martes, 5 de junio de 2012

Ni contigo ni sin ti...

…tienen mis penas remedio, contigo porque me matas y sin ti porque me muero. Probablemente nada explique mejor la relación materno filial que estos versos populares, aunque eso sí, con algo menos de intensidad, que las madres tenemos los nervios destrozados a base de estrés galopante y griterío infantil, pero ni matamos ni nos morimos, al menos, de momento.

La cuestión es que cuando pasas una temporada de intensa maternidad, que viene a ser casi siempre, y tienes que ir con la nena a cuestas a todos sitios, ya sea a hacer la compra –y eche abajo el montículo de fresas que el frutero se ha pasado la mañana apilando y encima pisotee las que han caído al suelo y te salpique el vestido blanco-, a probarte la nueva colección de Mango –y te abra la cortinilla del probador y te obligue a hacer un posado en ropa interior en público-, al banco –y tire al suelo los dos mil folletos de planes de pensiones del expositor, poco antes de patear al tristísimo Fernando Alonso de cartón, que para eso nosotras éramos de Schumacher- o a empastarte una muela –que así te olvidas de la fobia al dentista tratando de que la niña no desmonte la consulta y que si lo hace, el dentista no se dé cuenta, no vaya a ser que se vengue y te lance un chute de anestesia mortal-, estás deseando mandarla a casa de la abuela –o de la bruja de Hansel y Gretel si hace falta- con tal de ganarte uno o dos días de tregua, ya no para tirarte a la bartola –que tampoco estaría nada mal, oiga- sino para poder solucionar tus asuntos como una persona normal, sin la amenaza de una pequeña pelirroja coqueteando con la autodestrucción en cada esquina.

Sin embargo, en ocasiones, nuestros ruegos de madre agotada son escuchados y sobre el horizonte aparece una boda, una fiesta de cumpleaños, una escapada, una cena o cualquier evento que precise de abandonar a la prole en la cuneta –léase en casa de la abuela- durante al menos 24 horas. Y una hace el equipaje como quien se va a Bali, emocionada de tener 24 horas de vida adulta, que 24 horas dan para mucho y más para una madre que sabe multiplicar el tiempo como los panes y los peces … Pero es abandonar a la nena y a los cinco minutos empezar a notar cierta desazón, agobio, melancolía y angustia… y estar frita por volver. Una mierda todo.

Hace unos días nos invitaron a disfrutar de una exquisita cena con cocineros andaluces de prestigio, alojándonos en un fabulosísimo hotel de Marbella con sus cinco estrellas y sus cuatro gigantopiscinas. Probablemente si me hubiera tocado el Euromillón no habría reaccionado con tanta alegría ante la noticia, sobre todo, tras haber vivido una de las semanas maternales más caóticas y perrunas, que en realidad vino a ser como todas las demás, pero con menor tolerancia personal al infierno. Y como digo, todo fue ilusión y algarabía, que hasta me compré un biquini nuevo para darlo todo entre cócteles y piscinas como si no hubiera un mañana o como si se tratara de una quincena de vacaciones en el Caribe. Pobre.

Y a la pelirroja la mandamos con la abuela sin ningún sentimiento de culpa, que bastante tiene una con su mala vida y sus cervicales machacadas como para no darse un homenaje de vez en cuando… Pero como no podía ser de otra manera, fue llegar al hotel y empezamos a echarla de menos –no en plan amor, amor, sino en plan, me falta el apéndice chillón-, a preocuparnos por si estaba bien –que la pelirroja es muy suya- y en lo que disfrutaría en los columpios de la piscina. Y así hasta el día siguiente, cuando terminó el pseudo relax y volví a recogerla con la ilusión de quien va a una cita con Hugh Jackman. 

Y el reencuentro fue como el de los anuncios de turrones de Navidad, todo amor y entrega, besos y abrazos, que parecía que la niña llegaba de estar tres años en un internado austríaco. Y nos encaminamos a casa, felices como perdices, hasta que la nena decidió que quería quitarse los zapatos y andar descalza por la calle y ante la negativa, entró en su habitual estado de locura transitoria y se tiró al carril bici cual suicida ecológica mientras berreaba como una loca. Y entonces la miré, allí tirada haciendo la croqueta y recordé mi daiquiri de piña y mis cuatro piscinas y mi biquini nuevo y no pude entender cómo la extrañé tanto entonces, tanto como ahora echo de menos el ‘¿le traigo otro cóctel, señorita?’. Qué vida perra ésta.   

