viernes, 3 de agosto de 2012

Lo que la maternidad me robó: Yo era una chica dormilona

A ver, yo no era de ésas como mi hermana que si no las despertabas podían darle la vuelta entera al reloj y despertarse después de dos días como si se acabaran de acostar,  que eso ya es vicio y una es una señora de bien que se viste por lo pies, pero me gustaba dormir y sobre todo me gustaba dormir bien.

Nadie me quitaba mis nueve o diez horas de sueño diario y del tirón, que era acostarme y aún no me había dado tiempo a taparme con la sábana cuando ya estaba en coma, soñando lo que fuera, generalmente terroríficas pesadillas, la verdad –menos cuando soñé que Ricky Martin me pedía salir y me besaba en el portal de casa de mis padres y ahora va y se declara gay, pero ¿se puede tener menos vergüenza?- y hasta el día siguiente cuando los rayos de sol empezaban a despertarme pasadas las nueve y media de la mañana. Gloria bendita.

Y es que no madrugaba desde el instituto porque tenía Facultad en horario de tarde y prácticamente todos mis trabajos tenían horarios intempestivos -que una no entraba hasta las once la mañana, lo cual era un valor añadido, aunque tampoco sabía cuándo salía, que todo hay que decirlo-. Pero al menos no había que madrugar y una se levantaba con energía suficiente para atravesar a nado el Amazonas o escalar el Kilimanjaro, que nueve horas de sueño ininterrumpido dan para mucho, sobre todo, para un buen cutis y una ausencia total de ojeras.

Y si salía de fiesta y me acostaba a las tantas, pues a las tantas me levantaba a pesar de que mi madre me pusiera a Luís del Olmo gritándome en el oído o que María –que a veces ayudaba a mi madre a limpiar- se entonara por bulerías a voz en grito y con un oído que ríete tú del Arlequín… que ya he dicho que tenía buen sueño y ni Manolo el del Bombo hubiera podido conmigo.   

Pero fue entrar en la maternidad y ya no sólo es que duerma menos –mucho menos- es que duermo peor. Si no tiene mocos, tiene tos o está mala o no quiere dormirse o tiene pesadillas o se sube a la cama a pelear a lo samurai o quiere agua o el chupete o dar por saco y cuando es buena y duerme, tampoco duermo bien porque una comprueba si está tapada –aunque sea agosto, que el aire acondicionado es muy traicionero-, si respira –sí, aún estamos con esto-, si tiene fiebre –aunque no esté mala porque a hipocondría no me gana nadie-, si tiene la barrera bien puesta, si se está hincando el chupete…

Y si no es por la nena es porque tengo calor o frío o estoy desvelada o pienso cosas estúpidas o terroríficas o porque el pater y la pelirroja se baten en duelo de ronquidos o porque no me acuerdo de cómo se llamaba el conserje del instituto o porque no me pongo del lado bueno –todos los maniáticos tenemos un lado bueno, el  mío es sobre el hombro derecho, que del izquierdo me noto el corazón y me da angustia y si me giro me encuentro con el pater y a mí no me gusta mezclar respiraciones- y así todo…

Y claro como antes de acostarme ya he estado un rato tumbada tratando de dormir a la bestia en la oscuridad más absoluta cuando salgo de la habitación dispuesta a ver una película o un documental del salmón noruego –que a esas alturas ya me da igual todo- estoy tan borracha y tengo el cuerpo tan cortado que casi pido una muerte rápida a garrote vil… y ya cuando termina la película de la que no me he enterado ni del nombre y decido irme a dormir, ya estoy desvelada y si no lo estoy empiezo con la retahíla anterior y no hay manera y así hasta que me levanto con cara de prostituta vieja y enferma y prometo ponerme un cuartito en la otra habitación para mí sola y para mi cutis de porcelana de antaño o engancharme a los somníferos como Carmina Ordoñez y entrar en coma cada noche, y que se las apañen el pater y la pelirroja como puedan, que aquí hay que mirar por una… lástima que ya no los recete la Seguridad Social.

34 comentarios:

  1. Jo! Es verdad, yo me lo noto en lo de la calidad, que la noche que duermo de un tirón es milagro! Me muero de risa con el último párrafo, parece que me espies o algo porque me has clavado ja, ja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir el penúltimo, que a mi también me angustia el sonido del corazón y lo de la mezcla de respiraciones no me va, ja, ja!

