martes, 31 de julio de 2012

Fondo físico

A ver, estas cosas -como otras muchas- nadie te las dice, pero para ser madre hay que tener un buen fondo físico. Y cuando digo un buen fondo físico no me refiero a una buena genética epidérmica para combatir las arrugas que te saldrán tras la segunda noche en vela ni a un metabolismo envidiable que te haga perder los dos mil kilos que pillarás en el embarazo antes de terminar la cuarentena, que a ver, si tienes esa suerte, pues eso que te llevas y que, además, te ahorras en disgustos, dietas infructuosas y cremas carísimas, pero a lo que yo me refiero es al fondo físico de toda la vida, al fondo físico deportivamente hablando.

Me refiero a tener fuerza en los brazos para poder vivir levantando el equivalente a una garrafa de agua (luego a dos y más tarde a tres garrafas) durante 24 horas al día haciendo tu rutina normal –todo lo normal que puede ser una rutina maternal- sin dejarte el cuello lisiado de por vida. Levantarte a las tres de la mañana y agarrar la garrafa –si no has dormido con ella encima- sin que te cruja hasta el codo cual traca de feria y sin que las cervicales te pongan la cabeza del revés a lo niña del exorcista.

Me refiero a poder hacer una media de tres millones de flexiones diarias para recoger otras tantas piezas de construcción, juegos de té y porquerías variadas que pueblan todo el suelo de la casa y hacerlo sin gemidos de anciano acabado. A tener la agilidad para sortear rápidamente y sin previo aviso un pipí clandestino tras el sofá sin acabar pisando una mini cama de Minnie y clavándotela en el pie para llevarla cual trozo de metralla para toda la vida. A levantarte de un salto a las cuatro de la mañana para colocar un chupete en la oscuridad con la destreza de un marine. A correr una maratón detrás de la prole cada día para evitar que se pierda en mitad de la calle, que destroce una tienda a nivel Kale Borroka on o que coquetee con el suicidio frente a cualquier carretera.

Me refiero a tener fondo para subir las escaleras con 17 kilazos –juraría que ya son 18- encajados en la cadera sin partirte las rodillas, a colocarte a la nena a hombros para ver una procesión sin matarte ni matarla ni dejarla jorobada, a tener energía para aguantar el trajín de playa, piscina, paseíto, columpios, parque de atracciones y saltos en la cama…

Yo que siempre he sido una vaga de las de carné, esto me ha pillado desprevenida, a traspiés, y ahora tengo que ir poniéndome al día para poder llegar viva hasta la meta –esto es la boda o el ‘arrejuntamiento’ de la nena en plan ‘ahora tú la llevas’, endiñándosela a su pareja sine die- y a ser posible con todos los huesos y músculos en su sitio…

Así que me he visto obligada a apuntarme al gimnasio, sí, otra vez. Con la firme promesa, otra vez, de aguantar como una jabata hasta tener el culo de Blake Lively. Y me he apuntado a Spinning que viene a ser como el infierno en la tierra, pero al menos  ponen música actual –o eso me dicen mis compis- y escapo un rato del yugo maternal, que también está muy bien, pero la verdad es que eso de ir en ropa de deportiva, sin pintar –asustando a la gente-, con una terrible coleta y encima sudar, no es lo mío… que yo tengo un glamour, hombre ya. Y mis amigos –por llamarlos de alguna manera- que lo saben, tienen una porra abierta sobre cuánto aguantaré. De momento llevo tres meses y la verdad es que no veo resultados… ni mucho menos el momento de escapar. No hasta que haya superado todas las apuestas... y después Dios dirá… que seguro que la Lilevy lleva prótesis.

52 comentarios:

  1. Pues ya llevas bastante... Yo me compré un aparatejo de esos para hacer escaleras y la gracieta me duró cerca de un mes. Ahí está, juntando polvo y no lo subo al altillo porque aún conservo alguna esperanza... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, que me compré una cinta de correr de las gigantes y ahora la uso de perchero... Ay.

      Eliminar
  2. A mí, si me lo llegan a decir, hubiera tenido los hijos como 5 o 10 años antes. Que no es el fondo físico, ¡¡es la edad!!
    Yo a los 20 aguantaba toda la noche de juerga y al día siguiente estaba fresca como una lechuga, pero los 30.... son otro cantar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué pena más grande.... jajajja

      Eliminar
    2. JAJA, pues a los 40 ni te cuento.....

      Eliminar
  3. Yo a lo más que he llegado es a pagar dos meses de gimnasio para luego darme de baja por falta de asistencia, ahora tengo dos aplicaciones en el móvil para hacer gluteos y abdominales (sí sí, te lo juro por Snoopy, aplicaciones del movil!!)...y no te creas, no me va mal! :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo matrícula abierta en todos los gimnasios de la ciudad. Pago y no voy, ése es mi lema.

