miércoles, 10 de abril de 2013

Ilusiones del post embarazo



Como dice mi cuñada Inma, lo mejor del segundo embarazo es que una sabe que va a ser el último –o al menos confía en ello- como quien pasa la varicela y sabe que por mucho que pique aquello y por mucha fiebre que trate de acabar con su vida, una vez que termine el tormento y siempre y cuando sobreviva, ya estará inmunizada y a no ser que vengan unos alienígenas con una cepa nueva, una ya estará libre de volver a pillarla para el resto de sus días. Y eso, quiera que no, ayuda a sobrellevarlo con cierto ánimo, como cuando bebías de más y vomitabas o te morías de la resaca y decías aquello de ‘ya no voy a beber más en mi vida, lo juro por Dios’… pero de verdad.

Así que ése es el principal consuelo que tengo cuando brindo con zumo de naranja o muero de ardores que me abrasan el esternón o ando cual Falete escocido o no encuentro la postura en ningún sitio y me retuerzo en el sofá con miles de cojines  y subo las piernas y las bajo y me pongo como un indio y me tumbo y me voy a la cama y me cambio de lado 200 veces y cambio al pater de sitio otras 200 y me pongo una almohada entre las piernas y me la quito y me recoloco la espalda y el niño me pega un patadón que me deja sin aliento o me maltrata la cara interna del ombligo y me levanto y vuelven los ardores y el cansancio extremo –que no el sueño- y el barrigón que no deja de crecer y el no poder ponerme casi nada bonito ni beberme tres copas de vino seguidas para amortiguar el dolor de riñones ni comer según qué cosas… Entonces, justo cuando deseo la muerte entre sofocos, ardores, náuseas e incomodidades variadas, me acuerdo de que es la última vez, el último tirón, la última tanda de abdominales… y oiga, la mar de bien que me quedo.

Entonces fantaseo con el postembarazo y aparte de las ganas que tengo de verle la cara a cigoto, que una aunque tenga ganas de fiesta tampoco es tan desnaturalizada, pienso en todas las cosas que voy a hacer y en lo bien que me lo voy a pasar y me invento una agenda apretadísima de actividades y citas sociales. Todo ello, con un tipazo a lo Cindy Crawford en sus buenos tiempos y muchos modelitos fabulosos en el armario –todos los que no me he comprado mientras soy mujer gestante y todo lo que me cabe es tan feo que merece ser destruido en la hoguera- . Y me imagino cenando con mis amigas y bebiendo vino sin una gigantobarriga empujando la mesa y me imagino de escapada con el pater con mi cuerpo y mi agilidad recuperados e incluso en un alarde de buena madre me imagino paseando con la pelirroja y con el cigoto calle arriba y abajo con tranquilidad y sosiego y mucho encaje y mucho chantilly y entonces caigo en que todos esos recuerdos me son familiares, demasiado familiares… tan familiares como que son los mismos que me alimentaban la moral cuando era la pelirroja la que me pateaba los órganos vitales… Y luego, llegó la verdad y los andares de Chiquito tras la cesárea y las noches de maldormir y las prisas y el estrés y las vomitonas de leche y el gigantocarro empujando gente como un kamikaze… y ni rastro de Cindy Crawford ni de glamour copa en mano y me hundo en la miseria.

Pero aún me queda la esperanza de que si no hay dos embarazos iguales tampoco haya dos postembarazos iguales…

Si no, al menos, será el último.

24 comentarios:

  1. Pero ya verás que todo te compensará cuando le veas la carita a tu niño precioso...y si no, por lo menos, todos esos males ya estarán fuera de tu propio cuerpo..jejeje. Ánimo corazón, el último tirón! Yo estoy empezando y se me ponen los pelos de punta al leerte...jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tengo muchas ganas de verlo! Casi más que cuando la pelirroja , cuando aún era novata! jajja

      Eliminar
  2. Venga ánimo¡¡
    Ya verás como este postembarazo lo llevas mucho mejor. Dicen que el segundo no llega solo con un pan bajo el brazo, sino que se cria solo.

