jueves, 27 de septiembre de 2012

Infiernos de la vuelta al cole. 2.- El uniforme. (Parte II)


(...)
La pelirroja que es bastante poco amable por la mañanas y mucho más en territorio hostil, se negaba a probarse nada que no fuera la falda peto una y otra vez –que fue lo único que la conquistó- y corría en braguitas de Kitty a esconderse detrás de los percheros gritándo ‘Es feízimooooooo, feízimoooooooo’ cada vez que pretendía probarle el jersey de pico o el chándal de tres piezas, mientras los otros padres que esperaban ansiosos su turno me miraban entre el odio y la compasión mientras yo sudando como un pollo –y miren, que yo no sudo ni en el gimnasio- fingía que la niña estaba nerviosilla por ser el primer día de colegio, pero que en situaciones normales era una santa, una santa a la que no le gustaban los jerseys de pico, claro, que de todo hay en la viña del señor.

Y yo la perseguía y la atrapaba con las piernas para ponerle el polito de manga larga con gigantoescudo que se le encajaba en la cabeza y ni para arriba ni para abajo –que la nena tiene la cabeza del pater y con la genética no se puede luchar, que ya me lo dijo una vez el endocrino mirándome las caderas- y el babero que le arrastraba hasta los pies con el que parecía una microlimpiadora rusa aunque a todo el mundo le parecía que le quedaba estupendo ‘que así le dura’, me decían, yo creo que para librarse de nosotras sobre todo la pobre señora de la AMPA que se persignaba tras el perchero y en uno de los picos de estrés acabo diciéndome aquello de ‘mira que el Corte Inglés también lo venden, a ver, que te lo digo por si quieres ir más tranquilita’, como si yo alcanzara la serenidad alguna vez, así que no os cuento la carita de sufrimiento que se le puso cuando descubrí que la nena entraba a las 11,30 y no a las 11 por lo que tenía 30 minutos más para torturarla.

De cualquier manera, acabamos corriendo, como siempre y llegamos a la clase con la lengua fuera y un gigantobolsón -de polos, jersey, faldas petos, sudaderas, baberos, camisetas…- al hombro, en plan vendedor ambulante, con la cara de vivir en el límite de la cordura y la vena de la frente a pique de independizarse, pero fingiendo ser persona normal que para eso era el primer día de clase y a una le gusta mantener la incertidumbre al menos hasta la fiesta de Navidad.

Y ya en casa hice que viniera la mamma –léase la abuela materna que todo lo sabe y todo lo critica- para que echara un ojo a las adquisiciones y me dijera que, por supuesto, todo lo había comprado mal, grande o pequeño, o demasiados polos y pocas camisetas y que por supuesto todo estaba muy mal cosido. Y así fue.

Así que tuve que visitar un par de veces más el chiringuito, haciendo tiempo en una cafetería cercana unas veces, y yendo y viniendo en un no parar en otras, porque el horario de adaptación sólo duró 24 horas –que se ve que mi niña se adapta la mar de bien- y la maltratada señora de la AMPA estuvo a punto de hacerse el harakiri con la hebilla del peto cada una de las veces que me vio asomar la cabeza por el concurrido habitáculo.

Y ahora trato de convencer a mi madre para que le corte un poco el bajo de la falda a la nena, a ver, no en versión miniprostituta de Patito Feo, pero tampoco que se la dejemos por los tobillos que la niña parece una monja arrepentida.... Pero mi madre que es de armas tomar dice que no, que eso no se corta, que así es más ‘finito’, así que trato de darle esquinazo para llevarla a un taller de costura cercano –que una sólo sabe de punto de cruz y con telita de boquetitos debajo- y que me la arreglen a sus espaldas… Así que ahora sólo falta improvisar un par de excusas para cuando la vea cualquier día a la salida del colegio y se vuelva muy loca.

De cualquier manera, el problema va a ser quitársela a la pelirroja, que está emocionada con su falda peto aunque le quede en modo bata de cola... Tanto así, que el otro día tuve que dejarle dormir la siesta con ella puesta de la ansiedad que tenía con el asunto pero, claro, con la camiseta de la princesa Aurora con sus minilentejuelas fucsias debajo... Miedo me da cuando tenga que asumir que el chonismo y el uniforme son cosas incompatibles y más aún cuando haya que meterle el jersey de pico en el menú. Ay.

