lunes, 22 de octubre de 2012

Madre sí hay más que una. 28.- La madre de pueblo


La madre de pueblo puede haber nacido en la ciudad pero en la mesa de la cocina tiene un hule de plástico marrón a cuadros y un frutero lleno de peros –que son como manzanas pero en triste-, peras de agua y naranjas, que se las manda al niño en la mochila para que se deprima a gusto a la hora de recreo.

La madre de pueblo nunca cree que es demasiada comida y termina cualquier plato con un huevo frito o dos y una naranja, que eso tiene mucho alimento y no tantos yogures, que a saber con qué están hechos.

La madre de pueblo sólo compra juguetes artesanos, nada de barbies ni Pokemon, dénde se ponga un tirachinas –con todo su peligro potencial de dejar tuerto al vecino- o una patineta hecha a mano sin una triste pegatina y con la estabilidad de una vespino, que se quite Cristiano Ronaldo y las Monster High, que eso es consumir por consumir.

La madre de pueblo les hace a sus hijos peinados imposibles: las niñas con dos coletas altas que eso está muy gracioso aunque la niña tenga doce años y las coletas le lleguen por el culo y al niño la raya al lado aunque vaya rapado cual marine estadounidense, que eso es de niño de bien.

La madre de pueblo también coquetea con las mercerías de barrio para vestir a sus hijos, pero habitualmente compra en grandes superficies tipo de Zara o HM aunque nadie lo diría, ya que entre una maravillosa colección de temporada es capaz de encontrar las prendas más terribles del mundo, que probablemente las grandes cadenas textiles fabrican pensando en ellas.

La madre de pueblo es amante de los cuellos altos, de las bufandas y de los pasamontañas llevando a sus niños al colegio como si fueran a Sierra Nevada o a la guerrilla de Chiapas y además, se jacta de saber hacer punto por lo que las bufandas, además de gingantes y calurosas, son feísimas y catetas a más no poder. El marrón, el teja y el gris son sus colores estrella.

A la madre de pueblo le gustan los niños lozanos y de buen año y en cuanto uno se deja el huevo frito postcomida o no se bebe el zumo de naranja en los cuatro segundos de rigor antes de que se le vayan todas las vitaminas, les endiña un lingotazo de Ceregumil, que hay que crecer fuertes y sanos y eso de las canijeras para los extranjeros que aquí siempre hemos estado de buen ver.

La madre de pueblo lo ha aprendido todo de la abuela de pueblo que es como ella pero en nivel extremo por lo que las vacaciones en la casa de la abuela en el pueblo hace que los niños no sólo vengan aspirando la s sino que traigan el pandero de talla XL, unos rosetones tipo Heidi y un extraño gusto por la morcilla de arroz.

 (Nivel de identificación personal con la madre de pueblo 0 sobre 10)

Y repetimos:
Cada lunes, un nuevo modelo de madre en ‘Madre sí hay más que una’. Entendemos que son tipos muy puristas y que más de una podéis picar de varios a la vez, pero de cualquier manera, hagamos autocrítica y encasillémonos, será divertido!! Los que no seáis madres podéis encasillar a las vuestras, a vuestras hermanas, a vuestras amigas o a vuestras mujeres… que todo sea crítiqueo y algarabía. Eso sí, que conste que desde ‘Hija no hay más que una’ no queremos juzgar a ningún prototipo de madre, o no mucho al menos, así que, por favor, que nadie se ofenda que nos va a tocar a todas… pero entretanto, a divertirse!

48 comentarios:

  1. Nada, identificación nivel cero aunque mi suegra es bastante madre de pueblo y me ceba a la niña que parece que la quisiera vender al peso! Cuando se queda en casa de su abuela no merienda y sólo le damos para cenar biberón de cereales... Como para dejarla 15 días en su casa, sale rodando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, a la mía debería llevársela a ver si le hace comer algo!

      Eliminar
  2. Esta es mi abuela jajaja aunque se ha modernizado y ahora dice que los niños tan gordos no están sanos y que de mayores se hacen vagos jaja

    ResponderEliminar
  3. jajajajaj... yo aqui 0 sobre 10..ves tu???? soy yo mas de ciudad..jejeje. Besotes guapa y buen lunes!