    Lo dicho, ánimo guapa¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Jajajaa pues yo tengo un amigo que ha pasado tres veces la varicela así que ten cuidado y no digas de este agua no beberé.

    ResponderEliminar
  4. Ji, ji! Hoy voy a ser mala y te digo que.... ¡no hay dos sin tres! Ja, ja!

    ResponderEliminar
  5. Ayyyyyyyyy tienes razón, ya es la última vez, y además tenemos la experiencia del primero que sabes que TODO PASA. Volveremos a ser nosotras mismas tarde o temprano (esperamos que más temprano que tarde) y el cigoto crecerá (fuera de la barriga of course) e iremos teniendo algo más de vida...

    Yo estoy tan gorda que cada vez que me miro en el espejo me entra depresión. Sólo visto de negro por aquello de que estiliza y aún ni me he atrevido a ponerme unos vaqueros premamá de lo horrenda que me veo. Yo sí que estoy como Falete, si al menos tuviera barrigón tengo excusa pero sólo tengo barriguita, pero es que el resto del cuerpo.....madre de Dios... estoy hecha una ceporra, me va a caer una bronca del gine en la próxima visita que ya verás :-(

    En fin, te dejo, estoy depre... ainsssssss.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, es mejor tener barriga porque así la gente sabe que una está preñada y no que se ha comido a sí misma, pero molesta y mucho!! Y no sólo tengo barriga, que se me han puesto unas piernas tremendas!!! Ay.
      Pero no te deprimas, que eso nos pasa porque estamos muy evolucionadas genéticamente y nuestro cuerpo se prepara para un apocalipsis! jajajjajaja
      Ánimo que ya queda menos!!
      XXX

      Eliminar
  6. Pues chica, yo a pesar del embarazo de riesgo (bajita, con enfermedad reumática y de gemelos), y las ganas de morirme que me entran de vez en cuando, me encantaría embarazarme otra vez, a pesar de las altas posibilidades de repetir gemelos y mi viejunez (38 caasi 39). Pero cada vez que se lo digo al sufrido padre poniéndole ojitos melosos, huye despavorido de mí gritando y agitando los bracitos...No se por qué!!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre padre sufrido!!! Tiene miedito!! jajjajaja...

      Eliminar
  7. ay flor, que todas mis amigas que han ido clamando y proclamando que "nunca maaaasssss" han acabado repitiendo y ya tengo varias que queriendo o sin querer (que tambien las hay) tienen 3 y bien que nos hemos reido de ellas... y eso es peor por que te ganan en numero...asi que yo calladita y discretita con mis dos que no se sabe lo que nos deparara la vida ( o las hormonas malditas)

    ResponderEliminar
  8. Jejeje, ya te queda menos, ya te queda menos :D ¡ánimo!

    ResponderEliminar
  9. Je, je, je...también pensé que con mi segundo hijo cerraba la tienda...y ya tengo 3