54 comentarios:

  1. Aiiins la verdad es que si Flor, que "Ni contigo ni sin ti" es una frase perfecta...Yo este sábado tuve un bodorrio!!! y aunque los eche de menos también me eché las copas por encima, bailé como una loca y disfruté de lo lindo...Pero cuando llegué a casa, también disfruté de las rabietas, los gritos, las babas de mi hija y de sus caritas recién bañadas...
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, calla, que para mí las bodas son los nuevos after!!! Cada vez que me invitan a una, me emociono!!! Fiestaaaa!!!

      Eliminar
  2. Ay Flor, que razón tienes!!! Yo también le echo de menos las escasísimas ocasiones en las que lo dejo, en ese mismo plan "cómo iba a disfrutar con este tobogán" "¿te imaginas lo que le habría gustado...?" etc. etc.
    Ahora, eso sí, que yo no disfruto después de las rabietas, como Rut, eh? ;)
    Y me ha encantado lo de "que en realidad vino a ser como todas las demás, pero con menor tolerancia personal al infierno". Creo que define muy bien las semanas malas de cualquier madre. Los nenes están igual, somos nosotras las que no...

    ResponderEliminar
  3. Más razón que un santo. La primera vez que se fue el peque con los abuelos al pueblo, se me caía la casa encima; donde están sus gritos, pataletas y dvd´s de Little Einstein??(los aborrezco, no me podía creer que los echara de menos!). Y qué me dices de andar por la calle sin tener que tirar de la silla? yo me sentía como si me hubieran amputado los dos brazos...El reencuentro maravillosos, esos besos y abrazos al grito de mama-papa!!
    Pienso que somos nosotras las que tenemos que aprender a disfrutar de estos momentos de "libertad". Ay! qué será esto del instinto maternal que no nos deja vivir!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando voy sola a la calle es como si hubiera adelgazado 20 kilos, me siento taaaan ligera... y hasta rara!!

      Eliminar
  4. ¡Pero como te entiendo! yo quiero ser un poco mas falsa-madre-perfecta y quitarme los remordimientos y los pesares cuando no la tengo!!! y prometo no criticar (mas de lo necesario), ni contigo ni sin ti... a ver si para el próximo evento que me surja, o si no me invento uno, pierdo la conciencia y no me acuerdo de ella en un par de horas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tú lo que quieres ser el 'madre no madre', ya hablaremos de ella próximamente, jajjaja

      Eliminar
  5. :) jajajajaja haberla dejado ir descalza- que con el calor que hace cuando sintiera como se freían sus piececitos hubiera entendido la frase de "mamá siempre tiene razón".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios, pareces Merenmadre jajajaja, totalmente de acuerdo contigo reina.

      Eliminar
    2. jajajajjajajajaj... Terapia de choque!!

      Eliminar
  6. Dios como me he reido, es usted buena, muy buena, ya se lo había dicho no???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, guapa!! Me emociona usted!!
      XXX

      Eliminar
  7. Clavado, Flor, hasta la última coma...las escasísimas veces que mi costillo y yo nos hemos escapado (como mucho 24 horas)en estos casi 4 años y medio, nos pegamos la mitad del tiempo hablando de los nenes, llamo a mi madre varias veces (hasta que me manda a paseo por pelma), les compramos regalitos y el reencuentro es apoteósico. Aunque a la media hora, cuando ya he evitado que mi hijo se rompa la crisma 7 veces y mi hija me ha sacado todos los zapatos del armario por enésima vez, me estoy preguntando, exactamente porque narices me sentía tan culpable XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija, sí, todo es un rollo... A mí lo que me funciona es turnarme con el pater, así me voy de fiestuqui o de lo que sea y dejo a la criatura con el pater (y viceversa) que sé que ella está la mar de contenta (de hecho ella es fan muy fan de su padre)y muy bien cuidada y tranquilita... No sé por qué, pero así me quedo muuuucho más tranquila y apenas tengo sentimiento de culpa!! Pruébalo!

