martes, 22 de enero de 2013

Habemus gripe


La pelirroja está mala. Y cuando la pelirroja está mala, todos estamos malos y no por solidaridad ni por amor, sino porque no nos queda otra tras el poco dormir que nos permite la enferma, llamándonos a gritos en mitad de la noche –que un día de éstos me voy a quedar calva del susto- o sin llamarnos -pero tengo desarrollado un nivel de vigilancia maternal que ni la CIA, oiga- por lo que ‘por h o por b’ aquí no duerme ni el tato, a lo que le sumamos los estornudos que nos tira a la cara con sus tres millones de virus y sus doscientos gérmenes peligrosísimos –que hacen nido dentro de mí y crean generaciones de virus cada vez más listos que me matan lenta y sigilosamente-, su negativa a comer nada ni siquiera gominolas, que una ya vende su alma al diablo porque tenga el estómago lleno aunque sea de estabilizantes y conservantes y sobre todo, su imposibilidad de ir al colegio, lo que implica 24 horas ininterrumpidas de maternidad, con lo malísimo que es eso para la salud mental.

Y por si no fuera poco, en Málaga tenemos una ciclogénesis la mar de mala –que según el meteorólogo seminarista de la tele es un tiempo malísimo con vientos y frío y lluvia- y tenemos que quedarnos enclaustrados en casa compartiendo virus, aburrimiento y estrés maternal –que ahora se manifiesta a través de un incesante picor en los lagrimales, que me deja los ojos encendidos como a la niña de ‘Ojos de fuego’ y el rimel como una prostituta de carretera al volver a casa-.

Así que disfrutamos de un maratón familiar de Peppa Pig, plastilina, piezas de la cocinita incrustadas a la espalda y pijameo intensivo, que no tiene pinta de terminar pronto, ya que la pelirroja se niega a tomar medicina alguna, lo que hace imposible nuestra curación. Y yo, esta mañana, desesperada de este malvivir de toses y estornudos, la he placado mientras se ponía los tacones –que la niña ya puede estar más mala que un perro, que los tacones de la Bella son sagrados-, dejándole sin capacidad de reacción y le he soltado en sus apretados labios un lingotazo de Dalsy. Y antes de que el pater y yo pudiéramos saltar de alegría de haber logrado con éxito nuestra maligna traición, la niña se levantó del sofá y no sólo escupió la medicina sino que nos vomitó todo el desayuno a los pies. Humm, marvellous.

Así que al malestar general de la familia, hemos de sumar el olor a vomitona porque tampoco podemos ventilar intensivamente porque cada vez que abro la ventana, me espera un fotograma de 'Twister', así que a aguantar a ver si en unos días solucionamos la papeleta y podemos volver a nuestro malvivir habitual que, aunque chungo, es menos chungo que éste y una hasta acaba echándolo de menos. Qué mala vida.

26 comentarios:

  1. si es que los virus son muy malos; yo tengo suerte de que mi niña es muy dura y sólo se ha puesto mala de verdad tres veces en sus tres años y medio de vida. a ver si se mejora pronto la pelirroja que si no acabáis en el psiquiátrico

    ResponderEliminar
  2. Madre mía!! Si es que todo se junta!! Esperemos que se os pase lo más pronto posible y podáis volver a la "normalidad"

    http://elviajedemedea.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Ánimo y esperemos que se recupere pronto!

    ResponderEliminar
  4. Yo toco madera...mis criaturas se ponen muy pocas veces malitos, y no hemos pasado más allá de un catarro gordo o una faringitis/anginas. Lo peor, que cuando se recuperan y vuelven al cole, y yo estoy agotada, no tienen la decencia de contagiarme para que pueda coger la baja y quedarme unos pocos días haciéndome la muerta en el sofá dopada de ibuprofeno.

    ResponderEliminar
  5. Ains, pobrecitaaaa la pelirroja!!! y la mami claro..porque esos días de enclaustramiento son mortales! sólo deseo que se ponga buena pronto!!!! un besito muy grande

    ResponderEliminar
  6. Ánimo Flor! Que en breve se pasará, ya lo verás...
    Aunque hay que reconocer que los días de enclaustramiento, con mal tiempo y los peques enfermos se hacen muuuuy largos y muuuuy cuesta arriba!
    Por cierto, has probado con los supositorios? Mi gordita es igual que la tuya, es imposible que tome cualquier medicamento vía oral así que, desesperada, probé con los supositorios y funcionan!!! En mi caso, el único problema es que tenemos que ponérselos mi contrario y yo juntos, porque suelta unas patadas que no veas! Pero entre dos es muy fácil y una vez que la mantienes las piernitas cerradas un minuto o así te olvidas. Prueba y ya nos contarás!
    La mía está ahora con otitis y tenemos que echarle las gotas en los oídos cuando está dormida :-( sino, imposible!
    Besucos para las dos y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hay supositorios de todo??? Algún día haré un post sobre la última vez que le puse uno, jajajja, la niña se sintió ultrajada y estuvo dos días sin mirarnos a la cara, jajjaa

