miércoles, 16 de enero de 2013

Discusión con la mamma II. Dramones infantiles


Como ya decía ayer, la mamma se pasa el día diciendo lo violentos y lo feos que son los dibujos animados de ahora y dice cosas como ‘Yo no sé como a los niños les puede gustar el Spiderman ése –bueno en realidad ella lo llama Superman, a ése y a cualquier otro superhéroe- con esa cara tan feísima que tiene’ // Es una careta mamá, no es su cara // Pues peor me lo pones, mira que ponerse esa careta para asustar a los chiquillos // Que no, mamá, que es bueno, que lo hace para que no lo reconozcan como todos los superhéroes // Pues al otro Superman, a Christopher Reeve le bastaba con quitarse las gafas para que no lo reconocieran // Y bueno, ahí me tengo que callar porque tiene más razón que un santo, que la novia o era imbécil o iba siempre borracha porque si no, no me lo explico…

La cuestión es que ella argumentaba que los dibujitos de ‘mis tiempos’ –cuando usa esa expresión me siento octogenaria- eran más dulces y bonitos y tenían historias donde se aprendían valores y se reforzaban principios.

Yo que soy una nostálgica en según qué cosas, asentía con entusiasmo recordando la carita sonrosada de Heidi columpiándose -¿desde el cielo?- y a Copito de Nieve correteando por el prado y a Marco –que en realidad era una Heidi travestida-, el mono Amedio y a toda la pandilla que veía en la tele, hasta que caí en la cuenta de que si bien no eran dibujos violentos sino dulces hasta el empalago, narraban unas historias para no dormir, auténticos dramones que a los niños nos pasaban desapercibidos  sólo en algunas ocasiones.

Por que a ver, qué tiene de tierna la historia de la pobre Heidi, huérfana, abandonada con un abuelo con la inteligencia emocional de un ñu que le dice a bocajarro que no la tolera y luego se la llevan con Clara, que es una niña que no puede caminar ni vivir por culpa del monstruo Rottermeyer, que era mala malísima y que le hacía pasar perrerías a la pobre Adelaida…

O mejor aún, Marco, abandonado por su madre –que era más lista que el hambre y se quitó de en medio- y solito en el mundo, que se va a recorrer medio planeta para buscar a su madre pasando todo tipo de visicitudes y dejándonos al borde de la lágrima con el ‘No te vayas mamá, no te vayas de aquí…’

O la joya de la corona Candy, Candy, que era una telenovela infantil de crueldad insuperable, a cuya protagonista, huérfana y maltratada por todo el mundo, se le morían todos los novios y cualquier ocasión de ser feliz mientras yo, en el salón de casa de mi abuela lloraba con hipidos mientras a ella se le encharcaban sus gigantojos azules. Como poco traumático.

Y ya no triste, pero loca, la famosa Bola de Cristal –que ya les vale dar un programa infantil a las estrellas de la movida madrileña- que sí, que a mí me encantaba, pero que ahora recordar a Loquillo dando consejos infantiles como que me chirría y bueno, para qué hablar de las películas experimentales que ponían, que recuerdo una en la que el tipo tras someterse a algún experimento de rayos X lo veía todo verde y muchos monstruos o cosas raras hasta que al final, destrozado, decide arrancárselos de las cuencas ante los gritos de ‘Sácatelos, sácatelos’ que se oían de fondo…

Pues eso, que bastante bien hemos acabado.

45 comentarios:

  1. Uf, traumatizada me quedé con Marco, y menos mal que nunca me enganché a Candy Candy. La Abeja Maya sí que molaba XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tenía padres la Abeja Maya?

      Eliminar
    2. Cielos...creo que no!!!! era huerfanita!!!! buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

      Eliminar
  2. Jajajaja...pues sí bastante bien hemos acabado, la primera película que recuerdo haber visto con 4 ó 5 años fue la Noche de los muertos vivientes...entre eso y la bola de cristal bastante bien estoy ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo, que sólo podemos llorar con un ojo! jajjaa

      Eliminar
  3. Pues sí, yo siempre mne acuerdo de Candy Candy vestida de luto ¡por Dios! Una niña de luto, traumático traumático. Te dejo link de alguien que se ha tomado la molestia de analizar a Annie, y donde sale un afoto de Candy con lazos negros Aahg! http://www.candycandy-blanca.com/Suenos05AnalizandoaAnnie.htm

    ResponderEliminar
  4. Madre mia, tienes razón.. yo cuando mi peque empezó a ver Gormitis, Ben 10 y demás, decía lo mismo, que bonitos eran los dibujos de nuestra época.. jaja Menuda mentira, pero si eran dramones.. Y ahora que vivo en un pueblo de Italia entre montañas, retumba más que nunca en mi cabeza esa triste canción...

    En un pueblo italiano , al pie de las montañas, vive nuestro amigo Marco, en una humilde morada, se levanta muy temprano........