      Eliminar
  2. Se me caen las lágrimas, de verdad! Eres genial!!!
    Cierto es que, después de tener hijos, no vuelves a dormir igual pero Flor lo tuyo tiene tela, jejeje...
    En mi caso, después de estar los tres primeros meses de vida de mi gordita sin dormir ni un poquito, me leí al Dr. Estivil dispuesta a seguir sus pautas al pie de la letra. Así que mi gordita pasó a su propia habitación con tres meses y medio y desde ahí la cosa no ha hecho más que mejorar... y salvo épocas de mucha tos o algún terror nocturno duerme sus 10-11 horas del tirón y como yo soy 0 hipocondríaca pues a dormir muy tranquilamente y con tapones que mi contrario ronca mucho ;-P
    Aunque claro, ya no 9 horas, ahora con 6 ó 7 me tengo que conformar que hay muchas cosas que hacer y muy poco tiempo!
    Besucos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de tapones!! Pero sólo uno por si se ahoga, escucharla! jajajja

      Eliminar
  3. Por suerte yo tengo un horario que me permite no madrugar porque antes de las diez de la mañana soy un zombi. Sí, una burrada lo mío pero no me culpes, son los biorritmos. Así que, poniéndome en tu situación, no veas cómo te entiendo. Eso tiene que ser una tortura lenta y dolorosa. Mis pensamientos están contigo, hermana. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pufffff... lo de mezclar respiraciones, como te entiendo... jajaja
    Yo tengo suerte a la hora de quedarme dormida, no me quedo dormida, me desmayo... eso sí, raro es el día que duermo 8 horas... o sea, como los móviles, si no lo recargas hasta el final, la batería cada vez dura menos, y menos, y menos... que angustia!!

    Buenísimo como siempre... todos los días te dedicaré un ratillo, decidido!

    ResponderEliminar
  5. Yo dormir,duermo bien,mi rubito duerme del tirón a no ser que este malito, lo que me faltan son horas, a mí me gustaría dormir como un lirón pero mi peque me pone en pie a las ocho de la mañana,ni los fines de semana cambia los horarios,es como un reloj.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, la pelirroja ahora con el caos de horario se levanta a las once!!

      Eliminar
  6. Uffff, la que me espera, por que yo soy una manta!!!, yo soy de las que enpalman, la tarde que la mañana, y si no puedo dormir mi siesta, aparte que tengo una mala hos... increible, no puedo hacer nada de nada a derechas..., y ahora creo que todo va a ser peorrr estoy EMBARAZADA!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Enhorabuena! Mucho ánimo y que todo vaya bien. :-)

      Eliminar
    2. ENHORABUENAAAAAAA!!!!! De cuánto estás? Tienes síntomas perrunos?? Cuéntanos cositas!!

      Eliminar
    3. graciass!!!, pues de momento (por dios que siga asi todo el embarazo), no siento nada, si no fuera por el predictor que dio positivo, y que tengo unas gigantotetas (increible parecen de silicona), hasta yo diria que no estoy embarazada, pero bueno estoy de casi 6 semanitas :)

      Eliminar
  7. Yo lo del sueño pensé que lo llevaría peor, pero es cierto que un bebé agota... Por ahora no me quejo, mi peque tiene 9 días y esta noche ha dormido desde las 12 hasta las 5 del tirón! Claro que al saltarse una toma ahora está enganchado a la teta como si no hubiera un mañana, como tú sueles decir, Flor. Dormir poco y regular es parte del malvivir maternal, qué le vamos a hacer... Besicos. ;-)

    ResponderEliminar
  8. Pues mi problema es que de toda la vida de Dios he sido madrugadora, los sabados y domingos (yo no trabajo los fines de semana)estoy en planta desde las 7:30 u 8:00...mi pequeñita se despierta sobre las 8:30, asi que esa horita la aprovecho para desayunar en tranquilidad...

    Eso si, me duermo en el minuto uno de la película nocturna de las 21:00


    Que se le va hacer...


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me voy a hacer pis encima de tanto reirme. Tengo al tapicero en casa y creo que piensa que estoy loca...

    Si es que es verdad que no se duerme igual, pero lo tuyo es para nota, Flor...

    ¿Compruebas si respira? ¿Aún? Creo que yo no lo he hecho nunca, en serio...

    Cuando mi pq durmió una noche del tirón alguien me preguntó "Y tú te habrás despertado mil veces para ver si le pasaba algo, ¿verdad?" Tenías que ver la cara que se le quedó cuando le dije que había dormido mejor que él... Aprovecha, tonta, aprovecha. Pon la mente en blanco cuando te vayas a la cama...