      Eliminar
  7. es terrible esto de los virus, nosotras estamos igual pero con gastroenteritis. Por arriba está controlada la cosa, pero por abajo... si tu casa huele a vomitera, la mía imagínate a qué huele... kilos de paciencia, que dicen que esto como mucho (?) dura una semana... hay que ver qué curioso esto de la relatividad del tiempo!!!

    espero que tu pelirroja se ponga buena pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, eso es peor... Aquí hay vómitos, pero pocos. Para mí, lo peor de lo peor es una gastroenteritis!! Mucho ánimoo!!

      Eliminar
  8. Desde hace 5 años voy a 5-6 resfriados/gripes por año. Yo antes de nacer mis hijas me pillaba 1 por año o ninguno, pero ahora no se si es por que soy mayor o por la concentración de virus por metro cuadrado, que no me libro, eh!! Y no falla, siempre a los 2 ó 3 dias de que empiecen ellas......
    Espero que se ponga buena prontito la pelirroja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a tener que hipervitaminarnos!!

      Eliminar
    2. A mi no me hace efecto....tomé como preventivo dos meses de Equinaccea, que se supone que aumenta las defensa, y aqui me tienes....

      Eliminar
  9. AYYY Como te entiendo, yo tengo al peque malo desde el miercoles pasado, y llevo encerrada en casa dias.. pero aunque ya está mejor, no le quiero llevar al cole porque el domingo me voy una semanita a Bilbao, y miedo me da que vuelva a empeorar, o que incube algo nuevo y se ponga allí malo, así que todavía me quedan unos cuantos dias de aguantarlo en casa..Aunque pienso llegar donde mis padres, soltarles a su querido nieto, y volver a hacerme la soltera, sin ataduras de ningún tipo..que para lo poco que le ven, bien me lo merezco.. Que lo malcrien y lo que quieran, ésta vez no pienso decir ni mu..aunque luego me cueste otra semana ponerle en orden.. jaja


    Ánimo guapa.. que se recupere la nena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerrrte!! Y no puedes llevarte a la pelirroja? Total, los abuelos igual no se dan cuenta... jajajja

      Eliminar
  10. Tienes razón,estos días para borrarlos del calendario,los churumbeles ya pocas veces se ponen malos,pero cuando caen son la leche,hacen unos enfermos gorrones con ganas de marear a la madre,que pobre ella se desborda por nada,pero que cosa más plasta y cuando te ablandas y piensas pobrecitos,van y arman una,si la noche es lo peor,que además resuena mucho todo con tanto silencio ajeno,pero no queda otra que tirar y no precisamente la toalla,a recuperarse pronto,suerte.Por cierto,aquí el tiempo tampoco ayuda,está nevando y un frío que pela,si el norte es muy chungo,yo quiero vivir en el surrrrr...La de los churumbeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las noches son lo peor... Envejezco dos años por velada. Ay...

      Eliminar
  11. Madre mia, te compadezco, Flor, se perfectamente lo que es que te cueste una vida darles la medicina y cuando te crees que por fin les ha entrado, zasca! vomitona!... Paciencia y más paciencia...

    ResponderEliminar
  12. Ánimo! Nosotras estamos como mmarfc, con gastroenteritis y nada de vómitos, todo diarrea, imagina... La peque lo pasó ya, pero antes de dejarlo me lo pegó a mi, que oye, a morir me puse, nunca me había dolido tanto el estómago, tanto que tuve que ir a urgencias dos veces y la última vez, la doctora me dijo: bufff, pues si te lo ha pegado la niña, prepárate, porque el virus se hace más resistente en los adultos; y es cierto, diez días me ha llevado volver a ser persona!! Hoy es el primer día que soy capaz de comer algo (todo tiene su parte positiva, se me ha quedado un tipazo!, pero claro, esto dura lo que dura, que en un par de días vuelvo a estar igual).
    Besos y a mejorarse!

    ResponderEliminar
  13. Jaja... siento que la pelirroja esta malilla! Cómo son! Malos y todo tienen mas energia que nosotros! Espero que se recupere pronto, que vaya llenando su estomaguillo de algo solido y sano para tu conformidad y tranquilidad y que vosotros, los mayores, lo paseis cuanto antes, porque Querida Flor, tiene pinta de que la siguiente serás tu!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  14. Ayyy cuidado con el dalsy y la apiretal que luego entran en fase energía a tope tipo huracán...

    cuidaros

    Mar

    ResponderEliminar
  15. Uffff. Eso tiene que ser el infierno en la tierra. Que pase pronto el temporal. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar