miércoles, 9 de mayo de 2012

Cinco consejos que leerás en las revistas y que pretenden hacerte la vida más perruna


1.- Si tu hijo dice alguna palabrota, tú no te alteres ni le regañes, ignóralo y ya verás como deja de decirlas en un par de días. (Ahora mismo estoy haciendo la peseta enérgicamente, bueno con toda la energía que tiene una madre agotada y de bien, claro). Durante semanas he fingido que no era consciente del amor de la pelirroja por el vocablo ‘coño’ y no sólo no ha dejado de pronunciarlo sino que ahora lo dice prácticamente en cada frase, venga o no a cuento y he notado que la gente me mira mal al ver que me hago la loca frente a estos desvaríos lingüísticos propios de una prechoni.

2.- Con los niños dialogar funciona mejor que regañar. Con los niños civilizados puede ser, pero tratar de hablar en plan Mandela con una pelirroja tumbada en el suelo de la calle, pegando alaridos demoníacos y haciendo la croqueta al mismo tiempo se me antoja, cuanto menos, complicado.

3.- El baño es mejor dárselo antes de dormir porque le tranquiliza mucho. ¿A quién? ¿Qué tipo de baño? Un baño turco imagino que sí, pero de los normales, no sé yo… La pelirroja alcanza su mayor grado de histeria cuando entra en contacto con el agua -cual gremlin descocado- y con los miles de muñecos de plástico que la esperan en la bañera. A eso también hay que sumarle que sabe activar el jacuzzi y que a esas horas ya estoy en grado locura severa activado, así que el resultado de este cóctel no es bueno para nadie.

4.- Los niños cuanto más duermen, más quieren. Apuesto la cabeza a que éste es el consejo de una madre insomne, maligna y rencorosa que quiere que todas compartamos su infierno de noches en blanco. Según mis propios estudios de credibilidad reducida, puedo concluir que una siesta pelirrojil ha de durar un máximo de dos horas, todo lo que pase de ahí, serán papeletas para una fiesta rave hasta el amanecer.

5.-  Es imprescindible que los niños jueguen y experimenten con la comida para aprender a comer. Y éste, imagino, es el consejo de Skip, que patrocina la sección en secreto. Yo he sentado a la pelirroja a la mesa dos millones de veces, con su propio plato de Pocoyó y su minirración de lo que toque y sólo ha servido para que nos lo lance al entrecejo y/o lo refriegue por el mantel o la pared. Lo más cerca que ha estado de probar algo fue el día en que se metió un fideo por la nariz.

27 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Al que da esos consejos le daba yo una pataleta al alimón de mis mellis, gritando cual posesos y tirándose al suelo en plena calle. A ver si tenía coj.... a dialogar. Hala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pataleta por duplicado debe de ser un infierno muy grandeeeee!!!

      Eliminar
    2. Recuerdo una memorable, cuando tenían como 2 años y pico, en el parque. Iba yo solita con ellos, y cuando llegó la hora de volver, no les daba la gana de subir al carrito, ni de ir agarraditos ni de nada, querían seguir en el parque revolcándose cual gorrinos. Cuando los cogí para meterlos al carro, la nena se puso tiesa como una tabla, en modo "posesión infernal on" gritando como si la despellejara y el otro salió corriendo. Para no aburriros os resumiré que lo conseguí, aunque perdí algo de pelo y piel por el camino, y me volví a casa con dos demonios vociferantes y pataleantes, entre las miradas de censura de todos los abuelos y paseantes del parque, que sin duda ponían en duda mi capacidad como madre, mujer y ser humano en general. Ahí me encuentro al del consejo del diálogo y lo apedreo.

      Eliminar
  2. Ja, ja! El único con el que comulgo es con el segundo, aunque mi marido dice que tengo mucha fe en la palabra. Es que me hago la ilusión de que cuando la niña hable del todo se podrá razonar con ella, pero ya me voy desengañando como rana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creí yo, pero las conversaciones son las difíciles que con el IRA... Ay!

      Eliminar
  3. jEJEJE, muy bueno...Ayer acosté a tenedor a las 21.00H se durmió a las 21.45H, y a las 24.00H, empezó a gritar: mamá, ya es de día, ya es de día!!, tuve que abrir la persiana para convencerlo de que había que seguir durmiendo...
    A veces pienso que estos consejos los da una soltera que escribe desde su Loft, mirando al mar y tomándose un café..
    Vamos que son como los horóscopos, que aciertan de casualidad, jejeje

    ResponderEliminar
  4. De momento, el mío no habla, así que los puntos 1 y 2 no me aplican. Pero los otros tres... que identificada me veo XD Real como la vida misma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno y ya verás como se cumplen todos... jajjaa

      Eliminar
  5. VERDAD VERDADERA!!!!
    HAS DADO EN EL CLAVO CON TODO! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que nos maltratan por todos lados, jajaj

      Eliminar
  6. tienes toda la razón,cuando intento dialogar con la peque(después de la pataleta que esa no nos la quita nadie)me mira con una cara de decir que me estás contando?
    Lo de la comida doy gracias a que ha aprendido en la guardería yo no habría tenido paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía también va a la guardería y come allí, pero sólo el yogur y la manzana, de la comida pasa... Y como está muy grande, pues el pediatra no me cree... Ains.