      Eliminar
  4. (me voy de vacaciones, te leeré desde el móvil, pero no sé cómo se me dará lo de comentar desde el mismo, sino....hasta la vuelta!)

    ResponderEliminar
  5. Buff a ti al menos te ha pillado de sorpresa....
    A mí me lo lleva advirtiendo la matrona desde el primer día que pasé a su consulta: ya antes de ser madre, el parto exige una buena forma física un un excelente fondo físico....
    Y no he parado de repetirme a mi misma que tiene razón, que si, que si... que hay que ponerse las pilas y estar preparada para el momento... y todo lo que vienen después.
    Pero hoy no que hoy tengo náuseas, y hoy tampoco que me duele la espalda y hoy imposible: has visto como tengo de hinchados los pies????? Pero mañana si, mañana mismito empiezo entretamiento duro y me pongo en forma....
    (Mañana cumplo mi semana 39 de embarazo....)

    ResponderEliminar
  6. Pues si quieres ahorrarte el gimnasio y entrenar las 24 horas sin coste adicional, yo tengo la receta: ten el segundo.

    A mí se me está quedando tipazo, de verdad, todo el mundo me lo dice!

    Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí???? Mira que yo por un tipazo hago lo que sea jajajjaja

      Eliminar
  7. Buf! ¡Qué suerte poder ir al gimnasio! Yo estuve yendo 3 meses a natación y desistí porque no daba abasto. Espero que ahora que la nena va a ir al cole tenga tiempo al menos de ir a andar, pues corro el riesgo de convertirme en una madre panderona "sensu stricto", aunque he de reconocer que los brazos los tengo geniales, nunca los había tenido tan torneados y musculosos, ja, ja!

    ResponderEliminar
  8. de acuerdísimo con el anónimo....si es que esperamos a los 30+ para tener los niños y es normal...el cuerpo no es lo que era!!!

    ResponderEliminar
  9. No hay entrenamiento fisico (y psiquico, para que engañarnos)más agotador que la maternidad, verdad verdadera Flor ja ja ja.
    100% de acuerdo con "Y entonces llegó el Caos", con dos se te pone un tipazo que no veas, yo tengo mellizas de 16 meses y desde el parto he perdido 10 kg, pero creo que el spinning te pasará menos factura que una segunda maternidad...:-)
    Gracias por tu blog, me lo paso en grande y me siento identificada en mucho de lo que cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias guapa!! Y el perder peso con dos es por el malvivir o es gratis???? Sustoooo

      Eliminar
    2. Por el malvivir "obviusly" :-)

      Eliminar
  10. Yo me propuse hacer todos dias un video que encontré por youtube (abdominales en 8 minutos) por aquello de que quien no saca 8 minutillos.....pues me quedé en el primer dia, despues de tener unas agujetas horribles y que siempre pensaba que esos 8 minutos eran un tesoro para tumbarme o hacer otra cosa....

    Me mondo con lo de la garrafa de agua, jajaja, no puedo evitar troncharme!!! Aunque las garrafas que yo compro son de 8 L. por lo que son 8 Kg....que al igual que las garrafas, los meones también engordan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajjajaja... 8 minutos dan para muchooooooooo

      Eliminar
  11. Yo retomo el gimnasio en Septiembre y reconozco que se nota en cuanto dejas de ir.Llevo en el gim un año,intento ir todos los días una hora y voy alternando las clases de spinning,gap y maquinas y confieso que nunca me había sentido tan bien y yo no lo hago por adelgazar, es por mantenerte en forma y moverte por que sino a ciertas edades(como si fueramos viejas por estar en la treintena) te atrofias.Ánimo Flor,nosotras podemos con el spining y con lo que nos echen,un besito.

    ResponderEliminar
  12. Amén Flor, lo has explicado perfectamente. Yo tengo pendiente salir a correr en cuanto pueda y cuando me propongo algo a cabezona no me gana ni mi pequeña.ya te contaré :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! esa fue la mía... Salir a correr. Pásate por mi blog: runnermami.blogspot.com para ver cómo me va... que no está tan mal, oye.

      Eliminar
    2. me pasaré, es que salir a correr es lo más barato y lo más rápido porque gustarme no es que me guste mucho :)pero luego me hace sentir bien, las cosas como son.