    Yo se la he cantado a mi hijo, y me preguntaba, pero porque se fué su mami? Yo no quiero vivir en Italia y que te vayas, porque nosotros somos una familia (Madre mia, yo no sé si os ha pasado a vosotras, pero Daniel desde que va al cole a todas horas dice que somos una familia, no sé lo que le estarán diciendo allí todo el día, pero pretende que vayamos juntos a todos los sitios, no tengo un segundo de intimidad)... jajaj Pobrecito!!

    Un beso guapa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, pobre! Tiene miedito de ser un Marco vagando por tierras italianas, jajaj

      Eliminar
  5. Ostras, pues yo a Candy Candy no la recuerdo más que su imagen de pelo rubio frondoso, en un joyerito que tenía...No ví jamás los dibujitos y no pensé que fueran así!!! Qué chasco me he llevado!!!

    La abeja Maya sí la veía y David el Gnomo y los Fraggel Rock y barrio Sésamo y la Aldea del Arce y Muzzy (que hablaban en inglés) y érase una vez el cuerpo humano (la otra, la de historia, no me gustaba) y los Diminutos y los Osos Amorosos y los Aurones, que los veía mi tío y a mi me daban miedito, igual que la bola de cristal, jajajaja. Pero tela de miedo!! Marco no lo veía y Heidi, a veces.

    En realidad veía muchos dibujitos y no es que estuviera todo el rato viendo la tele, que yo salía a jugar con las amigas al parque. Ellas también recuerdan todos esos dibujitos. Será que teníamos más tiempo que los niños de ahora??? O es que como no jugábamos a la Play, ese tiempo lo usábamos para ver tele?? No sé...yo desde luego, jugaba mucho en la calle también.

    PD: Mi padre veía Ana de las Tejas Verdes (fíjate tú, un padre viendo dibujitos, jajajja) y yo lo odiaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana de las Tejas verdes también era huérfana... Y qué me dices de cuando david el Gnomo y Lisa se hacen tan viejos que se convierten en árboles?? Aquello nos traumatizó a más de uno porque era una muerte encubierta... jajjaja
      Los osos amorosos me encantaban!!!!!!!

      Eliminar
    2. ¿Ye te puedes creer que yo ese último capítulo de David el Gnomo no lo he visto hasta hace cosa de tres años o así? Y lo ví en Youtube porque alguien me lo contó y fuí a buscarlo...Es super triste...

      Sí, Ana de las Tejas Verdes era huérfana y sus tíos no la querían demasiado (al menos al principio, creo recordar)

      Eliminar
    3. Ala!!! lo Aurones!!! poti, poti!!!!, jo que recuerdos, y la aldea del arce...., y el ultimo capitulo de David.... joeeee, que estoy sensiblonaaa,

      Eliminar
    4. A mí Fraggel Rock me flipaba, pero mi madre me dijó que me pasé una temporada horrorizada de abrir el armario donde estaba el cubo de la basura, porque pensaba que me iba a hablar, jajajajaja.

      Lo de Candy Candy era un culebrón que ni Cristal, oiga. Vaya mal karma que tenía la pobre.

      Eliminar
  6. Lo que yo lloré con Candy Candy, por Dios que triste,a mí me gustaba mucho la abeja maya,david el gnomo,el inspector gadjet era lo mas, con su gachetobrazo,si es que los dibujos de nuestra infancia eran muy ñoños,hoy son más realistas y más violentos,pero a mi rubito le encanta Spiderman,los Gormmitis,pero cuando le pongo Barrio Sésamo en el ordenador le encanta también.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y Sherlock Holmes!!! Y los mosqueperros!!! Ains, qué bonitos!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. A los Trotamúsicos los echaban a palos de sus casas, no? Y por eso se unían, creo recordar, jajajja

      Eliminar
  8. Y que me decis de Tom y Jerry, y el correcaminos todo el rato dandose porrazos y el pobre gato muriendose: a cachitos, explotando, dandole martillazos,... le pasaba de todo, yo pensaba lo mismo que los dibujos de ahora eran peores pero telita lo que veiamos nosotros tambien. Que la primera vez que vi a mi hijo riendose con Tom y Jerry pense pero bueno vaya dibujos de peleas todo el rato y de violencia.

    ResponderEliminar
  9. ¡Menudo Revival!
    Es verdad, podrían ser crueles, cursis, sangrientos, obscenos, macabros e incluso provocarnos pesadillas, pero siempre serán nuestros dibus y siempre les guardaremos cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Y os acordáis de Belfy Lillibit?? El padre o el tío se pasaba el día borracho! jajjaja pero eran geniales!

      Eliminar
  10. Cuánta verdad, menudos dramones. Ésa sí que era manera de enseñarnos desde niños que la vida es muy dura.

    Con Marco lloraba ya nada más empezar la canción. Clarita me daba una pena que me moría, la Rottenmeier más miedo que el mismo diablo.

    De Candy me acuerdo de haber visto los dibujos (incluso haber leído un cómic) pero no recuerdo absolutamente nada de la historia.

    Uno de los traumas de mi infancia, sin duda, la conversión de David el Gnomo y su mujer en árboles, madre mía qué llorera...

