martes, 3 de julio de 2012

Consejos de mala madre que te harán la vida más feliz. Parte I

Lleva siempre una bolsa de chuches en el bolso. No se trata de un premio al buen comportamiento, más bien de todo lo contrario… Que si la nena dice que te sientes tú en el carro y se pasa medio viaje a punto del suicidio o incrustándose el cinturón a modo de tanga improvisado mientras vocifera en arameo y tú no puedes con tu alma y tenías que llegar a la otra punta del barrio hace media hora, dale la bolsa y todo será tranquilidad… y felicidad. Que si la nena se despierta de la siesta justo al final de la película –la primera que ves en meses-  y empieza a pedir que le pongas  Pocahontas, dale la bolsa y se debilitará su malignidad, que la bolsa viene a ser para la nena como la kriptonita para Superman. Pero sin sufrimiento, sin sufrimiento.

Usa chupete hasta la mayoría de edad. Que la nena te está volviendo loca con su última canción aprendida en la guarde o se dedica a lanzar alaridos en plan masai enfurecido, ofrécele el chupete… y todo será silencio. Que si la nena se resiste a dormir, ofrécele el chupete… y entrará en el mismo estado somnoliento que Cela luciera en el Senado. Que si no sabes qué hacer con la indemnización de tu despido, pues dale el chupete e invierte en su futura ortodoncia…

Guarda en la nevera una botella de coca cola zero sin cafeína. Es el soborno perfecto para una tarde en casa de ésas que parecen no terminar nunca y que te vuelven del revés, te acentúan las arrugas y te agrandan las ojeras que ni el licuado extrem del photoshop hecho con toda la malauva del mundo… A la pelirroja, al menos, es ofrecerle un poco del elixir negro de los dioses y por una media hora es la niña más feliz y concentrada del mundo mundial en sus pequeños sorbos cual ansiosa drogadicta.

Grábate un dvd con 200 capítulos de Caillou. Y pónselo sin piedad cuando tengas que hacerla desaparecer porque debes hacer limpieza general, ordenar el armario, ponerte al día en Internet, terminar un trabajo en el ordenador o hacerte la muerta… Y si se resiste, ofrécele palomitas o un paquete de gusanitos y podrás ser libre hasta que se le pongan los ojos como a la serpiente del Libro de la Selva y eso es, por lo menos, una hora y media de libertad condicional.

22 comentarios:

  1. Me valen el del chupete y el de Caillou, aunque en lugar de Caillou la mia es de Bob Esponja. Los otros dos no, porque pasa de chuches y su líquido preferido es el agua -rarita que es la niña- pero sí, mano de santo oiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella no me pide Caillou casi nunca, pero es ponérselo y se queda hipnotizada... Y la voz es suavita, menos desagradable que Bob, no? Pero si funciona... aunque sea un trompestita nos vale, jajajja

      Eliminar
  2. jajaja, lo de la Coca Cola zero no lo he probado, pero lo probaré, lo probaré.....

    www.juandybeatriz.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor es porque me ve a mí, pero adora la Coca Cola y cuando vamos a un bar y le pregunto si quiere un zumo o un batido me dice: 'Yo una cocacola Zero fresquita', jajajjaa

      Eliminar
  3. La mía es con Dora la Exploradora........ Según entramos por la puerta de casa de regreso del cole es un aullar como los monos "Doraaaaaaaaaa, mamá, Doraaaaaaaaaa, Doraaaaaaaaaa, mamá, Doraaaaaaaaa, Doraaaaaaa, mamáaaaaaaaaa, mamáaaaaaaaaaaaaaaaa, mamaáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, Doraaaaaaaaaaaa, Doraaaaaaaaaa, Doraaaaaaaaaaaa" (y sigue así hasta que se empieza a oir el divino "Tututu, Dora, tututu, Dora..."), que realmente creo que son 2 o 3 minutos de reloj entre que entramos en casa y la niña se pone a ver Dora (yo llego del trabajo, sin comer, a las 15.30 de la tarde y medio desfallecida) pero se me hacen eternos y consigue crisparme los nervios que hace que me coma la comida del mediodía (bueno, de la tarde en mi caso) en 5 minutos a toda leche del estrés.

