martes, 7 de agosto de 2012

Adiós, chupete, adiós. Parte I

Aparte de la guerra diaria en la que estamos inmersos los que nos dedicamos a esto de la maternidad y que pasa por discusiones maternofiliales diarias –y cuando digo diarias digo a cada minuto- tipo ‘No, no se comen las cosas del suelo’, ‘No, no puedes meter la cabeza en la fuente’ o ‘No, no puedes ir en braguitas por la calle y mucho menos sin ellas’ y así hasta el infinito, cada día nos surgen otras nuevas batallas cruciales y más cruentas si cabe, en las que hay que luchar con la fuerza física y psicológica que perdí en la segunda contracción del parto.

Y es que los cambios se suceden a la velocidad del rayo, o deberían sucederse según me dice la pediatra –que ya os he dicho que no es madre y todo le parece muy fácil con su media melena impoluta y sus uñas nacaradas- pero ponerlo en práctica requiere de, al menos, unas semanas de preparación psicológica, de desarrollar estrategias, de amañar sobornos y chantajes y de proyectar todo lo necesario para prepararse para el infierno que se esconde tras cada cambio.

Tras el abandono del pañal –que ya es un tema que tenemos más o menos superado, aunque aún me quedan secuelas que me asaltan a modo de pesadillas nocturnas, eso sin contar con que me paso el día limpiando todos los retretes de todos los bares de la ciudad y dando corretadas de un lado a otro con la niña en posición ‘voy a orinarte en la cara’- hemos pasado a la segunda parte del plan ‘El pelirrojismo se hace mayor’ y hemos decidido, así en un arrebato de locura y desenfreno, quitarle el chupete o, al menos, quitárselo durante el día y mantenerlo – como amuleto incuestionable- para las noches… Y ha sido una experiencia terrible. Terrible es poco. Tortuosa más bien.

Las que ya me vais conociendo intuiréis que soy poco amiga de enfrentarme a los cambios, no por convicción, dios me libre, sino por ser una pusilánime a la que le aterra empeorar su ya estresante vida maternal. Así que en realidad no hubiera sido muy partidaria de quitarle el chupete a la pelirroja –total, eso se cae sólo, no creo que quisiera ir a hacer la Selectividad con él y si quisiera pues mira, peor lo tienen otras adolescentes que van por la vida con mochilas ataúd colgadas a la espalda y no, no es una metáfora- si no fuera por causas mayores.

La cuestión es que a la nena se le estaban deformando los dientes, o eso me dijo la pediatra –la de las uñas nacaradas- y, claro, una que tiene corazoncito y que quiere que su hija acabe siendo la reina de primavera del instituto entiende la importancia de una buena dentadura y decidió quitarle el chupete a pesar de que es su oscuro objeto de deseo, su muy mejor amigo, su compañero de fatigas y juergas, su incondicional para dormir una noche del tirón y su consolador inmediato en los berrinches diarios... y el mío. Sobre todo el mío.

(Continuará)

43 comentarios:

  1. Y si llevas a la pelirroja a un odontólogo infantil? igual te sorprende su "versión" sobre si es cierto que le está deformando o no los dientes... creo que a veces es mejor recurrir a los que de verdad saben..
    Mi niño tenia intolerancia a la lactosa, sabes que dijo su pediatra? que le dieramos zumo, si no puede tomar leche, que tome zumo... ya, pero es que tenia 8 meses!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo Mariantonieta ¿que no tiene pan? pues que coman pasteles, ¡eah!

      Eliminar
  2. Pufff... a punto de cumplir 3 años, y no he conseguido quitarle el chupete... Claro que su padre se alía con él, con eso de que él también usó chupete hasta el colegio...
    Lo peor es que tiene un vicio digno de terapia grupal, y he de decir que me asusta que tan pequeño tenga tal enganche (aunque admito que sólo al dormir y en el coche, quizá estoy exagerando con lo del vicio?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dormir y en el coche??? Tú no sabes lo que es vicio! La pelirroja no quiere estar sin él NUNCA!

      Eliminar
  3. Hola Flor.

    A ver, yo no quiero desanimarte, pero yo dejé el chupete con ¡6 años!. Bien es cierto que sólo lo usaba por las noches, al cole no iba con él, por supuesto, pero no veas los follones que liaba con el dichoso "tete". Mi padre jamás me puso la mano encima excepto una vez en Barcelona que menudo espectáculo no montaría en la calle, que me pegó y, desde ese momento, se acabó el chupete.

    Consecuencia: a los 10 años, ortodoncia que te crió hasta los 13. Bugs Bunny no tenía nada que ver conmigo, jejeje.

