miércoles, 6 de junio de 2012

Verdad verdadera. (Parte I)

Una lectora me decía ayer que no acababa de creerse que todas las aventuras y desventuras que aquí cuento fuesen reales y que probablemente exageraba las historias para que resultaran más simpáticas y graciosas de leer, alegando que no era posible que con una única niña de dos años y medio yo anduviera tan estresadísima…

Teniendo en cuenta que absolutamente todo lo que aquí cuento es tan real como la vida misma –que más quisiera yo que no lo fuera y que mi vida fuera como la de la niña de la Preysler- empecé a pensar en la posibilidad de que la nena fuera en realidad la reencarnación de un demonio de la antigüedad –por aquello de que al parecer, a su edad ya debía ser una señorita de bien- y sobre todo, en la certera posibilidad de que yo fuese, en realidad, una madre quejica.

Es cierto que conozco a otras madres con más niños –y más malignos que la pelirroja- que lo llevan mucho mejor que yo o que al menos no se quejan, pero claro, yo creía que no lo hacían por aquello del qué dirán -que en el mundo maternal está muy mal vista la queja-, pero oiga, mire usted ¿y si en realidad no se quejan porque no tienen necesidad de hacerlo? La de cosas…

Ya estaba casi a punto de ceder y de confirmar al mundo mi condición de llorica, cuando me vino a la mente mi última salida con la pelirroja y en cómo regresé a casa con la tensión por las nubes y con tres mechones nuevos de canas y traté de analizarla con cierta objetividad:

El domingo pasado, como el pater tenía trabajo, me fui con mis padres a Marbella a ver a mi hermana y a echar el día y sobre todo a sacar a la fierecilla de casa para que el pater pudiera, al menos, encender el ordenador… El día comenzó difícil porque para  sobrevivir al trayecto sin vómitos tuvimos que mancillar el honor de la pelirroja poniéndole un supositorio de Biodramina que le costó al pater tres patadas en las costillas y a mí aguantarla todo el día con la mano metida en las braguitas rebuscando qué demonios le habíamos metido por ahí… que no hay manera de hacer de ella una niña de bien, leñe.

Después de una caminata infernal a base de tropezones con los zapatos nuevos –que tuve que comprarle sí o sí y que no tienen sujeción alguna, pero tienen un moño que quita el sentido de la orientación de lo bonito que es-, decidimos almorzar en el McDonalds –el único lugar donde se puede ir a comer con niños asalvajados- aunque a mi madre le dé tanto asco que se coma el McPollo entre arcada y arcada, -que se ve que ella es de las que se cree lo de la carne de rata india- y la experiencia fue un auténtico infierno fast food.

Así, nada más sentarnos a comer y en uno de sus habituales ataques de excitación, la pelirroja lanzó los nuggets del primo por los aires, dejando el consecuente reguero de ketchup –que llegó hasta mi vestido y hasta la frente de mi madre, que se tragaba el McPollo entre buches de cocacola- y con el obligado cabreo del primo que le escondió el ratón con hula-hop que regalaban en el Happy Meal, empezando así una lucha cuerpo a cuerpo que acabó con conos de helado aplastados en el suelo, una cajita de salsa barbacoa abierta en mi bolso, puertas del baño de par en par que mostraban a mi madre enseñando las vergüenzas y una encargada a punto de pedir la baja por depresión...

(Continuará)

58 comentarios:

  1. Yo sí te creo,pero como periodista que aspiras a que este blog llegue a ser famoso y acabes publicando como ya lo han hecho otros bloggers (léase señorita puri), seguramente tu relato tenga alguno que otro añadido para darle más interés y gracia. Y por supuesto, no todos los niños son iguales, los hay más movidos que otros, y parece ser que te ha tocado uno de los que vas a acumular anécdotas. Saludos,
    Mou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Publicar y todo?? Qué emoción!! jajjaja
      Bueno, soy malagueña y cuando digo, por ejemplo, que 'mi madre se come el Mc Pollo entre arcada y arcada', obviamente no es literal, jajajjaa... no le gusta pero tampoco vomita!! ;) Saludos!

      Eliminar
    2. a mi me encanta tu blog, en muy poco tiempo se ha pasado a tener muchos seguidores, si no fuera tan gracioso como es, no captaria a tanta gente!!! a mi me parece de verdad junto con el de mama en alemania los dos mejores, la vida con humor se toma mejor (y con tu peliroja o eso o el suicidio, así que mas vale humor!!)

      y ojalá escribas un libro o siete, yo hace tiempo que me pregunto como no lo has hecho ya.
      me parto en serio,

      besazos!

      Eliminar
    3. Jajjajajaja, muchas gracias Tamara!!!!! Y es que es verdad o me río o me encierran en un psiquiátrico, jajajja!!!
      Muchas gracias por tus piropos!!!
      Besos!

      Eliminar
  2. Ja ja, te creo cien por cien, yo tengo uno de tres años que no para quieto un segundo, me va bien el chiste que dice, Uy, si tienes gemelos.. Noooooo es uno solo pero se mueve mucho... jaja
    Me he muerto de la risa leyendo que andaba rebuscando todo el dia en sus braguitas..Pobreeeee!!!
    Un besazooo enorme..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas qué vergüenza... No paró de meterse la mano tooodo el día y eso que luego fuimos a Puerto banús con gente de bien, jajajja... Es que he tenido que dividirlo en dos partes porque me lío a escribir y acaba taaaan lagor, jejjeje...
      Me alegro que tu peque sea como la mía, así me entiendes cuando me quejo!! jajjaja

      Eliminar
    2. ¿Y bueno, te has plantado con el de 3 años o te la has jugado más veces??? jajjaja

      Besitosssss

      Eliminar
    3. Tuve un aborto, y con Daniel fué un embarazo complicado, así que si a eso le añades que vivimos en otro país, sin familia a la que echar una mano, pues nos hemos requeteplantado... jaja

      Mi marido son siete hermanos, y yo en cambio hija única, por lo que hay un poco de tira y afloja, pero de momento gano YO..

      Espero ansiosa la segunda parte.. jaja

      Eliminar
    4. Ahh por cierto, me encanta Málaga, mi ama es de allí, aunque muy chiquitina se fué al Pais Vasco a vivir, siempre hemos veraneado en el Rincón de la Victoria..

      Saludosss

      Eliminar
  3. ¡Qué peligro en el McDonald's! La próxima vez que vayamos al Gran Plaza voy a ir mirando a todos lados para ver si doy con una pelirroja monísima acompañada de una madre idem pero con cara de estresada. Y entonces no te extrañe si nos acercamos y te decimos ¿eres Flor? Porque sería genial verla en directo! Ja, ja. Mis visitas a Málaga ya siempre tendrán una emoción extra, en lugar de dónde está Wally, será ¿dónde está la pelirroja? Je,je!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, creo que fue lo menos malo del día... Y eso que me pusieron una ensalada que estaba en mal estado y la encargada se puso muy furiosa... Si es que no gano para sustos, jajja...

      Créeme que si algún día coincidimos, sabrás que somos nosotras. Donde vamos, la liamos, así que no hay pérdida!! Tú eres de Málaga??

      Eliminar
    2. No, pero vamos de vez en cuando. Oye, y en la feria la peilrroja será un espectáculo ¿la vistes de faralaes?

      Eliminar
    3. Sí!!! Aunque un ratito muy chico, que hace muuucho calor!! Aunque este año me gustaría comprarle un vestido de gitana de esos cortitos tipo Marisol que me encantan, pero son tan caros... De lo que la visto es de Marenga para el Carmen!!

      Eliminar
  4. Sea cierto o no...solo de pensarlo me muero de risa..ya que con exageraciones o sin ellas TODAS las madres hemos pasado por lo mismo..
    animo!!

    ResponderEliminar
  5. Oye, eso me ha pasado en Sevilla tres veces este año, las tres veces que he ido la ensalada estaba podrida, tía, ¿será que la gente se pasa por el forro el rollo de comida sana del MCDó y sólo la pido yo?, jajaja, por otra parte más lógico que lo que yo hago, que si quieres sano no vas a comer al fast food, chata...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que ir al Mc Donalds y pedirse una ensalada es como ir a un protíbulo y pedir un abrazo... Pues eso.
      Pero es el único sitio donde la pelirroja no da tanto el cante...

      Eliminar
  6. Flor, te creo a pies juntillas. Toooodo lo que cuentas o lo he vivido en mis hijas o en los de las amigas. Solo que se puede contar de muchas formas, y tu tienes un talento y gracia innata para describir las situaciones con similes tronchantes!!! jajaja.....es lo que tiene ser buena escribiendo....
    Un besete.

    www.juandybeatriz.com

    ResponderEliminar
  7. Estoy con azulete, yo tb vivo cosas así, y me quejo igual ahora que tengo tres que cuando tenía uno. Solo que ahora digo: cómo me estresaba tanto sólo con uno?? Pero es así, también me agotaba.

