miércoles, 1 de agosto de 2012

Caos veraniego

Siempre he detestado que cambien la hora –menos cuando era jovenzuela y podía ganarle 60 minutos de juerga nocturna a la hora límite impuesta en casa -porque es un follón de cambio de relojes y siempre hay uno que se te olvida cambiar o que no cambias por pereza o porque eres una inútil y no sabes y ya te vuelves loca un par de veces al día hasta que vuelve a cambiar la hora y vuelve a ir bien como por arte de magia- y cambiar hábitos y horarios… y yo que, como la gente de bien, soy mucho de sufrir jet lag pues me paso un par de semanas del revés, mientras -como mi madre, que se pasa el día reconvirtiendo a pesetas cualquier precio con el que se topa- no paro de decir cosas como ‘claro, es que ahora serían las dos, por eso tengo hambre’ o ‘claro, no voy a tener sueño si ya sería la una de la madrugada’ y así hasta que se me olvide. Un sinvivir muy grande.

Sin embargo, ahora sin que nadie me haya obligado, sin que hayan cambiado la hora de manera oficial y los relojes sigan marcando lo mismo, vivo en un eterno jet lag consentido y provocado por el horario de verano particular y suis generis que hemos impuesto en casa a modo de vacaciones familiares y que me trae tan loca que ya no sé ni en qué día vivo… y cuando me levanto por las mañanas ya no sé si lo hay es que desayunar o almorzar o si de lo que me he levantado es de una siesta y es la hora del café o si me tengo que arreglar para ir al instituto o a la Facultad o clases de guitarra con aquel profesor heavy y obeso que me quitó las ganas de ser cantautora cuando yo me creí artista.

Y es que desde hace cosa así de un mes, la pelirroja no quiere irse a dormir bajo ningún concepto por aquello del libertinaje estival y una, que ya no puede con su alma, la consiente, no por bondad ni empatía, qué disparate, sino porque ya está harta de representar la pantomima diaria de irnos todos a la cama a fingir que vamos a dormirnos para que la nena pase por el aro y se acabe resignando a caer en los brazos de Morfeo, una ridícula escena que nos cuesta tres cuartos de hora de nuestra vida nocturna –Doctor Estivil si estás entre nosotros manifiéstate y vente a casa- que ya no puede una ni ver el telecupón, leñe. Así que me he plantado y acabamos malviendo la televisión en familia cada noche –ahora un maxmix de Juego de Tronos con Dora la Exploradora y Blancanieves la mar de mono y surrealista- hasta las tantas ‘jigonas’, que diría mi abuela.

Así que cada día nos acostamos pasada la una y media de la madrugada y nos levantamos pasadas las once –ya que el pater trabaja desde casa, yo soy parada desde el Paleolítico Superior y la pelirroja ya no va al cole- y yo trato de volver a la rutina de siempre y a mis películas nocturnas sin prole, pero como nos levantamos tarde, desayunamos tarde y comemos tarde, así que, entre una cosa y otra, la siesta es a las seis de la tarde, por lo que ya no hay quien duerma al pelirrojismo hasta las tantas otra vez por lo que vuelve a levantarse tarde y así en un bucle infinito del que no hay manera de salir.

Y andamos como zombies en este caos hogareño que hemos liado, sin saber en qué día vivimos ni mucho menos en qué franja horaria y hasta la niña está rara que me pide potitos al levantarse y biberones al acostarse porque esta anarquía horaria no debe de ser buena para nadie, pero a ver quién tiene fortaleza física y psíquica de volver a recomponer el orden establecido, más si la única arma que se me ocurre es dejar a la pelirroja sin siesta... ¿sin siesta? ¿estamos locos?

28 comentarios:

  1. La siesta es SAGRADA, al menos para mi, es el único ratito del día para relajarse y recargar pilas. No se la quites, que sales perdiendo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo... No sin la siestaaaaaaa!!!!

      Eliminar
  2. Lo del verano es una locura, pero yo estoy confiada que en septiembre todo vuelva a la normalidad... mi enana de 19 meses se sigue acostando a la misma hora ( es cuadriculada como su madre...) el "mayor" de 3 años, a ese no hay quien lo tumbe de noche, pero a la hora de la siesta me dice: "mami, me acostas?"

    Me encanta tu blog, me encanta ver que hay gente que se toma la maternidad con sentido del humor... que llevamos milenios de humanidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!! La mía cumple los tres en noviembre y dice que me acueste yo, eso sí, la siesta también la pide... Imagino que porque sabe que es más corta, jajjaja

      Eliminar
  3. No sin la siesta!!! Como dice Irei la siesta es sagrada! Mi gordita duerme entre dos y tres horas de siesta y ese es mi momento de relax para dormir, leer, ver telebasura,... lo que sea! Tenía intención de quitársela ahora en agosto para que cuando empiece al cole esté acostumbrada a no dormir. Pero, para qué vamos a sufrir con tanta antelación? Quizá cuando comience septiembre... Y lo mejor de todo es que a las 10 como muy tarde está en su camita hasta... las 9 del día siguiente! Lo sé, tengo una suerte que no la merezco.
    De todos modos, por lo que he leído en post anteriores la pelirroja sigue durmiendo con vosotros en la habitación. No ha llegado ya la hora del cambio???(es que a falta del Dr. Estivil me tienes a mí, jejeje)
    Besucos y mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!! Pero tengo taaaanto miedo... Y antes tengo que sacar la gigantocinta de correr que me compré una vez y que está colocada en su cuarto... Ayyyy

      Eliminar
  4. Mi rubito hace su siesta todos los días y eso que me habían dicho, que cuando cumpliera los tres años dejaría la siesta, pero de momento sigue con su rutina.Por la noche, a las diez está en la cama metidito y a dormir,es como un reloj,la verdad es que tiene la rutina muy asumida y no nos da problemas en ese sentido y Flor no tengas miedo por sacar a la pelirroja de vuestra habitación,mi rubito duerme solito desde los seis meses y todo ha ido bien.Un besito.

