jueves, 11 de octubre de 2012

Historias de mi embarazo. Capítulo 2.- Los ginecólogos


Nunca he sido una mujer fiel ni con los médicos ni con los peluqueros, por aquello de que siempre voy con prisas y cuando pido cita la quiero para ya, así que el que primero me la dé, allá voy, aunque no lo haya visto en mi vida y me pille a dos autobuses de casa, que una es impaciente de fábrica y quiere las cosas para anteayer –como decía un jefe loco que tuve una vez-.

La cuestión es que yo me embaracé sin tener un ginecólogo propio –habitual quiero decir, no en propiedad comprado a plazos- ya que de hecho me había hecho una citología un mes antes para ver que todo estaba correcto, en uno que cogí al azar y que no me acababa de convencer por su cara de sacristán deprimido y porque encima no atendía en el hospital en el que yo quería dar a luz, así que ruina. No tenía dónde rascar.

Así que cogí el cuadro médico de mi seguro privado y di con uno que atendía partos en mi hospital y que además tenía consulta en un buen edificio, lo que es absurdo pero me daba la tranquilidad de que eso significaba que era un buen médico con muchas pacientes, que le hacían ganar mucho dinero y así poder comprar una buena consulta. Un ridículo sistema deductivo que ya me ha causado algún que otro problema...

La cuestión es que pedí cita al presunto gran doctor y a mi doctora de la Seguridad Social, por llevar ambos sistemas a la vez, por si uno trataba de matarme, tener siempre otro al que recurrir.

Mi doctora de cabecera de la SS –esto de las SS como siglas de la Seguridad Social va sin connotaciones chungas o sin muchas, al menos- es un encanto, pero me derivó a una matrona bastante malaje que no me miró a la cara ni una sola vez –de hecho, si yo hubiera sido un hombre con bigote de cocinero francés, no creo que se hubiera dado cuenta-, acompañada de una auxiliar que era el mismísimo diablo y que, desde que se enteró de que pretendía ir a un ginecólogo privado, entró en cólera extrema y no la puede sacar de su bucle de odio hacia mi persona en ningún momento.

De ese modo, las consultas en las SS fueron un verdadero infierno, principalmente por la auxiliar con problemas para controlar la ira y que me gritaba cada vez que me pesaba y se volvía muy loca cada vez que recordaba lo del ginecólogo privado –que ya nunca más mencioné- llegando un día hasta a dar un puñetazo en la mesa, mientras la matrona se hacía la muerta frente a mí, dejando al pitbull maltratarme a su antojo.

Por suerte tenía que verlas poco, ya que iba una vez al trimestre para presentar pruebas que tenía que hacerme también en la SS de manos de falsas doctoras de 12 años, que se encargaron de hacerme mil y un diagnósticos terribles e inventados –que pasaré a relatar en un capítulo íntegro- y que me hicieron desistir de este sistema y arrojarme a los brazos del ginecólogo privado en exclusiva, que para más inri resultó ser un majara inquietante.

Estaba tan loco que cada vez que me hacía una ecografía me miraba muy serio y me decía ’6 semanas y 8 milímetros ¿ehn? ¿ehn? ¿qué te parece?’ / Y yo, espatarrada en ese humillante potro de tortura decía ‘No sé… ¿bien?’/ ‘¿Tú crees que bien? ¿ehn? ¿eso crees?' / Y míraba al nopater, también aterrorizado. 'No sé, dígamelo usted 1ue es el médico', le replicaba con mi mejor sonrisa para que no se enfureciera como el pitbull. / Y se reía a carjadas rumbo al despacho y me dejaba allí, espatarrada y alucinando.

Y así con todo. 

Yo que ya había desistido de ir más a la SS, dudaba de mi cordura y de que a lo mejor este hombre era normal y yo era la rara, pero cuando le dio la prueba del pliegue nucal al nopater para que le diera su opinión, decidimos huir nuevamente y buscar otra opción más fiable.

Y así dimos con el santo varón de mi ginecólogo 'forever and ever you'll be my friend', que también está muy loco, pero de otra manera, y que sabe que yo estoy muy loca también y que soy la representante universal de la hipocondría y aún así, me aguanta y hasta me sonríe.