    Y sí, el contarlo con humor hace que nos desestresemos, que relativicemos todo un poco y que nos desahoguemos. Que así parece más exagerado, bien, pero por lo menos nos reímos un rato. Y tú lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pienso yo, que si tengo otro pediré la inyección letal!!
      jajajja
      Gracias por tus piropos!! La idea es que nos ríamos un rato!!!

      Eliminar
  8. Pues sí, las adornas fijo para que resulten más amenas de leer...y?? Para que me cuentes que tenemos los mismos problemas con los peques pero sin gracia no te leo...
    A mi me encanta la gracia y frescura que desprendes!

    Este fin de semana estoy por Marbella con mi peque de 21 mesecitos(que va con un diente menos desde ayer....quizá no sea buena idea que conozca nunca a tu pelirroja; me da pánico lo que la cabeza pensante y la mano ejecutora podrían llegar a hacer....)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las anécdotas son ciertas, pero soy malagueña y ya se sabe... jajjaja

      Yo vivo en Málaga pero voy mucho a Marbella, asíq ues i alguna vez ves a una pelirroja armando el follón, huyeeeeeee

      Eliminar
  9. No soy madre pero te creo. Te creo porque casi todo el mundo conoce las peripecias de Manzanita y cuando un niño se pone porculero compite por se el más porculero del sitio...

    Y te voy a decir una cosa: la proxima vez que te pongan mala cara en un Mc Donalds por algo que está en mal estado amenaza con hojas de reclamaciones. Ellos tienen un montón de controles para que la comida esté en buen estado (mención aparte del origen de la carne que no lo sé) pero sí que tienen muchos protocolos como que los cubos de basura estén a no más de un tercio de capacidad y limpirar los baños cada 20 minutos (mención aparte a la gente guarrisima) asi que no temas en ponerte todo lo malaleche que quieras, que si has pedido un mc pollo sin lechuga y te lo han puesto con lechuga, ese mc pollo lo tienen que tirar y hacerte uno nuevo.
    Todo esto lo sé porque he estado trabajando en un mc donalds, asi que si tienes dudas pregunta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la encargada, que ya nos odiaba por el espectáculo que estábamos dando, decía que el pollo estaba bueno que lo que pasaba era que la salsa lo ponía así de blanducho... Perdón?? Como si fuera la primera vez que la pruebo. Ay!!

      Una curiosidad, ¿podías comerte todos los McFlurrys que quisieras? Es mi sueño!! jajajja

      Eliminar
    2. Mientras estuviera en horas de trabajo no, pero si tenía hora de comida o al terminar me los comía allí si. y con todos los extras de caramelo y kit kat jejejeje.

      Eliminar
  10. Vaya si te creo!! La mía solo tiene un año y apunta a maneras. Mas bien te leo partiendome de risa y "acojonaíta" por lo que sé que me espera. Cuando lo cuento me miran raro....tener tu primera hija a los 33 provoca eso de "que exagerá eres, tu lo que vivias mu bien...." y es verdad que vivia bien, pero tambien es verdad que la mía es un terremoto con 13 meses!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, yo sí vivía muy bien!! Y ahora muy mal!!! jajajjaja

      Eliminar
  11. Yo te creo a pies juntillas Flor,logicamente lo cuentas todo con ese arte que tienes para hacerlo entretenido, pero, las aventuras de tu pelirroja las vivimos cualquiera de nosotras con nuestros peques.Yo, no soy periodista, pero ya tengo para escribir un libro con sus andanzas,la de cosa que le contaré cuando sea mayor.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuando sean grandes nos crean!! jajjaja

      Eliminar
  12. Yo también te creo. La realidad, siempre, siempre, supera la ficción. A veces yo también pienso que la gente debe creer que me invento las historias pero no, las cuento tal cual. El matiz está en cómo se cuentan y tú lo haces requetebien. Aunque no tengo niños, he visto escenas en locales de fast food que son para escribirlas, sin duda. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  13. No cambies Flor, sigue contándonos tus historias con ese arte y esa gracia que tienes. Me muero de la risa contigo y con tu pelirroja cada mañana, muchas veces estoy en el trabajo y en alguna pausa te leo y mis compis siempre me preguntan, ¿de qué te estás riendo?
    Por cierto, ayer busqué y leí el post "Mala vida" (tal y como me recomendaste). Es buenísimo, realidad pura y dura!
    Besucos

    ResponderEliminar
  14. PUes nena yo me lo creo, el Monillo tiene tb dos años y medio y tela la que voy liando por donde pasamos. asi que toda mi compresion, recuedame que nunca les juntemos podemos terminar en la comisaria!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que nos faltaba... terminar en chirona!! jajajja

