viernes, 14 de diciembre de 2012

Villancicos, poemas y otras humillaciones



Como habréis podido imaginar por el aluvión de post navideños, yo soy una fiel devota de la Navidad, no en vano, es mi época preferida del año con mucha diferencia,  a pesar del estrés y la locura que estos días traen consigo, como he tenido a bien retratar para que luego cuando os haga la crónica de cada día ya sepáis el escenario en el que nos movemos por aquí.

La cuestión es que me encanta la Navidad y no me hacía falta pelirrojismo para volver a disfrutarla como una niña porque yo nunca he dejado de hacerlo –que yo soy de las que aún hago cartas a los Reyes, oiga, que una se porta muy bien y también gusta de cosas bonitas- pero sí es cierto que desde que la pequeña señorita ha tenido a bien espabilarse y ser consciente de lo que es la Navidad, de la cantidad de eventos que entraña y que la nerviosa ilusión de los Reyes ya corre por sus venas todo es, si cabe, aún más emocionante.

El problema es que esa ilusión -la de la pelirroja, digo- no es como la de los niños de los anuncios de turrones, que miran embelesados el árbol, con su gorro de lana como si estuvieran paralizados por una inyección gigante de botox o como si estuvieran recién salidos de un internado militar, sino que la pelirroja es más de vivirlo intensamente, lo que viene a traducirse en echarme el árbol abajo a manotazos para darle vueltas y encalomarse a una silla de puntillas –el árbol mide 1,90-, coqueteando con un traumatismo craneoencefálico para cambiar las bolas de sitio y a ser posible destrozar mi cuidada decoración navideña.

Pero si a eso y a sus incesantes preguntas sobre la llegada de los Reyes y Papa Noel y prácticamente todo el calendario navideño se le suma una nueva y fervorosa admiración por los villancicos populares cantados a grito pelado -y con importantes alteraciones de la letra- día, noche y madrugada, la espera de la Navidad se complica un poco.

Así que de un tiempo a esta parte, entre los que le ha enseñado la abuela, los que entonan unos imitadores de los Cantajuegos y los que la seño tiene a bien hacerle aprender en el cole, esto es un no parar de recitales improvisados de campanas, cascabeles y borriquitas y, lo que es peor, algunos vienen en forma de poemas que nos dejan patidifusos al pater y a mí en mitad de la cena cuando la niña entra en estado de éxtasis, se sube en el sofá y suelta algo así como: ‘El pequeño niñito Jesús vino a traernos Paz, esta bonita palabra llena de cariño, esperanza y caridad. Haz que en tu vida se cumpla esta bonita verdad: Que todas las sonrisas irradien amor sin parar y conviertan cada momento en una ¡¡¡¡¡¡¡¡Feliz Navidad!!!!!!!!’. Ahí lo llevas. Y sin respirar. Y el pater con los ojos desencajados me mira estupefacto y yo con el trozo de lechuga –digo lechuga para no decir generoso trozo de pan cateto- atragantado de la risa que ni pa’lante ni pa’atrás, al borde de la asfixia y la niña entregada a lo suyo, recitando en un maratón de emotivos poemas con una mano en el pecho y otra levantada en alto para dar más teatralidad al asunto, como si el poema en sí no fuera ya suficiente peliculero.

Y así vamos, sobreviviendo a cada momento que la niña decide pararse en mitad de la calle y soltar la  perorata o cuando le deja un mensaje de teléfono a mi madre como si fuera una Gloria Fuertes trasnochada y la mamma me llama preguntando qué era eso o cuando en mitad de un autobús atestado de gente se entona con el ‘Campana sobre campana’ o, en el peor de los casos, con una lamiosa poesía pseudonavideña, cuando yo me escondo bajo el abrigo y me hago la muerta. Ay.

24 comentarios:

  1. Jajajajaja esta niña va para artista Flor!métela en clases de arte dramático ya!esta se nos hace famosa!!
    Lo de los cantes a grito pelao de villancicos también lo sufro yo, y mucho, al experto cante de la mayor se le une la media lengua de la mediana y los grititos de la pequeña y así x la mañana, x la tarde, x la noche cuando están en la cama y hace 1 hora q las he acostado y de repente nos pegamos un susto de muerte al oír campana sobre campana coreado a voz en grito x un par de enanas!ahora si, el árbol ni m lo tocan, q menuda soy yo!el Belén sin embargo ha sucumbido a las manos destrozonas de la pequeña y el ángel ha quedao manco....
    Un beso a todas y que paséis un estupendo fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Mi hija estuvo desde la Navidad pasada hasta este verano cantando villancicos, así que ahora, que es mucho más consciente de lo que son estas fiestas, supongo se pasará todo el año con este horror. Además, como la tuya, mezcla unas canciones con otras, así que el resultado es de traca...Como le digas que se ha equivocado, se encabrita la tía.