    Así que plantéate que, o bien le quitas el chupete como sea, o empiezas a ahorrar ya......

    Besicos,
    Mª José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi mejor se lo quito, que yo ahorro pero para el Amazonas de Loewe, jajjajaja

      Eliminar
  4. Está claro que todas deseamos lo que no tenemos, porque a mi me das una envidia terrible con lo del pañal..... Lo has hecho tan rápido, tan fácil...... Mi hija tiene un mes menos que la tuya (es de diciembre) y aun lleva pañal. Se lo quito mañana por la tarde que empiezo las vacaciones... y estoy ACO****ADA. La he tenido muchas tardes en casa sin pañal y se me ha meado en el suelo un montón de veces y se hizo popó otra. Un montón de popó además, muuuucho popó. Dios que asco. Y ahora tengo que quitarle el pañal definitivamente y me dan escalofríos. En cambio el 29 de mayo pasado fue el último día que usó chupete y sin problema. Nos comentó su profe que ese día había hecho la siesta sin chupete vete tú a saber por qué y como al día siguiente volvió a hacerla sin chupete porque "se había roto" pues aproveché la situación y le rompí la tetina de varios tetes en casa. Cuando me lo pidió se lo enseñé con la tetina rota y le dije "Ohhhhhhhh, se ha roto!!!!! Hay que tirar" y fuimos a llevarlos a la basura y ella misma los tiró. Al día siguiente me lo volvió a pedir y le recordé que se había roto y que lo habíamos tirado a la basura. La condenada que es muy lista me decía "oto, oto" (otro), así que le enseñé otro que teníamos por ahí, también con la tetina rota y le dije "Toma, este es el que hay, pero es que también está roto". Se lo metió en la boca, se lo sacó, me miró con cara de resignación y me dijo "tirar". Sufrió síndrome de abstinencia durante casi dos meses a decir verdad porque estaba muy irritable y comía como una loca. Igualito igualito que un ex-fumador, te lo juro. Pero ya está mucho mejor y no pide el tete nunca, ni siquiera para dormir (es que una es muy radical y cuando se lo retiré, fue al 100%, total, se había roto, no?). Siempre lo ha echado más en falta durante el día que por la noche, durmió sin problemas desde la primera noche.

    Por cierto, la ortodoncia hoy en día está avanzadísima, si es por los dientes, ningún problema!! El tete hasta el instituto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo Naiara! Mi gordita también es de diciembre y le he quitado el pañal en julio y fenomenal! Cierto es que la primera semana fue bastante dura pero se pasa enseguida. Repasa los post sobre "operación pañal fuera" y los comentarios, te van a venir muy bien.
      Suerte!

      Eliminar
    2. yo tambien tengo un niño que hace tres años pero en ocubre, lo del chupete nada, no tuve ningun problema, desde el año mas o menos solo lo usaba para dormir, ya no lo sacaba de casa y con dos años se lo quite de cuajo y sin problema, bueno... chupeteaba una esquina de la mantita de dormir...pero nada, eso no no es porblema!. Lo del pañal yo siempre fui defensora de que el control de esfinteres tiene que salir de ellos, no de nosotras o la sociedad, un niño puede estar preparado a los dos años y otro a los tres, no se debe apurar, para el niño es traumatico que le obliguen a controlar el pis cuando no es capaz. Mi niño dejo el pañal el mes pasado, ya te digo, los tres años los hace en octubre, y hasta ese momento mucha gente me criticaba de que ya era mayor para sacarselo, que si va a empezar el cole y tiene que ir sin el... y yo pasaba de todo, veia que no estaba preparado y no lo iba a apurar,hasta que de repente empiezas a ver que ya lo va controlando (se ve, eso se sabe) y entonces le dije que ya era momento de usar calzoncillos y genial, ni un solo pis por fuera! porque estaba preparado, ese es mi consejo, esperar el momento de cada uno. Suerte!

      Eliminar
    3. Verás, la primera vez que lo intenté fue un desastre, quizá porque como dice Ali, aún no estaba lista... y a la segunda fue casi milagroso!!! Nada que ver y no había pasado ni un mes!