Sin embargo, fueron tantas las visitas que le hice, las oficiales y las de hipocondría nivel psicópata, a su consulta y al hospital donde hace guardia, las llamadas para que me resolviera dudas o me calmara histerias, que cuando por fin di a luz, vino a visitarme a la habitación y me dijo aquello de ‘Oye, Flor, que si quieres tener otro, que sepas que yo tengo un colega experto en llevar segundos embarazos' mientras se alejaba partiéndose de risa y mirando de reojo mi gigantobola de pelo a punto de tomar vida propia.

58 comentarios:

  1. Jajaja!!! Que bueno! Me imagino a tu ginecólogo mirando de reojo el teléfono cada vez que sonaba, a ver si eras tú, a la vez qeu empezaba a sufrir taquicardia!! Yo tampoco tenía ginecólogo cuando me quedé embarazada, era el mes de julio y la mayoría de gines de mi cuadro médico estaban de vacaciones, hasta que por medio del médico de empresa de mi marido conseguí cita con mi actual gine, que por cierto, es un cielo; ahi tuve suerte. Y como no soy demasiado aprensiva tuvo suerte y no le di demasiado la lata durante el embarazo y él tampoco me la dio a mi con el peso ni nada; pero me temo que si hay un segundo será distinto, que me ingresó con preeclampsia y seguro que el siguiente me va a tener más vigilada que a un preso en una cárcel de alta seguridad. Y muy malos recuerdos no debe tener, que cuando me vino a ver a la habitación ya me preguntó para cuando el segundo y cada vez que voy a revisión me pregunta lo mismo, eso o que tiene miedo a quedarse sin clientes, jajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el próximo seguro que no te deja vivir!!! jajajjaja

      Eliminar
  2. Florrrrrr.. jaja a ese si tienes otro no le ves el pelo.. jaja Es que no nos entienden, nuestros miedos y dudas..

    Pues yo, fuí a los dos ginecólogos que más nombre tenían en Jaén (que era donde vivía en aquella época), uno me entraba en el seguro privado, y era el que me tenía que atender en la clínica, que por cierto, iba porque no me quedaba otra, porque desagradable es un rato el señor.

    Y otro que me gustaba muchisimo más pero sólo atendía en el Hospital de la SS (el pobre chico, al año siguiente cometió el desliz de liarse con su ayudante, dejando atrás mujer y hijos, y ha sido tal el escándalo, que vió bajar su clientela, esto es lo que pasa en las ciudades pequeñas donde al final todo el mundo se conoce, se ve que a las señoras ya no les inspiraba confianza, saber que era un hombre al fin y al cabo, y no un santo marido y padre), será por aquello de espatarrarse delante de un adultero..

    Así que tuve dos opiniones dispares donde las haya desde el primer dia.

    Os gustaría que vuestro marido fuese ginecólogo???

    Muchos besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente tiene unas cosas, a mí me daría igual si fuera adúltero o no, más donde cotillear, ajajjaja
      Y respecto a lo de mi marido creo que sí, así me cuidaría cuando me pusiera de parto!! Y me dejaría hacer el loco a gusto!!! jajajja

      Eliminar
  3. Ay Flor que me parto!!!!! Yo soy de tu clan!!!!! yo también iba por los dos lados, pero me cuidé muy mucho de mencionar nada sobre mi seguimiento en el privado porque sabía lo iracundas que se ponen tanto las matronas como los gines con el tema. Les sienta como una patada en el culo. Total, que me volví loca, dobles pinchazos, dobles pruebas, dobles espatarramientos..... En el privado el pliegue nucal era de 2,3 mm. y en la privada de 0,6 mm. (comorrrrrrrr??), en la pública las defensas de la rubeola me daban "dudoso" y en la privada me daban bien y así con todo. Cada uno tenía su opinion, sólo coincidían en echarme la bronca por el peso "Maripili, pésala otra vez que no puede ser que haya cogido 5 kilos en un mes" le decía la gine a la auxiliar y la pobre auxiliar a pesarme otra vez..... dios que vergüenza...... que mal lo pasé!!! Así que estoy totalmente convencida de que la ginecología es cualquier cosa menos una ciencia exacta, más bien todo lo contrario... y no hay que hacerles demasiado caso. Al final mi nena nació por cesárea en un parto inducido que fracasó, me pincharon la duramadre y estuve 17 días en cama sin poderme levantar, que aquello fue peor que el parto!!!!! Al gine anterior lo abandoné después de aquella experiencia y para el segundo no pienso volver a ir a la SS más que a decirles que quiero dar a luz en el público, porque el seguimiento lo haré sólo por el privado. Eso de las pruebas dobles no mola!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufffff, a mí también me pincharon mal, pero no fue tan grave! Ayyyy

