jueves, 24 de enero de 2013

Consecuencias de la gripe pelirrojil


Maratón de insomnio. Si la nena no duerme, aquí no duerme nadie. Ni por la noche ni por la mañana ni a la hora de la siesta ni nada de nada. Ni siquiera una cabezada contra la pared a las cuatro de la tarde. Ni nosotros ni los vecinos, aquí todo es jarabe y termómetros, Peppa Pig y trajes de princesa, que los virus no pueden con su ambición monárquica y verla vomitar en tacones es para colgar un vídeo en youtube… si no diera tanta grima, claro.

Estrés en máximos históricos. Si no estuviera tan cansada, me pasaría el día pegando voces y pateando muebles, pero como sí lo estoy sólo tengo fuerzas para dejarme morir con cara agria, dejar que se me caiga el pelo a mechones y envejecer tres años por noche, cuatro si la niña vomita el Dalsy.

Encierro involuntario. Casi una semana encerrada con la pelirroja día y noche es peor que una celda de aislamiento en Guantánamo porque a la pérdida de las ganas de vivir, se le unen los castigos físicos en forma de pedradas a base de masacotes de plastilina de colores indeterminados y de algún que otro derramamiento de témperas sobre el sofá.  

Intolerancia hacia el Disney Chanel. Y hacia todos los dibujos animados que vemos en cadena durante todo el día sin descanso para tenerla domada y callada, sobre todo callada, que los ibuprofenos y paracetamoles, además de quitarle la fiebre la vuelven hiperactiva y le generan la verborrea de Moncho Borrajo.

Amor incondicional a la maestra. Sí, otra vez. Esa pobre señora que no sólo aguanta a la pelirroja cada día durante casi 5 horas sino que soporta a otros 24 niños enfurecidos, gritando como hienas salvajes día tras día tras día durante toda su carrera profesional, merece los laureles del Nobel de la Paz y el sueldo de un notario, que ese malvivir diario debe estar penado por la ONU. Y lo curioso es que tiene buen pelo…


23 comentarios:

  1. Paciencia Flor...no queda otra cuando están malitos...a ver si viene ya la primavera, se lleva los virus y vuelven las tardes de sol y parques!!! besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no pueden ser las tardes de sol y terraza? Sin niños, digo... jajajjaja

      Eliminar
  2. Si te sirve de consuelo,que me imagino que no, jaja, yo estoy igual que tu desde el miercoles pasado, encerrada en vida, y rezando para que no recaiga que el domingo volamos a Bilbao, en uno de esos maravillosos vuelos de Rayanair, pero no queda otra que volar en ellos o irme a un montón de kilómetros a coger uno de otra compañía, así que hasta que no estemos allí no respiraré tranquila desde los últimos diez días..que qué malos están siendo madre mia..

    Un besito guapa..

    ResponderEliminar
  3. Ahí no te compadezco, porque el mio cuando está malito le da el bajón, ni come, ni juega, ni habla...ni siquiera da el follón, solo gimotea..., y creo que verlos como almas en pena es casi peor.

    ResponderEliminar
  4. Despues de todas las experiencias pelirrojiles, esto lo tienes chupado y con nota!! Animo!!

    ResponderEliminar
  5. Que no decaiga ese ánimo Flor,mi rubito se puso malito el domingo y desde enntonces no se en que día vivo, entre otras cosas por que para rematarlo estoy en cama yo también con lumbago, no me puedo ni menear y lo peor es que al estar embarazada no te imaginas como lo estoy pasando,menos mal que el niño ya empieza a recuperarse,ahora solo falto yo,sino fuera por el papi no se que haría yo.Menuda semanita,yo creo que me ha mirado un tuerto,en fin todo pasa,que nos mejoremos todos,un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobreeee... Mucho ánimo, guapa!! Que en nada estás medio muerta pero por tener a dos churumbeles a los que atender!! jajjaja Mejórate!!

      Eliminar
  6. Pobres ya queda menos para volver a la normalidad. Ah!y si la profe tiene buen pelo es porquev los niños en clase no se portan ni parecido a como se portan en clase :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú crees?? Lo que daría por verla por un agujerillo!!

      Eliminar
  7. Ánimo Flor, que todo pasa ya sabes. Paciencia....toneladas de paciencia...

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Arriba ese ánimo!!! Sí, ya sé que es difícil decirlo, pero todos hemos pasado por eso. Mi marca personal está en ¡11! días encerrada en casa con Julia, así que espero que no lo superes, por tu bien y por tu cordura!
    Besitos miles libres de virus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué horror!! Si yo sólo quiero irme al Caribe!!

      Eliminar
  9. Venga,arriba el ánimo,a verlo todo por el lado limpio del cristal,que yo aún no lo he encontrado,yo lo máximo que estuve fueron 15 días con sus noches con el mayor,menuda varicela pasó,y yo ni te cuento,varicela no,pero hasta pereza me daba cambiarme el pijama,menudo agobio y oye,esos días no aparece ni una visita a revelarme un poco,que malossss,cuando conseguí salir a la calle sola iba desbocada,la de los churumbeles.

    ResponderEliminar
  10. Pues mira los que tenemos tres hijos...se lo pasan los unos a los otros tan ricamente!.
    La varicela nos tumbó casi un mes, por que la pasaron en cadena. El pediatra me dijo que la bebé estaba protegida hasta los seis meses, y a los seis meses y un día apareció como un Klingon de Star Trek con pápulas desde la cabeza(encima era medio calvita) hasta la espalda.
    Animo!!!

    ResponderEliminar
  11. resurgiras cual ave fenix todo se pasa estos se ponen poco malos pero cdo son los 3 en cadena la casa parece campo d batalla y yo creo morir se pasa hasta la intilerancia a los dibujos incluso llegan a gustarte dios mio k pena pero estoy contigo kiero tarde d tetraza y caña

    ResponderEliminar
  12. Llámame inconsciente pero soy Maestra de 24 angelitos de seis años y cuando vuelvo a casa soy madre de dos fieras de tres y seis años...
    Odio los virus porque si no los pillo en el cole... Los pillo en casa! Así que imagino por lo que estás pasando y te comprendo perfectamente...
    Ánimo que en nada ya estás libre... de virus, quiero decir...

    ResponderEliminar
  13. Desde luego, te da una guerra la niña. Esto no es nada, seguro que lo que no mata fortalece (que engordar seguro que no, con tantos virus).

    ResponderEliminar
  14. Lo de los tacones me ha matado... Jajaja. Y los maestros merecen toda mi admiración. Con lo poco de niños que soy yo, los veo y me quedo embobada... Besotes y que se termine pronto ese calvario.

    ResponderEliminar