lunes, 21 de octubre de 2013

Suegra sí hay más que una. 8.- La suegra supervisora


La suegra supervisora llega a tu casa por sorpresa y antes de que puedas cerrar la puerta detrás de ella, ya está barriéndote el salón, ‘hija mía, si no me cuesta trabajo, si es un momento’ dejándote con la cara partida sobre todo porque te has pasado media mañana limpiando y la casa está limpia o eso creías, pero antes de que puedas rechistar, te la encuentras recolocando los marcos de foto de la entradita.

La suegra supervisora viene para llevarse a las niñas de paseo, pero antes de salir, las lleva a lavarse la cara y las manos aunque todavía le huelan a gel y aunque se lo digas te suelta un  ‘Ay, no me digas, pero bueno eso no les va a hacer daño’ y se las lava sí o sí y encima le rehace las coletas que tú les acabas de hacer ‘es para que vayan guapas, mujer’ como si tú se las hubieras hecho nivel Cuasimodo de resaca.

La suegra supervisora te acompaña al pediatra quieras o no porque lo tiene apuntado en la agenda del móvil y cuando le explicas al médico lo que le pasa al niño, te interrumpe para dar la versión correcta de los hechos aunque hayas sido tú quien haya sido testigo obligado, somnoliento y con mala leche de su noche en vela tosiendo como un anciano fumador y ella haya llegado hace tres minutos.

La suegra supervisora se ofrece para cortarle los bajos al chándal del uniforme del colegio, pero antes de llevárselos a casa, te obliga a que se lo vuelvas a probar tan sólo para volver a cogérselos aunque sea por exactamente la misma altura, ‘no si ya veo que se los has cogido, pero es que así se lo veo yo también, que cuatro ojos…’.

La suegra supervisora no sólo le compra una segunda diadema a la niña para el día de su Comunión ‘es que yo la veo más mona que la otra y a la niña parece que le gusta más’ sino que pide menús por su cuenta y riesgo a diferentes restaurante ‘que igual encontramos algo mejor a buen precio, mujer’ como si hubieras elegido un comedor con menús a 6,90.

La suegra supervisora te riega las plantas cada vez que viene y te ordena los juguetes de los niños sin decir esta boca es mía, pero dejando claro que los potos estaban secos y el cuarto de los niños que parecía que había sufrido un registro policial y encima te indica unas pautas en plan súper nanny para que te cunda más el tiempo ‘ya verás como le ves color al asunto’ te cuenta y antes de que puedas decirle nada, la tienes destendiendo tus tangas y doblándolos frente a ti.

A partir de ahora, cada lunes, un nuevo modelo de suegra en ‘Suegra sí hay más que una’. Es hora de sacar la lengua viperina que Dios nos ha dado, criticar, desahogaros y puntuar a la vuestra con nuestra típica puntuación del 1 al 10… Yo me abstengo, que para eso mi suegra es un primor –y me lee- jajjaja, pero vosotros podéis dejaros la bilis… No sé por qué me da que va a haber muchos comentarios anónimos… A criticar!!! Y que no se ofenda nadie, que esto es para divertirnos!!
 

32 comentarios:

  1. Pues menuda suegra mandona! No es la mía , afortunadamente.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no es mandona... hace lo que quiere pero en plan suavona, que es peor!! jajja

      Eliminar
  2. Esa sí que me pone a mí nerviosa, gracias a dios no es la mía

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja 10 sobre 10! pero desde el cariño, que mi suegra es un amor

    ResponderEliminar
  4. Acabas de describir a mi madre jejeje.... pero si te soy sincera tanto mi marido como yo agradecemos que sea así, porque nos vimos solos con dos bebés y fué la única que se preocupó de que descansáramos, según entraba por la puerta se ocupaba de todo, se dió cuenta de lo mucho que necesitábamos una manita.
    En cambio mi suegra se limitaba a preguntarme de que estaba cansada cada vez que me quejaba, jamás se le ha pasado por la cabeza ayudar ni ofrecerse ni nada parecido.
    Lo bueno de que sea tu madre la que es así es que puedes pararle con total confianza los pies cuando crees que es necesario, si no fuera por ella no se que habría sido de nosotros en muchos momentos.
    Mientras mi madre nos ayudaba mi suegra desaparecía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre es así también, pero sin contemplaciones!! Menos sutil diría yo! jajjaja

      Eliminar
  5. Uf, mi madre tira por ahí...menos en lo de limpiar, eso sí, se pega la vida dándome instrucciones y volviendo a peinar a mis hijos. Y me poneeeeeeeeeeeeee.....Así tenemos las broncas que tenemos, claro

    ResponderEliminar
  6. La mía es un 10 sobre 10. Aquí sí que la has clavado... Cada vez que viene a pasar unos días me limpia el baño 27 veces y, ya que está, le mete un repaso a los muebles de la cocina. Estoy por decirle que no hace falta que venga si tanto asco le da mi casa. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Jajjajja,me ha encantado esta suegra,pero seguro que es por que la mía se lleva un cero,apuesto a que yo no podría vivir con algo así,acabaría mal,muy mal de lo mío,que pedía el divorcio vamos,la mía nunca viene a casa,así se ahorra verme los tangas jjjajjjajj,pero claro,vivimos lejos,nos toca a nosotros hacer la visita.La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
  8. Esa no es mi suegra, es mi madre clavadita!! Aunque con los años (y mis miradas de querer matarla) esta aprendiendo a ser más prudente. Eso si, cuando nació el peque y llegamos a cada no tuvimos que hacer nada porque entre ella y mi suegra yo solo tenía que ocuparme del niño y eso se agradece una barbaridad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooda la razón, mi madre igual, gracias a ella tupper a diario y yo poder relajarme con mis retoños. Tiene la parte buena y su parte mala.

