martes, 2 de octubre de 2012

Lluvia + colegio = infierno. Parte I


Antes de entregarme al malvivir de la maternidad me encantaba que lloviera y si era mucho, mejor, por aquello de pasarse una tarde en el cine mientras fuera diluviaba o, mejor aún quedarse en casa, en operación sofá y manta y maratón de películas románticas y dosis industriales de palomitas y Coca Cola Zero y alguna chocolatina hipercalórica con la que alcanzar el clímax mientras el único esfuerzo que se precisaba en horas era sacar la mano de la manta para rascarse una oreja y sólo si picaba, si no, ni eso.

Pero ahora… ahora que soy madre y que todo es un ir y venir y un estrés galopante atravesándote el pecho día y noche y un no llegar a tiempo a ningún sitio y todo es mucho más difícil de lo que a simple vista parece, la lluvia se ha convertido en mi peor pesadilla, en una forma eficaz de hacer de mi vida un verdadero infierno pasado por agua.

Una, que no es tonta aunque a veces lo parezca por aquello de pensar a medio gas, es consciente de que la lluvia tiene que llegar en breve, que para eso estamos con el otoño recién estrenado, pero lo que no es de recibo ni entraña lógica alguna es que la lluvia y su poder infernal de destrucción de la tranquilidad materna haga acto de aparición cuando hace más de 30 grados en las calles y las réplicas malagueñas de ‘Mujeres hombres y viceversa’ siguen recibiendo cada día sobredosis de melanina en la playa.

Cuando una ya estaba acostumbrada a los maratones diarios a la amanecía empujando un carro a todo gas, canturreando a dúo con la pelirroja para que no entre en bucle de violencia callejera y amenace con bajarse del carrito o con el absentismo escolar, llegando a tiempo a clase, soltando a la nena entre besos amorosos y explicaciones a la maestra –sobre cosas que ni le importan a la pobre señora- y huyendo sigilosamente a casa a hacer todo lo que no puedo hacer con el pelirrojismo –que es todo- para volver al ratillo a recogerla y volver a canturrear y empujar carro… va la mierda de la meteorología del demonio y me riza el rizo, un triple salto mortal, un más difícil todavía.

Como una no está muy bien de lo suyo –y va a peor-, esa mañana me levanté sin ni siquiera mirar por la ventana y como mi casa es un búnker pues tampoco se oía nada, así que no fue hasta que bajé los dos millones de escalones al ritmo del Tallarín infernal y abrí la puerta del portal, cuando me di cuenta de que estaba lloviendo. No mucho, pero lo suficiente como para que todo sea un infierno muy grande.

Así que cogí a la niña bajo un brazo, cual Schwarzenegger y subí las escaleras maldiciendo en arameo porque íbamos justo de tiempo –lo habitual, vamos-, mientras la pelirroja, frita por escapar del yugo estudiantil, gritaba emocionada ‘Ta llomiendo, no hay cole, no hay cole’,  para disfrute de los pobres vecinos.

‘¿Qué hacéis aquí?' -dijo el pater aterrorizado desde el quicio de la puerta sospechando que hubiera decido no llevarla y regalarnos un día infernal - ‘Que está lloviendooooo, ¿dónde está el paraguas y el chubasquero y unos zapatos cerrados y un lexatin del 3?’ dije yo con mi cara de me estoy volviendo muy loca y aquí va a haber sangre- '¿Estás segura? Mira, que a lo mejor te han escupido’- ¿Perdón? ¿Por qué iban a escupirme? Vale que no estoy en mi mejor momento, pero de ahí a que me escupan… ‘No hombre, no, me refiero a un aire acondicionado, una paloma o algo’, ¿Estamos locos? ¿Las palomas escupen? De hecho ¿tienen saliva? ‘Mira, basta ya, búscame el chubasquero de Kitty, que está lloviendo o nos está escupiendo un batallón palomas, pero en cualquier caso, necesitamos chubasquero y yaaaa'.

(Continuará)

49 comentarios:

  1. La lluvia con niños es un asco, di que si, meter a los niños en el coche mientras fuera llueve a cántaros es un rollo, toda la tarde encerraddos a causa de la lluvia y tragarte mil veces el mismo cd de los Cantajuegos es horrorifico...Bendito sol y bendito parque donde se desfogan nuestros enanos...Gracias a dios, Flor, aqui en Málaga tenemos la graaaan suerte de disfrutar de un tiempo 10 casi todo el año, eso si, cuando se pone a llover...diluvia!!! no tenemos término medio..jeje. Feliz martes guapetona! un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd..El viernes no desalojaron del cole a la pelirroja????? porque aqui en Marbella fue el infieeerno!!!!