      Eliminar
  8. "Bueno, ya esta bien, me siento cansada....mañana que es Sábado le dejo la niña a mi madre y me tomo el día de descanso y me voy de compras, que me sigo poniendo la ropa de los 90 (por exagerar porque quien cupiera en esos modelitos...aiiissshhh)" (el padre de la criatura ve los cielos abiertos y en 5 segundos ya tiene planeado un partido de cualquier cosa con los amigos...) y le llevo la niña a mi madre y a las 10.00 en punto estoy en la puerta de Zara y miro y remiro y vuelvo a mirar cada vez mas rápido y de reojillo miro el móvil y me pruebo una blusa y otra y otra....a la velocidad de un rayo....y vuelvo a mirar el móvil....y me vuelvo a recorrer la tienda sin centrarme en nada (se fuerte mujer, que la niña esta bien cuidada y tu tienes todo el día para ti, disfruta que estás en el paraiso rodeada de ropa y zapatos)....

    A las 12:00 ya estoy en casa de mi madre a por la niña, no podía mas....eso si cargada de bolsas...vestiditos moniiiiisimos de zara kids....
    y yo? yo sigo con las mismas camisas de hacen 4 temporadas...

    Quien me ha visto y quien me ve...ufffff


    Buen dia!!
    Besos desde Canarias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajajajaj... Pobre!!! Como te entiendo con lo de las dos mil llamadas!!! Como le decía a la compi, a mí me funciona dejar a la criatura con el pater (y nos vamos turnando en actividades lúdicas) que sé que ella se queda feliz porque adora a su padre y muy bien cuidada y tranquilita... Y yo me quedo muuuucho más tranquila y sin culpa!!

      Eliminar
  9. Tienes más razón que un santo,somos madres sufridoras.Dejas al nene con la abuela,eso si consigues despegarlo de tu cuello, al que se aferra como si no fueras a volver en la vida,queda llorando y que es lo primero que haces al llegar al destino,llamar, para ver que tal esta el peque y entonces empieza ese sentimiento de culpa,seguido de un LO TENIAMOS QUE HABER TRAIDO CON NOSOTROS.En fin, que me temo que esto va a ser así hasta que cumpla los dieciocho,por lo menos,jaja.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajja, yaaa, pero si te lo hubieras llevado diríamos 'tendríamos que haberlo dejado con la abuela' si es que esto es un círculo vicioso, jajjajaja

      Eliminar
  10. Pues tienes toda la razón..para un fin de semana a Paris (de Francia) que no tomamos..el churri y una servidora, nos pasamos los 3 días y 4 noches llamando y preguntando por los churumbeles..viendo un parque y suspirando, mirando a los niños y necesitando pañuelos..
    Que vida mas injusta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajja, la maternidad es muy dura la mires por donde la mires!! jajjaja

      Eliminar
  11. Si es que las relaciones materno-filiales son como las relaciones enfermizas de amantes tormentosos. Es un "contigo ni sin ti" constante. Uno de los grandes misterios de la humanidad. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, los nenes son como un novio malo, que te da mala vida y no lo puedes ni ver y luego te dice te quiero y te emocionas. Pues eso.

      Eliminar
  12. Hola Flor!
    Hoy me siento la rara! Después de leer tu entrada y todos los comentarios me siento una madre horrible. Y es que yo cuando dejo a mi pequeño torbellino (lo que no ocurre ni todos los días ni todas las semanas) me voy de compras, de viajecito o de cenita muy muy tranquila. La niña se queda con mi madre o con mi cuñada la mar de feliz y contenta. Y yo me relajo un par de horas o un par de días.
    Reconozco, como has dicho en alguna respuesta, que cuando más tranquila estoy es cuando se queda con el padre, al que como la tuya, adora e idolatra (muchas veces le coge de la mano y le canta el bolero ese.. "somos novios").
    Así que no sé... debo ser una madre un poco desnaturalizada, ahora eso sí, cuando ella no está hablamos de sus travesuras y sus ocurrencias constantemente y estamos deseando achucharla pero sin remordimientos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, que nooo... Qué vas a ser desnaturalizada!!! Lo que pasa es que te identificarás con 'la madre no madre' de la que aún no hemos hablado y en la que yo tengo un 8 por lo menos!!! Que yo estoy frita por darle esquinazo a la pelirroja lo que pasa es que soy muy mala para delegar y por alguna extraña razón (que mira que mi madre y mi suegra están entregaditas con la nena) sólo me quedo a gusto cuando se queda en casa con el pater y así soy capaz de irme una semana a Singapur!!!!!
      PD. Mi niña tb dice que su padre es su novio...