    ResponderEliminar
  10. Venga,que lo que te queda es pan comido,positivismo a mil,ver la carita del cigoto compensa todo.Yo igual que lo describes,en el segundo embarazo,deseando echarlo fuera y volver a caminar a dos patas,los últimos meses se me hicieron eternos.Eso sí, me recuperé más rápido que del primero,físicamente claro,del resto aún estoy en fase de-jajaja.Mucho ánimoooo!!!La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
  11. Animo Flor!!! es verdad que aunque después veamos a una embarazada y nos acordemos de nuestros embarazos idílicamente ... Nos olvidemos de los ardores y las incomodidades, los comentarios de las vecinas de tu madre diciendo que hay que ver que gorda tas puesto!!!! Y preguntando constatemente cuanto te queda cuando saben perfectamente que solo estas de cinco meses.
    Y el después ni te cuento , yo siempre me he hecho una foto en la puerta del hospital orgullosa con mi bebe en brazos envuelto en una toquilla monisima de la muerte , en mi mente yo era digamos como Mar Flores , pero cuando veía la foto me entraban ganas de llorar jajajaja una barrigota como de 6 meses , la cara hinchada , el pelo recogido y los ojos rojos de las emociones y el poco dormir jajajaja, aunque ya en el ultimo me puse de lo mas mona , pero vamos seguía estando gorda jajaja!!!!
    Lo que mas me ha fastidiado a mi de los embarazos es que en el primero tenía una barriga redonda y bonita en los demás ya colgaba un poco imagino que las fibras musculares decidieron dejarme colgada ( literalmente) y yo venga a echarme cremas antiestrias de las mas pringosas y amenazando al papa de la criatura que me la pusiera ( aunque el prefería el masaje en seco que las cremas le dan repelús) y cuando ya me faltaba poco ahí estaban!!!!! Debajo de mi panzota unas estrías nuevas!!!! Menos mal que aparecían poco antes de ponerme de parto que con la emoción del momento pues pasaban a un segundo plano hasta que llegaba el verano !! Aunque he de decir que como soy muy blanca y las estrías tAmbien pues pasan bastante desapercibidas en una playa llena de gente!!
    He de decir que en los segundos partos ( o siguientes) yo he concreto " he disfrutado " mas : quiero decir que la primera vez que vi a mi hija recién nacida mas o menos pensé : puaj que cosilla mas fea , no se parece nada a los bebes de la portada de ser padres !!!! Con los demás es como si ya los conociera a primera vista y eres mas experta y por eso no vas tanto al pediatra ni te preocupas por cosas que antes si hacías , tampoco le haces tanto caso a los consejos de tu suegra , cuñada, vecina o madre y crías con mas seguridad por tanto!! Creeme vas a disfrutar con tus peques y además tendrás la ayuda de tu peque pelirroja que si llora no dudara en cogerlo del Moisés ( sin permiso) para darle mimos y lo mismo comparte sus aspitos antes de que cumpla un mes. Que suerte que tienen los hermanos pequeños!!!!!! Por cierto le vas a poner Nicolás al final te aplaudo , mi abuelo se llamaba así y era un hombre tan bueno , fue durante 40 años el único medico de un pueblo pequeño y no descanso nunca hasta su jubilación !! Lo llamaban Don Nicolàs jaja ja!!! Mi próximo hijo se iba a llamar así pero mi marido casi se muere de la posibilidad de tener otro así que me quede con las ganas!!!

    ResponderEliminar
  12. Buff! A mi aún me queda!!! Pero es cierto, sabiendo que va a ser el último (eso espero) se lleva mejor y creo que siendo el segundo también; yo de hecho, pese a mis ardores y molestias de estómago y el maldormir a veces me olvido de que estoy embarazada (menos cuando está el páter que se lo recuerdo a todas horas para conseguir masajes, mimos, que se haga cargo de la enana cuando sueña,...), si no fuera porque ya no tengo cintura... y lo que me queda; mañana tengo eco de las 12 semanas, espero que se deje ver para que le puedan medir el pliegue nucal, ya te contaré...

    ResponderEliminar
  13. ¡¿Gigantocarro?! ¿Qué cochecito tienes? ¿Un silver cross?

    Besotes y ánimo :)

    ResponderEliminar
  14. Mucho ánimo Flor!!!
    Cuando te quieras dar cuenta ya estarás viendo la carita de cigoto.
    Yo me quedaría embarazada otra vez encantada de la vida pero...al contrario que a tí, sólo de pensar en el postparto (cesárea, cólicos, no dormir,...) me quiere dar mal. Con lo bien que duermo yo ahora ;-P
    Besucos

    ResponderEliminar
  15. Vuelve a la imagen bucólica. Tal vez no sea del todo realista pero te hace tener fe en el futuro... Besotes!!

    ResponderEliminar
  16. Yo sòlo te digo que los segundos sobreviven, y más cuando tienen una hermana 26 meses más joven que necesita toda la atención del mundo y parte del universo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Persón 26 meses mayor, ya no se ni lo que escribo.

      Eliminar
  17. No quemes la ropa mujer, eso está feo, damela a mi que voy a estar sin un duro para cuando mi barriga no me deje ver los pies

    ResponderEliminar