      Eliminar
  5. Por cierto, que se me olvidó mencionarlo.. mi niño nunca usó el tete jejej nunca se lo dimos... asi que no lo ha echado en falta.. mas vale prevenir que curar jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uf! yo sin embargo lo veo tan util cuando es bebe! tengo un niño de casi tres que no me costo sacarselo con dos años (solo lo usaba para dormir ya) y tuve ahora otro que nacio en enero y que maravilla para calmarlo! incluso si despierta a las siete de la mañana le meto el chupete ya sin darme ni cuenta y duerme unas horitas mas...jeje

      Eliminar
    2. Uy, el chupete es una bendición!!! Auqnue claro, luego cuesta lo suyo quitarlo, jajja

      Eliminar
  6. cada vez que leo estas historias más me alegro de no haber puesto chupete a mi hija. se lo puse una vez y lo escupió y no se lo volví a poner. así una cosa que me he ahorrado; ahora con la segunda tampoco tengo intención de ponérselo pero como cada niño es un mundo ya veremos lo que pasa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi sobrina tampoco lo queria pero mi cuñada le insistio hasta que lo cogio porque tu sabes lo maravilloso que es que este llorando y al enchufarle el chupete que se calle? es como un boton de off jejejeej suerte con el segundo!

      Eliminar
    2. Eso es verdad, pero yo si tengo otro creo que también preferiría que lo cogiera porque de verdad de la buena que es una bendición!!!

      Eliminar
  7. Uy el tete!
    A mi primera hija se lo dejé tres ańos. TRES!!.
    Con la segunda, no se lo puse ni un segundo. Eso si, lo cambié por algodones en los oídos.

    No me gustan las pediatras no madres. Qué poco feeling.
    Mi pediatra en Argentina era papá de dos, con esposa psicóloga y de origen vasco. Ah, e hijo de cirujano. Y si no te parece suficientemente perfecto, te digo que nunca llevaba la bata blanca por que no les gustaba a los nińos.
    Uńas nacaradas??. Ay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El mio además de padre de 5 hijos es abuelo y es fenomenal! Adoro a nuestro pediatra, es EL PEDIATRA

      Eliminar
    2. Su pediatra de verdad -que creo que tampoco es madre- es buena y a ambas nos gusta pero llevamos casi seis meses de suplente en suplente!!

      Eliminar
  8. Mi rubito, nunca quiso el tete y no veas cuanto me alegro, una cosa menos de la que preocuparse,a una amiga su pediatra le recomendo que le fuera cortando la tetina poco a poco y que llegaría un momento que no lo querría y le funciono el consejo, si te animas a probarlo nos cuentas que tal.Venga Flor ¿quién dijo miedo?,después de la operación pañal esto tiene que ser más fácil.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que no es más fácil... Y cómo es tan sabionda, le digo que está roto y me dice que le compre otro...

      Eliminar
  9. Pues yo de día le digo a mi hijo que el tete se va a hacer "no non" y pregunta por él pero siempre le digo lo mismo. Aun con todo siempre llevo uno en el bolso por si me la lía en alguna tienda.

    Tiene 20 meses y no llevaba ninguna intención de quitarle el pañal hasta el año que viene, pero casualmente ha empezado a decir caca en el momento y la semana que viene tengo vacaciones... ¿que hago, me atrevo? Es que lo del pañal también es un rollo y como el Septiembre empieza la guarde...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo ya lo puse en otro comentario mas arriva, el pañal en mi opinion es una cosa que tiene que salir de ellos, a mi 20 meses me parece prontisimo, si sale del el vale pero si no yo no se lo quitaria aun, vas a estar luchando y poniendote de mala leche limpiando pises en vez de disfrutar de tus vacaciones, yo se lo quite cuando lo vi preparado (a cuatro meses de cumplir los tres años) hay gente que le puede parecer tarde pero es que yo se los quite cuando lo vi preparado, que el control de esfinteres salio de el, no por imposicion mia, y ni un pis ni una caca por el, genial, yo lei mucho sobre el tema y todos los especialistas, psicologos y demas dicen que no es bueno apurarlos cuando no estan preparados y yo estoy de acuerdo, de todas formas si en septiembre empieza la guarde no te preocupes que no va a ser el unico niño con pañal y alli ya al ver a otros niños que van usando el bater y tal ya ira pillando el asunto, bueno, que royo te solte , suerte con tu eleccion!

      Eliminar
    2. Lo que puedes hacer es quitárselo cuando te lo pida. Que dice que va a hacer caca, se lo quitas y lo sientas y cuando termine se lo vuelves a poner y si ves que sigue pidiéntelo una semanilla o así, se lo quitas definitivamente...

      Eliminar
  10. Qué miedito me está dando esto. No quiero ni pensar en el calvario que vas a pasar en esta dura transición. Tengo yo una sobrina tercera (o algo así, no me aclaro mucho con esos parentescos tan raros y lejanos) que de pequeña necesitaba no uno sino dos chupetes. Uno se lo metía en la boca y con el otro tenía que estar restregándose permanentemente la nariz. Así que anímate, hay casos peores de adicción chupetil. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pelirroja es carne de cañón de vicio extremo.

