lunes, 13 de agosto de 2012

Madre sí hay más que una. 18.- La madre desagradable

La madre desagradable no le dice a nadie que está de parto para que no la agobien mientras dilata –aunque, emocionadas, su madre, su suegra y su hermana, que hasta se ha pedido vacaciones, vivan pegadas al teléfono por si llega la hora- y cuando da a luz prohíbe las visitas al hospital y a casa, por aquello de que es un agobio saludar a tanta gente y porque eso afecta mucho al karma del recién nacido y a la nueva rutina familiar que han de ir estableciendo desde ya. Y los amigos y familiares han de esperar con sus cestos con globos y su ilusión por conocer al bebé hasta que la madre desagradable decida abrir la veda.

La madre desagradable, cuando por fin presenta al nene en sociedad, no permite que nadie lo coja no vaya a acostumbrarse al cariño, ni que lo toquen no vayan a transmitirle el ébola que en estas fechas está muy en auge, ni que le canturreen porque pueden dejarle sordo de un oído, ni que se le acerquen, no vayan a robarle el oxígeno.

La madre desagradable recibe los regalos con el mínimo entusiasmo posible y la mitad de las veces ni los abre y cuando los abre y descubre que son un horror, no disimula. Ni un poco. Y a los que le llevan flores a modo de felicitación, incluido su propio marido, les regaña por el atrevimiento y las esconde en el cuarto de baño porque leyó en una revista que contaminan el aire del bebé y claro no pueden siquiera esperar a que las visitas se vayan a casa.

La madre desagradable no deja que otros niños se acerquen a ver a su bebé por lo que no tiene reparos en echarlos casi a empujones cuando les está dando un baño en la piscina comunitaria o le da la papilla de cereales, porque el nene precisa de relax y concentración…

La madre desagradable no admite ningún tipo de consejo, ni aunque sea en tono de coña y de parte de sus amigas de toda la vida y dice cosas del tipo ‘yo sé lo que hay que hacer, seguramente mejor que tú que para algo es mi hijo’ que dejan la tensión ambiental sobre máximos históricos.

La madre desagradable no permite que se le hagan fotos al pequeño bajo ningún concepto y en nivel agresividad Penélope Cruz o Fran Rivera frente a los paparazzi y ay del que se atreva a difundir una imagen por whatssap para dar a conocer al recién nacido entre los amigos y familiares. Sacrilegio. Por no hablar de twitter o facebook –presunto nido de pederastas y violentos asesinos en serie- aunque sea una foto de grupo de amiguitos del cole o un cumpleaños en las bolas. Ni los píxeles tapándole la cara la contentan porque podrían reconocer al nene por las zapatillas de Cristiano Ronaldo que, por supuesto, tiene medio país.

(Nivel de identificación personal con la 'madre desagradable’ 0 sobre 10)   

Repetimos:
Cada lunes, un nuevo modelo de madre en ‘Madre sí hay más que una’. Entendemos que son tipos muy puristas y que más de una podéis picar de varios a la vez, pero de cualquier manera, hagamos autocrítica y encasillémonos, será divertido!! Los que no seáis madres podéis encasillar a las vuestras, a vuestras hermanas, a vuestras amigas o a vuestras mujeres… que todo sea crítiqueo y algarabía. Eso sí, que conste que desde ‘Hija no hay más que una’ no queremos juzgar a ningún prototipo de madre, o no mucho al menos, así que, por favor, que nadie se ofenda que nos va a tocar a todas… pero entretanto, a divertirse!

51 comentarios:

  1. 1 sobre 10, por eso de que disuadía a todo el mundo de venir a verme al hospital y me daban mogollón de pereza las visitas en casa... Lo del hospital, es que no lo entiendo... no me mola nada que la gente me vea con esa mala cara, con el pelo grasiento, sin poder ducharme (tras las cesáreas no me dejaron ducharme en una semana,... sí, sí, asi de guarro mi gine)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo?? A mí sí!! Pero en cualquier caso, es una vergüenza que te vean en camisón y con la cara de loca que se nos pone, jajajajja... Yo daba miedito y eso que me pintaba a la amanecía!!