      Eliminar
  4. pues yo creo que tengo una ginecologa muuy rara, voy con 15 semanas y solo me han pesado y tomado la tension 1 vez, cuando me hicieron la eco del primer trimestre con 11 semanas, voy a consulta mas o menos y vez al mes, y es en ambulatorio, y no me hace nada!!, vamos que ni se levanta del sillon, solo se dedica a "discutir" con la matrona que hay a su lado, que tambien es la mia, pero que para verla, me tengo que ir a otro ambulatorio, el otro dia le pregunte a la ginecologa, que si alomejor se le olbidaba cada vez que iba de pesarme y de tomarme la tension, y me dice -para que te voy a pesar, si ya veo que estas bien, y la tension??? le decia yo, - pues lo mismo!!!! si te veo perfectamente!!!, ya te la tomaran en la segunda eco,
    y con la matrona ya es otro cantar, de momento tengo que verla en unos dias para clases de preparacion al parto, yo lo veo muy pronto, y se me van a olbidar, estoy por suspender y que me hagan "repetir curso", jajajajaja

    por favor con lo de los pesos y la tension, es asi, o mi gine es una pasota?? por favor si alguna lo sabe, que me diga, se esta gestando una madre-hipocondriaca.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica yo creo que la tensión y el peso te lo han de controlar siempre. Yo vivo en Aragón y aquí te toque gine o matrona (vas una vez a cada uno alternativamente) te lo hacen eso siempre.

      Eliminar
    2. A mi me la controlaban en cada visita y sobretodo el 3r trimestre me dijeron que me la controlara yo cada semana y menos mal xq m tuvieron que inducir el parto la semana 39 xk me puse a 15/10 de golpe y me diagnosticaron preeclamsia, asi q dile q t la tome en cada consulta, sobretodo si tienes sobrepeso que nose si es tu caso.
      Un saludo

      Eliminar
    3. ah!y el peso mas de lo mismo!como controla lo q vas engordando en el embarazo?Vaya tela esa mujer creo q no tiene mucha idea,e1

      Eliminar
    4. No me acuerdo bien, pero yo creo que por prudencia al menos deberían tomarte la tensión. Lo del peso es otro cantar sobre todo porque con 15 semanas no creo que hayas engordado mucho, no? De cualquier manera, dale la lata!

      Eliminar
    5. gracias, la dare la lata, menos mal que estais vosotras!!, ya me sentia un poco histerica, la verdad que solo 3 kilillos, y la tension creo que fue normal, las cifras no las recuerdo ahora. soy de Madrid y 27 añitos, y a la matrona la vere en unos dias pero ella ya me a dicho que luego hasta la semana 30 nada..... en fin rollos de medicos. y gracias otra vez!!!

      Eliminar
  5. Madre mía, qué historias!
    Yo sólo tuve seguimiento por la Seguridad Social y como todo marchó bien no fui ni una vez al ginecólogo. Aquí en Cantabria funciona así, si no tienes ningún contratiempo o problema sólo te controla la matrona (menos mal que la mía era bastante agradable).
    Lo único que me hice por mi cuenta fueron las ecografías, no me fiaba de las de la SS, y fui a un ecógrafo privado encantador y buenísimo. Ver a mi gordita en 3D fue de los mejores momentos del embarazo.
    El problema vino cuando el ecógrafo me dijo que mi gordita era un bebé bastante grande y mi pelvis muy estrecha y que pensara que mi parto podía acabar en cesárea. Pero la matrona no quiso tenerlo en cuenta porque era un médico privado (de hecho, le pareció bastante mal que hubiera ido) y no lo indicó en el informe que llevé conmigo al hospital.
    Así que después de 22 laaaargas horas de dilatación, mil y un tactos vaginales, dos pinchazos de epidural, etc. mi gordita nació... por cesárea!
    Después de dar a luz me hice seguro privado. A buenas horas mangas verdes!!!
    Besucos para todas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para partirle la cara a la matrona demoníaca!!!

