miércoles, 31 de octubre de 2012

De filias y fobias...


Hay cosas a las que una les tiene manía desde siempre sin tener muy claro por qué razón, pero es verlas o pensar en ellas y mostrar un claro rechazo tan real como ridículo.
A mí me ocurre con muchas cosas, que para eso soy yo amiga de los excesos, de las filias y de las fobias, muy intensa que diría mi amiga Belén del colegio, pero es que no lo puedo evitar.

Yo pensaba, más bien tenía claro, que con estas filias y fobias una se iba a la tumba a no ser que pasase por el psicoanalista y éste la trate con terapias experimentales a las que nunca les he visto demasiado sentido porque a ver si una señora tiene fobia a los leones, ¿a santo de qué han de encerrarla con uno durante hora y media? ¿qué gana? Si al menos fuera domadora, pues mire usted, sí, pero si la señora es peluquera ya me dirán ustedes que malo tiene tener fobia a los leones, una cosa, por otra parte, la mar de normal, que hay que ver las quijadas que tienen esos bichos....

Yo también tengo fobias serias, un respeto, pero de lo que tengo mucho es de ideas preconcebidas que me crean rechazo y eso no se puede evitar o al menos eso creía yo. Concretando, yo siempre he odiado los romis de los cuartos de baño. A muerte. Los odio básicamente porque son muy de los 70 y a mí los 70 no me gustan mucho con tanto pantalón campana y tanto marrón y beige, porque me parecen unos muebles muy pasados de moda, muy tipo Almodóvar y que generan cierta tristeza con sólo mirarlos.

Gracias a Dios ya no es habitual verlos en España porque la gente opta por estanterías vistas, muebles bajos o esos terribles muebles de rejillas tipo verdureros, reconvertidos a neceseres ambulantes… aunque las abuelas lo siguen usando, repletos de botes de perfume vacíos -¿puede haber algo más triste?- y jabones olorosos de las bodas y algún bote de pastillas para suicidarse de tristeza cada vez que uno abra el dichoso romi.

Puede que parte de mi rechazo se deba también a las películas de miedo, en las que el chaval se miraba al espejo –porque la puerta del romi siempre es un espejo, a ser posible desconchado- y todo en orden, lo abría para coger cualquier cosa y al cerrarlo ¡zas! la cara de muerto o del asesino o de ambos estaban reflejadas en él. Danger.

Sea como fuere los odio. A muerte. Así que cuando decoré mi casa coloqué estratégicas estanterías por el baño y un mueble bajo el lavabo tipo sauna donde colocar todo lo colocable que las cremas son un submundo en sí mismas…

La cuestión es que yo era feliz con mis estanterías y mi mueble bajo hasta que me di a la maternidad y el pelirrojismo tuvo a bien ser independiente, colarse en el baño y hacerse mascarillas faciales con mi crema antecelulítica –ahora entiendo lo de su piel tan tersa- o  nutrir el suelo con mi clinique regenerante o lavarle la cabeza al Nenuco con el aceite de almendras dulces del Mercadona. Muy mal todo. Raro es el día que la pasta de dientes no sufre un par de pisotones con sus consecuentes vómitos de flúor blanqueante, que el tónico facial no acaba nadando en la fregona o que los discos limpiadores atoran el wc… Y una, desesperada, harta de dar voces y castigar al anticristo en la tierra, coloca cual última pantalla del Tetris todos los botes importantes –y cuando digo importantes quiero decir caros y/o rompibles- en la única balda a la que no tiene acceso la pelirroja, quedando todo al borde del desprendimiento al mínimo movimiento.

Así, cada vez que he de coger la bolsa de las pinturas, lanzo el antiarrugas contra el bidé y la hidratante me perfora el pie todo mientras la nena me mira desde abajo cual perrillo hambriento, lampona por ver qué dejo caer esta vez y ver si puede atraparlo…

Así que me estoy replanteando lo del romi. Que sí, que será muy de los 70 y muy triste, pero ahí me cabrían tantas cosas y todas tan ordenadas sin dejar opción al pelirrojismo a destrozarme mis potingues de belleza que igual me lío la manta a la cabeza y me compro uno. Y si quiere asomarse la niña de The Ring cuando cierre la puerta que se asome, igual ve la mala cara que tengo y se asusta ella o se queda a echarme una mano. A saber.