      Eliminar
    2. Querrás decir,como poco,un 7 sobre10.Qué te queda? Las flores en el baño??

      Eliminar
    3. Caro, es por mí? yo para todo lo demás soy bastante tranquila... pasé los bebés de brazos en brazos, niños incluidos, casi ni esterilicé los biberones ni chupetes, me hacen muchísima ilusión los regalos y siempre pienso en la buena intención de la gente en hacerlo, aunque sean lo peor de lo peor, escucho todos los consejos aunque luego hago lo que me viene en gana... lo único es lo del hospital... aunque en general las visitas al hospital me parecen muy delicadas sea por lo que sea...

      Eliminar
    4. jajjajajajjaa....No te lo tomes a mal mujer,ser madre desagradable no está reñido con ser una chica estupenda!Yo soy peor que tú,soy madre desagradable pero finjo no serlo.Ojalá tuvera valor.Y Vale, me has convencido te pongo un 2 sobre 10.BESOS

      Eliminar
    5. Espero no haberte molestado, no era mi intención.BS

      Eliminar
  2. Pues vaya... he de confesar que tengo cierto grado de identificación con la madre desagradable... no quise visitas en el hospital exceptuando mis padres, mis suegros y mi hermana con mi cuñado... y punto, por dos razones: yo necesitaba recuperarme y los niños estaban en incubadora con lo cual no se les podía ver.
    Exigí que nadie me viniera con regalitos que no iba a utilizar (me llegaron tres personas diferentes con marcos de fotos) y pedí cosas útiles para la higiene del bebé (tipo pañales, toallitas, cremitas y demás)
    No dejé que nadie los tocara al principio sin lavarse las manos debidamente (nacieron con 1800 gr y fué una de las indiciaciones de los pediatras que extremaramos la higiene)
    Por lo demás no soy tan borde jajaja y dejo que mis niños sean niños y que la gente que les rodea y quiere les mime lo necesario.
    Por cierto admito todos los consejos necesarios, los escucho y luego hago lo que me da la gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajaj, bueno, en tu caso es que es un caso excepcional!! Al siguiente parto, ya verás como te respetan menos, jajja... Habrá siguiente?? jajajjaja

      Eliminar
  3. la mamá del bichillo13 de agosto de 2012, 9:20

    ufff reconozco que algo sí que tengo.... al hospital sólo vinieron mis padres, suegros, hermana y cuñado, incluso llegué a echar a la tía de mi marido cuando estaba en la puerta de la habitación, que eran las 4 de la tarde!!!
    y en casa, pues más de lo mismo, que con no coger el portero era suficiente y allí había que ir con cita previa!!!
    Lo de que se acerquen otros niños lo voy llevando mejor, hasta que intentan cogerle en brazos y ponerle de pie!!! así que yo me peleo con ellos mientras sus madres panderonas leen el hola como si no hubiera un mañana. Pobrecito mío, a este paso le hago antisocial!!! jajaja!!! tendré que quitarme....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, hombre, lo que los niños pequeños lo cojan a mí tampoco me parece una buena idea... Es una locura!!! Sustooooo!!! Yo hablo de que estén cerquita -contigo delante- y de que le hablén y le digan cositas...

