jueves, 20 de diciembre de 2012

Cinco razones para no llevarte a la prole de compras


1.- Porque la niña se meterá en la boca todas las gominolas que le has comprado para acallarla, le dará un ataque de tos repentino y se las espurreará todas en la cara en plan tiroteo de metralleta a la pobre aprendiza de caja, que bastante tiene con no descansar los festivos y llevar ese horrible uniforme.

2.- Porque tendrás que cambiar la carta de Reyes cada quince minutos porque juguete nuevo que vea es juguete deseado, con el consecuente llanto falso ensordecedor y croquetismo por el suelo para humillación maternal pública.

3.- Porque los centros comerciales han sido invadidos por cochecitos, tiovivos y otras mini atracciones de feria, para dejarte las ganas de vivir, los cuartos y el escaso tiempo disponible haciendo cola junto a otras madres resignadas con sus niños chillones e impertinentes a los que te dan ganas de tirar a las vías del tren chuchú de un culazo mortal.

4.- Porque será más duro que hacer el Camino de Santiago descalzo y en monociclo recitando pasajes bíblicos en latín y encima no te darán la bula papal, como mucho al llegar a casa y mostrar tu cara de muerta en vida, te darán un espidifen mal disuelto con su consecuente ataque de tos de por vida.

5.- Porque frente a las escaleras mecánicas sólo conocerá dos velocidades: potencia total, corriendo y arrasando con todo a su paso y balanceándose al borde del escalón y del traumatismo craneoencefálico o nula actividad, quedándose al borde de la escalera, mientras tu avanzas sin darte cuenta, lo que ocasiona tener que volver a por ella, andando hacia atrás con la escasa agilidad que dios me dio, dando trompicones como un tentempié de feria mientras la gente trata de adivinar con cara de pocos amigos qué demonios estoy haciendo.

25 comentarios:

  1. Dios bendiga los centros comerciales con guardería, como el Alcampo que tengo al ladito de casa...el Nirvana!!!!

    ResponderEliminar
  2. Puuuf es que es estresante!!!! mejor ir sin ellos!!!! aunque una nunca aprende, me da pena y acaba sucumbiendo...Masoca que es una! un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no era tanto por comprar sino por pasar la tarde, para que viera las luces y eso. Errooooor.

      Eliminar
  3. Ayer mismo llegue loca a mi casa.Se acabó, nunca más. Y niña + abuela?? eso es ya para cortarse las venas, no se cual es peor...que circo..nunca más ya te digo. La niña con mi madre y yo me piro a comprar tranquila, no nos ven más el pelo a las tres juntas comprando. A dios pongo por testigo, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fui yo!!!! Y además con mi hermana y el primísimo. Estrés 100%!!

      Eliminar
  4. Si puedo evitarlo nuuuunca llevo a mi gordita de compras. Como todas he pecado alguna vez y es la muerte en vida! Estrés, carreras y gritos, muchos gritos: "No toques eso, no tires lo otro, eso no se chupa,..." y así hasta el infinito.
    Y como dice Araceli si encima le sumas a la abuela no te quiero ni contar, lo peor de lo peor.
    Ayer estuve una horita y media sola en el centro comercial, qué maravilla me parecieron como cinco!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sólo quería darle un paseo... Pero NUNCA MAIS!

      Eliminar
  5. Ja ja Cuánta razón junta... Yo he optado por no escribir carta.. creo que le vamos a dar a Santa directamente el libro de la jugueteria, porque lo quiere todoooooo, eso si, ha arrancado las páginas rosas de niñas..

    Mira que yo durante diez años me dediqué al mundillo de la moda, y odiaba todo lo que tenía que ver con un ir a un sitio masificado de gente, cierto es que sabía en verano, lo que se iba a llevar al otro año, y así sucesivamente, por lo que cuando llegaba a tiendas iba y lo compraba todo muy rapidito.. pero lo que daría ahora por perderme unas horas en un centro comercial, lleno de gente, y sin importarme lo más mínimo el olor a rancio.. que la gente en invierno no se lava mucho oye..

