jueves, 16 de agosto de 2012

Conflictos maternofiliales

Además del amor del que todo el mundo habla, la ternura y todos los sentimientos bonitos y nobles que genera en el día a día, la maternidad es también un foco continuo de broncas y quien diga lo contrario miente. O miente o tiene niñeras que le hagan la parte chunga del trabajo o tiene unos nervios de acero o es madre panderona extreme o toma cinco lexatines al día o en realidad es un cadáver sin sangre en las venas. O es una persona cuerda, que también puede ser.

Los conflictos empiezan a surgir aproximadamente al año y medio, cuando el nene se espabila y comienza a tener opinión y gustos y genio para defenderlos. Y empieza la fiesta. Que si no te pongas de pie en la silla; que si te tienes que comer la comida antes del helado; que si no te voy a comprar otro bolso; que si tienes que ir cogida de mi mano; que si te pongas a hacer pipí; que si no puedes ir en bañador –ni mucho menos desnuda- a la Comunión de tu primo; que si escucha al abuelo que te está hablando; que si no puedes meterte en la fuente; que si no puedes bañar a Dora en la fregona; que si tienes que irte ya a la cama; que si no te pelees con tu primo; que si no te comas toda la pasta de dientes; que si no pintes las paredes con pintalabios… y así hasta el infinito y más allá, con las consecuentes negativas y las posteriores amenazas y el llanto y croquetismo final.

La pelirroja que es de armas tomar –que imagino que eso lo da el rollo Escocés- ha venido empleando la violencia –léase pataletas y chulerías variadas- desde que tuvo uso de razón y a partir de ahí hemos protagonizado un interminable número de dimes y diretes diarios, porque claro el pater amantísimo va de poli bueno por la vida y a mí no es que me toque ser poli malo es que me toca ser Guardia Civil tipo el Crimen Cuenca, que el pelirrojismo es de alto voltaje… y así voy, cada día con más ojeras y menos pelo.

Aparte de las contingencias diarias a las que ya nos vamos acostumbrando –nosotros y nuestros vecinos-, ahora tenemos un nuevo foco de conflicto inagotable que no es otro que el mando de la tele, un clásico, vamos.

Y mira que ella estaba acostumbrada al portátil y a una tele pequeña que le hemos puesto y a sus cascos de David Guetta, pero debe de haberse dado cuenta de que a más pulgadas, más grande la cabeza de Dora y ya no hay marcha atrás. Que la niña no es tonta.

Así que si antes veía media película o tres cuartas partes de una serie que ni siquiera  sigo, pues ahora no veo nada. O mejor dicho, veo a Dora la Exploradora en maratones de esos interminables en plan tortura nazi… Y es que he decidido que prefiero ponerle lo que me pida y mal leer una revista o hacerme la muerta en el sofá antes que tratar de ver algo mientras la pelirroja berrea a mi lado con su inagotable voz chillona ‘Quiero la ezplodadoraaaaaaa, quiero la ezplodadoraaaaaaaa’ …

Y es que yo he dicho que nos pasamos el día discutiendo, no que gane yo.

31 comentarios:

  1. Buenos días Flor.

    Qué razón tienes, como siempre: Julia evolucionó a Pokemon cuando cumplió el año medio; hasta entonces, había sido la cría más buena del mundo. Yo le digo a su padre que, como hubo que operarla de dos hernias, la anestesia le hizo efecto en el "celebro" y, desde entonces, esto es un horror.

    Aunque me han dicho que en cuanto vaya al cole, la cosa cambia y va a mejor, qué ganas que llegue el día 10 para que empiece el curso!!!! Que en enero cumplirá 4 años, que ya tiene "pelillos" como digo yo, jajaja.

    Y lo que más me revienta de todo no son las broncas en sí (no quiero recoger los juguetes es un clásico, y mira que le he tirado a la basura todos los que no ha recogido), sino el hecho de que su padre, como está casi todo el día fuera, llegue a casa en plan "donde está mi pobre hijita que mami le está regañando" y la otra se tire a sus brazos como una posesa, que donde se pone su papi, a mi que me den por saco.