      Eliminar
  15. Pues chica, yo te creo...a mí me ha pasado casi todo lo que cuentas, y muy similar. En mi caso multiplicado por 6 (que dos niños no son uno más uno, son uno, más uno, más la interacción entre ambos, que puede ir de 4 a millones)con los mellis. Claro que hay gente que tiene niños muy tranquilos, que comen sentados, no se manchan, no se tiran al suelo, no trepan, no meten la mano en todo y cuando les dices "aquí quieto", leches, se quedan quietos (os juro que los hay, que los he visto e incluso conozco alguno). Peeeeeeeeero...yo tengo dos hijos inquietos, bueno, el niño más que inquieto es con tendencias suicidas, alegres y cariñosos que no paran un segundo, y con los que es un estrés ir a cualquier sitio.
    No los cambio por nada del mundo, y son lo mejor que he hecho, pero me agotan tanto que a veces me sentaría en el suelo a llorar de puro cansancio.
    Así que, como no me voy a creer lo que cuentas...

    P.S. Por cierto, el día que publiques ese libro y te forres con las ventas, dedícalo a tus fieles seguidores, e invítate a algo, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también los he visto, pero la mía no es de ésos... es más como los tuyos, aunque como es muy tímida al principio finge ser buena, jajaja...

      Llorar de cansancio?? Yo recién parida lloraba por las esquinas muerta de agotamiento y estrés!!!

      Qué más quisiera yo que publicar un libro, pero oye, que si lo hago, lo celebraremos por todo lo alto todos juntos!!!!

      Eliminar
    2. Ánimo Flor! El día que salga tu libro (porque tú acabas con un libro propio seguro) me pongo en un plis en la librería y te lo compro seguro!!! Ahora bien... tendrás que compartir méritos con la pelirroja, porque se está convirtiendo en un ídolo de masas jajajja :-)

      Eliminar
    3. Jajjajajaj, muchas gracias!!! Y si llegara ese día también los compartiré con vosotros por estar al pie del cañón!! ;)

      Eliminar
  16. Ay Flor..no me lo puedo creer...es que si tu hijo es trasto, es trasto y punto!!!! los mios se llevan 15 meses pero tengo la graaaaaan suerte de que son "niños", punto, no son para nada "fierecillas", menos mal, porque si no estaría pa encerrarme!!! Cualquier día me cruzo contigo por Marbella y te reconozco seguro, no por ti...sino por tu pelirroja rebelde..jejeje..

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  17. Tener un blog supone eso, que la gente opine y en algunos casos ofenda...

    Mua

    Te invito a conocer mi blog de moda...

    http://bloglavalsedamelie.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, estamos para que opinen!!
      Me pasaré!!!

      Eliminar
  18. Flor, sólo puedo decirte que me encanta tu modo de expresar cómo son nuestros terremotos!!!! Y de exagerar nada, que la mía es como la tuya aunque creo que está empezando a reformarse porque ya tiene 3 años y 4 meses y eso se nota, jejeje.

    Por poner un ejemplo, Julia vació (literalmente) la bañera con dos tuppers que me había dejado al alcance de ella, el agua salía por la puerta del baño, su padre histérico sacando agua como podía con el recogedor y echándola al water y yo con la fregona. Y ella, con una cara de inocente preguntando que qué hacíamos.....

    Rabietas en plena calle, en el Mercadona, en un centro comercial, ni te cuento. Abrir el congelador y cuando vuelves a la cocina después de no sé cuánto rato te encuentras todo chuchurrio, en fin, un no parar de risas, el festival del humor que le llaman, jejeje.

    Y una cosita más, creo que Macarena es de Almería porque el Gran Plaza está en Roquetas de Mar.

    Un beso y te sigo leyendo como una adicta que se ha acostumbrado a su ración diaria de pelirroja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, lo del baño me suena taaaaaaaaaanto!!! Si es que no paran! Yo mataría por tener la mitad de su energía!!
      Así me gusta que os paséis todos los días! jajja ;)

      Eliminar
    2. Noooooooooo, me refería al de Málaga, el Plaza Mayor si es que se llaman todos igual y me lio También voy por Roquetas pero soy de Granada, ja, ja.

      Eliminar
    3. Uppss, lo siento Macarena!!!! Pero bueno, Granada y Almería somos primas hermanas, jajaja. Besicos.

      Eliminar
    4. Claro mujer, si tengos amigas de alma que son de Almería.