36 comentarios:

  1. Ay,Flor,yo me parto de risa!!!Vaya chou que montasteis,que graciosa la niña ,ya veras cuando se haga mayor lo seperconjuntadisima que ira,ahora(como dicen los que saben de moda)esta "jugando con los tejidos y las formas"!!!tu madre y la mia igualitas,me encanta preguntarselo todo.
    Besitos y feliz dia

    ResponderEliminar
  2. Mira, Flor, mis niños no llevan uniforme, solo bata, pero sí llevan chandal y camiseta del cole cuando toca gimnasia (bueno, o psicomotricidad que le llaman ahora)...el cirio que me montó mi hija el primer día que intenté ponerle el chándal fue memorable. Escurriéndose como una anguila y corretenado, solo con sus braguitas de princesas y diciendome que ella no se ponía eso, que "es feooooooooooo, no es rosaaaaaaaaaaaa, no es ropa de nenaaaaaaaaaaaaaa, me queda maaaaaaaaaaaaaaal". Para poder llegar al cole a la hora y con alguna neurona intacta que me sirviera para fingir en la oficina que soy una persona normal, la tuve que sobornar pintándole las uñas de manos y pies. Y menos mal que las zapatillas de deporte sí eran rosas, que si no...
    Y es que las mujeres de mi familia no somos muy de chándal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjajaja... Yo también ODIO el chándal!!!

      Eliminar
  3. Que digo yo que esa pobre señora de la Ampa tendrá ya experiencia en ese jaleo de uniformes...Lo que río leyendo tus aventuras diarias con la nena.Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, aunque las familias que vi por allí parecían más normales... jajja

      Eliminar
  4. jejeje, me mondo con tu pelirroja!
    La mia durante todo infantil lleva chandal, feisimo, pero oye, superagradecido a la hora de lavar y planchar (no hace ni falta esto ultimo). Y lo más importante de todo, mejor pasar unos dias malos a base de pruebas de vestuario y viajitos al AMPA, que todos los santos dias discutiendo, que esa ropa no me gusta, que estoy muy fea, que se van a reir de mi y un largo etcetera....Bendito uniforme por muy feo que sea!!!

    ResponderEliminar
  5. jeje... menudos son con los uniformes, madre mia! A mi sobrina cuando se lo probaron por 1º vez parecia que le iba a dar un jamacuco... por dios! y eso que mi hermana pudo comprarselo y probarselo mas tranquilamente en casa pero si le llega a montar el numerito en la tiendaaaaa!
    Pero otra cosa te digo, lo de los disfraces de princesas, idem de lo mismo... amor a primera vista... no hay mejor regalo para una niña de entre 3-6 años!
    Suerte con el momento uniforme en octubre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pelirroja tiene uno y se pasea a diario con él puesto por casa...

      Eliminar
  6. HOLAAA
    AYER ESTUVE MIRANDO TU FACEBOOK...Y QUE SORPRESA LA MIA CUANDO VI LA CARITA DE LA PELIRROJA!!! COMO DICES TU
    NO SE PUEDE TENER MAS PINTA DE ESCOCES...PERO SERA UN ESPECTACULO OIRLA HABLAR EN CASTELLANO...CON ACENTO ANDALUS!!! PASA CON LOS NIÑOS CHINOS NACIDOS AQUI, ES UN FLIPE QUE TE HABLEN CON ACENTO DEL SITIO Y RASGOS FACIALES DEL OTRO LADO DEL PLANETA!!!
    TU PELIRROJA ES REQUETEGUAPA Y CON CARA DE LISTA LISTA!!!

    PERSONALMENTE SI NO EXISTIERAN LOS UNIFORMES ME DARIA ALGO POR LAS MAÑANAS!!!!

    ResponderEliminar
  7. Ains la que me espera el año que viene... por Dios tengo que dejar de leerte que me metes el miedo en le cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajaj, que noooo, que algunos niños son normales, jajajja

      Eliminar
  8. Mi rubito con el baby esta encantado,por que en el colegio nos dejan tunear el baby y yo ni corta ni perezosa le he puesto a Spiderman y esta deseando llevarlo el lunes al cole para enseñarselo a los niños y es que para mi hijo el uniforme perfecto sería el traje de Spiderman,tengo al hombre araña hasta en la sopa,jajaja.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le estoy cosiendo una Kitty en punto de cruz junto al nombre, espero que no me lo echen para atrás!!

      Eliminar
  9. Si me imagino la escena,y la imagino,no paro de reír y más con la vena ,porque la mía de la sien llega antes que yo en casos así.Hay que sacarle el sombrero a la pelirroja y a la madre que la parió...Los churumbeles,se libran del uniforme pero con el babero,mandilón por estos lares,tenemos las de la sota y el caballo,el pequeño que no lo quiere largo,lo hemos cortado estilo camisa una talla más,ridículo pero encantado,hasta nuevo brote que alguno más habra.Por cierto,me tomo la libertad de presentarme,me llamo Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada, Carmen!! Mi madre iba a ponerme ese nombre y al final optó por María Florencia como ella. No, no hay derecho.

      Eliminar
  10. ¿Pues no va y te dice la de la AMPA que si ibas al Corte Inglés iba a ser todo más relajaito? JA!

    Allí estuvimos nosotros en julio cuando nos avisaron que ya estaba el uniforme y creimos morirnos en el probador el padre, la niña y yo, con todas las prendas del uniforme esturreadas por el suelo, ella llorando a todo llorar porque, como le paso a la pelirroja, sólo quería la falda con el peto, sin el polo y la amable señorita aporreando la puerta para ver si necesitábamos algo......