      Eliminar
    2. Desalojaron hasta la universidad! Decían que había riesgo de tornado.

      Eliminar
    3. Sí!!! Un estrés... Este texto y el siguiente es del primer día de lluvia, no del día del desalojo, que ése también tendrá el suyo, que más que de lluvia es de psicosis familiar...

      Eliminar
  2. A los del Norte nos da una risa muy floja, cada vez que alguien del Sur, habla de incidencias meteorológicas. Se entiende que no estáis preparados, pero mira que tendéis al melodrama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mismita risa que nos entran a los del Sur cuando los del Norte hablan del calor.

      Eliminar
    2. Por cierto, dile a las familias que están ahora de funeral por los muertos que ha causado las inundaciones en Málaga, que te entra la risa MUY floja cuando los del Sur hablamos de lluvia. Verás lo mucho que se ríen contigo.

      Eliminar
    3. Soy gallega y ayer yo estaba sentadita en la playa (con chapuzón incluido); a lo mejor en el Norte no hace tanto frío como dicen.
      Yo no soy la que ha escrito de primera pero no creo que lo haya dicho con sorna, y mucho menos no creo que nadie se ría de una muerte. Este blog es para pasar un buen rato, pienso yo, no para competir entre comunidades (que además es una estupidez).

      Eliminar
    4. Como día la mamma: haya, paz, chicas... Yo creo que la primera anónima no lo dijo con mala intención aunque sea un comentario desafortunado sobre todo tras los últimos acontecimientos tan desgraciados... Vaya todo mi apoyo para la familia de los fallecidos y para las otras víctimas

      De cualquier manera, puede que sea cierto que aquí no llevamos bien la lluvia quizá porque no estamos acostumbrados o porque no tenemos las infraestructuras preparadas para eso, pero es como dice anónimo 2 con el calor... cada uno está acostumbrado a lo suyo y a lo mejor no entiende que el otro sufra por menos de la mitad... pero son tonterías.

      Y en lo referente al melodrama, en este blog el melodrama es indispensable, al igual que el buen humor! :)



      Eliminar
    5. Quien esta compitiendo entre comunidades? Me parece increíble que alguien hable de melodramas y risas flojas cuando ha habido inundaciones y muertes de por medio. Más estúpido aún es ver algo donde no lo hay. Esto será un blog para pasar un buen rato, pero ni siquiera ha pasado ni una semana, el dolor es muy reciente como para frivolizarlo.

      Eliminar
    6. El primer comentario no creo que esté dicho a mala fé.
      Yo soy asturiana ( aguanto fatalllll el calor ;) y aquí como llueve un día si y otro también obviamente tamos más que acostumbrados, es como la temperatura del agua, el maravilloso mar Cantabrico, cuando nos pregunta algún amigo del sur antes de bañarse "¿como está el agua?" y tú contestas con toda tu sinceridad "muy buena, fresquita pero muy buena" y lo ves salir con sintomas de hipotermia.... :), pues con la lluvia lo mismo cuando alguién del sur dice que llueve mucho, para nosotros "ye orbayu".

      Eso si para mi muchisssssssssimo calor es cuando pasa ya de los 23º ;)
      en mi casa tengo que decirte Flor que somos muy fans del pater :)

      Eliminar
  3. A mí nunca me ha gustado la lluvia, vivo en Santander, así que podéis imaginar que estoy de la lluvia hasta el moño!!! Y, como tú dices, con una peque todo se complica muchísimo más.
    Además a mi gordita le encanta Peppa Pig y como esa "maldita cerda" se pasa el día saltando en los charcos pues hala, ya tenemos el desastre servido. Ella a imitarla y yo venga a poner lavadoras!!! Ufff!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  4. Jajaja... muy bueno, Flor! Hoy nos mandas a todas a trabajar entre risas, jaja! Ole, con el pater!
    Pues si, creo que la maternidad te cambia la manera de ver determinadas situaciones, entre ellas, la lluvia.
    A mi me pasaba igual que a ti. Una tarde de lluvia significaba relax, mucha tranquilidad, silencio con el trasfondo de las gotas salpicando en los cristales... en fin, casi, casi un Spa urbano. Con decirte que, en ocasiones, iba incluso son paraguas porque me gustaba sentir el agua... el agua, el agua... maldita agua! Donde voy yo ahora cargada con el paraguas y haciendo malabares con su plastico, mi paraguas, el cochecito que se lleva super mal con una sola mano... por favor, un delirio!
    Y quien se queda en casa con ellos! Se acabo el silencio, el ruido de fondo cambia por unos gritillos casi continuos y tú en lugar de tirarte en el sofa a ver una peli, terminas subida a la lampara del salon a ver si desde alli la perspectiva de la situacion cambia algo... pero no!