      Eliminar
  6. Jajajaja..pues yo tampoco tenía ginecologo cuando me quedé embarazada y mira que antes lo planeé todo y creia q lo tenia...
    Dos meses antes busqué una ginecóloga a la que fui para hacerme una revisión a ver si estaba todo bien, me dió una caja de ácido fólico para que me la empezara a tomar antes de quedarme embarazada...asi q cuando me quedé embarazada en septiembre la llamé para pedirle cita y me da la cita para enero!!! le digo q estoy embarazada y me suelta q no lleva embarazos desde hace varios años!!!como es posible eso??!! si hace dos meses fui y no me dijo na la muy P....
    En fin, q después de darme una panzá de llorar y haciendome a la idea de parir en casita, empecé a buscar a otro ginecologo de la compañía y cuando por fin me decido a quien llamar, no me cogen el telefono, todo el rato comunicando y comunicando, asi q otra panzá de llorar y ya por fin el Nopater consiguió cogerme una cita y tranquilizarme un poco....y la verdad muy contenta tanto con la clinica como con mi ginecóloga, aunque fue una pena q ella no estuviera de guardia el dia del parto y me tuviera q atender su compañero, pero me gustó q el ginecologo q me atendió fuera el hijo del ginecoloco que atendió el nacimiento de mi marido...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosas!!! la pelirroja nació en la misma habitación que yo, o eso me dijo la mamma!!!

      Eliminar
  7. Jajaaja estoy trabajando y no puedo reirme!!! que buenisimo el de hoy Flor, no puedo contigo. Yo tuve visitas a mansalva por mi embarazo de riesgo (pero que yo estuve de maravilla) y todas por la SS por lo que estoy ENCANTADA de cómo me trataron.

    ResponderEliminar
  8. Vaya mala suerte..jajajajaj..que miedo de médicos tia!!! que horror!!! Yo por suerte si tenía una ginecóloga de siempre..privada, una mor. Peeero también fui por la Seguridad Social, a apretadas no nos gana nadie..jajajja.
    Besotes guapa y buen puente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y porque no hay una tercera opción, si no también!!!

      Eliminar
  9. Yo solo fui a la seguridad social y la verdad es que la experiencia fue buenísima. Empezando por el amor de matrona que me llevó el embarazo, un poco hippie ella y muy del rollo parto natural pero muy tolerante con mis propias ideas. Y suerte que lo era porque yo soy de las que piensa que al inventor de la epidural deberían darle el premio Nobel.

    En el hospital también estuve estupendamente atendida por dos matronas, un matrón (tres larguísimos turnos duró mi parto) y una gine, que me tuvieron informada en todo momento de cómo iban las cosas. La única pega fue que los días de ingreso posteriores fueron reguleras porque no me encontré demasiado bien y el personal de la planta de maternidad, en general, no brillaba precisamente por su amabilidad.

    Pero vaya, tengo clarísimo que para el próximo repito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a mi ginecólogo también he de ponerle un monumento, pobretico...

      Eliminar
  10. Me encantan tus relatos largos sobre el embarazo, es genial. Yo soy todo lo contrario, de ideas fijas. Verás. Siempre he ido al mismo ginecólogo y tenía claro desde niña que sería ése y ningún otro el que trastearía pòr ahí. Es el hijo del que se ocupó de mi madre en su momento y es un primor. Curiosamente cuando aún era estudiante una vez me "vio" en la barriga de mi madre y claro, eso me da confianza. Además su mujer es la enfermera y es todo muy natural e indoloro. Esto me recuerda que he de ir ya a la citología. Y claro, yo sólo iba a éste, pero iba una, que me parece mucho mejor que las SS que es cada tres. Aunque luego al dar a luz fui a parar al hospital público -la nena se adelantó- y genial todo. Y ahí sigo, temiendo el dia que se jubile, que entonces no sé qué haré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quería decir que iba una vez al mes.

      Eliminar
    2. Es que en la SS te ven de higos a brevas...

      Eliminar
  11. Yo solo fui a la SS y quede encantada con el trato,durante el embarazo me toco una matrona que es un cielo y mucho más y en el parto tenía para mi sola a todo el personal,solo di a luz yo ese día y estaban todos pendientes de mí,pero la matrona que me toco muy maja,me fué a ver a la habitación y me llamo a casa para ver que tal estaba.No puedo decir lo mismo de alguna borde que había en planta,pero sin duda repetiría en la SS.Un besito.

    ResponderEliminar
  12. bien no?? 8 mm?? mmmm....que te parece??? bien o que??? jajajajajajaja, como me he reído!!! Yo tambien fué por los dos sitios, por eso que dos ojos ven más que uno. Y gracias a Dios del privado, eso de hacerse una eco cada 3 meses me provocaba ansiedad cuando me lo dijeron. Yo queria eco al dia siguiente del positivo.