    Esa actitud de poli bueno es superior a mis fuerzas, hace que mi cabreo vaya en aumento y lo peor de todo es que creo que va a seguir así hasta que Julia se marche de casa.

    Un besico.

    ResponderEliminar
  2. Mi hija tiene 10 meses y ya está sacando la patita, por la tarde la siento en la trona para darle la fruta en compota, y al mínimo despiste mío, lanza el cuenco de la fruta al suelo con rabia porque no la quiere...o mete las manos en el yogur y trinca la cuchara y la lanza con una cara de gobernona....uffff...que miedito, me va a salir de armas tomar...

    Y digo yo, porque no coges tu los cascos de David Guetta y te vas a la tele pequeña?? que total para ponerse una a pensar en como serian sus vacaciones soñadas mientras hace que ve la tele el tamaño importa poco...el de la tele digo...
    Y que el poli bueno vea la tv grande con la criatura...no quiere ser el bueno??....pues ala...


    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, ésa es una gran idea!!!! (Me encanta lo de sacar la patita) jajajaj

      Eliminar
  3. Plas, plas, plas,... una ovación para tí Flor! Eres genial!
    Si es que ya lo digo yo, que parezco la ONU todo el día negociando y amenazando... Estoy hartita!
    Mi gordita se pasa el día tirando de la cuerda y pocas veces consigo que obedezca. La suelo castigar sin ver a Dora (aunque creo que es más castigo para mí que para ella), sin tomar el cola-cao que la encanta o la mando a pensar a su habitación (pero el último día cuando entré a levantarla el castigo me dijo: "mami, vete, quiero seguir pensando").
    Creo que tiro la toalla! Estoy deseando que empiece al cole a ver si la cosa mejora. Porque empeorar no se puede, noooo?
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he matriculado en un coelgio de monjas... Con eso te lo digo todo!! Disciplina militarrrrr

      Eliminar
  4. Hartita estoy yo de tener que ser siempre el sargento legionario de turno, que solo me falta la cabra. A su padre lo ningunean, lo torean y lo manejan de mala manera. Porque papá amenaza pero no cumple, y cuando tienes dos terremotos de 4 años y medio, eso no vale.
    Saben que si mamá dice que no hay piscina mañana si no recogen, pues no hay piscina mañana. Y mamá llega de trabajar, y se queda toda la tarde es casa con dos pequeños monstruos que "se aburreeeeeeeen" con estos calores...
    Un día de estos me declaro en huelga y paso de todo..a ver que pasa. Yo no me hago responsable.
    Y no es por pincharos el globo, pero mis hijos en el cole son dos ángeles superobedientes y trabajadores (según la seño), pero fuera del cole, siguen igualicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que lo tú dices es muy habitual, niños que en el cole se portan genial y que en casa descargan toda la adrenalina... ufff!!! No quiero ni pensarlo...

      Eliminar
    2. Mucha cara tienen estos paters!!

      Eliminar
  5. Pues yo cuando se pone cabezón lo amenazo con quitarle los dibujos y mano de santo, de verdad, por que mi rubito sabe que con mami no se juega, si le digo que no se los pongo no se los pongo y no es negociable.Ahora con su papi es otra cosa, lo torea que da gusto y es que él dice que como no lo ve en todo el día para un rato que está con él no lo va a castigar y es que es peor que las abuelas que no lo castigan no vaya a ser que el niño deje de quererlas,si es que no puedo con la vida.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenooooooo, el abuelaje tiene un post o dos!!

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo Flor, todo era felicidad hasta que pasan esa barrera, cuando les dices no hagas esto y lo hace mirándote con desafío. Hay días que me paso el día regañándola y luego llega su padre y hace piña con él, claro que su padre llega a las 9 de la noche y así cualquiera... Pero yo estoy encantada cuando se pone a ver Dora exploradora aunque yo no la aguante pero es lo único que garantiza unos minutos de tranquilidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica, una ya se contenta con tan poco... Viva Dora!!!

      Eliminar
  7. Olvídate de ganar tú. Los niños son maestros en el arte del chantaje emocional... Besos.

    ResponderEliminar
  8. El mío también pelea por el mando. Y lamentablemente ya ha descubierto a la "poradora".