    ResponderEliminar
  5. Ideal...en Zaragoza llueve muy poco, así que siempre que lo hace nos pilla a contrapié. Así que además de pelear con el nido de pájaros en el que se convierte mi pelo, tengo que intentar convencer a dos enanos entusiasmados de que es mucho mejor ir con chubasquero y botas, que con los paraguas por la calle, con lo que les gustan a ellos los susodichos trastos (maldita la hora en la que los compré), más que nada por no ir sacándole el hígado a los desprevenidos transeuntes con las puntas (al ojo no llegan aún, afortunadamente) mientras mamá hace equilibrios con bolso, bolsitas de cole y niños hiperexcitados, e intenta parecer que aún tiene algo de glamour aunque lleve un chubasquero puesto de cualquier manera encima del modelito de contable hiperprofesional-aunque-mona.
    Lo mejor es cuando caen 4 gotas que apenas mojan el suelo y ellos se empeñan en salir a la calle a "pisar los charcos", y cuando me rindo y vamos con todo el equipo (y ni una gota de lluvia en la atmósfera) se pillan un rebote del quince porque solo encuentran charcos minúsculos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajja, la mía es mucho de sacar el hígado también! jaja

      Eliminar
  6. si, la lluvia con niños es lo peor. a mi niña le encanta xq se pone sus botas de hello kitty y coge su paraguas. y eso de saltar los charcos le chifla;que daño hace peppa pig!

    ResponderEliminar
  7. Por favor, lo de las palomas que escupen es muy inquietante, demasiado para esta hora de la mañana, se parece mucho a cuando le dije al padre del rubio que el niño le había contado a los vecinos en el ascensor que había echado un mojón muy gordo y pestilente, y el padre me dijo: ¿seguro que los vecinos le han entendido?, y yo pregunté: ¿puede alguien que escuche las palabras mojón y pestilente prefectamente pronunciadas en medio de una frase en la que el resto está dicho a media lengua no saber de qué se está hablando? Ay...

    ResponderEliminar
  8. Bueno lo de las palomas me ha llegado al alma,he estado un rato riendome a plena carcajada, imaginandome tu cara cuando el pater te lo dijo.A mi la lluvia viviendo en el norte es un día si y el otro también ya se acostumbra una y al rubito le encanta pisar los charcos y como al cole lo llevo en coche solo es el ratito que salimos del coche.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte!!! Yo he de hacer la media maraton...

      Eliminar
  9. Yo también le temo a la combinación lluvia + ir al cole como a una vara verde! El viernes pasado llovió y me puse hecha una sopa -eso sí, mi hija ni gota- y ahora la resfriada soy yo. Como buena madre hipocondríaca me he surtido de mascarillas para no pegárselo. Ja, ja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mascarillas?? jajajajjajajajjajajajjaja

      Eliminar
    2. Sí ,de las que venden en la farmacia, son azules. En plan exagerado también están las de los alérgicos que recuerdan un poco a la careta de Hanibal el Caníbal, ja, ja!

      Eliminar
  10. Bufff... es que ser madre es toda una anventura... ¿Cómo lo hacían las madres de antes? Yo no dejo de preguntármelo...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo digo yo... Tenían hasta 7 y sin Caillou!!!!!!
      Busca un post en el mes de febrero que se llamaba 'las madres de antes'...

      Eliminar
  11. A mí la lluvia me pone de los nervios si tengo que salir a la calle y eso que ni siquiera tengo que empujar carrito infernal...

    La verdad es que ni idea de si las palomas escupen pero, con el asquito que me dan, ya sólo les faltaba... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja las palomas escupen??? Jajajaja

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo, en Madrid tenemos inviernos de no llover una gota y otros que los parques no tienen tiempo a drenar tanta agua como les cae, lo que hace que incluso despues de varios días sin llover no puedas ir parque porque está aun con los barros eternos. Y si la lluvia es mala, el barro aun peor.
    Menos mal que los míos ya van al cine, que es el mejor plan B para estos días.

    ResponderEliminar
  14. al menos no me siento mal de no ser la unica mama que odia la lluvia y que risa la mia tambien tiene complejo de papa pig solo le falta tirarse al suelo y reirese jijiji y vamos para el mes en la escuelita y todas las semanas ha llovido tengo que tomar 2 autobuses para llegar ( lapsos de 5 min en cada uno) pero es toda una odisea ...saludos chicas

    ResponderEliminar
  15. Y por qué empieza a descargar fuerte justo a la hora de entrar y salir del cole? Hay que tener mala idea!