    ¡Ay, qué recuerdos...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo de David el Gnomo era triste y terrorífico a la vez!! jajja

      Eliminar
  11. jajajaja ya ni me acordaba yo de varias de estas canciones, y otras acaban de ser todo un descubrimiento! Me encanta leer tu blog a pesar de ser una no-madre, me lo paso como una enana con tus historias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!! Nos encantan las nomadres! jjajaja

      Eliminar
  12. Bufff lo de Candy Candy era horroroso, a mi al final acabaron por prohibirme que los viera. No era sano para una niña de 7 años pillarse esas lloreras.

    MAITANE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí madre tampoco le gustaba por eso lo veía en casa de mi abuela! jajaj

      Eliminar
  13. yo creo que nos hemos vuelto todos unos tiquismiqis porque ahora nos escandalizamos por todo, que en los dibujos de Dora no ponen ni una mala cara y cuando el zorro les roba lo más que le dicen es que no obr;me parto.
    a mi me gustaba mucho también David el Gnomo y Willy Fog, que ahora se lo pongo a mi hija y también le gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es verdad, estamos sobreprotegiendo en exceso

      Eliminar
  14. Tienes razón,yo creo que Marco o Heidi eran mucho peores,a mí me caían una de lagrimones... y que me dices de La casa de la pradera,yo a Candy y la bola de cristal no he llegado,aiinnss que vieja voy,pues eso, que nunca vi llorar a los churumbeles con los dibujos de ahora,se lo toman todo a pitorreo creo yo,no se inmutan con nada,anda con estos dos...,si yo me escondia a moco perdido pensando en la mala madre del Marquitos aquel..La de los churumbeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad... Nosotros teníamos más conciencia social y empatía! Esta juventud! jajaj

      Eliminar
  15. Y que me decís de Pipi Calzaslargas?? Una huérfana de madre, con un padre pirata que la deja siempre sola, con un montón de dinero para que haga lo que quiera... con 9 años!!! es que no tenía una tía o una abuela que cuidaran de ella? Normal que luego hiciera las trastadas que hacía.
    No recuerdo a mi madre quejarse de que fueran violentos... Pero los de bola de dragón, que se morían y resucitaban y se volvían a morir, y se pasaban horas luchando... muy pacifistas no es que fueran, la verdad.

    ____
    http://www.catuxa20.wordpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenoooooo, lo de Pipi es de traca! Eso era para que viniera asuntos sociales o Sanidad a desinfectar al mono y al caballo! jajjaja

      Eliminar
  16. Ay, señor!!! Y no os acordáis de Mazinger Z??? Por favor!, si habría que haber psicoanalizado al creador!!! Os acordáis de Afrodita..."Pechoooss fueraaa". Y por no hablar del Coyote y el Correcaminos, se puede tener más maldad que la que emanaba el Correcaminos?? Esos eran masoquistas, no me digáis!
    Mi hijo de 8 años ve Pokémon y os prometo que no sale nada violento, son combates entre distintos tipos de bicharracos, pero cuando acaban el combate, todos tan amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Coyote, a mí me da taaanta pena... ajjaja

      Eliminar
  17. Ay! Qué recuerdos!
    La primera vez q lloré viendo la tele fue cuando David y Lisa se convierten en árboles. Qué disgusto me llevé! Estuve mucho tiempo ocultándolo por vergüenza y ahora veo q estamos todas parecidas ;-)
    Con Candy Candy y con Marco no podía, me disgustaba demasiado y no me dejaban verlos.
    Mis favoritos eran Willy Fog y Sherlock Holmes, ahhh! y Scooby Doo y el gato Isidoro. Me estoy poniendo nostálgica!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sherlock Holmes era el mejor y los Mosqueperros y Belfy Lillibit y Pumuki!! Ayyy

      Eliminar
  18. Yo me quedó con los diminutos.

    Mar

    ResponderEliminar
  19. ¡Ohhh! has tratado uno de mis temas favoritos y es que yo los vi todos, pero todos, todos y los recuerdo muchísimo. Besitos

    ResponderEliminar
  20. y los caballeros del zodiáco qué¡ También tenían su violencia con esas luchas Jaja.que tiempos

    ResponderEliminar
  21. ¿Y qué me dices de la Pitufina? Al principio era mala y morena. Cuando se volvió buena, pasó a ser rubia. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Bueno, la peli que mencionas al final es " el hombre con rayos x en los ojos". tampoco es que sea una peli de niños. Me acuerdo que la echaron en la 2 por la tarde, y a mi también se me quedó el final grabado.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, la peli que mencionas al final es " el hombre con rayos x en los ojos". tampoco es que sea una peli de niños. Me acuerdo que la echaron en la 2 por la tarde, y a mi también se me quedó el final grabado.

    ResponderEliminar
  24. ajajajaja...por la cara...hay que ver los dibujitos que nos tragábamos antes..jajaja. Besotes..ains que risas con estos tres últimos post.

    ResponderEliminar