      Eliminar
    2. ¡Que yo también debo ser una madre no madre de esas, ya me suponía yo que tarde o temprano aparecería la especie a la especie a la que pertenezco! Estoy impaciente por que hables de ella!

      Eliminar
    3. jajjaja, de hecho muchas confundieron a la 'falsa madre perfecta' con la 'madre no madre' y no tiene nada que ver... Bueno ambas estamos fritas por irnos de juerga sin niños, pero las 'no madres' no fingimos, lo decimos abiertamente!! jajajja

      Eliminar
  13. como te entiendo...este año tengo un montón de bodas y a dos no ha venido pero a esta que viene la vamos a llevar porque se lo va a pasar bien con tantos niños. Menos mal que no voy a llevar medias que si no saldrían rotas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sólo fueran las medias... Yo ya tengo dos tocados desmontados en su cesta de juguetes. Menos mal que eran baratones!

      Eliminar
  14. Sigo tu blog y creo que escribes muy bien y con mucho arte pero me resulta muy exagerado, creo que exageras las narraciones para hacerlas mas graciosas y para que gusten mas y la verdad es que los post son muy graciosos pero empiezo a no sentirme tan identificada porque si te sientes así con una, que haríamos las que tenemos varios? Entiendeme, con dos años y pico y madre de hija unica se puede empezar a vivir, o a lo mejor es que la peliroja es un caso a parte, pero o tienes otro "ya" o tu bipolaridad jeje... pierde credibilidad con cada post, es un decir, está bien exagerar para ganar en el relato pero no me lo creo del todo... seguro que la niña no es tan traviesa ni la madre está tan estresada pero claro así es mas divertido y te seguimos yo la primera porque te leemos, para desconectar y reirnos un rato que para lo demás ya estan los telediarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que todo lo escrito aquí es verdad y tengo testigos que declararían como cierta cada historia... Quizás, como dices, la pelirroja no sea tan mala pero yo que antes de ser madre vivía una vida relajada, trabajando muchas horas, eso sí, pero en un trabajo que me encanta, de periodista entrevistando a gente molona y por las noches nos íbamos de tapeito con el pater o con amigos o al cine o de fiesta y en cuanto había vacaciones a viajar he notado muchísimo el cambio y con lo organizada que soy, ya no puedo tener nada ordenado ni hacer nada a su tiempo!! Y claro, mi vida ha cambiado muuucho y quizá por eso me estreso más que la media. O que soy más quejica o más inútil, a saber! Que tengo amigas con 4 que lo llevan mejor!! Mi madre también me dice que la niña no es tan mala y que me prepare para cuando tenga otro, pero sólo te diré que esta mañana se ha emborrizado la cara en crema anticelulítica. No te digo más.
      Pero ten por seguro que verdad es todo verdad.

      Eliminar
    2. Aónimo, este post es un poco aguafiestas!

      Eliminar
    3. Mi peque tiene 17 meses. Vivo a 800km de toda mi familia y nunca había sabido lo que era un bebe. No es solo que te entienda, es que a veces te tengo hasta envidia, cuando hablas de fiestas familiares. Creo que siempre hay una abuela o lo que sea para echar un ojo. En mi caso, si vamos a algún sitio, sólo estamos el padre y yo. Creo que hay gente que no entiende lo agotador que puede resultar un bebe 24 horas a día, 7 días a la semana,y sin nadie, absolutamente nadie que te eche una mano. Por cierto, vivo desde hace menos de un año en Málaga (como ves ni siquiera hay amigos de los que tirar con la peque). Me identifico mucho contigo, y no creo que exageres en nada.

      Eliminar
  15. Gracias, Macarena por el apoyo!!
    A ver, yo entiendo que la maternidad y su estrés colateral afecta a la gente de manera desigual también dependiendo de la vida que cada una tenía antes... Si una ya estaba cada día en casa y era poco de salir o de ir a un concierto o le gustaba poco el trasnocheo y mucho los niños pues es normal que la maternidad no la trastoque tanto. A mí, personalmente, me volvió la vida del revés. Imagino que cuando tenga otro (si es que llega este día) recordaré estos días con anhelo porque lo que viene será más estresante, pero de momento, ésta es mi cima de estrés!! Aunque compensar, compensa y mucho... Pero qué echo de menos esos fines de semana de fiestuqui intensiva y copichuelas varias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, la verdad es q me siento plenamente identificada con lo q has escrito. Mi vida también ha dado giro radical, aunque intento organizarme para tener mi pequeño espacio. Y aunque compensa y mucho, a mi se me hace cuesta arriba depender siempre de alguien y ya no para ir de fiesta, sino para poder depilarme o ir al dentista. Así q todo mi apoyo, yo también tengo sólo una y estoy muy muy estresada. Ahora, yo lo tengo claro, de repetir ni hablar del peluquín! A disfrutar a tope de mi enana, pero me he plantado. Un besito de una "madre no madre", creo!