      Eliminar
    3. Yo también estoy en las mismas. De momento me conformo con salir a andar, me he comprado un par de conjuntos muy monos y unas zapatillas q parece q andan solas. Ahora ya sólo me falta encontrar un par de huecos a la semana, será eso posible?
      Besucos
      P.d. Me pasaré por tu blog María

      Eliminar
    4. Yo tambien me siento súper bien después de hacer el deporte, pero antes no, jajajja... Sobre todo porque, además de que odio el deporte, siempre tengo mil cossa que hacer y que dejar aparcadas y eso me agobia un montón. Loquísima que está una.
      Me pasaré!!

      Eliminar
  13. Llevas más razón que un santo, Flor. Yo, la verdad, no me quejo. Siempre he hecho deporte, sobre todo natación y caminar, seguí durante el embarazo y lo estoy agradeciendo ahora. Hace seis días que parí y tengo la barriga como si estuviera de dos meses (con la piel sin una estría, ojo, que me echaba crema dos veces al día). También es verdad que tengo buenos genes, cuido lo que como y engordé solo 10 kilos. Esa es la parte buena... La terrorífica viene cuando empiezo a tener ojeras, patas de gallo -más bien de todo el corral-, dolor de espalda, etc. Cosas que no existían en mi mundo pre-maternal. Y eso que solo tengo 31 años... ¡Vida perruna y viejuna, Flor! Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja, pero una barriga de dos meses es genial!!! Y podías hacer natación todo el embarazo?? Mi hermana tiene la terrorífica teoría de que a los 30 nos cambia la cara a modo viejuno. Yo tengo 33 y ya empiezo a asustarme!! jajajjaja

      Eliminar
  14. Lo peor es cuando haces la revision medica y como no haces deporte de forma estable, el médico apunta "vida sedentaria" y se queda tan ancho.... ¿sedentaria?? sedentario tú, capullo, sentadito en tu consulta, que yo con 3 enanos no paro quieta.
    ¿para cuando deporte olimpico el "lavadoring" o el "lavavajilling"???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peor es lo mío, que el c***, cuando yo iba al gimnasio 3 veces al día me dijo... "¿Y los otros cuatro? Porque los otros cuatro son la mayoría". ¡Muerta me dejó!

      Eliminar
    2. Jajajjajajajjajajajajja, para matarlos!!!!!! Qué poco respeto!! jajajjajajaj

      Eliminar
  15. Éso me faltaba a mi, un gimnasio ahora. Si eso cuando el nene se desapunte de Chuckys sin fronteras. Que me lleva matá. Eso sí, 'hermosa', que después de dar a luz pesaba menos que antes de estar en estado, pero los kilazos de la lactancia, ahí se han parapetao, en mi cuerpo serrano. Así que 'hermosa' pero matá.

    ResponderEliminar
  16. ¡Pero Flor si 3 meses están genial! a lo mejor ahora le coges el gustillo y esto es un no parar de ir al gimnasio.

    Yo tb me espero a septiembre para empezar a ponerme a la hora que la flaccidez galopa a sus anchas por mis caderas y eso no está bien.

    ResponderEliminar
  17. ¡Venga, que dicen que en tres semanas se hace un hábito y ya llevas tres meses! No digas que no le has cogido un poquito el punto al spinning, lo habrías dejado ya... A mí no me acabó de gustar nunca, para mí era mucho mejor el gap, y el step. Esa época que fui al gimnasio la recuerdo como la mejor, física y mentalmente. ¿De verdad no notas los beneficios? Ahora me he apuntado al running pero por orgullosa... Lo cuento en mi blog runnermami.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el Spinning me gusta por la música y la gente y el ritmo y porque creí que era lo más fuerte... Pero chica ni un gramo he perdido y eso que lo combino con dieta y que mi primo que viene conmigo está cada día más flaco... Ainss... Quizá estoy un poco más dura, pero nada muy obvio la verdad. Correr?? Uf, tengo una cinta en casa y todo!!! Pero soy taaan perezosa, jajjajaja

      Eliminar
  18. Cierto, cierto, certísimo!!!
    Con lo contenta que estaba yo en COU de no tener ya gimnasia y debería haber seguido haciendo ejercicio por si algún día me metía en este fregado de la maternidad.

    Los ginecólogos además de aconsejarte el ácido fólico pregestacional, deberían aconsejarte conseguir unas marcas propias de los juegos olímpicos, eso ayudaría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, completamente de acuerdo en TODO!!!

      Eliminar
  19. Ayy, ya me gustaría a mi que cargar con el enano fuera tan fácil como cargar una garrafa de agua, que la garrafa por lo menos tiene su asita....

