lunes, 22 de septiembre de 2014

De cumpleaños, minivacaciones y mal karma


En agosto fue mi cumpleaños y mi hermana, consciente de mi mal estado mental y mis ojeras con la profundidad de las fosas Marianas, me regaló una estancia en un lujoso hotel de Marbella con su maravillosa piscina y su thalasso spa y lo que es más fabuloso, con la prohibición explícita de llevar niños, que al parecer eso es una cosa que se lleva mucho entre los hoteles modernos. Imagino que para aliviar la culpa de los padres que dan esquinazo a los vástagos y se lanzan al mundo del descanso y para que ya que le dan esquinazo a los suyos, no acaben sufriendo los gritos, llantos y porculerismos variados de los hijos de los demás.

¿Qué os puedo contar? Pues que todo fue maravilloso, relajado, adulto, con nuestros cócteles en la piscina, nuestro spa con gorro arranca dignidad, nuestras siestas y hasta nuestra noche de juerga… una alegría para el cuerpo. Para el mío y para el del pater. Pero claro, tanto relax en solitario y tanto bienestar como nopadres no podría traer nada bueno detrás, que el karma es un cabrón y ya estaba estudiando cómo hacernos pagar que le hubiéramos mentido a la niña para largarla a casa de mi hermana y hubiéramos abandonado al pequeño con su minimochila y su bolsón de pañales en casa de la mamma.

Así que cuando volvimos a la realidad, ya sin biquini ni mojito ni borsalino molón, y con los dos pelirrojos recolgados del cuello cual mandriles, la cosa empezó a ponerse fea y no sólo por el estrés de deshacer cuatro maletas y poner dos millones de lavadoras, sino porque los pelirrojos empezaron a ponerse verdosos y, como diría mi madre, a ponérseles ojos de cabra enferma.

Y así fue como empezamos una semana de diarrea infernal en el caso de la primogénita, que salía disparada en mitad de la madrugada rumbo al wc dando corretadas por el salón como un caballo percherón para infarto de toda la familia, que nos levantábamos aterrados sin saber si lo que estaba pasando era un tsunami o un terremoto o si estaba soñando y en realidad aún no había terminado el instituto.

Y ante este panorama, Cigoto empezó a portarse sorprendentemente bien, tan relajado y tranquilito, dejándonos atender a la pelirroja, que empecé a sospechar que algo no cuadraba. Después de una lucha cuerpo a cuerpo con patada en la mandíbula incluida, para ponerle el termómetro, descubrimos que el señorito tenía fiebre, que a su vez nos descubrió un maravilloso virus de mocos por doquier y penosismo extremo.

Así que nada de colegio, ni de calle ni de ganas de vivir. Todos hacinados en casa en un buffet libre de virus variados que nos vamos intercambiando cual familia bien avenida para no aburrirnos.

A mi hermana le he dicho que el año que viene me compre una camiseta. De las baratas.

20 comentarios:

  1. Que tu hermana vale 1 millon! mira si los virus te iban a caer igual, con thalasso o sin ella :) es lo que da Septiembre
    que os mejoreis pronto!

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de regalo de tu hermana...
    Los festivales de virus son un rollo cada principio de curso, toca echarle paciencia al asunto y esperar que pase pronto. Ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Pero que envidia!! El hotelazo claro.. los virus no... Tu hermana se merece un monumento.. aunque lo de la camiseta barata del año que viene me ha matado.. jajaja
    Por aquí hoy empiezan la jornada completa, y estoy como loca de contenta por una parte, por otra no, porque me apremian para que siga con el carnet de conducir que con la excusa del verano lo tenía totalmente abandonado... ayyyyy que dura mi vuelta al cole... me merezco unos días en un hotel yo también.. jaja
    Yo cuando digo a mi padre, menudo trancazo he pillado, siempre dice, que manía de coger cosas que no sirven para nada, dejalo donde lo has pillado... Así que ya sabes, intenta soltarselo a alguien.. A cuidarse guapa!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabio tu padre! Los kilos de más también puedo dejarlos por ahí?? Es que el verano es muy malo!! jajaja

      Eliminar
  4. Si es que la vida es muy perra, y siempre que te lo pasas estupendamente bien luego pasa algo chungo, hace poco estuve un fin de semana en la playita, en plan descanso y relax ( que buena falta me hacía), cuando volvía a casa me llamó mi jefa para decirme que tenia que hacer un turno en el trabajo verdaderamente infernal durante los dos dias siguientes (y menos mal que solo fue por dos dias...) así que vuelta al estrés, las prisas y a llegar a todos sitios con la lengua fuera. Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja..vaya ejemplares hemos traido para repoblar la peninsula!! Los mios hacen igual, cuando estoy un poco descansada se ponen malos, porculeros o todo a la vez!!
    Tu dientes, dientes, que es lo que les j..como diria aquella, jajaja y si tu superhermana baja del pedestal que le has hecho (se lo has hecho, verdad?) y te hace otro regalito asi, PALANTE!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja. Si es que el karma es un malnacido. Eso está claro... Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Joe tía, que mala suerte! Igual es que la niña se te ha empachado a chuches? Jajaja. Y el pobre cigotito con su fiebre, ainsss... pobrete... lo bueno de cuando están con fiebre es que están de un mimosón que da gusto... se te acurrucan y te echan esas miraditas tan tiernas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he tenido una semana en casa con las maluras variadas. Un no parar. Tú cómo llevas la maternidad múltiple?

      Eliminar
  8. Mal, muy mal. Como se te ocurre irte??? La madre naturaleza no falla y lo hace pagar jajaja. Pero pobre pelirroja con lo chungas que son las diarreas y cigoto....ainnss, en fin que te quiten lo bailao y envidia sana que te tengo, lo que daría yo por un thalasso de esos, y siesta y mojito y hotel y....que desvario por los trópicos ya....La de los churumbeles. Pd- Felicidades atrasadas, pero muchas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Lo que necesitamos es una cura de mes y medio en el Caribe. Hombre ya!

      Eliminar
  9. Ay Flor, pero que te quiten lo bailao! Que los virus los ibas a haber pillado igual. Hacia un montón que no te escribía, pero no me he perdido ni una entrada. Felicidades atrasadas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapaaa!! Pues sí, mala vida vamos a tener igual!

      Eliminar
  10. De las baratas y con mucha purpurina a ver si a la pelirroja le gusta más que la diarrea esa...jajajajajajaja.
    Espero que vayais mejorando. Besos.

    ResponderEliminar