jueves, 3 de enero de 2013

Más propósitos maternales de año nuevo


6.- Lograr hacer de la pelirroja una niña de bien, lo que significa que deje de intentar enseñar el culo y/o la barriga a todo el que venga a casa, que  deje de mostrar su atracción fatal por la lentejuela y el encaje y que deje de hacer el croquetismo en los centros comerciales.

7.- Intentar que aprenda a hablar en al menos tres tonos por debajo de lo que lo hace en la actualidad, sobre todo si tengo intención de alcanzar la vejez sin ayuda de sonotone y de seguir viviendo en mi bloque sin que los vecinos me denuncien por contaminación acústica severa.

8.- Apartarla de su vocación por el mundo del espectáculo y el vodevil –intención que demuestra cada vez que escucha cualquier sintonía con sus descoordinados bailes por la casa, vestida de princesa y dando vueltas hasta que se pega un leñazo contra la pared y cae desconcertada- para que se dedique a algo más provechoso que nos saque de pobres, que se ve que en el baile no tendría más futuro que Tony Genil en el de la Ingeniería Aeronáutica.

9.- Hacer que deje de cecear aunque eso me lleve seis meses y una caja de diazepam diaria o eso o trasladarnos a un pueblo de interior donde se encuentre más comprendida por sus congéneres.

10.- Lograr que la niña se tome los medicamentos como una persona normal, esto es sin tener que ponerla bocabajo y placarla como en Pressing catch, tapándole la nariz y atrapándole brazos y piernas para que finja que se lo ha tragado y al dejarla libre que te lo escupa todo sobre las sábanas. Pues eso.

PD. Sí, esto son los propósitos maternales. Los personales los pondré mañana, que esos sí que tienen miga y no hay por dónde cogerlos... jajajja, pero bueno, de ilusiones también se vive, no?


12 comentarios:

  1. Fíjate si soy conformada, que con el propósito 7 me vale...Mis hijos van a llegar a los 6 años con pólipos en las cuerdas vocales :(

    ResponderEliminar
  2. Querida Flor, lo creas o no, muchas de las virtudes de la pelirroja las ambiciono yo para mi nena. A mi me gustaría que hablara más alto, por ejemplo y l aanimo a ello, si bien las otras cosas que hace me vieen muy bien como que le gusten los jarabes y demás medicamentos y que siempre vuelva a casa tal y como salimos, con todo en su sitio vaya. Y nunca cecea, con la gracia que a mi me hace. No hemos hecho nada para que sea así, debe venirle de serie, así que hoy no puedo aconsejarte, pero que sepas que a mi tu pelirroja me parece adorable con sus ceceos, su amor por el exhibicionismo y gritos pelaos. Yo la dejaría tal como estás ¡no intentes cambiarla! Ja, ja1
    Deseando leerte mañana para ver si tus propósitos coinciden con los míos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quita, quita... que tu niña es una niña de bien!!!!
      Propósitos tengo mil!! Y la mayoría repetidos del año pasado, jajjaja
      XXX

      Eliminar
  3. Yo también me conformo con que grite un poco menos, que al final terminaremos todos sordos y con un poquito menos de afición a todo instrumento musical (léase todo aquello que se pueda aporrear y haga ruído)...del resto, no me puedo quejar, sobre todo con los medicamentos, le encantan y es ella la que me recuerda que tiene que tomar el "sarabe".
    Besos y feliz año a todas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte!! La mía ve el bote y sale disparada!!!!

      Eliminar
  4. Me has abierto los ojos,si yo pensaba que estas cosas eran defecto de fabrica,pero ahora puedo incluirlas en sus propósitos,que el churumbel pequeño deje de enseñar el pito,que bajen el volumen a 10,no pido ya a 5,y los medicamentos,que tiembla el planeta al divisar el dalsy a kms,por si acaso me anoto lo del pressing catch.La de los churumbeles,con un infinito de propósitos,que me suena tan rara esta palabra....

    ResponderEliminar
  5. De tanto leer tu blog se me quitan las ganas de tener descendencia... como me salgan como la tuya me da algo!!! Y lo peor, que los genes los lleva, porque Daniel el Travieso era un santo al lado de mi hermano. Suerte que luego vine yo, niña de bien y tranquilita, que me dejabas en una esquina con instrucciones precisas de no moverme, y como se te olvidara que yo estaba allí, a los tres días me encontrabas hasta con telarañas, de tanta inmovilidad :D Pero eso sí, el carisma que tiene mi hermano conseguía que fuera siempre él el que se llevara los 'Oh, que cosa más bonica!!!' Tan desapercibida pasaba yo...
    Me encanta leer tus desventuras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajajjaja, ten esperanzaa!!! Igual salen a ti!!! jajajja
      Suerteee!!!

      Eliminar
  6. Mucha suerte con tus propositos! Yo lo que hago con Rebeca y los medicamentos es darle la jeringa y se la toma sola... lo que la pone histerica es que la inmovilizemos, tienen cada cosa.. Feliz inicio de año :D

    ResponderEliminar
  7. Vamos a tener diversión con tus entradas todo el año!! Lo del exhibicionismo, ésta difícil, de grandes les gusta más, sino pregunta a mi madre que mi hermana no lo dejó nunca y ya va para 26

    ResponderEliminar