    Cuando era más pequeña le daba Aspitos cuando iba sentada en la sillita y bendita paz....... Hasta que empezó a comérselos de tres bocados (a palito por bocado) y la verdad no me salía a cuenta porque la niña se podía zampar 5 paquetes de Aspitos en un paseo de 300 metros. Ahora la siento en la silla, la ato y aunque aulla un rato y se retuerce que parece que la ha poseído un demonio yo paso. Ya (casi) ni me afecta.

    Las llaves de casa también son buenas para conseguir que vaya andando desde el coche hasta casa. Le doy las llaves y va como un rayo hasta el portal a meter la llave y de ahí a la puerta de casa. A ver cuanto me dura el truquito...

    El chupete se lo quité a finales de mayo aprovechando que el del cole se le había roto y había echado dos siestas sin él....... en buena hora!!!!!!!!!!! Tengo a la niña con un mono que ni chita. Una ansiedad, un estrés, una mala ostia..... Había dejado de dar manotazos y ha vuelto a pegar, grita por todo, se le nota mucho más nerviosa y se enfada más, aparte de que es capaz de comer piedras. Siempre tiene hambre y no le hace ascos a nada...... Pero ya no hay vuelta atrás... Al menos duerme bien, no lo ha echado en falta para dormir. Aunque te digo que si llego a saber los efectos secundarios le hubiera dejado el chupete hasta la universidad!

    Un abrazote..... y ánimo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, yo a la pelirroja se lo estoy quitando ahora... Y es terribleeeeee!!! Yo se lo dejaría hasta el día de su boda pero es que se le están deformando los dientes y no me queda otra... si no, se lo iba yo a quitar pronto!!!

      Besoss!!

      Eliminar
  4. que bueno te doy la razón en todo menos en el chupete pero no por nada sino porque mi peque nunca lo ha querido. La cocacola lo sustituyo por cola cao o zumo porque a mi niña la cocacola le pica la lengua y no la quiere. Lo de los dibujos se lo hago a diario cuando estoy recogiendo la casa o me quiero sentar media hora en el sofá o hablar por teléfono y las chuches qué decir, mano de santo cuando estamos en el super, lo malo es que mi niña ya casi no usa silla y a veces los gusanitos entretienen demasiado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chuches o gusanitos sin cochecito es un infierno porque andan como si estuvieran de penitencia tras una procesión de Semana Santa... a tres pasos por minuto!! Agotadorrr!!!

      Eliminar
  5. Yo, me quedo con lo de las chuches,pero a mi rubito le ha dado por los Risketos y es mano de santo, se olvida de todo.El chupete, nunca lo quiso y la Coca Cola dice que pica y no quiere,te pide agua,este no va a ser de calimochos,jaja.Respecto a los dibujos es ponerle Spiderman y no tengo niño,en alguna ocasión hasta lo llamo para comprobar que sigue ahí, por que ni se le oye respirar.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Risketos me gustan hasta a mí!!! Hummmmm... Delicius como diría la mochila infernal de Dora...

      Eliminar
  6. Buenísimo Flor!!! Soy una madre malísima, porque cumplo casi todo, jejeje
    He llenado un pen-drive de 8 GB con Peppa Pig y Dora la Exploradora y cuando no puedo más y necesito un ratito de descanso se lo pongo y a disfrutar de un ratito de tranquilidad!!! Y la niña feliz y yo MÁS!!!
    También sigo con el chupete, pero en mi caso es una cuestión de supervivencia. Mi niña no duerme sin Pepe (su trapito de dormir) y al que ya sustituirá por uno de carne y hueso ;-) y sin su chupete. Así que de quitárselo, de momento, ni hablar. El sueño es mi casa es sagrado!!!
    Y lo de las chuches es el recurso de toda madre, nooooo? Yo gracias a los lacasitos consigo casi de todo.
    Por cierto, aún no he probado lo de la cocacola zero, pero habrá que intentarlo... Todo sea por un ratito de tranquilidad!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy... yo tampoco quería quitarle el chupete que es el mejor amigo de una madre, pero he empezado a hacerlo porque se le están poniendo los dientes como a Felipe el amigo de Mafalda, jajajja y no me queda otra... ya os haré un post para que conozcáis mis sufrimientos!!! jajajjaja