      Eliminar
  4. Jo, Flor, cuando creía que ya no podía responder a más perfiles de madre, vas tú y me sacas otro! Sí, me reconozco en l amadre desagradable en un 8 sobre 10, aunque mis niveles están bajando ahora que la nena ha superado la barrera de los 3 años. Cumplo con todo lo que has expuesto menos con lo e los regalos, que todos me hacen ilusión y JAMÁS cambio nada -si le está grande se lo guardo para más adelante y si le está pequeño, simpre hay alguna amiguita y/primita más chiquita- y si son juhuetes, siepre son bienvenidos. Pero ya sabes que mi enana estuvo en la UCI y cuando nos la devolvieron no podía recibir visitas y claro, mucha gente lo comprendía y los que no pues ha fastidiarse y claro, esto se extendía los demás niños, que no podían acercarse para que no le pegaran mocos y demás cosas normales de los niños, ja, ja! O sea que sí, que me he granjeado el apelativo a conciencia, pero es que como hija no hay más que una... ja, ja! Bueno, y lo de las fotos es cosa del señor padre y me lo ha pegado, claro, le da horror que aparezca en algún facebook, blog o "cosa rara". Me parto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo tuyo también es una situación especial!!! Así, que sólo eres ligeramente desagradable, jajajajajjajaja

      Eliminar
  5. pues yo si que me siento un poco identificada (3 sobre 10 ahora pero 8 sobre 10 la primera semana), sobre todo en las visitas al hospital. Mi nena no se enganchaba a la teta ni a la de tres y tener cuatro cabezas alrededor mirando no le ayudaba demasiado. Lo de las visitas también me agobió mucho al principio, pero vamos, pasado el primer mes me relajé mucho y ya me daba igual. Lo de los niños nunca meha molestado, con eso de que le doy el pecho pienso que está inmunizada contra todo.

    Eso si, igual que al principio no me hacía mucha gracia que cogieran a mi enana ahora en cuanto viene alguien se la encasqueto (la niña quiere estar en brazos a toooodas horas y ya empieza a pesar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las visitas siempre es un tormento, pero una finge, jajaja

      Eliminar
  6. culpable 8 sobre 10. Los regalos algunos son..... tan raros que cuesta creer que esas cosas las vendan, asi que no sabes la cara que se te pone(depende de las horas de sueño que te deje el bebe)jajajaj
    ¿que quieren cojer el bebe? cogelo que ahora vuelvo. jjajjaj

    ResponderEliminar
  7. Aquí sí, 3 sobre 10, los consejos me tocan la moral (sobre todo si proceden de familia que quiere reeducarte al niño en sólo una sesión intensiva trimestral de almuerzo o barbacoa aunque para ello haya que hacer que el pobre lo pase mal la mayor parte del tiempo, que son capaces de castigarlos sin piscina para que se coman el pollo, como la Andreíta, ante las madres ojipláticas e impotentes, así que viva el borderío, dejadlos vivir, leñe). A esto le sumas lo de las fotos del infante en Facebook, que no me mola nada, he de confesar, pero más por cuestión de intimidad que de miedo a la red, que le vamos a hacer, una tiene sus defectos. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja, qué miedito tienes que dar!!! Pero sí, yo también detesto que impongan sus normas nazis a la mía...

      Eliminar
  8. Yo me doy un 0/10 y con todos mis motivos: en el hospital tuvieron que poner un cartel en la puerta de mi habitación de "visitas restringidas" y no porque yo dijera nada que estaba encantada (no me esperaba tal recibimiento) sino porque tuve cefalea post punción por la epidural y estaba hecha una piltrafilla.

    Y en casa... pues es que somos un montón de familia directa con un montón de primos y sobrinos y la verdad es que es un poco pesado pero tengo que reconocer que en mi caso la gente tuvo mucho conocimiento y 1º: llamaban siempre antes de venir y 2º: vinieron muy espaciados en el tiempo.

    A lo mejor alguien les había dicho que era madre desagradable, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las enfermeras se quejaban de mis visitas y el ginecólogo me echó un broncazo del diez!!! Más de 50 visitas en un día. Agotadorrrrrrrrrr es poco!!! Pero una fingía como podía!!

