jueves, 31 de mayo de 2012

De preguntas y humillaciones familiares. (Parte II)

Una se cree que cuando se echa novio el problema de las humillantes preguntas familiares ya está resuelto y va a la boda de Maripili como una reina, cogida del brazo del que cree que le evitará un nuevo bochorno en la mesa familiar, imaginando que este año le tocará a otra –que rule, que rule-. Pero no. La tía Enriqueta pasa a la siguiente casilla y cuando menos lo esperas te escupe: “Y vosotros ¿qué? ¿Que no vais a casaros o qué?”. Si la relación es de poco tiempo es una manera estupenda de espantar al chaval, que bastante tiene con haber accedido a acudir al bodorrio de Maripili y soportar las miradas de la familia, y si es una relación seria y larga es una forma maravillosa de agobiar al muchacho y de sacar a colación el delicado asunto de la boda y la mantilla de chantilly.

Pero ahí no acaba la cosa. Al final el muchacho compra un anillo y te pide en matrimonio –total, no le queda otra- y tú te compras tu mantilla y a la vicaría de cabeza, y mientras dices el ‘sí, quiero’ piensas en la tía Enriqueta y en cómo vas a callarle la boca con tu traje de Rosa Clará y tu mantilla de dos metros. Pero no. La tía Enriqueta se las sabe todas y en mitad de la celebración decide protagonizar un brindis y espeta eso de: “Ahora a por los niños, no lo dejéis mucho que ya tenéis una edad y sobre todo tú, que ya no eres una niña”. Y tú allí, con tu vestido blanco, tu copa de champagne y tu nueva humillación a la espalda que te han llamado vieja y presunta yerma en tu propia boda. La tía Enriqueta no encuentra límites.

Y te preñas hasta la boca y vas con tu barrigón por delante esperando encontrarte con la tía Enriqueta para darle un barrigazo repentino y callarle la boca, pero mira tú por donde, no hay reunión familiar a la vista donde puedas lucir tus deformidades corporales propias de la gestación. Pero bueno, la verás cuando des a luz.

Y así es, la tía Enriqueta que es porculera, pero muy cumplida –que ella va a misa todos los domingos y además es de las que se sabe todos los ruegos y oraciones y los recita en alto para que sepan que ella es una católica de pro y muy cultivada- viene a ver a la criatura y a ti, de paso, que estás postrada en una cama, agotadita del parto y de las primera horas de madre, pero pintada como una puerta, eso sí, que llevas esperando a la tía Enriqueta desde la primera contracción.

Y allí, más muerta que viva, cuando le señalas al bebé para que lo vea y diga lo guapo que es y te felicite por el parto y asuma que no le quedan más preguntas en la guantera con las que torturarte, va y dice aquello de “Bueno ¿y el segundo qué? No lo iréis a dejar solo, ¿no?”. Y tú con tus puntos frescos y tu malestar generalizado de recién parida, matarías por tener la placenta a mano para tirársela a la cara y callarla para siempre de un placentazo mortal, pero no la tienes y te dejas vapulear una vez más y en secreto planeas cuándo tener al segundo –sobre todo por guardar la placenta- y piensas ¿qué demonios podrá preguntarme entonces? 


NOTA
Como comprobarán, este post se centra en exclusiva en las ‘humillantes preguntas’ que, de un modo cronológico te escupen a la cara las tías Enriquetas durante aproximadamente una década o dos, bajo la excusa de ayudarte a centrarte en el buen camino y a seguir lo que ellas suponen que han de ser los pasos indispensables en una vida de bien
No obstante, dado el creciente interés de nuestros lectores por el asunto y sus sabias aportaciones a las ‘humillantes preguntas’ a las que se somete a los padres de hoy en día a lo largo de toda su vida y ya sea por parte de la familia o de uno que pasaba por allí, nos vemos obligados a trabajar en un nuevo post que se llamará algo así como ‘Preguntas y comentarios impertinentes con los que mortificar a una madre’ y que tendrá, me temo, muchas más de dos partes… ¡¡Gracias!!