      Eliminar
  19. Mi hija mayor era terrorífica, leo tus aventuras yendo de compras (o intentándolo), en restaurantes y demases y me veo más que reflejada.
    La pequeña, en cambio - y creo que como pago por todo lo que he sufrido con la otra - me ha salido una bendita. Con ella puedes hacer lo que quieras, tiene algún momentillo regulín en situaciones extremas, cuando está muy cansada o está malita, pero nada insoportable. Es buena para dormir, buena para comer, buena hasta para tomarse el dichoso Dalsy que con la hermana me costaba sangre, sudor y lágrimas.
    Y te aseguro que he educado exactamente igual a ambas, pero cada una es como es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff... a la mía parece que la estamos matando cuando le damos algún medicamento!!! Espero que si alguna vez tengo otro, me salga como tu segunda!!! jajjaja

      Eliminar
  20. oye flor, y un hermanito/a no le vendría bien? a lo mejor se calma un poquito y le da de comer los nuggets tan ricamente! jajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la que no sé si me vendría bien es a mí!! jajjajaja...

      Eliminar
  21. Hola Flor! Yo soy una pelirroja (adulta) y futura mamá, embarazada de7 meses y medio. Me encanta leerte, creo que aprendo mucho mas q con el Duérmete niño y el Bésame mucho. Hasta ahora he vivido muy bien, he viajado, he salido...y aunque en un bebé muy deseado ( una niña, de hecho, ojalá pelirrojilla como la tuya) me da pánico pensar lo q va a cambiar todo! Con lo perezosa y dormilona que soy! Algún consejo para afrontar dos meses de embarazo con 40graditos?
    Gracias por arrancarnos sonrisas tb a las futuras mamis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada muchas felicidades por el bebé!!
      Los meses de embarazo con calor son muy durillos sobre todo si son del final, pero seguro que pasan volando!! a mí me venía muy bien ir a la playa y a la piscina y dejar flotar el barrigón, jajjaja

      Y respecto a la futura maternidad sólo decirte que la parte mala será mucho peor de como imaginas (jajaj es la verdad), pero la buena será, sin duda, infiniiiiiiitamente mejor de como imaginas...

      Sólo espero que tu pelirroja sea una santa y no como la mía!!! X cierto, cómo le vas a poner?? O es un secreto??

      Eliminar
  22. Jejeje, molaría crear intriga como tú, pero no voy a ser muy original, será una Carmen :) . Lo que no sé es si me va a salir pelirroja, su papa es muy moreno y biólogo, así q no parade explicarme las leyes de Mendel, los caracteres dominantes de sus genes y los recesivos de los míos..
    Siempre he querido ser mamá, pero me atrae y me repele el cambio con igual fuerza. Y lo peor, todas mis amigas son solteras fantásticas que ligan y cambian de rolletes interesantes cada poco, viajan continuamente y se preocupan si la regla se les retrasa 10 minutos. Para elas soy un bicho raro! Y paramí, ellas son mi envidia, no me puedo imaginar cuando lleve días sin dormir y sin parar de poner lavadoras.
    Por lo pronto en ti he encontrado una voz cómplice!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente!!!! A mí me pasaba igual, fui la primera del grupo!! Y sí, hija, sí, las vas a envidiar cada vez más!! jaja, lo curioso es que aunque no lo digan ellas también te envidiarán a ti... Es eso de que uno quiere lo que no tiene, aunque sea un ratito!!

      En uno de mis grupos de amigos son todos solteros y enteros y no tienen niños, aunque ahora están empezando a casarse!! Todo es cíclico.

      Eso sí, cuando paras y estés recuperada, deja a la nena con el biólogo de vez en cuando, sobre todo cuando estés agotada, y regálate una juerga con las niñas!! Yo lo hago y no sabes lo bien que sienta!! Ves que estás en el mercado, se te sube el ego, y descubres que si quisieras podrías ser como ellas, pero que eso está bien para un ratito, pero qué hay de los domingos por la tarde?? Y del placer de bañarte con tu bebé? Y de una cena romántica de a tres? jajajaj... Y luego vuelves a casa más feliz que una perdiz con tu vida y con tu peque!!

      Y recuerda que hay muchas madres viejunas que nacieron para ser madres, pero hay otras que éramos como tus amigas y sólo hemos dado el siguiente paso!! Y estamos encantadas!! aunque nos quejemos, eso sí...

      PD. Carmen es un nombre muy bonito!!

      Eliminar
  23. Yo te creo!!!!. Mi bichillo de 15 meses tambien tiene algunas historias... Pero para el resto del mundo es q soy muy exagerada o q no se hacerlo!. Pero vamos...a ver como se calma a un niño q empieza a llorar en Malaga y no se calma hasta cuando nos bajamos del coche...en Almeria!!!!. Ni pelis, ni cantajuegos ni nada d nada!!!

    ResponderEliminar