      Eliminar
  9. 3 sobre 10!!!
    Coincido con casi todos los comentarios y es que las visitas al hospital fueron un horror. Y eso que sólo permití ir a la familia directa (pero es que mi familia política es enorme), ni amigos, ni nada... Aunque alguna visita sorpresa sí que tuve y menuda cara de perro que les puse!!!
    En casa, tres cuartos de lo mismo, 7 días después de mi cesárea tenía a 13 personas en casa tomando el aperitivo y algunos sin avisar... Y yo hecha polvo, sin dormir por la lactancia y los cólicos de mi gordita, pálida, con los puntos que me tiraban,...un cuadro! Por mí, como dice la mamá del bichillo, no hubiera ni contestado al portero automático pero mi contrario es demasiado correcto.
    Vamos, que en los tres primeros meses de vida de mi gordita me llevé el premio a madre desagradable.
    Después he mejorado mucho, y soy capaz de subastar a mi gordita durante unas horas con tal de un poco de tranquilidad.
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve una media de 15 personas diarias en casa cada día durante cerca de dos meses!!! Terrible! Sobre todo de la gente menos allegada... Pero yo lograba poner buena cara y poner y quitar mantel cada día!!

      Eliminar
  10. Mira que no haberme dado cuenta de esta sección antes!!! Voy volando a leerla enterita!! Reconozco que me molestaron bastante las visitas en el hospital, y más porque los dos partos fueron por cesárea..... pero no abrí la boca así que pongamos que me identifico en 1 sobre 10.. por el resto para nada...
    Me encanta Flor!! Voy a por los siguientes
    Besos gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaa, entonces igual que yo. Somos 'madre cobarde' ya llegará, ya...

      Eliminar
  11. Me siento identificada,lo de las visitas al hospital fué horrible no los echaba de allí ni con agua hirviendo y entre lo cansada que estaba,no me dejarón dormir por que empezarón a llegar a las dos y media de la tarde y eran las nueve y de allí no se largaba nadie y eso que me veían como estaba de cansada,es que ni diciendoles que quería descansar.Yno te quiero contar los que se presentan sin avisar en la puerta de casa.Lo de los consejos fué el no va más,que si haz esto, que si cogelo así para los gases,todos tenían algo que decir,fijate como sería que al final mi marido, que es super calmado les dijo que por favor se callaran que ya estaba bien de tanto consejo que nos estaban poniendo la cabeza loca.Yo para el proximo lo mantengo en secreto y cuando tenga un año se lo presento a todos,jajaja.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo el mundo se cree más listo que tú y lo peor es que te dan consejos contradictorios. Un infierno, he de hacer un post sobre esto. Pero yaaaa

      Eliminar
  12. Ay, qué miedo... Supongo que la madre desagradable ya lo traerá de serie antes de ser madre. Quiero decir, que será borde de toda la vida porque no me imagino a Miss Simpatía comportándose así de repente. ¿Esas mutaciones existen? Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiiiiiiiiiiiii, es una mutación post-maternidad. Te lo aseguro, ja, ja!

      Eliminar
  13. Las visitas al hospital son un horror, a mi no me apetecía que viniera todo el mundo a decirme lo mismo pero bueno, prefiero las visitas del hospital a las de casa porque aquí ya si que no te los quitas ni con agua caliente. Esto me ocurrió el primer mes, luego todo vuelve a la normalidad, pero eso de que tu estés agobiada, te de consejos de como cuidar al niño hasta el último mono y todo esto mientras les preparas un café saca de quicio a todo el mundo jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hospital era privado y de allí no echaban a nadie!! Un horror!! jajajjaja

      Eliminar
  14. Yo hay ciertos regalos...que ni con sonrisa profiden artificial hacia creer a la gente que me gustaban...hay cada horror.

    ResponderEliminar
  15. Vaya, ¿es que de todos los tipos de madre voy a tener algo? ¡Que empiezo a tener complejo de múltiple personalidad!

