CUNA' y que le facilite la vida a una madre agotada e inútil como yo-, las toquillas, los arrullos y demás cosas que finalmente no usaré que para eso vivimos en Málaga y en su epicentro de calor infernal, pero que he de preparar para no volverme muy loca al final.

3.- Pintar la casa. Bueno yo no, sólo me faltaría para morir de agotamiento. Sé que esto es una locura fruto de un intenso síndrome del nido, pero es que es ver llegar la fecha del parto y verlo todo tan pocilguero que no puedo con mi vida. Así que vamos a pintar al menos el salón para que las visitas crean que toda mi casa está igual de impoluta.

4.- Hacer las galletas de fondant de recordatorio para el nacimiento. Que conste que sólo las he hecho porque estaría feísimo no hacérselas al cigoto cuando se las he hecho a otros recién nacidos que, aunque amados míos, no me salieron del útero, pero es mirar el fondant y tener ganas de lanzarlo por la ventana junto al rodillo y a las pocas fuerzas que me quedan. Para hacerlas a escondidas de mi primogénita y de mis ganas de hacer las cosas bien, me han salido bastante monas. Igual luego pongo una foto en el Facebook sólo para recibir piropos. Aunque sean fingidos.

5.- Sesiones de belleza. Y cuando digo belleza, me refiero a un mínimo de adecentamiento para a) no asustar a nadie en el hospital por si acaso me ven sin pintar b) sentirme menos calluna cuando desaparezca la gigantobarriga en pro de la barriga blandiblú desorientada que ya tuve cuando nació el pelirrojismo c) no morirme de pena cuando me vea reflejada en el espejo del hospital con los pelos de Iñigo Montoya. Así que tengo cita con pedicura, manicura y cejas y además me he comprado una sombra de ojos color fiestero-choni para iluminar la mirada y que nadie note que me acaban de rajar el útero. La mar de bien.

Y entre todo esto, tengo que lidiar con un pelirrojismo hiperactivo -es lo que tiene el calor y las ganas locas de ver al hermanísimo-, un resfriado atascado en la nariz y en los oídos, un cansancio nivel 'alguien me ha envenenado'  y muchas pero que muchas ganas de hacerme la muerta.

Ay.


26 comentarios:

  1. Ánimo Flor!!!! ya verás que todo está impecable cuando llegue el pequeñajo!!!! eso si, tu ponte moniiiisima para recibirlo como se merece!!! besotes guapa y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si vieras las fotos del parto pelirrojil... doy susto! jajajja

      Eliminar
  2. Vamos que tu puedes y ya no queda nada,feliz viernes,besotes

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que sólo queda desearte suerte, y mucho ánimo, paladas de ánimo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy... lo peor está por llegar!! jajjaja

      Eliminar
  4. Ya queda poco, seguro que todo va saliendo de una manera u otra poco a poco...

    Lo de la cesárea programada buffff, que valiente, a mi me da pánico pasar por otra. La mía fue de peli de terror... En fin, no vamos a ahondar en las cosas malas. Ya no te queda nada para conocer al cigoto!! Será cejijunto! Moreno, pelirrojo, rubio...?? Nos tienes que contar bien bien...

    Yo espero para septiembre y ya me siento como una foca. Ayer me dió un vahído fruto de una bajada de tensión en la carretera mientras iba conduciendo (como el de Ortega Cano o así de malo) y tuve que pararme en medio de la carretera de mala manera y durante 5 minutos pensé que me iba a desmayar. Perra vida la de la embarazada... Buffff....

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maremía, ten cuidadín!!
      Yo soy una mole por si te sirve de consuelo...

      Eliminar
  5. Aunque en estos momentos seguro que yo estoy un poquito más débil que tu sin estar embarazada, te envío todos mis animos y fuerzas que son muchas, para que hagas todas esas cosas que quieres hacer.. Ya verás como todo te sale divinamente..
    Y que pasa, que las empresas no ven el potencial de éste blog, que se apuntaron cuatro y pararon... ayyyyy que poco saben de marketing..
    Buen fin de semana y muchos besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa!!! Cómo andas??? ya estás mejorcita???
      XXX

      Eliminar
  6. Mucho ánimo flor que ya no te queda nada! Cómo haces las galletas? Es que me encanta hacer bizcochos, tartas o magdalenas, pero las galletas nunca he probado hacerlas, la verdad...Feliz find y gracias!!!!!bsitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es fácil! Laborioso pero fácil... Hago unas galletas de mantequilla cortadas con formas y luego amaso el fondant (yo lo compro ya hecho y coloreado) y lo corto con la misma forma y luego pego ambas partes con glasa o almíbar... A ver si cuelgo las fotos en el facebook!!

      Si quieres la receta de las galletas, dímelo y te las paso

      Eliminar
  7. Mucho ánimo que ya no te queda nada!!! Disfruta ahora que todavía sólo tienes a una dando "guerra" que luego serán dos ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡Ay, Flor! ¡Cómo te entiendo! Yo tengo que hacer todo eso que estás haciendo tú, con el añadido de que, la que será la habitación de mi primer retoño, ahora mismo es un trastero... Menos mal que hasta octubre no salgo de cuentas.

    ¡Ánimo!

    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda mi casa es una habitación de trastos! jajaja

      Eliminar
  9. Te voy a animar un poco Flor...es que acabo de darme cuenta (aunque seguro que tú ya llevas registro) que tienes ya 574 335 visitas! Qué burrada! Y bien merecidas! A qué te sientes bien eh? :-) Como estás que cae en un día cualquiera de estos, te deseo la mejor suerte del mundo, que sea rápido y eficaz! Estoy segura que Cigoto saldrá todo elegante, con sonrisa coqueta y guiñando su única ceja al mundo!!! (que noooooooooooo mujer, que serán dos y serán una monada, seguro!con la hermana que tiene, no puede ser de otra manera!).

    Lo dicho, mucha suerte! Aunque en el estado actual de ánimo en el que te encuentras no sé si mejor ponerte eso de: "Be water my friend" ;-)

    ResponderEliminar
  10. Ay, me has recordado que yo también tengo que pintar y eso que no tengo ningún cigoto a punto de llegar (debería limpiar también las ventanas pero es que está lloviendo mucho...ejem).

    De lo de las galletas, ahí sí que paso. Ni con excusa ni sin excusa. Nunca nadie me verá en la cocina. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Uff, salvo pintar (es casa de alquiler y solo llevamos 8 meses allí) yo estoy igual que tú y además currando.. estoy deseando pillarme una baja de lo que sea dos semanas antes de la FFP a ver si puedo hacer por lo menos lo de seleccionar, lavar y planchar la ropita.. aunque poco a poco voy haciéndolo!!
    Lo que más me apetece... la sesión de belleza!!! jajajaja
    Animo que no queda na!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que necesitamos es un batallón de limpieza y que nos dejen descansar en una tumbona!!!

      Eliminar
  12. Cuántas veces no he pensado yo lo de las sábanas. ¿Solución? De cuna para todo, se remeten y ya está.

    ResponderEliminar
  13. Las tareas están chupadas,así que a descansar de lo lindo,cargar las pilas,empezar la cuenta atrás y en nada sereis cuatro y a disfrutar,que esto además de chupado estará delicioso,la de los churumbeles.

    ResponderEliminar