      Eliminar
  11. El niño rubio nunca quiso el chupete, lo suyo era la teta, ay, de eso puede que no se desenganche en la vida, jejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los de bibi son más de chupete...

      Eliminar
    2. Pues mi nene es de bibi, pero tampoco quiso el chupe, quiere su dedote!! Y mira que cuando nació le compré por lo menos 7 distintos a ver cual prefería (más grande, más chicho, anatómico...).PERO SI ES QUE HACEN LO QUE QUIEREN!!!

      Eliminar
  12. Hoy voy con prisa, mi problema no es el chupete -sólo para dormir y a veces ni eso- si no que no le da la gana de lavarse los dientes y grita como si la estuvieran matando ¿alguna idea? ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joba! que injusticia! yo tengo el problema contrario!! mi hijo (casi tres años) me monta follon cada vez que le digo que ya toca recoger el cepillo de dientes...si muchas veces no se los labo por no aguantar el follon de despues...

      Eliminar
    2. La pelirroja igual que el nene de Ali, no hay quien le quite la pasta ni el cepillo... Prueba a comprarle uno de Kitty o de algún personaje que le guste, a ver qué tal!

      Eliminar
    3. Si el que tiene es de Bob Esponja y lleva hasta lucecitas....

      Eliminar
  13. Yo aún no me atrevo a quitarle el chupete. Es que me da mucha penita, con el cariño que ella le tiene y, como tú dices, al Instituto no va a ir con él. Aunque la verdad es que no la dejo llevarlo a la calle, una de las reglas es que sólo puede usarlo en casa así que...
    Mi fecha tope es el día de Reyes, si para entonces no lo ha dejado se lo vamos a regalar a sus Majestades para otro niño que lo necesite. Si no, no hay regalos. Creo que eso funcionará, cruzaré los dedos!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sí que me da pena, porque es tan inofensivo y tan bueno para nosotras... De hecho, si no se le estuvieran deformando los dientes, otro gallo cantaría!

      Eliminar
  14. Pues yo me llevaba el chupete en preescolar escondido en babi. Y lo llevaba tooooodo el día puesto. Me tapaba con la mano que nadie se diese cuenta (qué inocencia) y mi madre se vio negra para quitármelo. Pero heme aquí, que no me ha hecho falta ortodoncia en absoluto.

    Sin embargo a mi peque (que apenas usa chupete) le está saliendo un diente torcido, pero desde que asomó el jodío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué penita!!! A mí me da mucha penilla de la pelirroja... Lo del diente no te preocupes a la peli empezó a salirle así y se arregló. Ella no los tiene torcidos, lo que tiene es el cielo de la boca alto. A ver si va a acabar como Bofil!

      Eliminar
  15. Animo Flor! Yo me había propuesto sacárselo las Navidades pasadas (a cambio de los regalos) pero en noviembre se rompió el tete q usaba y aproveche, le dije q no había tetes para niñas tan mayores (tenia 20 meses, inocente! jajaja!!) y en 2 noches estaba superado; cierto q ella solo lo usaba para quedarse dormida y después lo escupía); el pañal nos ha costado un poco mas pero ya lo tenemos superado; nos queda algún reto mas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerteee!! La mía me dice que vayamos a la farmacia a comprar otro!

      Eliminar
  16. El mío ahora mismo lo usa sólo para dormir (en teoría, en la práctica tooda esa tribu que cría conmigo se lo da más veces) y la verdad es que pasé muy mal una semana, aprox. Casi desistí (no es por desanimar). ¿Por qué no empiezas con dejarlo en casa cuando vayáis a la calle? Pq lo lleva muy bien; coge el muñeco y el chupete, los deja en el sillón y les dice "adiós, me voy con mamá, esperarme aquí" y se va tan tranquilo. Y si lo pide en la calle se le recuerda dónde lo ha dejado y santas pascuas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo se lo dejo sólo para dormir, pero lo pide toooodo el tiempo y aunque sepa que está en la casa, me dice que le compre otro. La nena no es tonta y hasta me señala las farmacias por las que pasamos.

      Eliminar
  17. Mi nena solo lo usa para dormir, nunca lo ha usado mas, si se lo doy en cualquier otro momento se pone a jugar con el y lo tira lejos, espero que cuando me vea en la necesidad de quitarselo, no me ponga muchos peros o se lo dejo hasta que vaya a la escuela jaja
    Saludos!

    ResponderEliminar