    A mí me visitaron en el hospital, sí, pero no porque yo quisiera, sino porque mi familia no entiende un no. O lo entienden y les entra por un oído a la vez que les sale por el otro. Y de hecho fui muy desagradable con alguna visita.

    Del resto de los puntos me desentiendo hasta el último. Ya lo siento, pero tengo absolutamente prohibido publicar fotos de mi hijo en redes sociales. Tengo mis motivos, sí, pero lo tengo prohibido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaa será que eres bipolar como yo!!! Pero no, esq ue todas picamos de varios tipos a la vez!!

      Eliminar
  16. Uy!. Conocí por desgracia a una de esas, engreída, se creía superior a ti, que se casó con un familiar de buen trabajo, divorciado, mucho mayor que ella y le hizo dos hijos, pues te juro que en le nacimiento de la Primera, en una clínica privada de monjas, a los dos días le pidieron al marido que se la llevara que no la aguantaban más. Y eso que había sido cesárea!. Las monjitas echando a una madre recién parida!. Pero era una bestia parda. Por desgracia todo acabó muy muy mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Es un culebrón de verdad! Es la mala más mala que he conocido nunca. Le hizo al marido utilizar el apellido compuesto de otro familiar en vez de el suyo, Gómez; e inscribir a los hijos con el nuevo, pero claro, ilegal, cuando le pillaron uy!Vivian en una mansión de 5 pisos! Y claro, le arruinó, entonces solicitó el divorcio y la custodia de los nenes, pero le dijo al ex que se la cambiaba por unos cuantos millones! Malaaaa!

      Eliminar
  17. Se te ha olvidado comentar que cuando la madre desagradable está en el parque con su retoño no deja que el resto de niños toque o juegue con las cosas de su hijo y que este suele ser del estilo de su madre, todo el día de morros, desagradable y maniático...

    Soy un poco madre desagradable, lo reconozco, yo no quería que nadie me viniera a visitar al hospital ni los primeros días en casa, que la gente es muuuuyyyyyyyy pesada y si no les paras los pies te pasas el primer mes del postparto haciendo de anfitriona para todo dios. Lo siento pero no. Bastante tenía yo en casa con el bebé, mi cirugía de la cesárea y demás secuelas postparto como para encima tener que estar atendiendo a más gente, bufffffffff......... y lo de los consejos gratis tampoco lo soporto porque parece que todo el mundo sabe más que la madre, arrrrrrrrrgggggggggg, lo siento no puedo, aunque depende de quien procedan también claro... No es lo mismo amigas en general que la vecina del 4º por mucho que haya tenido la mujer 5 churumbeles que "a ella le vas a decir".

    Nivel de identificación 6 sobre 10. Así que bueno, lo admito, soy bastante bordeeeee, jajaja!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, la gente es pesadaaaaaaaaaaaa pero pesadaaaaa, además de imprudente y curiosamente siempre lo es la gente con la que tienes menos confianza y/o cercanía. Yo desde que parí, voy a ver a las parturientas a hacer la visita del médico, rápidito y sin dar mucha guerra. Que ya habrá tiempo...

      Eliminar
  18. Hola!! Yo aun no soy mamá (me queda 1 mes) pero en algunos aspectos como el de las visitas en el hospital y en casa me identifico 10 sobre 10 con la madre desagradable, ya mi madre me dice que cada día estoy más antipática.
    Es más, ya estoy "dejando caer" a mi esposo pa que vaya transimitiendo el mensaje a la familia politica. Eso de que salgas del paritorio y tengas 10 personas esperando pa besuquear al niño, pa cogerlo en brazos y empezar a pasarselo de unos a otros, y tú con ganas de dormir un poco y de estar sola con tu marido pa ir poniendotelo al pecho y que lo coja y alli todos opinando y hablando sin parar. Arggggggggggg, que me da la crisis de ansiedad ya!!
    Luego para lo que necesitas ayuda, digamos ordenar, limpiar la casa, hacerte la comida, etc... ni les ves el pelo.
    Espero conseguir que me dejen mi espacio por lo menos mi suegra y cuñados, mi pobre madre ya lo tiene asumido y me ha prometido no decirme nada. Con el resto no te queda más que poner buena cara y aguantar, que total no los vas a ver más hasta el siguiente acontecimiento "social-familiar" y en mi caso, queda mucho tiempo jejejeje.
    Tengo pesadillas con que el timbre no para de sonar y tú sin dormir, sin poder dar el pecho tranquilamente, sin tener intimidad... ufff mi nivel de indentificacion va subiendo a 20 sobre 10 jejejeje