      Eliminar
    2. ¡De nada chica! Si es que estoy contigo. Y me alegra ver que Evita lo tiene claro como yo. ¡una y no más santo Tomás! Ja, ja.

      Eliminar
    3. Evita, la maternidad da mucho malvivir!! Leíste el post de la mala vida?? Si no, búscalo en el archivo... Cómo te entiendo!!

      Eliminar
  16. Aish, me viene que ni pintado. Doy a luz del segundo en 3 semanas y, como vivo fuera, mi hermana se ha ofrecido a llevarse al engendro dos semanitas a la playa con ella y con sus hijos. El engendro morira de la emocion, dudo q pueda comer o dormir en esos dias de puro nervio, y aunque se q m vendria q ni pintado, q estaria sola con el nuevo y con mis puntos, mucho mas tranquila, lo cierto es q m esta costando aceptar, no se si soportaremos la ausencia mi marido y yo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes anónimo, acepta aunque te cueste un poquito, tu chiquitin estará encantado con sus primos y tu tranquila para q el nuevo miembro se adapte, coja el pecho, etc. Y a la vuelta, cuando estés más descansada, disfrutareis todos juntos. Besitos

      Eliminar
    2. Di que sí!! Aprevéchate y descansa...
      Aunque seguro que te da cosa de que no conozca al hermanito en sus primeros días o de que no esté toda la familia junta, no?? Lo dicho, ni contigo ni sin ti... Ayyy

      Eliminar
  17. Jajaja Flor, Flor... si es que en el fondo quieres a la pelirroja, se te nota aunque intentes disimular.
    Lo de las fresas es lo más ¿y no pensaste en matarla? Aunque claro, o son las fresas o cualquier otra cosa. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tiene fijación con las fresas y se abalanza allá donde las ve. De hecho en el súper hasta llora para que se las compre y tengo que hacerlo aunque tenga un kilo en casa, no vayan a pensar que le niego a la niña la fruta!!
      El frutero del mercado ya nos conoce así que no fue demasiado duro con nosotras... de hecho siempre le da fresas a la pelirroja y claro, como esa día tardaba, decidió cogerlas ella misma y.. desastre!!!

      Eliminar
  18. La de los churumbeles de esto entiende un rato,es un continuo ni contigo ni sin ti.Pienso que influye mucho, en mi caso el hecho de que soy servicio 24 horas, 7 días a la semana,porque aunque el fin de semana intentó enchufarlos al padre no hay manera, tiene que ser mamá,MAMÁ...Necesito un respiro lo siento, las noches no dan para más.Muy buena entrada Flor.

    ResponderEliminar
  19. Pues como ya sabes a mi me encantan tus relatos y me parto de risa con ellos; para la absoluta y objetiva realidad ya tenemos a los telediarios.

    ResponderEliminar
  20. Jaja... ya me habian hablado de tu pelirroja! De armas tomar por lo que veo!
    Pero como bien dices, ni contigo ni sin ti tiene mi vida remedio... esa es la maternidad... aunq queramos no nos los podemos quitar de la cabeza pero, a veces, solo a veces, los regalariamos, jeje!
    Acabo de conocerte a traves del blog de "39 semanas" y me pareces super fresquita asi que me quedo q por aqui hace un calor infernal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida!!!!!!!! Espero seguir leyéndote por aquí!!

      Eliminar
  21. Ay! Soy fan de tu pelirroja!

    Pero mira que yo llevo los últimos 11 ańos enganchada a mi trío. Me han dicho que el cine es ahora en color...Hace tanto tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajaja... Buenooo, y hay palomitas de colores!!

      Eliminar
  22. Jope! Como puedes espresar lo mismo q yo siento????. Me kedo super trankila al ver q ese sentimiento de culpa, tanto por dejar al bichillo con los abuelos como al pensar q lo volbia a dejar con ellos cuando empieza con las rabietas, no es solo mio! Jejeje.

    ResponderEliminar