43 comentarios:

  1. ¡Geniaaaaaaaaaaaal! Lo del placentazo mortal ha sido total!

    ResponderEliminar
  2. Cuánto me alegro de no tener a una tía Enriqueta en mi vida (de momento, deja no decirlo muy alto) jajaja es simplemente genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, no lo digas muy alto, que las tías Enriquetas salen de debajo de las piedras!!

      Eliminar
  3. Ay la tía Enriqueta... Y en el fondo, la queremos y todo! A veces la queremos estampar contra la pared, pero siempre es mejor que esos comentarios salgan de su boca que de boca de la pescadera del súper!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, bueno, aquí opina hasta el apuntador y les da igual quién haya delante!!

      Eliminar
  4. Me ha encantado lo del placentazo mortal!! jajjajaja. Yo también me casé de rosa clará

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues planeémoslo para el siguiente parto!! jajaj

      Eliminar
  5. Ay como me suena esto... Por ahora me he estancado en el ¿y para cuando el segundo? Pero esto huele a un :No hay dos sin tres. Y ahi si que no prometo mantener m compostura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, lo del 'no hay dos sin tres' fijo que cae...

      Eliminar
  6. A mí, después de los gemelos, pensé que no me lo dirían más, pero mira, he tenido de todo, desde: "hija mía, no tengas más, que ya has cumplido y a tus años..." (dí a luz con 33), y entonces lo que quieres es decirle en modo posesión diabólica on: "tendré todos los que me de la ganaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrggggggg". O bien, "hija mía, pues ya que estás, deberías tener otro, para que sepan lo que es un hermanico"...y el otro? el mmelizo/a de cada uno? no es hermano o qué?

    En fin, que si necesitas ayuda con el post de "gente que opina en vez de morderse la lengua", pregunta, que tengo comentarios de todo tipo con los mellis... XD

    ResponderEliminar
  7. Un placentazo le daba yo..jajja...que bueno! pero digo yo "La Tia Enriqueta no es una solterona?????" o yo me la he imaginado SOLTERONA...lo que pasa es que siempre nos damos cuenta de lo que le tendriamos que haber dicho una vez pasado el bochorno..cuando ya no hay opción...pero la Tia Enriqueta se merece algo asi como.."Ay Tia..tu si que has sabido..que ni te has echado un novio en tu vida, ni te has casado..y no tienes hijos para disfrutar de la vida..." Ahi lo llevas!!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad. Es solterona o viuda de la guerra. Planeemos nuestra venganza!!

      Eliminar
  8. jajaj me rio mucho por aqui siempre que paso. Todos tenemos una tia Enriqueta y yo aun no he tenido hijos pero te aseguro que si algun dia los tengo la plancenta me la guardo (porsiacaso). Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Lo peor que "la tia Enriqueta" en mi caso, es MI SUEGRA... que no hay reunión familiar en la que no haga las dichosas preguntitas: "ahora que teneis la niña, no os pensais casar??" y la de "cuando vais a por el niño para tener la parejita (mi hija tiene 7 meses)??"....asi que lo de estamparle la placenta en la cara y dejar a mi prole sin una de sus abuelas seria feo no??.....o no tanto??


    Buen día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenoooo, le queda otra, no? jajajjaj Y si no, puedes sólo noquearla que también alivia un rato, jajajjaja

      Eliminar
  10. Yo también tengo una tía Enriqueta en mi vida, aunque no es tía exactamente, pero se toma la libertad de contestar por mí cuando me hacen la dichosa preguntita de para cuando el segundo,ella contesta, que prontito ya se ponen a ello y dentro de nada otro peque en la familia.Dios, que cruz.Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Mi suegra no insiste con que nos casemos pero el tema "nietos" la trae de cabeza. Siempre que ve a mis gatos dice "A ver qué tal están mis nietos, que como no tengo nietos de verdad, pues tendrán que ser estos..." Ahí, con elegancia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las suegras tambien se merecerian un post de Flor....jajajajaja

      Eliminar
    2. La pobre lo asume con dignidad, jajjaja...

