lunes, 15 de julio de 2013

Madre sí hay más que una. 59.- La madre ahorradora


La madre ahorradora va por la vida con un folleto del hiper bajo el brazo, que ojea con la ansiedad de un beduino frente a un grifo, comprando precios de latas de tomate frito y sardinas en escabeche, que son las que más le gustan a su Antonio y veinte céntimos a veinte céntimos se compra una un chalé. De dos plantas.

La madre ahorradora conoce los precios de todos los supermercados y en el tiempo que tardan en abrir la verja del colegio te hace un simposium sobre los precios de los pañales y las calidades de los mismos que para eso leyó un informe de la OCU en el Facebook y sabe un rato de celulosa y gastos de distribución incluidos. Que ya se sabe que el marketing lo carga el diablo y no es oro todo lo que reluce.

La madre ahorradora es la reina del 3x2 y tiene el trastero lleno de pañales de playa de la talla 3 aunque aún no ha superado el segundo trimestre del embarazo y vive en Alcorcón, pero lo peor es que mientras tú te cachondeas, ella acaba usándolos y tú comprándoselos a tu niña a precio de oro en la gasolinera de camino a la playa y con la terrorífica cara del Gormiti azul impresa en el culo.

La madre ahorradora es la más detestada en las reuniones del colegio porque siempre ha encontrado una tienda donde los libros de texto le han salido a la mitad y encima le han regalado una caja de lápices de colores y un bono para el solarium y compra en el chino el traje de pastora de la niña, que es cien mil veces más bonito que el que lleva la mitad de clase y que están hechos a mano sobre piqué del caro. Y sonríe.

La madre ahorradora siempre encuentra gangas extraordinarias en las rebajas y aunque vaya a las dos semanas de que empiecen, cuando ya todo es desorden y revoltijo, encuentra un bolso de firma al 70 por ciento de descuento y además le regalan un llavero a juego o se compra el abrigo de su vida –y de la vida de todas- de piel de la buena por la mitad de la mitad de la mitad del precio de costo, mientras tú lo mejor que has conseguido es un vestido de hace tres temporadas, a sólo 4 euros menos de su precio original, con la cremallera descosida y tras una hora de espera en la puerta de la tienda sudando como un pollo.

La madre ahorradora gana tres veces menos que tú, pero se hace dos masajes por semana, ya se ha hecho la depilación láser en todo el cuerpo y tiene un bono en el Spa de al lado de su casa para relajar las cervicales tras las clases de pilates… y un par de veces al año se escapa de viaje a la islas Phi-Phi a desconectar del estrés diario, mientras tú te bajas a la piscina de la urbanización a pelearte con las hormigas cabezonas que viven en el césped y se empeñan por trepar por tus piernas punzantes, mientras te dejas marear por la teleoperadora argentina para pagar el último recibo devuelto del móvil.

(Nivel de identificación personal con 'la madre ahorradora' 0 sobre 10)

PD. Y para las que sois un desastre como yo en esto del ahorro pero queréis poneros las pilas y empezar a controlar gastos y así poder gastar lo que ahorréis en cosas molonas –que nadie ha hablado de ahorrar para guardar en el banco- os paso esta nueva aplicación móvil de MyValue para gestionar online tus cuentas y planificar gastos, totalmente gratis y útil como la que más. Pincha y descárgatela, que ya está disponible para descargarla para iPhone o Android… Ya me contarás.




Y repetimos:
Cada lunes, un nuevo modelo de madre en ‘Madre sí hay más que una’. Entendemos que son tipos muy puristas y que más de una podéis picar de varios a la vez, pero de cualquier manera, hagamos autocrítica y encasillémonos, será divertido!! Los que no seáis madres podéis encasillar a las vuestras, a vuestras hermanas, a vuestras amigas o a vuestras mujeres… que todo sea crítiqueo y algarabía. Eso sí, que conste que desde ‘Hija no hay más que una’ no queremos juzgar a ningún prototipo de madre, o no mucho al menos, así que, por favor, que nadie se ofenda que nos va a tocar a todas… pero entretanto, a divertirse!


24 comentarios:

  1. Yo soy buenisima comprando, pero no ahorrando.. Creo que las grandes gangas no existen, y que siempre hay gato encerrado..Es cierto que para el enano tengo ropa acumulada de grandes marcas que he ido comprando en diversas tallas, pero nunca super rebajadas..
    Lo de los supermercados no es lo mío porque no me gusta cocinar, así que de eso se encarga mi marido, y ese mira menos que yo si es posible..así que nada, un cero bien redondito..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los niños es más fácil comprar por ejemplo politos de marca de tallas mayores, pero los vestidos se pasan de moda, no?

      Eliminar
    2. Si, eso es cierto.. yo compro polos o camisas de rayitas, que al final siempre son las mismas.. los vestidos tiene que ser más difícil..