    ResponderEliminar
  20. Fondo físico!!! Ojalá lo tuviera Flor... Voy a domiciliar la nómina en el fisioterapeuta, lisiada me tienen los 16 kilazos de mi gordita... Y enganchada al ibuprofeno, ainsss!
    Pero en septiembre q empieza al cole comienza de nuevo mi vida deportiva, espero!
    Por cierto, ayer no pude comentar pero me doy un 1 de madre pamplinosa, pq en el embarazo yo estuve feliz, ha sido la única época de mi vida en la q no he tenido q "meter tripa" ;-P
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía va por 18... Hecha polvo me tiene!!

      Eliminar
  21. Yo ahora entiendo porque dicen que hay que tener los hijos jóven... y también me doy cuenta de que no se refieren a la calidad de los óvulos ni a las posibilidades decrecientes de quedarte embarazada según pasan los años, nooooo.... Si no que ya para empezar el embarazo y el parto te dejan como si te hubiera pasado un tren por encima y encima con una criatura que cuidar, vamos, que no es sacar al niño y ponerte a intentar hacer algo con lo que te ha quedado de tu cuerpo A.N. (antes del niñ@), si no que te toca cuidar de un bebé 24/365 que no te deja tiempo ni para ducharte...
    Durante el primer año y medio de mi hija tuve que ir a la fisioterapeuta todos los meses, alguno incluso dos veces. Tenía las cervicales y el brazo derecho tan contracturado de cargar con la enana que cada vez que me veía la fisio me decía "buffff, lo tienes fatal, en serio que no te duele?" y la verdad es que no, hombre, me molestaba, notaba como tinnitus en los oidos, hormigueo en la nuca, pero bueno, teniendo en cuenta todo lo demás eran minucias... Vamos, que estaba tan hecha un trapo que tampoco me parecía para tanto...
    Así que si, realmente hace falta estar en muy buena forma para tener un crío. Y dinero para pagarte una fisio con mucha fuerza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!!
      Yo tengo la espalda hecha un ocho y achaques cada cinco minutos... Qué pena. De hecho voy a hacer un post sobre achaques variados!!! jajjajaj

      Eliminar
  22. Estaba desaparecida pero ya he vuelto y me estoy poniendo al día con los posts que tenía pendientes.
    Desaparecí porque me programaron la cesárea porque el niño dejó de crecer en la barriga y después de 11 días 12 con el de hoy) ya necesito más fondo físico y por supuesto dormir.
    Mi niño no pesa como una garrafa sino como una botella de cocacola de 2L, sigue en la incubadora y está genial (sólo le falta ganar un poco más peso), pero yo ya estoy hecha polvo de ir y venir al hospital, con las grapas y la cicatriz y sobre todo del sacaleches. No he sacado casi nada con el ordeñe y al final lo he dejado si quiero que el niño crezca pero hasta dejarlo he acabado con mis ojos despiertos que ahora van enmarcados en mis ojeras y no tengo fuerzas para nada.
    Y esto acaba de empezar... Eso sí, ya quiero un montón a mi canijillo y me muero de ganas por tenerle en casa.
    Bss

    ResponderEliminar
  23. Estaba desaparecida pero ya he vuelto y me estoy poniendo al día con los posts que tenía pendientes.
    Desaparecí porque me programaron la cesárea porque el niño dejó de crecer en la barriga y después de 11 días 12 con el de hoy) ya necesito más fondo físico y por supuesto dormir.
    Mi niño no pesa como una garrafa sino como una botella de cocacola de 2L, sigue en la incubadora y está genial (sólo le falta ganar un poco más peso), pero yo ya estoy hecha polvo de ir y venir al hospital, con las grapas y la cicatriz y sobre todo del sacaleches. No he sacado casi nada con el ordeñe y al final lo he dejado si quiero que el niño crezca pero hasta dejarlo he acabado con mis ojos despiertos que ahora van enmarcados en mis ojeras y no tengo fuerzas para nada.
    Y esto acaba de empezar... Eso sí, ya quiero un montón a mi canijillo y me muero de ganas por tenerle en casa.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por tu maternidad!! Y mucho ánimo que en nada ya está en casito contigo!! Imagino que debe de haber sido muy duro... pero en nada se te olvida!!
      Respecto a la leche, yo le di artificial a la mía y le ha ido genial, así que no te agobies con eso!!
      Muchos besos y mantennos informados!!!

      Eliminar
    2. ¡¡¡Mañana le dan el alta!!! Bueno con las horas que son ya hoy domingo. Llevo dos días sin dormir, no se por qué y el niño no está en casa. Así que ya veo en el espejo eso de tener cara de prostituta vieja y enferma.
      Gracias por todo y lo de la leche artificial no me agobia nada, me agobiaba lo del sacaleches pero los biberones los llevo bien.
      Seguiré informando aunque el canijillo ha pasado en dos semanas a tener mofletes y hasta un poco de papada.
      Un besote.

      Eliminar