    ResponderEliminar
  19. Yo sólo tengo una hija, pero tengo casi 10 años de experiencia trabajando en guarderías, asi que por eso (y solo por eso) me salve de la ristra de consejos que todos te dan cuando pares, tal vez por eso mismo es que nunca he sido paranoica con ella, tengo muchas fotos de ella en fb por que apenas asi la ve mi familia qe vive lejos, en su corto añito de vida a comido mas arena y tomado mas agua de mar que yo, si alguien me la pide yo con harrrrto gusto la cedo, que mi espalda agradece ese descanso!
    Pobre de mi beba que en lugar de madre desagradable, tiene abuela desagradable y eso es peor 1000000 veces!
    Ella no se corta con nada ni nadie, niños, adultos, parque, playa, supermercado.. le da igual! es capaz de salir a gritarle a los vecinos por que su perro ladra a la hora que a la nena se le antojo echar la siesta (aunque la nena en cuestion este supita y babeando)
    La que no sabe donde esconder la cara de la vergüenza soy yo, que ando siempre disculpandola con todos (a escondidas of course, no vaya ser que a mi tambien me toque)
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  20. Me voy a poner un 0 sobre 10, pero porque más bien yo era hipocondríaca. Después de tenerlo tres días en la UCI teniendo que lavarme las manos dos veces consecutivas con distintos jabones, para poder tocarle, no quería que lo tocasen con las manos sucias y que fumasen en 10km a la redonda, me hiperlavaba los pezones antes de amamantarle y hervía los chupetes varias veces al día.

    Ahora va siempre sucio, y ni me despeino.

    ResponderEliminar
  21. totalmente identificada con lo de recibir visitas recién parida, se apunta la peña a echar la tarde en casa de la parturienta con lo jodida que está una, un poquito de respeto, la mitad vienen a cotillear y las que han sido ya madres con la esperanza de que la recién parida lo esté llevando peorvque lo llevó ella para luego comentarlo de vuelta a casa, que mala carilla tiene Mari y que agobiada se la ve pobre y en el fondo están disfrutando, lo se porque yo también lo pienso jajaja

    ResponderEliminar
  22. Yo soy bastante madre desagradable, pero no lo suficiente como para mandar a todas las visitas a tomar viento, no x falta d ganas es q no tenia suficientes fuerzas recien parida.
    No m gustaba q lo cojiesen no por q no se acostumbrase al cariño, si no por q era mio y lo habia parido para mi, no para q fuese el juguete de nadie.
    No me hace gracia q lo manoseen por q si desgraciadamente se teansmiten enfermedades, pequete tuvo bronquiolitis con 24 dias x esa causa. Y x otro lado no esperes q un niño le de un besito si no un apretujon, q lo he sufrido x querer ser agradable.
    Si soy madre desagradable ¿Y que?, bien contenta.

    ResponderEliminar
  23. Como me identifico y eso que aun me quedan 5 semanas para cumplir, desde el principio ya avise de que no queria a nadie en el hospital hasta que me encontrara en la habitacion, duchada y descansada, que esos momentos solo eran mios y de mi esposo.
    Nada de cojer a la niña por gusto, y paso de consejos madreros, quien peor me lo hara pasar sera mi suegra, pero con decirle que ninguna madre es perfecta y que a ella tambien hay mucho que recriminarle la callo en seco.
    El portero pienso desconectarlo y el telefono en silencio, pienso dormir cada segundo que pueda, no estar aguantando visitas.