    ResponderEliminar
  4. Qué horror, acabo de descubrir que tengo algo de madre de pueblo, jajajaja!
    Sobre todo con lo del zumo de naranja, estoy obsesionada. En cuanto termino de exprimirlo obligo a mi gordita a tomárselo a toda pastilla para que no se vayan las vitaminas ;-P
    También soy muy fan de bufandas, cuellos vueltos, de foulares y de gorros! Mi peque no tiene 3 años y ya tiene colección, de todos los colores y texturas...
    Ainsss Flor! Cada día me descubres cosas nuevas sobre mí misma!!!
    Así que hoy 4 sobre 10!
    Besucos

    ResponderEliminar
  5. Ay! Que en casa somos todos de ciudad! Con lo que a mi me hubiese gustado un pueblo y la morcilla de arroz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que la naturaleza me da alergia... jajaja

      Eliminar
  6. Jajajaja. Todo llevado al extremo es malo... Las cosas de pueblo molan mil, pero todo en su justa medida. Jajaja.Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  7. O sobre 10. sin duda! Para abuela de pueblo ya está mi suegra, que como dice Naiara,cuando le dejo a la niña y me dice que ha merendado bien sólo le doy un vaso de leche para cenar, jajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa lo mismo con mi suegra,se pasa el día diciendo que el niño esta muy flaco y cuando se queda con ella me lo ceba,si es que luego no quiere cenar nada el pobre esta empachado.Un besito.

      Eliminar
  8. Uhmmmmmmm! Tengo dudas, tengo dudas. Igual me doy un 5, porque debido al ramalazo de madre hipocondriaca tiendo a abrigar a la niña de más y la pobre suda como un pollo y dice "mucho calor" y también hago lo del zumito de naranja por aquello de las vitaminas. Claro que es la única fruta que come la niña, lo de los peros como que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lástima, jajajjajaja, axfisiadita!! jajajja

      Eliminar
  9. Hoy 0 sobre 10, ni yo ni las 2 abuelas,aquí somos todos de ciudad!!confieso q m gustaría tener un pueblito al q huir de vez en cuando pero nada..bueno,mis padres tienen una casita en el campo,así q eso cuenta!!
    Buen lunes a todas!!!

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja.

    me salvo me salvo !!!!! 0 de 10 !!!!
    jejejeje.

    yo pasé una época angustiadilla con la comida, pero era porq tenía meses y no cogía ni un gramo jamás... ¿cuando me dí cuenta d q así es como es ella y está sana? a olvidarse del tema jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pelirroja está muy grande y no come nada!

      Eliminar
  11. la mamá del bichillo22 de octubre de 2012, 10:35

    Jajaja!yo con mi suegra tengo suficiente...no hay mas q ver la coleccion otoño-invierno q le ha hecho a mi bichillo a base de preciosos jerseys beis y bufandas con gorro a juego...al menos solo se lo tendre q poner algun domingo! Q es precisamente el dia q se va a la cama sin cenar,q despues del pure viene la comida de los mayores (pa q la pruebe...), la fruta (q tiene muchas vitaminas y este niño está muy canijo) la merienda (q ya es la hora) y asi suma y sigue...
    Y si...mi suegra tambien luce el hule de plastico con el frutero lleno de naranjas y manzanas todo aderezado con los trofeos de caza de mi suegro en mitad del salon.
    Ayyyy si yo hubiera conocido el pueblo antes q al pater....

    ResponderEliminar
  12. Ja,ja,ja,ja os habeis dado cuenta que sóloson suegras???en mi caso es mi madre,nos ha atormentado toita la vida con el zumo de naranja,así que al peque ni te cuento...mi suegra es de pueblo-pueblo y sólo verduritas,que todo engorda...a ella.

    Ja,ja,jaaaa,

    besos y buen dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pueblo y sólo come verduras?? No me lo creo!! jajaja

      Eliminar
  13. Pues un 0 sobre 10....que pereza me da hacer zumo!!
    Me alegra saber que alguien sabe que a las manzanas en algunos sitios también se le dice Peros, y si, la verdad que ahora que lo dices suena bastante triste....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he escuchado llamar peros a las manzanas tipo Golden y sí son muy tristes como el emblanco o el jamón cocido... jajjaa

      Eliminar
  14. Aqui los churumbeles se salvan,la madre no pica de nada y las abuelas tampoco,y mira que somos de pueblo,pero como decías pienso que no influye para nada.Es más,es mi madre la que me explica-de madre palillo,churumbeles palillo y no se arregla con kilos de comida caldosa,que te lo digo yo.Un saludo de lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte! Yo también quiero ser madre palillo!

      Eliminar
  15. Óle y Óle los manteles de hule!

    ResponderEliminar
  16. jajjajaja que me muero de la risa!!!!! yo nada de esto pero me descojono imaginandomelo... pobres niños! besos

    ResponderEliminar
  17. HOLA FLOR Y CHICAS...TENGO QUE RECONOCER QUE ALGO EN COMUN CON ESTA MADRE TENGO...ME CHIFLAN TODOS TIPOS DE BUFANDAS Y GORROS, QUE ME ENCARGO DE HACER PERSONALMENTE...ASI QUE COQUETEO CON LAS MERCERIAS... TODAS LAS QUE VEO...Y LO DEL ZUMO DE NARANJA ES UN CLASICO,(SERA VERDAD LO DE LAS VITAMINAS QUE SE VAN??)TENGO UN NARANJO EN EL JARDIN ASI QUE MI GORDI NO SE ESCAPA Y EL PATER TAMPOCO!!
    LO DEMAS NA DE NA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te veo persiguiéndolos cada mañana!! jajaja