      Eliminar
  12. Una entrada buenísima! Me he muerto de la risa con lo de la placenta. Yo ahora estoy en la etapa de ¿para cuando el segundo? Mi peque es como la pelirroja, dos añitos y medio de torbellino incansable y yo, que me he quedado sin ganas de repetir, me paso el día justificándome por dejarla sola! Y lo que me queda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, a mí ya me traen loca con el asunto... Te queda mili. Mucha mili. jajajja

      Eliminar
  13. Ay Tías Enriquetas tenemos todas, más la suegra, la cuńada y una vecina que se meten en lo que no les llaman. Y siempre te van a atacar, pase lo que pase, que si tuviste un varoncito, para cuéndo la nena y si fué nena, para cuéndo el varón para que lleve los apellidos. El caso es humillar. Son personas TOXICAS y por tanto necesitas un antídoto: o los ignoras o les miras seriamente y les dices: Por qué me haces esa pregunta?.
    Carińos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y responderían porque soy un ser maligno y aburrido al que le gusta porculear? jajajja

      Eliminar
  14. Totalmente de acuerdo! en mi familia por desgracia parece que hay varias tías Enriquetas, que si no lo son en sí, de repente cuando ven la oportunidad se convierten. Yo soy de las medianas-pequeñas de mi familia por parte de madre, y claro, mis primos mayores, o no tienen pareja, y los que tienen pareja ni están casados y de hijos ni hablamos. Pero como siempre parece que he sido el patito feo y objeto de burlas de todo quisqui, ahora he espabilado y quienes los defienden soy yo, porque sí que es cierto que cuando te lo dicen a ti te quedas empanada, pero cuando lo ves de fuera tienes más capacidad de reacción. Así que allá que voy yo en defensa de mis primos, pero sobre todo dejando claro desde el segundo 0 que a mí eso no me lo hagan, que les saco los ojos con la cucharilla del postre. Y es que parece increíble que se estén quejando de la crisis y de que no llegan a final de mes y al segundo siguiente le estén preguntando a los pobres que haber cuando se casan y empiezan a tener hijos, ¡está la cosa como para eso! No importa que los pobres lleven media vida estudiando carreras, idiomas y másteres. La cosa es dar por saco, eso que no quede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí!! Todos a una como en Fuenteovejuna y contra el enemigooo!!

      Eliminar
  15. Clavao!!!! y cuando accedes al 2º..y llegas al tercero, la tia Enriqueta seguro dice aquello..
    "y vosotros no tenéis tele...nena no sabia que eras una coneja....pero eso si, que niños mas monos..."

    La tia Enriqueta...tan amorosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh my God!! Nunca había oído eso... jajajajja qué horror!!

      Eliminar
  16. Que fuerte me parece.. en serio yo o no soy de este planeta o es que vivo demasiado aislada, porque no recuerdo encontrarme con mi tia Enriqueta particular...

    Eso si, tengo a mi suegra que después de un comentario de broma sobre tener mellizos me dijo: " uy, tu no QUIERAS tener mellizos que dan mucho trabajo" ¿perdón? lo peor de todo esto es que siempre hay que justificarse, ellas nos ponen los nervios de punta y nosotras no podemos dejar de lado lo politicamente correcto.
    ¿Tan mal está callar la boca a los que nos rodean?

    Eso si, el comentario de ¿no tenéis tele? a madres de familias numerosas me parece una falta de respeto, ahí dejo la contestación:
    si, pero la utilizo para atontar a la prole mientras fabrico otro....