    Hacía un calor horroroso, y encima los gritos se oían en todo la planta infantil. Salimos como pollos los tres, y luego, móntala en el coche que hay que hacerse 40 kms de vuelta a casa con la señorita berreando como una posesa porque decía que no le gustaba el uniforme del cole de mayores.

    Una preguntilla: ¿dónde queda el cole de la pelirroja, muy lejos de tu casa? Me he acordado hoy de ti porque estaba lloviendo a la hora de llevarla esta mañana y ha sido un horror, cómo se ha puesto las bambas blancas!!!!!! Y eso que nosotros lo tenemos a cinco minutos de casa.

    Besicos ya parece ser que otoñales, por fin!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué horrorrrrrrrrrrrrrrr!!!! No, no muy cerca y sí, ya hemos sufrido la lluvia y habrá crónica de aquel infierno. Uffffff... La próxima vez que llueva no la llevo!

      Eliminar
  11. DIOS ya sabía yo que la segunda parte era la mejorrrrrrrrrrrr, genial tu, la del ampa, tu niña, la abuela
    Me ha encantado el circo textil

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Como siempre insuperables, la niña preparándola allá por donde va y la madre contándolo .. Me encantáis, si señor.. jaja

    Pues mi hijo no lleva uniforme, pero me niego a llevarle todo el dia en Chandal, los odioooo!

    Besosss..

    ResponderEliminar
  13. Oye que como vivo fuera de Spain no sé lo que es el AMPA(mira que sonar igual que el Hampa...ya te hace sospechar) Yo deduzco por tu post que significa Asociación Maléfica de Padres de Alumnos.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo digo yo, jajajjaja... Es Asociación de Madres y Padres de Alumnos, que ahora somos muy moennos, hija mía, jaja

      Eliminar
  14. Flor,esta niña es toda una trendsetter! Te lo digo yo q entiendo un rato de estilismo!lo q se lleva es el mix de tendencias!mmm...cuadros escoceses, lentejuelas....must have total!!jajajajajaja!
    Las mías las pobres se ponen lo q les digo yo sin protestar!no quiero ni pensado cuando se me revelen!!
    Un besitooo
    Ah!una pregunta sin respuesta...por qué todas las madres(las nuestras) son iguales?por qué??seremos así cuando lleguemos a abuelas??
    aunq no estoy muy orgullosa de lo q voy a decir a continuación, ahí va: ahora q soy madre cada vez actúo mas como la mía,en cosas Q JURÉ q nunca iba a hacer o decir.....ainss, vida perra esta.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, que ésta me ojea la Vogue... Y respecto a mi madre, yo ya tengo hasta sus gestos... Dangeeeeeer!

      Eliminar
  15. ¿Se puede saber cuándo van a hacer uniformes decentes? Ya llevamos años viendo la falda de cuadritos y los jerseys de pico, digo yo que va siendo hora de otra cosa ¿No?. Que yo aún tengo trauma de mi uniforme con la falda de cuadros grises y azules y el jersey de pico azul con el polito debajo... Y mejor no te hablo del chandal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesas para ellas y Spiderman para ellos!!!

      Eliminar
  16. Yo he puesto a mi hija en otro cole distinto el mio sólo por variar de uniforme, que estaba yo muy harta en mi infancia del jersey de pico y al menos el de mi nena es a la caja! Ja, ja!

    ResponderEliminar
  17. no se si te ofenderas , pero creo que la consientes demasiado, creo que necesita un poco de mano dura y no salirse siempre con la suya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, si soy la reina de los castigos!! De hecho, la gente me dice que soy demasiado exigente con ella... lo que pasa es que es un terremoto y bueno, también es una niña que aún no tiene 3 años... Y es cierto que en algunas cosas absurdas cedo sin que me insista como en lo de dormir con el uniforme... porque es una niña y los niños hacen cosas de niños y creo que no hay que ser tan remilgado y dejarles disfrutar un poco. Pero en las cosas importantes, me empleo a fondo. Aunque sirva de poco, jajajja

      Eliminar
  18. Yo aún recuerdo con pavor mi uniforme del colegio. Ya te digo yo que deja secuelas. Era azul marino y, el otro día hablando con mis amigas (somos amigas desde que íbamos al colegio, sí) coincidíamos todas en que no éramos capaces de usar nada en azul marino así que tranquila porque ya se le pasará el gusto por la falda peto y, si ya no le gustan los jerseys de pico, dudo que le vayan a gustar alguna vez. Esto es así. Besotes!!

    ResponderEliminar
  19. JAJAJAJAJA

    JAJAJAJAJAAAAAAAA

    Que sí, que está mal reírse de las desgracias ajenas eso, ¡pero es que me parto con la pelirroja!

    Pues sí que te ha salido fashionista, la nena. Deseando leer el día que te ha tocado llevarla con el uniforme completo...

    ResponderEliminar