jueves, 13 de septiembre de 2012

La Policía


Una, que se pasa el día metiéndole miedo en el cuerpo a la pelirroja, no por maldad –Dios me libre, que yo sólo soy mala cuando madrugo mucho y no es para coger un avión- sino por intentar que la nena se convierta en una mozuela de provecho que responda ante algún tipo de autoridad, voy por la vida robándole ideas y métodos a los demás, que ya se sabe que cuatro madres piensan más que una –no que una no madre, claro, que esa juega con ventaja-, y tomando de aquí y de allá retazos de técnicas que me aseguran que funcionan más que el Espidifen en un día de resaca, que ya es decir.
.
Así que cuando una amiga me dijo que su hijo sólo se cuadraba cuando lo amenazaba con la Policía, decidí probar suerte, total, lo de la bruja estaba ya muy manido y aunque todavía le da pavor la idea de que venga a llevarse el chupete nocturno, el hecho de no poder constatar su existencia cuando me vacila y me dice ‘Las brujas  zolo zon de las películas’, me animó a intentarlo y oiga, mano de santo. De santo milagroso, además.

Primero tuve que explicarle lo que era la Policía y decirle que su misión era regañarle severamente a los niños malos y a los que ya eran muy muy malos y no les hacían caso a sus papás, se los llevaban a la cárcel. Aquello debió de impresionarla porque desde entonces, cada vez que sale disparada dispuesta a perderse entre el gentío o se niega a tomarse la leche o pretende echársela por encima, le digo que voy a llamar a la Policía y todo arreglado. Una bicoca, oiga.

El problema viene cuando se lo digo en la calle, generalmente casi gritando -que ya he dicho que los nervios los tengo regulares- por lo que la gente nos mira mitad escandalizada y mitad extrañada haciendo cábalas sobre el asunto de llamar a las fuerzas del orden –que se ve que esta estrategia es experimental y no está muy en uso- como si la pelirroja fuera en realidad un miniatracador que pretendía robarme el bolso o lo que es peor, que trataba de robárselo a ellos.

Sin embargo, eso no es lo peor. Peor es cada vez que pasamos ante una pareja de agentes, la niña me dice ‘Mamá, corre, corre, que está la Policía, que no nos vea’, como si estuviéramos planeando algún terrible crimen secreto y tratáramos de despistar a la pasma, que por supuesto, escucha los gritos de la pelirroja y nos mira como esperando a que saquemos un arma del carrito.

Pero tampoco eso es lo peor. Lo peor del asunto es que para ir al colegio, hemos de pasar delante de una Comisaría, donde siempre hay agentes en la puerta y ayer mismo, al pasar por allí y verlos en la puerta empezó a vociferar ‘Mamá ¿a que tú dices que la Policía es mala? ¿a que da zuzto? ¿a que la Policía te pega?’ y claro, los agentes, ojipláticos, me miraron como si yo fuera una antisistema broncosa comecerebros infantiles y claro, mi desconjuntado atuendo -tipo ‘me he levantado a las siete de la mañana, odio al mundo y lo que me he puesto no combina nada’- bien podría ser el de la cabecilla de un grupo de radicales subversivos y mi pelo arbitrariamente peinado –y digo peinado porque no sé qué otra cosa decir- y mi mirada matutina de estoy seriamente en contra de todo lo que no sea dormir hasta las diez, lo confirmaba.

Así, que me ahorré las explicaciones no fuera a acabar en el calabozo y crucé de acera mientras trataba de callar a la niña y volver a explicarle cómo va lo de la Policía. No obstante, he tomado dos importantes decisiones al respecto: una, que mañana damos un rodeo para llegar al colegio evitando la Comisaría y otra, que volvemos al comodín de la bruja, que lo paranormal siempre ha tenido mucho tirón y, además, no veo a Maléfica buscándome la ruina.