      Eliminar
  7. Ufff mi peke solo tiene nueve meses y lo cumplo casi casi todo!!!
    La bolsa de chuches la cambio por galletas maría (haceros accionistas, q al paso q voy...)
    El chupete OBLIGATORIO para todo, siempre, y no se lo pienso quitar, q digo yo q cuando llegue al instituto ya no lo querrá...
    En vez de coca cola, zumitos, industriales eso sí, q los naturales no hay manera q se los tome!!!
    y en vez de capítulos de Caillou episodios de baby einstein, q no se yo qué le verá pero le deja anestesiado!!!
    pronto empiezo a ser tan mala malísima!!! =)
    Besotes Flor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja, todas lo hacemos, pero sólo algunas lo confesamos!!! Y tranquila, hay otras muchas maldades para las próximas etapas del nene, jajajjaa

      Eliminar
  8. Qué suerte tenéis.
    La mía ni chuches, ni coca cola, ni Caillou. No ahy soborno que valga con mi monstrua.
    El chupete fue un drama cuando se lo quité (en la guarde con dos años ya no querían que llevara y como la pobre se pasa más tiempo allí que en casa, pues...), así que hace seis meses que no tengo (que no tiene, ejem) ni siquiera esa vía de escape.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuyuy, pues investiga que a lo mejor hay algún dibujito que le vuelva loca pero aún no lo ha descubierto, no?? Y el chupete, ay, el chupete... Cómo lo echo de menos y eso que sólo lleva 24 horas sin él!!!

      Eliminar
  9. Pero, pero, que malignas que sois!!!! jajajaja, yo voy apuntando por si el día de mañana me hace falta. Con Manzanita funcionaba de maravilla una chuche, la que fuera pero que no la hubiera visto nunca y decirle que era mágica y que la iba a curar (para momentos de medoyconelpicodelamesaenlacabeza) y mano de santo.

    Pero para momentos de tranquilidad.... a ver que piense.... ah si!!! un cajón, podía estar horas metiendo y sacando cosas de un cajón que normalmente no le dejábamos abrir y con cosas no peligrosas pero que no le dejabamos coger, solía funcionar asi:
    mmmmm la niña me tiene hasta los webs... voy a abrir el cajón como quien no quiere la cosa.
    La niña iba, se entretenía y cuando ya se había pasado el rato le preguntabas ¿nena que haces? y ella solita lo recogía todo para que no le relataras...

    Quien dice un cajón, dice una caja, o lo que sea, la cosa es que el/ella sepa que no lo puede tocar y dárselo sin que se dé cuenta, en plan lo abro y me olvido de cerrarlo muahahahahahaha (risa maléfica....)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como prohibirle algo para que lo quiera!!!

      Eliminar
  10. Ay Flor, me vas a volver loca: yo pensando que cuando le quite el pañal será maravilloso y me dices que no. Pienso que cuando no quiera ir en el carro será maravilloso y ya he descubierto que no. Se me ocurre que cuando no le ponga el chupete será la repera y también me dices que no!! ¿Que hago? Me lo vuelvo a enchufar a la teta?

    Ja ja esto va para atras en vez de palante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija, sí... Todo va a peor!!! jajajaja

      Eliminar
  11. Qué sería de las madres sin esas artimañas... Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Veo mi futuro muy pero que muy negro

    soy de ese tipo de madres que las chuches estan prohibidas por ley bajo pena de muerte ,aunque mi padre fantasee en darle chuches cuanto antes ...y yo le amenaze con meterle a una residencia (si asi de dura soy )

    tele ? A lo muuuuuucho media hora al dia ! Que mi abuela me decia que la tele atonta .. y con que cara gilipollas la miramos (la verdad sea dicha)

    Comprar hello kitty ! Yo ?? Ni muerta ! Jamas ! Ya tengo a la tia y a la abuela comprando todo tipo de baberos camisetas y demas de la dichosa gata y de oso drogaticto ,por que si señoras mias ...winnie de poo se chuta miel por vena ... Por edo habla tan raro ...

    Ale y no digo mas que harta mala madre soy ya

    ResponderEliminar