    Muchos besos guapa..

    ResponderEliminar
  6. MI única razón para no llevarme a la prole de compras es simplemente que con la sillita gemelar no podríamos avanzar por los estrechos pasillos, que cada cinco segundos una señora cansina me pararía para hacer un comentario absurdo y que tendría que lidiar con ellos para que no se tiren de la silla o no se tiren del pelo o lo que sea...

    ResponderEliminar
  7. me suena mucho todo menos el ultimo punto; que Dios me ha dado una niña prudente y eso tiene sus ventajas

    ResponderEliminar
  8. Todo verdad,de la buena,si es que a los centros comerciales y tiendas varias las carga el diablo en estas fechas,yo he caído por lo mismo,que me da pena que no se empapen de todo eso,si les encantan los empujones,el ir y venir de locos,la que se monta en las colas...,vuelven relajados y ni fuerzas para abrir la boca.La de los churumbeles.P.D. donde estea una tarde de trapos sola que se quite todo lo demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya... Pero yo soy ingenua y pensé en que viera las luces y comiera churros y viera al cartero real, pero no...

      Eliminar
  9. Mas razón que un santo,si es que ir con ellos y mas ahora con las estanterías repletitas de juguetes,eso es un sin vivir y como dicen por ahí arriba algunas mamis, tener que llevar a las abuelas otra odisea, no me llega con tener que estar tirando de él, que tengo que estar pendiente de ellas.Total, que el otro día fuimos a comprarle los regalos al rubito y se lo deje a la abuela y nos fuimos solitos y mi marido el pobre no se lo creía,que paz y tranquilidad.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fui el otro día al cine con el pater y aquel silencio era hasta raro!! jajja

      Eliminar
  10. Sin duda cinco buenas razones para acatar el consejo, jaja! ;)
    Un besooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que volveré a ir en este mes... Para que vea el ambiente y eso aunque luego maldigo todo lo maldecible. Ay. No escarmiento.

      Eliminar
  11. jajajaja!!! Muy buenas razones!! Y además en las tiendas, percha con ropa que ve, percha que va al suelo. Y quitándose los zapatos para ponerse unos taconazos del 41! Y te pasas la tarde pidiendo disculpas a las dependientas que te miran con mala cara y recogiendo ropa del suelo. Ayyy!
    Un besazo preciosa!!

    Pilar
    www.trendis.es

    ResponderEliminar
  12. Les contaba a mis padres lo cuesta arriba que se me hace a veces meterme en un centro comercial con el niño (2años), que todo lo toca, todo lo quiere, o se para o sale arreando y yo detrás cagando leches con mi gigantopanzanuevemesina.... Y se reían de mi por exagerada. Pues el domingo que abrían las tiendas se vinieron con nosotros a comprar, ellos encantados y yo más encantada aún de tener "niñeros" que se hicieran cargo de chicho terremoto mientras yo compraba. Los pobres terminaron rendidos de subirlo en todos los carruseles o coches de Cars habidos y por haber, comprarle globos, gusanitos, cogerle en brazos, subirle en carros de la compra... En fin, que ahora me entienden y hasta me compadecen un poco :)

    ResponderEliminar
  13. Vaya, me has convencido. La mía de momento no es tan interactiva pero me está dando una pereza que me dan ganas de encerrarla en su habitación hasta que sea mayor de edad, a lo Rapunzel :)

    ¡Feliz Navidad, guapa!

    ResponderEliminar
  14. Lo que me he tenido que reir imaginando a la peque alli al inicio de la escalera, sola, viendote bajar, y a ti histérica mirando hacia arriba buscandola. Y lo mejor, yendo al revés subiedo en vez de bajando ajajajajajaja

    La petarda de tu prima Elena :P

    ResponderEliminar