    ResponderEliminar
  16. Y por qué empieza a descargar fuerte justo a la hora de entrar y salir del cole? Hay que tener mala idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quería saber yo,probemos a adelantar o atrasar el reloj,porque digo yo que irá por hora...

      Eliminar
  17. Y por qué empieza a descargar fuerte justo a la hora de entrar y salir del cole? Hay que tener mala idea!

    ResponderEliminar
  18. Yo vivo en Sevilla y aki igual q vosotras malagueñas, no llueve casi nunca pero cuando llueve q Dios nos pille confesados!la ciudad se paraliza,el tráfico es un infiernito y se t quitan las ganas de salir a la calle!lo peor sin duda son las laaargas tardes encerraítos todos en casa con las niñas revolucionadas desordenando todo y chillando, un gustazo vaya!! En fin,x ahora el tiempo nos ha regalado otra semana veraniega!!a disfrutarla!!
    Un besitooooooo

    ResponderEliminar
  19. La de los churumbeles lo tiene fácil,antes de cargar con 3 paraguas,que como decían ahi arriba,maldito el día que llegaron a casa,he decidido capuchas,y listo ,que la ropa seca y nos hacemos duros ,todo tiene su lógica jajaja...Espero ansiosa el continuará.Por cierto que es eso de las palomas que escupen,que cagan sí y liquida,lo digo por experiencia.El plan lluvia-sofá me encanta pero antes tengo que hacerme con unos kilos de palomitas,que los churumbeles mientras comen son unos benditos.Carmen

    ResponderEliminar
  20. ¿Porqué son los hombres tan simples? Qué te están escupiendo???? Luego dicen que somos nosotras las que decimos las cosas sin pensar...Es cierto que en Málaga llueve poco, pero sabemos distinguir lluvia de escupitajos(o eso creo)...
    A mí también me pilló por sorpresa, ya que en casa cuando vemos la tele sólo vemos Doraimon, así que de la previsión del tiempo ni de coña.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que vaaaa, el pater es de todo menos simple!! Si se lee tres libros a la semana... En su defensa diré que se refería a que se hubieran defecado en mi cabeza, lo que me pasa a menudo, jajajja... Y es que lo de la lluvia se hacía raro porque el día antes habíamos estado en una terraza al sol justiciero y el día anterior en la playa, pero ya se sabe que aquí todo cambia en un plis!! jajjaa

      Eliminar
  21. Ha falta de un frank de la jungla o similar en casa, he estado a un paso de preguntarle a San google si las palomas escupen. ¡Me he quedado loca! jajajaja

    Ay, y sí Flor.. que lindos aquellos tiempos en que la lluvia te pillaba bajo la manta en el sofá y jamás corriendo por la calle mientras empujas un carro y rizándote el pelo que te acabas de planchar!!


    besos




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, yo creo que no... Ya una vez relajados, le pregunté -porque el pater lee muchas revistas raras y lo procesa todo cual ordenador y quién sabe si se había descubierto el escupitajo palomar, pero no- partiéndose de risa dice que él se refería a que se me hubieran defecado encima que aquí en Málaga es tónica habitual!

      Eliminar
  22. Gracias a Dior que yo todavía no tengo obligación de salir a ningun lado, ni tampoco tengo horarios, porque con esta criatura que tengo.. quita quita! nada mas de pensarlo me empieza el tic en el ojo.

    ResponderEliminar
  23. Ay alma de cántaro qué malagueña te veo.... En Munich te querría yo ver bajo la nieve a menos quince grados, empujando un carro con otras dos a rastras y un bombo o en su defecto con el bebé diminuto en el canguro. Eso a las 7:30 de la mañana. Sin que haya amanecido todavía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESO MAMA TIGRE DA MIEDITO!!!!!!
      TE IMAGINO Y ME DAN ESCALOFRIOS!!!
      BBBRBRRRRRRRRRRRRRRRR!!!

      Eliminar
  24. Lo mejor, la pregunta de tu marido de si estas segura d q esta lloviendo!!!!. Todos lps hombres tienen esas caidas!. Vamos a ver, kien ha bajado a la calle??? A kien le ha caido el agua???, ya podias haber llegado con el pelo chorreando de la lluvia q seguro q hubiera dudado y t hubiera preguntado lo mismo!.jejeje.

    ResponderEliminar
  25. Jajajaajajaajajajajajajajajajaja!! Es que es buenísimo!!! De verdad que la pregunta del pater es lo más... Besos, Mönica.

    ResponderEliminar