    Lo que me has dejado parada es con eso del puñetazo en la mesa, ahí tambien tuviste que buscar la camara oculta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí tuve tanto miedo que sólo busqué la salida, jajajjaja

      Eliminar
  13. Jajaja... pobrecitos! En manos de quien nos ponemos a veces, eh! Mira que tanto el ginecologo como el peluquero son dos profesionales en los que hay que tener confianza, ehnnn!
    Jaja... me alegro de que al final encontraras la horma de tu zapato y te encontraras cómoda con él... aunque se ve que el contigo no tanto, jaja!
    Yo tb lo lleve a dos bandas. Por mi gine privado de siempre que es un solazo y por la SS, que no puedo cuantificar el numero exacto de gines diferentes que me atendieron. Vamos, cada vez que iba, que normalmente era una vez al mes por lo del riesgo elevado, me encontraba con una cara diferente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bien mirado son más opiniones médicas! jajjaja

      Eliminar
  14. Alucino con el ginecólogo psicópata (y con la matrona herida en su orgullo). Yo no digo que tú estés cuerda, que no le estás, pero es que hay una de locos por el mundo que uno al final no sabe quién está bien de la cabeza y quién no. Qué lástima de sociedad. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La de los churumbeles en el primero fuí todo al privado,la gine atendía en la SS y bien,si sacamos que me dio la tabarra todo el embarazo con el peso,con que la barriga no inflaba y pobrecito niño que pequeño va a salir,y como inocencia rara pues pensé es normal,decir que me quedé con una talla menos y que el churumbel peso 4 kilos y 55 cm,casi acierta y todo, así que en el segundo fui de cabeza a la SS y se empeñaron en hacerme ver que estaba de más meses,que me había equivocado en la fecha de la última regla,eso y vuelta lo del peso y la tripa tampoco inflaba lo normal jajaja que show,pero el segundo clavadito al primero en kilos y cm y yo bajé otra talla,si me consumieron durante los 18 meses,me dejaron sin culo,sin tetas y sin mofletes ayyy Carmen

    ResponderEliminar
  16. jajaja! eres única Flor :)

    La verdad es que nunca he sido hipocondríaca, pero admito que desde que soy madre he tenido algunos brotes. También es que menuda "mala" suerte tuviste con la matrona/ginecóloga leñe, con lo bonito que es traer niños al mundo...pero supongo que la rutina hace perder la magia, ainss

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca la entrada de la Matrona de pestañas azules, que tampoco tiene desperdicio!! jajaj

      Eliminar
    2. He aquí:

      http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/2012/04/la-matrona-de-pestanas-azules.html

      Eliminar
  17. Mi ginecóloga privada la que me hizo el tratamiento de fertilidad me recomendó que siguiera mi embarazo por la SS, primero porque ellos tienen los medios y segundo porque al ser gemelar me vigilarían un montón... a ella solo acudí para un par de dudas y para la eco 3D.
    La verdad es que el hospital privado de mi provincia da miedo... y además no cuenta con unidad de neonatos ni incubadoras, con lo cuál estando de gemelos no me era nada válido y me fuí directa a la SS.
    Allí al ser gemelar me llevaron directamente por alto riesgo, me veían cada 15 días y he de decir que estube encantada. De hecho la ginecóloga que me asistió en la cesárea fué a verme (sin necesidad alguna) los días que estube ingresada y fué de lo más amable.
    He de decir que cuando conocí a mi ginecóloga privada para el tratamiento lo primero que le dije fué que odiaba los ginecólogos y que conmigo santa paciencia jajaja... y la tubo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conozco historias para no dormir de las SS y de los privados... Todo depende de la suerte que tengas, aunque en gemelar siempre recomiendan SS...
      PD. Yo odio más a los dentistas!!

      Eliminar
  18. Jajaja qué bueno, como me he reído. He descubierto tu blog hace poquito y me voy a quedar por aquí leyendo todas estas locuras que relatas de manera única.
    Por cierto, nosotros también tuvimos varios cambios de médicos, en la SS porque nos trataron como a un trapillo (a mi marido ni le dijeron que viera a la criaturita por primera vez en la eco) así que al final por lo privado con una doctora más maja que un sol. Así que entendemos perfectamente tu búsqueda.
    Esperamos el resto de capítulos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hermana parió por la SS y no quiere otra cosa. Yo desde luego, ni olerla!! Pero todo depende de tu experiencia claro!
      Besitos!!