      Eliminar
  9. Si fuera hombre y no mujer, juraría que la persona que acabas de describir es mi padre. Y te aseguro que tener a una persona así cerca de una es algo insufrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu padre?? Qué raro se me hace!! jajajja

      Eliminar
    2. Es que mi padre no es un padre 'normal' limpia, friega, plancha y saca lustre como la mejor de las asistentas de pago, él mismo se califica a si mismo como 'ser el cuerpocasa y rozar la perfección'. Como ves no tiene abuela, y el todo lo hace bien. Es obsesivo-compulsivo con la limpieza, y a mi madre la tiene amargaica, la pobre sólo encuentra tranquilidad en el trabajo.

      Eliminar
  10. no al 100% pero... ¡es mi madre! jajajaaja no sé si mandarle link para que lo lea, me juego que no me coja los bajos de los pantalones :)

    ResponderEliminar
  11. A la mía le doy un 3 de 10, que aunque limpiarme no me limpia pero el dedo sí me lo pasa por los muebles (aunque me haya hartado de limpiar por la mañana sabiendo que venía por la tarde), y me muda las fotografías de sitio por que "ay,hija no ves que así queda mejor??" y aunque no me peina y arregla a los niños sí me indica cómo los debo educar y cuidar, porque ella así lo hacía con los suyos....miedo me dá este tipo de suegra, jajaj

    ResponderEliminar
  12. Pues hijas qué queréis...aunque sólo fuera por lo de que me limpie la casa, yo me aguantaría una suegra de estas...jajajaja!!!! Chacha gratis!!!!!!
    (Mi suegra vive lejos y la he visto sólo dos veces en la vida)

    ResponderEliminar
  13. 10 de 10, Flor... pero como dicen que más vale una roja que ciento amarillas ya me encargué de dejarle claro que en mi casa las cosas las hacemos como mi pareja y yo queremos. Me costó un disgusto pero le quedó clarísimo.

    Benditos 600 kms...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suegra supervisora le quita al niño el pantalón, el body y el pañal para rebuscar entre los pliegues de sus partes si hay alguna rojez para llamar inmediatamente a su hijo y decirle que el niño "tiene el culito malo, claro como la madre está todo el día metida en Facebook...porque eso de que es autónoma y trabaja de 8:00 a 8:00 desde casa traduciendo certificados de defunción y actas matrimoniales no se lo cree nadie y la casa...ejem, ejem...la tiene comidita de mierda". La suegra supervisora se olvida de la rodilla mala y la artrosis y hace mil contorsiones para meterse debajo de la cama de su nuera para coger "una pieza del Lego que se le cayó al angelito..." y de paso hacer un completo informe de la cantidad, medida y textura de las pelusas que pudiera haber debajo de la cama para volver a llamar a su hijo y contarle los peligros de las pelusas para los tiernos y aún prematuros pulmones de su nieto.
      La suegra supervisora...no sigo, que me enciendo... ;-)

      Eliminar
  14. Pues la mía es supervisora pero en otro sentido, no sé como se podría llamar. Me "revisa" a las niñas. Le mira detrás de las orejas y me suelta "uy, esta niña sigue con la costra fatal, será que le tenéis que quitar los pendientes, que le estarán dando alergia" o "Os habéis fijado que entre los dedos tiene rojo e irritado no?" ("No señora no!!! Es mi hija, vive conmigo en mi casa, la baño y la visto yo pero ha tenido que venir mi suegra para decírmelo, gracias señora gracias, que haría yo sin usted!!! AAAARRRRRRRRRRRRRRGGGGSSSSS!!!). Y así con todo "Te has dado cuenta de que....???" "Lo que yo haría sería......"

    Aaaaaaaaaaaaaaagggggggggggggggggg, de verdad que me saca de mis casillas.

    ResponderEliminar
  15. Pues la mía es en tu casa no hago nada pero atiendeme y dame a tu hija, que yo sé cómo cuidarla, mimarla, darle de comer o dormirla. Déjame a mi que tu no sabes o no haces nada bien con tu hija. Yo me ocupo de ella, en plan como si la hubiera parido. Y no sabéis cómo me pone a mí eso!!!! Ufffffffffff!!

    ResponderEliminar
  16. En la cuestión de la limpieza, no es mi suegra, que no echa una mano ni al cuello, sino mi madre. Y bien que se lo agradezco, porque cuando sale de mi casa, parece el Palacio Real de lo limpio que está. En lo demás no se mete (mucho), pero como hay confianza, si quiero le digo que pare. Con mi suegra... mira, no hablo de mi suegra, que no quiero encenderme... jajjajajjajaj Como digo yo, la única suegra buena, la de mi marido. Aaaajajjajajjaja.

    ResponderEliminar