39 comentarios:

  1. Ja, ja! Ayer no me dio tiempo a escribir pero sí qu ete lei, pobrecita. Lo de las filias y fobias es muy curioso, pues con l amaternidad creo que se curan. Yo le tengo fobia a cierto bichito que no voy a decir por vergüenza (no son cucarachas, ni arañas, ni serpientes) y al nacer mi hija como que me resbalan, creo que mi interés por no transmitirle tan absurda fobia a ella ha hecho que me haga fuerte, ja, ja! Lo del romi lo comprendo, son muy feos, pero si mantiene a raya a la pelirroja.... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo les tengo fobia a casi todos los bichos, de locos. Nivel extreme.

      Eliminar
  2. Jajajaja, he tenido que buscar en Google lo que es un romi...jajaja. Mi abuela tenía uno, y mis tíos!! En mi casa no han llegado a existir. De ahí que no supiera que se llaman así :P. Pero oye, a lo mejor ya los hacen más monos, más modernitos, ¿no?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las abuelas siempre tienen porque son sabias... ¿Más monos? No lo creo, pero mira ahí hay un nicho de negocio!

      Eliminar
  3. Aqui en Argentina les decimos botiquines, y debo confesar que me gusta espiar que hay adentro en baños ajenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, que a una familia se la conoce por lo que tiene en el romi...

      Eliminar
    2. si sis si, es verdad.

      Eliminar
  4. Jajajajajaj...ay Flor es que alegras las mañanas... lo que me he reído con eso de que cierras la puertas del romi y ¡zas! ahi esta el mosntruo..jajajaja...es que eres total...La verdad es que tienes razón...yo no tengo a una pelirroja pero tengo a una rubia...que es más peligrosa..cuando no me ha tirado todos los bastoncillos por el suelo ( ¿puede haber una cosa más desagradable y tortuosa que recoger bastoncillos?) porque la cosa no es reocgerlos es recolocarlos en la dichosa cajita...al final acaban ahi todos amontonaos como el juego de los palillos chinos...Que horror...ayer llegue y se estaba comiendo mi mascarilla del pelo!!!! pa matarla...Asi que si, lo del romi es antiestético pero muy socorrido...Gracias por abrirme los ojos..jejeje. Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, los bastoncillos son un infierno!!!!! Yo también los tengo en la estantería tetris!!

      Eliminar
  5. Hoy enchufo en el tema de miedos, fobias y sustos varios, una petición que tengo pendiente desde hace un par de meses, el acojone a lo película The Ring que comentas.
    Ejemplo: Hace unas semanas mi sobrina de 20 meses, jugando a mi lado, señala un punto de la habitación y dice: Tú no te muevas, señala otro y lo repite, y en otro: Y tú tampoco. Yo, taquicárdica, le pregunté con quién hablaba, si lo hacía con sus amigos del cole...
    Has tenido alguna experiencia así con la pelirroja? O las mamás que suelen escribir comentarios? Creo que el paso de la lógica de realidad de bebé a la imaginación del niño daría para unos post de ultratumba muy a lo Halloween de hoy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sobrino de mi mejor amiga si que tuvo comportamientos de esos aunque creo que más pequeño, así que sólo saludaba, a veces lloraba aterrado o se reía, la cuñada de mi amiga investigó, y mi amiga también preguntó, y segun parece los niños tienen la facilidad de ver esos "seres"que luego cuando crecemos lo perdemos.Todo esto si te crees esas cosas claro. Pero tengo que decir que la familia se acojonaba. Luego se le pasó.

      Eliminar
    2. Qué terror!!! la verdad es que tengo un post pensado sobre eso, aunque más por historias ajenas que propias, gracias a Dios, que la pelirroja es un trato, pero de momento no me da esos sustos!!

      Eliminar
    3. Pues yo tuve una super experiencia y como creo en esas cosas, me cagué toda. Porque además tiene su lógica. A una semana de morir mi abuela, en Argentina. Ella no conoció a mis hijos, o sea a sus bisnietos. Una semana despues de su muerte, un domingo a las 6 de la mañana, de pleno invierno, mi hijo Yago se levanta porque quería venir a nuestra cama. Lo escucho que viene caminando y al llegar a la puerta del salón, me grita: mamáaaaaaa que me da miedo la señora, esa señora, dile que se vaya!!! yo, medio dormida que estaba enseguida lo relacioné, y le pregunté ¿que señora, Yago? y me dice: esa, esa que está parada ahí en el salón! asi que nada, le dije que no se preocupara que viniera a mi cama... Al pobre le faltaron piernecitas para correr y esconderse entre las mantas y agarrarse a mi, que estaba igual de asustada que el...