      Eliminar
  19. Yo tampoco soy fiel ni a peluqueros ni a médicos...así que mi segundo embarazo me lleva una ginecóloga que, simplemente, me pareció simpática y buena con su trabajo. Mi primer embarazo me lo llevó otro médico, pero del mismo equipo, por lo privado. Todo fue muy bien, así que espero que el segundo sea igual de fácil!

    Debo decir que a pesar de ser infiel mi niña nació perfectamente y mi pelo siempre tiene buena pinta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía también, pero mi pelo es un asco. Ay.

      Eliminar
  20. jajajajaja, que bueno!!! y que importante es la empatía en los médicos/matronas/enfermeras... porque uno cuando va al médico lo primero que espera es que le entiendan como se siente...y no todo el mundo es igual.
    ¿Porque en la SS sienta tan mal cuando dices que te vas a hacer pruebas por lo privado? ¿A ellos que mas les da?
    Mi embarazo y mi parto me lo llevaron por lo privado, una ginecologa majísima, pero para las clases de preparación al parto me apunté en mi Centro de Salud al lado de casa. La matrona que impartía las clases lo primero que hizo fue preguntar quien iba por lo privado o por lo público, y en ese momento ya nos fichó... Y cuando se enteró de que yo tenía cesárea programada porque era un parto múltiple y uno de los bebés menía de nalgas...entró en cólera...¿Somos menos madres a las que nos han hecho cesárea?El tema de la cesárea era tabú para esta señora...Y tema aparte lo de la lactancia, también se demonizaba el biberón, que presión!!! Con lo susceptible que está una con las hormonas!!!

    Deseando conocer más historias y capítulos de esta nueva trama!! jejejejeje

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi matrona estaba taaaan loca.
      ëchale un vistazo a este post si tienes tiempo! jajja (es de abril)

      http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/2012/04/la-matrona-de-pestanas-azules.html

      Eliminar
  21. Ay qué risa con tu historia!
    Eso si, todas las embarazadas nos ponemos un poquito histéricas con todo. No te preocupes.
    Y no sé si te diste cuenta pero la auxiliar que se ponía furiosa cada vez que mencionabas al médico privado era por que...era la esposa del médico de Jaén adúltero que la dejó por su ayudante! Yo lo he deducido de la contestación de más arriba. Clarísimo.
    Y cuando dices que era un pitbull, te refieres al perro o al rapero?. Por que me empecé a imaginar a la auxiliar Pitbull diciendote con acento cubano: UNO; DOS; TRES, a la camilla, YA TU SABES!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro!!! Auqnue no dudaría de que fuera un hombre! Aún la veo por el centro de salud y me escondo, sustoooo...
      Pitbul, cualquiera de los dos! jajajja

      Eliminar
  22. Jajajaja q caos de embarazo!!!como pudiste llevarlo x privado y ss???yo m hubiera muerto!ir x el privado ya era suficiente para mi! Yo tampoco tenía ginécologo y después de 2 semanas rogando y llamando diariamente a la secretaria del gine de mi hermana x fin m dieron cita!!y ya nunca me fui de su consulta!jaja 3 embarazos seguidos,tu me dirás,cada vez q me veía aparecer x la consulta se echaba las manos a la cabeza : otra vez estas embarazada??jajaja la verdad es q yo soy súper buena paciente, soy 0 hipocondriaca, cuando terminaba la visita el ginecólogo siempre m preguntaba: bueno, alguna duda?y yo me quedaba en blanco!nunca se me ocurría nada! ( mi hermana x ej era de las q se apuntaba las preguntas en una lista interminable q le quitaban al pobre ginecólogo las ganas de vivir) así q nada, ningún problema gracias a Dios!y eso q mi embarazo era de alto riesgo x culpa de la dichosa diabetes, pero a parte de eso....como la seda! Si es q yo q soy tranquila, lo soy para todo!!
    Un beso y buen Finde largo a todas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le llevo a mi gine tantos embarazos y se hace el muerto!!! jajaja