      Eliminar
  2. Muy buena la madre ahorradora, jaja! Pero me parezco cero sobre 10... para disgusto de mi marido, que el sí que es un padre ahorrador. Bueno, más que ahorrador, es un tacaño, con todas las letras. Y yo que soy una manirrota, pues imaginate que dos hacemos. Todo el día peleando por las compras "25 euros en el super!!!!!!!!!, pero en que te has gastado TODO ESO??" y así todos los días. Un infierno!!

    Ahora hace falta que nos describas a la madre derrochona, que seguro que con esa me identifico un 20 sobre 10, jeje.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón tienes con eso de la existencia de esas madres. Yo alucino con ellas pero te digo una cosa, al final cuando yo he intentado hacer eso acabo no recordando lo que compré el año pasado en rebajas para el año siguiente y más de una vez me ha pasado que cuando se lo he querido poner no le valía. Es decir, dinero tirado. En fin, la virtud no es ser ahorradora sino tener un supermemorion y una logística digna de DHL.
    Besos,

    Mamita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si alguna vez compro algo para la pelirroja para la temporada siguiente, a la hora de la verdad no le cabe y me lo acabo comiendo con patatas!! Que no sirvo, vamos...

      Eliminar
  4. Calla calla que mi madre me llama arańita por no llamarme tacańa. Es que yo tengo tres hijas y ya me contaréis ya...
    Por cierto, carcajada con lo del chalet de dos plantas...yo vivo en una casa!.Y lo de que compras más barato y te regalan un llavero, me acaba de pasar la semana pasada, comprándole un bolso a hijaMayor :)
    Y se te olvidaron mis favoritos, los rappels; que no tiene nada que ver con el adivino de las gafas al revés, sino el descuento por compra si pagas al contado. Es que estoy ya con los libros del colegio, imagínate se nos va el sueldo.
    Besotes, y en especial a tus criaturas tan hermosas!

    ResponderEliminar
  5. Ojala fuera madre ahorradora, eso no me sale, para eso está el pater ahorrador que se pone de mal humor cada vez que me compro cualquier trapo porque si ya tengo para que me compro? (en el fondo tiene razón). Lo del 3x2 sí es lo mío, compro cosas aunque no las necesite por el descuento. Pero en otras cosas se me va mucho el dinero sin darme cuenta que es lo peor. En fin me doy un 2 sobre 10 y por supuesto me apunto esa aplicación a ver qué tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que el pater es aún más derrochón que yo, porque con lo que me gusta a mí comprar!! jajjaja...

      Eliminar
  6. Jaja, pues yo me doy un 6 o 7 sobre 10, porque la verdad es que soy la reina del 3x2 , de la calculadora y de comprar en las ofertas tallas más grandes para el año que viene, pero como dice otra madre arriba, lo mío principalmente es logística, porque del 3x2 sólo compro lo que realmente usamos en casa, no todo lo que viene en el folleto, y de la ropa me acuerdo qué tienen y con qué combina, y como dice Flor, así puedo gastármelo después en cosas molonas,,jajaja.

    Patricia Cano

    ResponderEliminar
  7. jajaja... me he "hartao" de reir, por Dior! Pues resulta que yo de ahorradora tenIa poco, pero con el tiempo me voy soltando. El 3x2 es lo mIo, aunque a veces derrapo y compro màs por la oferta màs que por necesidad. Lo que mejor se me da son los pañales de marca. El tema de la ropa en tallas màs grandes cada vez lo hago màs, todavia me cuesta un poquito el tema de los zapatos, porque es dificil calcular. El colmo es que ademàs compro a menudo ropa pràcticamente nueva a otras amigas que tienen niños màs grandes y que me la venden por nada y menos. Y bueno, ya si me pones una compra online, soy la profesional del cOdigo descuento... Pues no que me voy a tener que poner un 5!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las pocas veces que he comprado pañales en rebajas 'para tener' acaba cambiando de talla y yo regalándolos... Ay.

      Eliminar
  8. Yo la verdad, ahorradora, ahorradora no soy. Me da mucha pereza ir de un súper a otro y termino comprando todo en el que tengo cerca de casa. Feliz día

    ResponderEliminar
  9. yo me pongo un 0 sobre 0, pero en madre derrochona como habéis dicho pro ahí tengo un 10, ja, ja! Si ya le stoy echando el ojo a las colecciones de invierno...

    ResponderEliminar
  10. Nunca he sido capaz de comparar precios (y casi diría que ni de mirarlos). Qué perezón... Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quiero yo! Comprar ropa sin mirar precios!!

      Eliminar
  11. OOhhh yo quisiera algo de esta madre! Porque vamos cero de diez!Ni modo.

    El pater ha conseguido aleccionarme un poquito y ahora por lo menos en el super miro las fechas de caducidad. Algo es algo. Más no se me puede pedir.

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Yo lo único que miro y remiro el precio es para los pañales y la cerveza, pq gasto cantidades ingentes jajaja el resto lo normal, en rebajas compro ropita para mi nene de la temporada que viene o la siguiente, que hay que mirar el euro, y si veo alguna ganga para mí aprovecho, como cualquiera

    ResponderEliminar