      Eliminar
    4. A los mios nunca les ha pasado,pero a mí si,de pequeña tenía mis amigos imaginarios,con los que hablaba y jugaba,se me pasó con el tiempo,creo que tiene más que ver con la imaginación,a mí me leian un cuento y me montaba una pelicula.

      Eliminar
  6. No sabía que se llamaban así.. jaja Pues yo aquí tengo uno en uno de los aseos, pero ni se me ha ocurrido quitarlo, porque me sirve para meter todos los botes y botecitos peligrosos de medicinas... además quedarían los agujeros en la pared.. jaja así que ahí se queda.. Al menos ahora sé como se llama.. Lo abro muy poco gracias a Dios, pero cada vez que lo haga, pensaré en si se me aparecerá alguien o no..

    Aquí tengo al enano resfriado, menudo fin de semana que me espera.. sino fuera porque estoy muy feliz.. me daría un tiro... (Me llega una super caja de España, con chorizos, lomo ibérico, patés, morcillas, y todas esas maravillosas cosas para que te crezca el culo que en Italia no hay).. jaja

    Muchos muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajaja, di que sí! date un homenaje!!

      Eliminar
    2. Que bueno! A mi tb me ha llegado un paquete desde españa está semana pero llena de ropa bonita para los niños que aquí en italia no hay!

      Viva las mamás españolas en el extranjero!

      Eliminar
    3. Que bueno! A mi tb me ha llegado un paquete desde españa está semana pero llena de ropa bonita para los niños que aquí en italia no hay!

      Viva las mamás españolas en el extranjero!

      Eliminar
    4. Que bueno! A mi tb me ha llegado un paquete desde españa está semana pero llena de ropa bonita para los niños que aquí en italia no hay!

      Viva las mamás españolas en el extranjero!

      Eliminar
    5. Que bueno! A mi tb me ha llegado un paquete desde españa está semana pero llena de ropa bonita para los niños que aquí en italia no hay!

      Viva las mamás españolas en el extranjero!

      Eliminar
    6. Que bueno! A mi tb me ha llegado un paquete desde españa está semana pero llena de ropa bonita para los niños que aquí en italia no hay!

      Viva las mamás españolas en el extranjero!

      Eliminar
  7. Pues sí, la verdad es que esos armaritos (me ha costado saber que era un romi!!) están muy pasados de moda y tienen muy mala fama por culpa de las pelis de miedo. Yo tengo todos los muebles del baño cerrados con gomas pero gracias a dios a mi hija no le ha dado por investigarlos como a tu pelirroja, al menos hace tiempo que no lo hace, cuando empezó a andar todo le llamaba la atención pero ya se le ha pasado...
    Yo me imagino que habrá alguna alternativa al romi ese no? Seguro que alguno de tus lectores te da alguna idea :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor hay algún empleado de Ikea escondido entre nosotros!! Si estás, manifiéstate!! jajjaja

      Eliminar
    2. Una mujer va a IKEA y compra un armario de fácil montaje para hacerlo ella misma.
      Llega a su casa, comienza a ensamblarlo y lo termina perfectamente.
      En ese momento pasa el Metro (ella vive justo encima de una estación) y el armario se desploma, provocando un gran estruendo. Vuelve a montarlo concienzudamente, y cuando ha finalizado el trabajo, pasa el Metro de nuevo y el armario se cae, completamente desarmado…
      Tras el tercer intento, indignada, llama a IKEA, expone el problema, y le envían un montador.
      Llega el técnico, se pone manos a la obra, y en unos minutos lo termina.
      La señora se queda contemplando su armario, al fin montado, cuando nuevamente pasa el Metro y ¡Brroouuumm!, cae deshecho, en cien piezas.
      Finalmente, el montador le dice a la señora:
      - Mire, lo montaré otra vez; me meteré dentro y cuando pase el metro y caiga, desde dentro, veré mejor en dónde está el fallo.
      Una vez finalizado el montaje, se mete en el armario y en ese momento llega el marido de la señora:
      - Cariño, ¡ qué armario tan bonito!
      Abre la puerta, ve al montador, y estupefacto le pregunta:
      - Se puede saber, qué diablos hace usted aquí?
      - Pues mire, casi que le voy a decir que he venido a follarme a su mujer, porque si le digo que estoy esperando el Metro, no se lo va a creer...

      (No he podido resistirme a poner el chiste..., soy la de la sugerencia del post de terror. En cuanto puedas, cuenta, cuenta).