    Peleas materno-filiales las tenemos a puñaos, su padre también es el poli bueno y mira... me toca.

    ¡Qué dura es la maternidad!

    ResponderEliminar
  9. MIs nenes empiezan a asomar la patita... empiezan a transformarse poco a poco en minimonstruos capaces de tener la mayor de las pataletas a lagrimón vivo por motivos desconocidos. Lo más divertido surge cuando en medio de la calle se lanzan los dos al suelo y se rebozan como cual croquetas gritando como si alguien les estubiera matando y a mi me dan ganas de que la tierra me trague.
    Si, lo se, tengo la batalla perdida, son dos contra uno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, imagino que debe de ser TAAAAn duro, jajajjaja

      Eliminar
  10. Bravo, bravo, a Flor y a todas las mamis y no mamis que han comentado. Y es que los hijos de mis amig@s son perfectos, nunca les han castigado nunca han tenido ganas de meterles dos bofetones...y dicen que la culpa de como se comporta un hijo es de los padres.
    Total, olé por los papis y mamis que al igual que yo, se tienen que armar de paciencia y discutir, negociar, castigar y de vez en cuando soltar un grito. ¡Gracias por ser como yo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gritar sólo vez en cuando??? Jajajjaja... Yo creo que me he vuelto una verdudera de las de carné!! jajajjaja.

      Eliminar
  11. Mi hijo hace tiempo que me tiene cagaica perdía en esos menesteres rabietiles. Y es que siempre tiene al happyfater, la caldiyaya, las titas y a los ruralyayos de su parte. Y claro, así no hay quien eduque.

    ResponderEliminar
  12. Mi nivel de griterio está por las nubes; no sé yo creo que me paso pero cuando hoy al medio dia se ha ido como un poseso diabolico del comedor a la cocina, se ha subido en su peldañito y he oido el sonido de un cuchillo... por favor, que pasen los dias cuanto antes y que llegue septiembre. Ya lloraré el dia que lo deje en la guarde, pero que llegue ya ese dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjajaja... La guardería es lo más!!!!

      Eliminar
  13. Uff, menos mal creia q era la unica loca o q me estaba convirtiendo en mi madre en sus mejores tiempos. Pero veo q solo soy una madre monda y lironda. Me consuela saber hasta q nacio Pequete mi relacion con grommy era de amor cordial y sin un solo grito hasta los casi tres años. Ahora no se si llamar a la super nani o llamar al loquero de madres.
    Un gusto leerte siempre.
    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a pedir cita para hermano mayor junior, jajajjaja

      Eliminar
  14. Como siempre real como la vida misma. En nivel de decibelios en mi casa supera el de cualquier after de Ibiza. Las cosas que se ven también.

    Pero alma de cántaro ¿perder? Eso nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué nivel!! Yo estoy siempre taaan cansada que me vendo por diez minutos de silencio y hasta por una ducha sin agresiones en los pies...

      Eliminar
  15. Hola! acabo de conocer tu blog y no sabes el alivio y la alegria que he sentido al encontrarlo!! cómo me dientifico contigo en muuuchas cosas jeje y lo dicho,qué alivio saber que no soy la única que le pasan estas cosas..además de madres e hijos perfectos también estamos los mortales como nosotras ; )
    besos,ENHORABUENA por el blog.
    Ana
    "Mi flamenquita"

    ResponderEliminar
  16. Sólo de pensar que me quedan 21 días de tranquilidad doméstica se me ponen los pelos como escarpias... ¿De verdad hay tanto cambio a los 18 meses? ¡Pues vamos a disfrutar de estas tres semanas de paz como si fuera las últimas!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  17. Joe con la pelirroja, no es tonta ni nada!! Ayyyyy, la madre que la parió (perdón Flor...).

    Entiendo que cedas, es mejor eso que no tener una rabieta que se alargue toda la tarde y por días indefinidos. Que ansiedad, por dios... Si así se está quieta y callada bienvenido sea el sacrificio.

    Hoy he vuelto a trabajar después de semana y media de vacaciones con la enana y oye..... que paz...... que bien se está en el curro.......

    ResponderEliminar