    ResponderEliminar
  10. Pues mi gordo tiene un año y todavía hay que darle un bibi por la noche porque es un comilón. Qué ganas tengo de que pueda coger el biberón él sólo!! Se lo dejaré en la cuna, y que se las apañe!!Y Si que es verdad que después de un año despertándose varias veces por la noche, creo que ma creado un trastorno, porque un par de noches que he dormido fuera, me he seguido despertando aunque el enano estuviera a 100km.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena de nosotras!! Ya no hay vuelta atrás!!

      Eliminar
  11. jajaja Ay flor, no sé qué decirte.. ando, para variar, muerta de sueño .. Plas, plas, plas (Aplausos) Otra entrada que me hace reír a carcajadas.

    ResponderEliminar
  12. Yo como llevo media vida sin dormir... esto es una putada, la verdad. Siempre he tenido el sueño de un pajarico y durante el embarazo, lo poco que dormía lo hacía soñando con abortos, niños muertos, etc, una alegría, vaya. Y después me vino lo que me vino: un pingo con un sueño más ligero que el mío, si cabe, no digo más. Un marido que duerme como un lirón y que se va de madrugada, así que me he comido yo tttttttttooooooooddddddaaaaaaaaaaaasssssssss las noches de mi hijo.

    Viva la maternidad.

    ResponderEliminar
  13. Nivel de identificación 10000 sobre 10. Mi vida tal cual. Y mira que cuando el peque dejó de mamar de noche, decidí que el happyfather dormiría al lado de la cuna de Chucky por un tiempo, pero es peor. El hombre se despierta cuando el niño reniega y en lugar de ponerle el chupete, o darle dos meneos, levanta la voz profiriendo toda clase de improperios, el niño se termina de espabilar, para no tener que estar levando con el niño, me da un codazo y me espeta: "Haz lao', que meto al niño". Y ale, a colechar otra vez. Y niño cada día más grande, los tirones de pelo, cada día más fuertes, y las patadas karatekas, cada día más dolorosas.
    Así que decidí que otra vez cambio. Pero ahora resulta que el niño es sonámbulo o algo, porque dormido se sienta en la cuna y empieza a balbucear, dar palmas, darse en el pecho o hacer gestos con los brazos y la manos. Hasta que se cansa y se deja caer pa'trás.
    Así que ahora duermo acojonadita perdida y eso ya no es dormir ni es nada, esto es una tortura de la Santa Inquisición, lo menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjajajajja, qué bueno!!! Genial!!! Pobre de ti y del hombre, que yo también soy de poca paciencia!! jajajajja

      Eliminar
  14. A mi se me juntaron los tres muy seguiditos, y en una noche normal tocaba, al menos un bibe del enano, un pis nocturmo del mediano y un terror nocturmo de la mayor, eso sin fiebres ni maluras varias, con lo que aprendó a vivir en piloto automatico el resto del día porque dormir, dormía lo justito. Y mi marido quejandose de sueño ligero, pero roncando a pata suelta.....
    En fin.

    Flor, como voy leyendote todos los días en directo pero te descubrí hace poco, todos los días me voy leyendo tambien un par de los post más antiguos... y hoy he llegado al de la madre bipolar, y todavía estoy partiendome la caja....nivel de identificacion : 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que estoy bipolar!! Y voy a peor!! jajajja

      Eliminar
  15. Ay ay ay que yo dormía más que las mantas y lo malo es que el sueño me lo robó directamente el embarazo y voy a peor... Y mañana empiezo con los biberones ir la noche y todo lo que hago falta.
    No me despertaba una bomba (tal cual que explotó una cerca de casa hace años y yo durmiendo ni me enteré) y llevo unos meses que me despierta un suspiro.
    Mal futuro me espera...

    ResponderEliminar
  16. Pues fíjate, yo siempre he sido de dormir muy poco, era feliz madrugando y no me faltaba la energía en todo el día, con unas 6 o 7 horas estaba perfecta.
    Fué quedarme embarazada y morfeo se apoderó de mi, tanto que todavía no me ha soltado y a día de hoy sigo durmiéndome por las esquinas.
    Para que veas que no exagero los primeros meses de los mellizos no les escuchaba ni llorar y era su pobre padre el que tenía que levantarse a atenderles... pero bueno lo achaco al cansancio y creo que cuando mis mellis tengan edad de independizarse volveré a la normalidad.

    ResponderEliminar