    ResponderEliminar
  24. Ayyy, pues yo me identifico 3 sobre 10 (y mi marido es 8 sobre 10!!!).

    Me hizo mucha ilu la visita de mi mejor amiga, la de uno de mis hermanos que vino aunque estaba enfermo (nada contagioso), mi cuñada y mi suegra (que vinieron poco y estuvieron muy calladitas). Al resto, los hubiera echado a patadas. Pienso que por mucha ilusión que te dé ver al niño, hay que respetar el descanso de los demás, que el nene se despertaba cada 2horas (de dia y de noche) y yo con la cesárea, estaba echa polvo. Y encima, sin comer durante 2 dias, con las perfusiones 3 dias, y la sonda urinaria en el cho@@. Por favor...Y mi madre la peor, diciendo: "Cógelo así, no, así no...ah, estoy alucinada de lo mal que lo haces...".

    Eso si, luego, la verdadera ayuda (no sé, que te hagan la compra o un recado, o que te ayuden a limpiar, o que te cuiden al enano cuando tú te quieres tirar por la ventana...) esa, yo no la ví.

    Asi que, si algún dia me recupero del trauma, y tengo un segundo, cuando me ponga de parto, yo no aviso a nadie, y que no venga nadie a verme, porque ya sé de antemano que van a venir a molestar. Y no veo porqué tengo que poner buena cara delante de gente a las que le da igual que yo esté echa polvo. ufff. Dije 3 sobre 10?.... Quizás soy un 5 sobre 10!!!

    ResponderEliminar
  25. En algo estamos de acuerdo, las visitas en el hospital caen mal. El bruto de mi marido llevó renta gente que a el casi no lo dejan entraporque ya había mucha gente...pero es que además mi familia se lució, mi tía, mi primo, una prima...demasiada gente, y en ja casa apenas llegué toda la familia de mi esposo, la mía, mis tios con una nieta de un que sólo quería besuquear a mi bebé...de acordarme me entra odio, jajaja
    Y una recién cosida hasta la lengua se aguanta por masoquista y caer bien...

    ResponderEliminar
  26. A mí me gustaría se más desagradable. No sé que gracia le ve la gente a las vivistas en el hospital, que estás pariendo, no de balneario!! En mi caso, alguien debería haber explicado que, recibir las visitas de unos familiares de mi marido a los que solo había visto una vez, llevando un costurón de cadera a cadera por una cesárea gemelar, con fiebre, las tetas a reventar por una subida de leche monstruosa (que tenía leche para quintillizos, vamos) y a las nueve de la noche, no es de buen gusto.
    Y a la vuelta a casa con dos prematuros de 2 kilos a los que en un mes no se podían visitar, so pena de que pillaran un virus que se los llevara al otro barrio, no había forma de hacérselo entender a la familia...ag, si no hubiera estado taaaaaaaan cansada, y taaaaaaaaaaan dolorida, los hubiera atacado con un hacha!

    ResponderEliminar
  27. Yo me identifico 0 sobre 10 pero conozco a una persona que es 10 sobre 10. Es la mujer de un primo mío, ya raya lo asqueroso total. A la nena no se la puede ver ni cuando va en el carro, asomarse es pecado mortal y ni siquiera la pueden coger en brazos sus abuelas. Creo que se han acostumbrado, es el segundo hijo que tiene y con el primero ya hizo lo mismo...

    ResponderEliminar
  28. Yo voy a ser súper madre desagradable, me lo veo venir!!! EvaB lo de atacarles con un hacha me ha hecho soltar LA CARCAJADA del día jejejeje...

    ResponderEliminar