    Por cierto, aún no has comentado nada de la función de Navidad del cole de la pelirroja, porque harán la consabida función navideña, verdad? Julia la tiene el jueves 20 por la tarde y va vestida de castañera (a saber, falda de pastora,y leotardos, pañuelo y jersey negro, más una cestita). Gracias a Dios, no he tenido que comprarle nada más que el pañuelo, pero hay madres jurando en arameo porque a su niñ@ le ha tocado ir vestido de gallina.

    Besicos again.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, a la mía tampoco hay quien le tosa... Que va de diva!! jajajja

      Eliminar
  3. Un día podrias hacer un post, sobre las canciones y poemas que los profesores enseñan a los niños...a mi de pequeña mira que canción me enseñaron: la gallina se murio, el gallo cerro la puerta, los pollitos pio pio al ver a su madre muerta, yo no siento la gallina, ni tampoco el pobre gallo, solo siento los pollitos que sin madre se quedaron...

    Alaaa...y se quedaron tan panchos..

    Buen dia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OH! Dios mío!!! jajjajajajjaja, qué horror!!!!! Pues sí que es una buena idea!!! Lo haré lo haré porque tengo algunas joyitas... para traumatizarnos!!!

      Eliminar
  4. Yo justo acababa de superar la fase de las canciones de los cabezudos (de las fiestas del Pilar) y empezamos con los villancicos...dí que yo he perdido la vergüenza y si hay que cantar en plena calle con un pequeño en cada mano, se canta XD

    ResponderEliminar
  5. Me encanta; es que me encanta la pelirroja. Soy fan.

    ResponderEliminar
  6. Mi gordita también ha espabilado este año y canta, recita y lo q haga falta. Pero me encanta, mi contrario y yo nos morimos de la risa con sus gestos y su mezcla de unos villancicos con otros! Ahora está todo el día preguntando q si vienen ya los Reyes, q cuánto falta, etc. Ayer ya con la luz apagada y en su camita me llama para decirme q " ella quiere dar un beso a Baltasar. Qué cuándo vamos al Corte Inglés a verlo?" Aluciné ;-)
    Y por cierto, q nadie se queje q encima el 30 es su cumpleaños y quiere una fiesta y una tarta azul... En fin....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, doble ración de fiesta!! Ánimooo!!! jajaj

      Eliminar
  7. La mia canta los villanciso en inglés y nadie la entiende así que el corte es menos, ja, ja!

    ResponderEliminar
  8. Ayyyyy que dura es nuestra vida.. jaja Mi hijo canta también, pero tiene un follón que no veas, porque los mezcla, claro que los mezcla, y encima en tres idiomas.. Tengo la cabeza como un bombo, y encima si yo canto con él, me dice que no sé.. que así no es.. Porque son tan listillos??

    Y encima hoy está nevando una barbaridad, y no funciona la tele, ni internet, ni nada.. por lo que tengo la casa que parece que ha pasado un huracán.. Y no quiere salir fuera porque dice que hace frio, y claro, una que está mayor, tampoco le ha insistido mucho, porque sino me toca, cambio de ropa, luego cambio otra vez, con lo bien que está ahí en la chimenea jugando calentito.. o no?? La verdad es que donde mejor estaría es en el colegio, porque hace un rato que me ha tirado un paquete de 500 folios por todo el salón, he tardado cuarenta minutos en recogerlos..

    Espero que pase pronto este tiempo, porque sino, me espera un duro fin de semana..
    Que disfrute la que pueda..

    Besos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyyy, a mí me ha pasado lo mismo y estoy taaan arrepentida!!

      Eliminar
  9. Llévatela a pedir el aguinaldo mujer, triunfáis seguro!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaja.... este año y con esas perlas la que va a triunfar en sendos saraos navideños va a ser la pelirroja...jajaja....

    ResponderEliminar
  11. Jajaja,que la pelirroja se supera cada día,con los villancicos hemos topado,yo no les enseño ni uno,que me dan dentera pero del cole traen un repertorio que no veas,y en tres idiomas oficiales y en el cuarto del churumbel pequeño que los mezcla a su manera y encima con lengua de trapo,y venga a repetirlos,porque se los tienen que saber de memoria para el dichoso festival del cole,que por cierto tengo que llevar tapones en los oídos porque eso es un ton ni son que te quedas pallá,encima hay eco y se entiende fatal,oír se oye de más,pero sólo ver sus caritas de angelitos tiernos,que dan ganas de comerlos,con sus cuernos rojos de reno,vestidos de negro y esos meneos...,que oye todo se disfruta,una vez al año...,y nada más.La de los churumbeles,

    ResponderEliminar
  12. jaja es que ahora estan xa comerselas!la mia igual,se sabe todos los villancicos y todas las oraciones que les enseñan en el cole y las recita cuando menos te lo esperas

    ResponderEliminar
  13. HOLA FLOR¡ ESA PELIRROJA ME LA PIDO.. ES UNA JOYITA.JAJAJA
    NECESITO UNA PELIRROJA EN MI VIDA.
    UN BESO PARA ESA NIÑA .

    ResponderEliminar