    Buen post, besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, la tía Enriqueta se muere de un infarto después de esa respuesta, jajja

      Eliminar
  17. YO A LAS TIAS ENRIQUETAS Y LAS SEÑORAS ABUSONAS DE LA CALLE...LAS MANDO TODAS A TOMAR...P.. C...!!!
    ME HE IDO DE UN RESTAURANTE DEJANDO A LA FAMILIA COMIENDO POR NO AGUANTAR PREGUNTAS HUMILLIANTES...CON ESTO NO PUEDO Y CON LAS SUEGRAS MENOS...FLOR UN POST SOBRE COMO AGUANTAR SUEGRAS INTROMETIDAS...O DESCRIBIENDOLAS...SEGURO QUE NOS VAMOS A MORIR DE LAS RISAS...BUENO TU SUEGRA NO LEERA EL BLOG VERDAD???JA JAJAJAJAJAA SERIA BUENO!!!! BACIONI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, sí!!!! jajajaj Es lectora asidua!! Aunque lo cierto es que la mía es muy prudente... Así que no creo que le importe que haga un post de las suegras malignas que son lo peor!!!!

      Eliminar
  18. pensad q mas tarde o mas temprano todas seremos suegras....a ver de q tipo somos, yo creo q seré de la que opine que ha venido una lagarta para llevarse a mi BEBE..., o q el marido de mi NIÑA no se preocupa lo suficiente por ella y es un egoista...ya llegará el día

    ResponderEliminar
  19. Mi suegra nos empezó a molestar a mi marido y a mí preguntando cuándo vamos a tener un niño y diciéndome que es muy importante tener el primero siendo joven. Mi marido le respondió diciendo que, como no vamos a tener ninguno, eso da igual. A partir de ese momento, probó varias estrategias (hablarme de lo bonito que es ver tres o cuatro generaciones juntas; decirme que seguro que mis padres también quieren nietos, etc.). La última fue la peor: mi suegro estaba de viaje de negocios en Estados Unidos, donde vivo y nos trajo de la India (de donde es mi marido) un cuadro feo no, feísimo. Al verlo, me hice la tonta y pregunté: ¿y eso qué es, una diosa hindú? Mi suegro respondió: no, solo es una madre con su hijo. Tu suegra quería regalarte este cuadro. En fin, que el cuadrito está en el fondo de un armario, porque no he visto cosa más fea en mi vida. Además, ¿para qué quiere que tenga niños, para criticar cómo los educamos? Es lo que hace con sus otros nietos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajjajaja, pues me temo que no va a darse por vencida, tiene pinta de habérselo tomado como algo MUY personal, jajajaja...

      Eliminar
  20. En El Jueves proponían contraatacar con la misma estrategia: en el próximo velatorio, te acercas a la tía Enriqueta y le dices "Bueno, y tú ¿para cuando?".... XD

    ResponderEliminar
  21. Jajaja lo siento Flor por que nadie callará la boca a la tía Enriqueta por que después del 1º, el 2º, el 3º o los mellizos o el perro, al poco empezará con la pregunta de si lo has bautizado o no, a lo que, por supuesto, luego añadiremos la pregunta de la comunión.

    ResponderEliminar
  22. Leyendo los comentarios de la tía Enriqueta, he llegado a la concusión, de que es mi familia completa (menos mi cuñada), que obsesión por la "ampliación de mi familia", como tengo hermanos gemelos no falta tampoco "a ver si vas a tener gemelos también", si claro, es que eso es contagioso, y si son dos ¡¿Qué pasa?!, me plantearia en el nacimiento pedir la ligadura de trompas (mi marido quiere más, yo uno y listo, que no les pasa nada, y después siempre te acabas tirando los trastos con los hermanos, la sangre no garantiza que se lleven bien)

    ResponderEliminar
  23. Me siento súper identificada con la primera parte, la de "¿y para cuándo los niños? mira que se te va a pasar el arroz...". Me parto...¿por qué tienen que ser siempre mujeres mayores a las que debes respetar las que te dicen esas cosas? ¿si ellas no te respetaaaaan? ains, puedes comprobar que llevo muy mal este tema. En todas las reuniones la exquivo cual matrix para no pasar el mal rato. En fin, "chapó" con el post. Has dado en el clavo.
    Un besito.

    ResponderEliminar