      Eliminar
  23. ¡Hola Flor! He tenido una niña a finales de agosto y encontré tu blog por casualidad hará un par de semanas... ¡me lo he leido todo! ¡Qué gracia! Jajajaja... Me encantas.
    Tema ginecólogos, a mí me volvieron loca también. Resulta que durante el embarazo yo andaba a caballo entre dos ciudades (donde vivo con mi pareja y donde vive mi madre) y tenía pensado dar a luz en donde vivo con mi pareja, siguiendome un ginecólogo de aquí, pero como a veces pasaba temporadas largas con mi madre, también iba a que me revisase uno allí... pues el tío, un boooorde que se creía que por saber español era dios (vivo fuera de España) pero como persona y como comunicador, lo peor... no sé si le molestaba que fuera a verlo cuando no pensaba dar a luz con él, pero el caso es que una vez a eso de las 27 semanas me hizo una ecografía de mierda, y sin darme detalles me dijo que el bebé era muuuy pequeño y delgadito, que o bien no le llegaba la nutrición o tenía una infección... y me soltó eso así, a bote pronto, sin ningún tipo de analítica ni nada, enngaaa, a las bravas y a la aventura. Un inútil. El susto que me llevé te lo puedes imaginar, que me fui a otro ginecólogo al día siguiente y me dijo que estaba todo perfecto, que mi niña era un poco pequeña pero normal (¿y que iba a esperar si yo mido 154, que pariese una giganta?) xDDDDDDD Mi niña nació perfecta de 2700gr y 48cm, sin yo haber tomado ninguna vitamina de esas que mandan ni hierro porque me sentaban mal, y tras haberme hinchado a sushi, que es lo único que se me antojaba... jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos médicos habría que matarlos... Ya publicaré el de las mil y una complicaciones inventadas que me dijeron en la SS... para no dormir!!!
      Y bueno... Cómo llevas la maternidad??
      Y bienvenidaaaaa!!! Espero seguir leyéndote por aquí!!
      XXX

      Eliminar
  24. ¿Experto en segundos embarazos? Esto es buenísimo jajajajaja
    Otra que en 34 años no ha sido capaz de serle fiel ni a los médicos ni a los peluqueros. Aunque debo decir que cuando mi embarazo encontré una joya de ginecólogo y oye, yo creo que me caso con él medicamente hablando ¿eh?.

    Yo también alucino con los pirados que te tocaron en la S.S. si es que hay cada loco en el sistema sanitario que lo flipas
    y con lo inestables y "idas" que estamos cuando vamos rellenitas, como para que nos traten mal! jajajaja

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me trataban muy mal. Y la matrona de las clases prenatales lo peor!!! jajajja

      http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/2012/04/la-matrona-de-pestanas-azules.html

      Eliminar
  25. A quien se le ocurre decir en la SS que lo llevas por lo privado error! yo jamas lo dije, ademas mi medico de la SS es muy muy borde; te llama gorda a la cara y mas de una ha salido llorando de la consulta. Mi gine privado es un amor pero para llegar a ella fui primero a otra gine que me mandó hacerme la amniocentesis sin tener que habérmela mandado. Ademas las ecografias me las hacia en otro centro que la medico era una sargento.

    ResponderEliminar
  26. Pues yo debo de ser afortunada.. que para ser pobre también hay que valer, y eso de los seguros privados se me van completamente de presupuesto.
    Mi ginecóloga de la SS es un encanto que me explica todo lujo de detalles del avance de los embarazos y es una santa aguantando estoicamente las idas de olla de mi torbellino de 3 años mientras me examina durante el 2o embarazo.
    Mi matrona está como un cencerro y siempre salgo con dolor de tripa de tanto reir; incluso cuando las vomitonas eran continuas y parecía más una muerta que una persona sana. Es más bruta que un arado pero super seria en su trabajo y, eso sí, al primogénito le impone tanto que ni parpadea en la consulta.
    El 2o curso prenatal lo hago con la otra matrona de la SS (que con la mía ya hice el 1o y por cambiar) y es más rollo meditación trascendental y pro parto natural.. pero así tengo versiones distintas y más gente a la que incordiar sin que me tomen por hipocondríaca terminal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va!!! Yo soy pobre! Lo que pasa es que tengo poliza familiar!! En cualquier caso, hay casos terribles en la SS y en la privada. Mi hermana por ejemplo no pisa un privado ni loca, los detesta y a ella le fue más que genial en el público y yo le doy a todo porque mi doctora de cabecera es un encanto, pero en lo referente al embarazo todo fue un desastre en mi caso... Ay!

      Eliminar