      Eliminar
  7. Jajajaja. Qué sufridas sois las madres. Eso de los consejos que leo a veces en las revistas a mí también me dan a veces la risa tonta. No soy madre pero hay cosas que son de sentido común. ¿Tienes jacuzzi? Ya no me caes tan bien. Jajajaja. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que es un jacuzzi en plan hotel de lujo... Qué va!! Es una bañera normal que tiene jacuzzi, pero casi nunca lo activo por la extraña sugestión de que me salga una cucaracha por los agujeritos... Que en mi casa no hay, o eso creo, pero les tengo taaaanta fobia. Pero a la pelirroja le encanta y no veas el jaleo de muñecos y espuma. Todo lo contrario a la idea de jacuzzi relax, grassias!

      Eliminar
  8. Jajajaja. Qué sufridas sois las madres. Eso de los consejos que leo a veces en las revistas a mí también me dan a veces la risa tonta. No soy madre pero hay cosas que son de sentido común. ¿Tienes jacuzzi? Ya no me caes tan bien. Jajajaja. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Te cuento:
    1. Por qué son palabrotas?. Están en el diccionario de la RAE y se pueden utilizar en su contexto adecuado. Lo contrario es coartar la Libertad de Expresión.
    2. Con los nenes funciona mejor cantar que dialogar. Especialmente si hacen la croqueta.
    3. Antes de dormir, quién? el nene o la madre, no entendí...Es que yo tengo 3 hijos y si los bagno antes corren peligro por que voy a atender a la hermana que grita desde la habitación.
    4. Yo tengo a LaMediana que es una marmota y LaMayor que se despierta todos los días de su vida entre las 7 y las 8 de la morning. Sábados, Domingos, lo que sea.
    5. Ahí si que lo hago. Y no trabajo para Skip. Y el placer de cuando se hacen grandes y te ayudan a hacer unos muffins(magdalenas, bah!). Eso si, con cascaritas de huevo, pero es que no somos perfectas.

    ResponderEliminar
  10. El 1 me ha funcionado, supongo que él no estaría muy empeñado en usarlo tampoco, que si no, no se lo quitas con nada.
    El 2 es cierto que funciona mejor, pero toda regla tiene sus excepciones, no? Y niñ@ en pleno ataque es claramente una excepción.
    El 3 se pasa con el tiempo, el mío era terror al agua, ahora lo disfruta mucho. Lástima que no tenemos jacuzzi para disfrutarlo yo luego.
    El 4 creo que es un mito urbano.
    El 5 creo que es otro mito urbano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noo, a la mía le encanta el agua, ése es el problema que no quiere salir!!

      Eliminar
  11. Yo jamas dejo a mi pingo dormir mas de 2 horas por mucho que me diga mi madre que el chiquillo duerme muy mal etc(que duerme fatal) y el dia que le da por echarse una buena siesta pues luego se nos hacen las 12pm y todavia estamos jugando. Por eso he decidido 2 cosas: a)siestas max de 2 horas, es algo razonable, ya quisiera su padre. Y b)max hasta las 5 30pm. El resto que se lo guarde para la noche.

    ResponderEliminar
  12. Ajajaja Flor que buena eres me muero contigo,y mira las revistan mienten para vender ,porque una crema no te quita tres kilos de tripa ni nada parecido,mienten.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, eso es otra! Las grandes mentiras sobre dietas y cremas antifatiga, jajja

      Eliminar
  13. Grandes consejos eh?.... a mi me gusta ese de

    - Cuando tu hijo esta insoportable, no obedece y tiene mamitis.... lo que necesita es un hermanito... que??????? si , en eso estaba pensando yo, en tener otro por casa.. seguro que se le pasa.. si si si..

    un besote

    ResponderEliminar
  14. Yo no te voy a contar mi experiencia con las palabrotas. Resulta que cuando yo era pequeña, tendría la edad de tu pelirroja, iba con mi madre y mis abuelos en el coche, y de repente vi una piña en un cartel luminoso, y dije "Mira, una fruta!" pero no pronunciaba bien el sonido "fr" y mi madre tendió que dije "puta". Entonces ella, como un acto reflejo, me dio un bofetón y me dijo que no se decían palabrotas. Yo no lo entendí hasta que mi abuela dijo "que la niña sólo ha dicho fruta!" y mi madre me pidió perdón. Mira que era pequeña cuando sucedió esto, pero te aseguro, que jamás se me habría ocurrido decir en mi casa alguna palabrota. Es más, es ahora con 23 años y cuando digo alguna reconozco que me da hasta un pellizco en el estómago. Y eso aquí en Málaga, porque ni en mi pueblo me atrevo a decir ninguna. Yo no te digo que le des un bofetón a tu hija, pero funcionar, funciona, y yo he crecido estupendamente, sin traumas ni ocho cuartos. Como mucho miedo a decir palabrotas, pero eso no es malo, no?

    ResponderEliminar
  15. Me meooooo!!! mi rosquita tan solo tiene 1 año, pero apunta maneras... no es pelirroja, pero si el caracter de una de ellas (yo era pelirroja de peque) ya me la veo venir!!!!

    ResponderEliminar