      Eliminar
  18. Las vitaminas prófugas, qué recuerdos de infancia... Yo hoy pico un poco porque me encanta hacer gorritos y bufandas de ganchillo. Pero el marrón, el beige y el teja estan desterrados de mi cesto de lanas, que conste. También le doy a lo de la máquina de coser y le hago unos vestiditos monísimos. Pero todo lo demás, niente: el zumo, de bote y algún que otro potito (la personificación de satán para la madre de pueblo) le cae. Total 4/10

    ResponderEliminar
  19. Ains ese Ceregumil que me daba mi abuela día sí, día también! Qué recuerdos :)

    ResponderEliminar
  20. Ja,ja,ja me ha encantado aunque como madre no me identifico en nada, si que lo he sufrido de niña (y no tan niña) con mi madre y mi abuela.

    ResponderEliminar
  21. Ja,ja,ja me ha encantado aunque como madre no me identifico en nada, si que lo he sufrido de niña (y no tan niña) con mi madre y mi abuela.

    ResponderEliminar
  22. Jaja que risa con esta madre yo no me identifico nada de nada. Mi suegra si es bastante así; la niña nunca come demasiado ni va demasiado abrigada.

    ResponderEliminar
  23. Yo soy de pueblo, y mi madre también, pero aún así mi madre es bastante cosmopolita, pero tiene mucho de lo que has puesto. Mi abuela materna es totalmente así, cada vez que le digo que voy a visitarla va corriendo a la tienda a comprar todos los dulces y zumos que pueda. Pero es que la gente de la postguerra es de otra manera, son gente que por mucho que coman, no engordan por nada del mundo. Mi abuelo merienda hasta 4 veces, y hartándose de zumos y dulces, pero aún así se le notan hasta las costillas. Así normal que nos ceben. Lo que pasa es que antes se quemaba todo, ahora no.

    ResponderEliminar
  24. ja,ja viva el hule un balletazo y listo,mi suegra no es de pueblo son de Madrid y con 7 hijos y mi costillo cuenta que cada dos por tres mandaba venir al practicante a casa a ponerles inyecciones de higado,y eso mes si mes no y cuando lo veìan llegar veian al mismìsimo demonio y segùn ella asì de sanos se le criaron todos....

    ResponderEliminar
  25. No acabo de ver exáctamente por qué pero me doy un 7. Que verguenza. No tengo tiempo para nada Flor pero te leo siempre!! Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Ahora hazte está imagen: madre de pueblo en país subdesarrollado!! Mi abuela: vestía a mi madre y tías con abrigo, capa de lluvia, gorro de lana a las,3pm en pleno trópico de costa rica!!
    Y ni hablar de comida, eramos cómo cerdos navideños!!
    Y mi suegra y su gusto por los vestidos...para mi hija le trajo vestidos con bombín de tela de chinilla (ginga) en negro y verde... Y uno en un tono que no descubrimos cómo llamarlo. Al fondo de cajón y ni de brom.

    ResponderEliminar
  27. Ahora hazte está imagen: madre de pueblo en país subdesarrollado!! Mi abuela: vestía a mi madre y tías con abrigo, capa de lluvia, gorro de lana a las,3pm en pleno trópico de costa rica!!
    Y ni hablar de comida, eramos cómo cerdos navideños!!
    Y mi suegra y su gusto por los vestidos...para mi hija le trajo vestidos con bombín de tela de chinilla (ginga) en negro y verde... Y uno en un tono que no descubrimos cómo llamarlo. Al fondo de cajón y ni de brom.

    ResponderEliminar
  28. Pues cero sobre diez, pero despues de 8 años con la mayor en casa, miro mi mesa del salón, totalmente destrozada y pienso, ¡¡¡tenía que haber puesto un hule!!!! pero por lo menos un hule del IKEA con un poco de gracia.... así que ahí estoy con la mesa hecha unos zorros y sin atreverme a cambiarla porque el pequeño es aun demasiado pequeño....
    El tejay y los marrones me los dejo para mí, que me encantan, pero sobre todo a las niñas es un crimen.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hoy 0, creo que estas las reservo para la mia mamma y la suegra, aunque innovadoras porque les meten mas colores a las bufandas 😁

    ResponderEliminar
  30. HOLA FLOR.
    SOY DE PUEBLO PERO DE "MADRE DE PUEBLO"TENGO MAS BIEN POCO. SALI DEL PUEBLO MUY JOVEN Y SOLO HE VUELTO DE VISITA.PERO SU HUBIESE HECHO CASO DE MI SUEGRA,EN LUGAR DE HIJOS TENDRIA ALBONDIGAS, JE,JE,JE,PALABRA.
    UN BESOTE

    ResponderEliminar