    ResponderEliminar
  5. No, sin siesta noooooo!! Bajo ningún concepto!! Mi enana sigue manteniendo el horario (es de piñón fijo) pero la mami no y cuando el terremoto se levanta a las 7 y media de la mañana gritando: mamááán me siento morir y escondo la cabeza debajo de la almohada cual avestruz, pero nada, no hay manera, ella no desiste y toca levantarse igual que si nos fueramos a currar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuyuyuy, qué horror!!!!!! Con lo mal que yo llevo el maldormir!!

      Eliminar
  6. mi niña tambien se acuesta tarde ahora en verano y nosotros también, pero la siesta no la perdona, ya se la quitaré cuando empiece el cole;lo que pasa que cuando empiece el cole también viene la hermanita, miedo me dan tantos cambios, a ver por donde sale

    ResponderEliminar
  7. Mi casa también es un caos, lo que pasa es que yo sigo levantándome a las seis y media, ay Flor, como una Bibiana Fernández cualquiera me levanto con voz de camionera gritando: "estoy hecha una sommmmmbi!!!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte ser Bibiana... Yo soy más Carmen de Mairena, jajajja

      Eliminar
    2. Bueno, me falta un metro de alto y me sobran 40 kilos para ser Bibi, pero me siento Bibi, sí señor, sobre todo por lo que al lado Manolo de la vida se refiere eso, jeje (de eso no le puedo echar la culpa a la maternidad, si acaso, será mi excusa, porque la femineidad y yo no estamos hechas la una para la otra).

      Eliminar
  8. Mi nene llevaba en ese plan de cambio horario casi todo lo que llevamos de verano. Lo malo es que él lleva horario estival y nosotros no. Así que a la hora de la siesta, mi nene pide la comida, a la hora de la merienda, mi nene está frito y llevamos una vida familiar totalmente desincronizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre de vosotros!! Nosotros al menos estamos sincronizados en el caos...

      Eliminar
  9. Pues mi hijo cumple hoy una semana de vida, imaginad la noción del tiempo que tengo yo desde que parí... ¡Ninguna! No sé ni qué hora es, ni qué día, ni qué toca (si desayuno, comida o cena) porque vivo en el bucle de teta-cambiar pañal-teta-cambiar pañal y así hasta el infinito y más allá... En fin, paciencia, no queda otra. Besicos. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja, pobre de ti! Pero la cosa va mejorando poco a poco... o eso o que nos acostumbramos al malvivir! jajja
      Besos para ti y para el bebé

      Eliminar
  10. Esto es lo que peor llevo con diferencia, el pingo no se duerme ni a la de tres. Ahora me pide ir a "no non" pero lo hace porque está el ca.. de su padre y quiere jugar con él. Lo que el pingo no sabe es que su padre pasa de él pq está sobao desde hace una hora. Así que me toca estar a mí despierta en la cama hasta que el pingo se duerme, que últimamente le cuesta una media de hora-hora y media y me pongo de una mala leche... ¡como vamos a volver a procrear con este sistema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, eso es muy muy muy muy muy complicado!!!

      Eliminar
  11. Pues oye, más o menos ese es el horario que tengo yo de normal, jajaja (que conste que es porque salgo de trabajar tarde por la noche, no te vayas a creer).

    No sé hasta qué punto será bueno para tu equilibrio mental dejar un día a la pelirroja sin siesta pero, al paso que llevas, creo que no te va a quedar otra...

    Otra opción sería seguir retrasándolo todo hasta que un día la siesta se le junte con la hora de dormir. Ahí ya recuperarías el horario. Jajaja. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja, pues no es una mala idea!!! jajjaja

      Eliminar
  12. Pues yo pensaría seriamente lo de dejarla un día sin siesta.

    Un mal día a cambio de ir recuperando la normalidad.... Eso, o ir adelantando la hora de ir a la cama de 15 en 15 minutos. A mí me funciona quedarme un ratito con él y luego le digo "que me tengo que ir a hacer pis, ahora subo". Y oye, las tres veces que de verdad he subido estaba ya frito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte!! Yo me levanto y la perraca se levanta detrás, a veces incluso cuando creo que estaba frita... Es una espía!!

      Eliminar
  13. La siesta es intocable,ni loca se la paso yo,si es el único momento de paz con el bichito inquietante...chicas,buen verano

    ResponderEliminar
  14. La siesta es intocable,ni loca se la paso yo,si es el único momento de paz con el bichito inquietante...chicas,buen verano

    ResponderEliminar
  15. La mia de tres años sigue con su siesta y yo no se lapienso quitar hasta q ella lo deje.Aunque duerma hora u hora y media es bueno.Por las noches duerme bien,A las 9 a dormir y aunque este un rato hablando se duerme bien,No suele dar guerra por la noche.Tengo una de 10 meses que da mas guerra,jajja,pero ya la voy entonando.No me quejo,

    ResponderEliminar