      Eliminar
    3. Jajajaja...muy bueno,me ha recordado al padre montando estos cacharros,se le caen o le sobran piezas,me asegura que vienen de repuesto,sacame de dudas...por favor

      Eliminar
  8. Pues mira Flor yo me compre en el Ikea un precioso mueble para el baño y lo tengo todo ordenadito,en un cajón guardo las cremas,en otro el maquillaje y así hasta llenar todos los cajones,lo tengo todo a mano y colocado y no me preocupo de hacer numeritos de contorsionista como te pasa a tí para coger la crema,claro que yo juego con ventaja a mi rubito esto de los potingues y demas no le interesa demasiado,la ventaja de que sea un niño, jajaja.Un besito y buen puente a la que lo disfrute.

    ResponderEliminar
  9. La de los churumbeles no tiene pero vienen de perlas,aunque en mi caso de nada sirven porque lo que colocas más arriba es lo primero que pillan,sirviendose de sillas,cajas de piezas o cubo de fregona,todo con tal de llegar,así que a base de repetir y requeterepetir voy consiguiendo algo,pero eso sí mis disgustos me he llevado y visitas a la ss por caídas también,en cuanto a fobias y demás las he ido perdiendo por el camino éste tan surtido,que no me da tiempo a tanto.Un saludo,4 días de vacas,pero viene papá yuppppi

    ResponderEliminar
  10. Jaja, Flor! A mi tampoco me apasionan y mira que en unos de los baños de casa de mi madre siempre lo ha habido. Pero cuando tuve que tomar yo la decision, no lo puse, la verdad!
    Peroooooo, no hay que negar su eficacia y sentido práctico, y está claro que con la pelirroja cerca va a serte de lo más util.
    Ten en cuenta que los modelos se habrán modernizado un poquillo y seguro que encuentras algo que se adapte a tu baño estupendamente!

    ResponderEliminar
  11. yo intento cerrar la puerta mientras me maquillo pero creo que huele lo que voy a hacer y no me da tiempo. ella siempre quiere pintarse los labios, pero se conforma con una vaselina de manzana que tengo.

    ResponderEliminar
  12. Ui, cualquiera le toca las cremas a mi madre. Cuando era pequeña me ponía al lado y echa me echaba alguna cremita o colorete, o me pintaba los labios, y con eso me conformaba. Ahora que ya tengo edad para usar potingues es cuando me los tiene que esconder porque los uso todos. Es que los potingues caros quedan tan bien! Mi madre me sigue echando el broncazo, pero merece la pena sin duda. Ella me pone la excusa que su piel madura necesita más cuidados, que yo me puedo apañar con los potingues más baratos, qué cara!

    ResponderEliminar
  13. Me muero del miedo con las historias q he leído de amiguitos imaginarios o seres que se manifiestan!!!son historias de verdad o nos queréis asustar x ser Halloween????la historia de la abuela es muy fuerteeeeeee
    Un beso y felíz miércoles/viernes!

    ResponderEliminar
  14. Y tan fuertes, mi enano mediano que conoció apenas a mi madre insiste en que cuando viene a vernos la abuela, siempre lo hace vestida de blanco...... y no digo más!!

    No sabía que se llamaba Romi, yo aun tengo uno en el pueblo con el azogue medio perdido, pero la semana pasada compré la versión moderna del IKEA que es una monada y queda fenomenal, supermodernito...no da nada de miedo

    ResponderEliminar
  15. Yo también tengo uno pequeñito del Ikea, con la puerta de cristal de esos de color, para que no se reflejen los monstruos jajajajajaja

    ResponderEliminar
  16. Bea, la del otro lado del mundo1 de noviembre de 2012, 13:20

    Estas Bien Flor? me extraño no encontrarte esta mañana. beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, gracias guapa! Es que hoy es festivo!!
      XXX

      Eliminar
  17. Yo ni sabía que eso se llamaba romi... Cuánta ignorancia. Besotes!!

    ResponderEliminar
  18. Gracias Flor, es que aqui solo es mañana y en algunos lugares si, otros no!! Por suerte a mi me toca descansar

    ResponderEliminar
  19. Mítico el romi! Cuando yo era una adolescente en casa de mis padres había uno, de tres puertas, no sabes lo chulo que era maquillarse o peinarse sin tener que entornar la cabeza cual contorsionista.Un lujo verse de ambos lados sólo por haber abierto las dos puertecitas laterales. Pero es cierto, de película de terror al 100% jeje

    ResponderEliminar
  20. Te vas a quedar flipada en cuanto sepas que hace seis años que mi cuarto de baño está sin mueble alguno porque no he encontrado un mueble con romi a juego, jajajajaja, ya volverá la moda, ya, yo paciencia... om...

    ResponderEliminar