35 comentarios:

  1. Jajajajjajaja q bueno!!lo de la policía es un clásico!!quien no ha amenazado nunca a sus churumbeles con acabar en el calabozo??pero no es lo peor!yo una vez desesperada en el coche con las 2 mayores quitándose los cinturones y tirándose en plan kamikaze hacia el maletero,les dije q se las iba a llevar un pobre chico q vendía klinnex en un semáforo...m arrepentí al instante. Ahora, cada vez q pasamos x un semáforo se ponen a gritar desesperadas diciéndole al muchacho de turno: vete vete malooo!!(y algunos días vamos con la ventanilla bajada)lo q yo os diga: he creado a 2 monstruos. Ahora estamos trabajando en como darle la vuelta a la tortilla y les cuento historias de q los pobres vienen desde muy lejos a buscarse la vida, consejo: nunca os metáis en un charco del q luego no os podáis salir,q a estos niños no se les olvida nada!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, qué horror!! Estoy contigo! A éstos no se le olvida NADA!!!

      Eliminar
  2. Esa amenaza está muy extendida ;-) A mi la verdad es que no me mola mucho, me da no sé qué que les cojan miedo y un día se pierdan o algo y no se atrevan a pedirles ayuda.
    Lo sé, es un poco tontuna, pero no lo puedo evitar.
    A mí lo único que me funciona son las amenazas reales y que se puedan cumplir. No fallan.
    Un besillo maja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues no es ninguna tontería!! Yo no había caído en eso... así que más contenta aún con lo de volver a la bruja, jajajja

      Eliminar
  3. Jajajaja...me imagino la cara de los viandantes cuando gritaste lo de la policía..jajajja...o tu cara frente a la comisaría tras los gritos de la pelirroja..ay, que historias Flor...
    Buen día!

    ResponderEliminar
  4. Yo alguna vez lo he usado, pero lo dejé porque mi niño pasaba y mi niña se aterrorizaba, así que...además, su tío es policía y claro, no les cuadraba mucho la imagen con la del señor que les trae regalos y juega con ellos.
    El momento comisaría es lo más, me parto imaginándote la cara, jajajajajaa...soy "fans" total :)

    ResponderEliminar
  5. Pues fíjate que para los míos la Policia es el equivalente al salvador del universo...
    Perdimos a C. hace poco (sí, me faltó una décima de segundo para morir infartada) y lo encontró la policia. Cuando nosotros llegamos (no hace falta decir que yo estaba histérica perdida) el tío estaba tan pancho en los brazos de un agente.
    Desde entonces, M. dice que 'la polishia' es buena pq encontró a C. Y C. asiente vehemente. Aman a la polishia.

    Así que de momento, antisistema, como que no.

    Besos, Flor.

    Anna

    ResponderEliminar
  6. Una psicóloga me dijo que jamás asustaramos a los niños con la policía pq si se pierden no pueden recurrir a ellos pq les dan miedo, y digo yo: tú has visto a algún policía recorriendo las calles en busca de niños pérdidos? Qué auténtica tu pelirroja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que no lo había pensado nunca hasta que lo ha comentado 'Y entonces llegó el caos' pero lo tendré en cuenta por si las moscas!!

      Eliminar
  7. Pues a mí me pasa el caso contrario. Mi peque adora a los policías, cuando vamos por la calle y nos encontramos alguno se acerca, le pregunta el nombre y si puede darle un beso. Es surrealista! Imagina un día que vamos por la calle y se acerca a un policía (al que yo no conozco) y le dice "Hola Miguel, y le planta un beso". Y él responde, "Hola Martina". Ojiplática me quedé!!!
    Besucos

    P.D. Acabo de dejarla en el cole por primera vez haciendo pucheros, qué penita me ha dado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajajjajajaja

      La pelirroja ha llorado hoy. Ayyyyyyyyyyyy.

      Eliminar
  8. jajajaja,que bueno!!!, pero si que es cierto, que no es muy recomendable que les tengan miedo a los policias, a una prima mia su madre le decia que como:
    no se portara bien,
    se durmiera,
    se comiera todo,
    etc...
    iban a venir los gitanos y se la llevarian, no os imaginais el panico que les tiene aun ahora a sus 16 años!!!! ir con ella a un mercadillo es casi un imposible, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  9. Hola Flor, hace meses que sigo tu blog y es genial!!Mi pequeña terremoto de 2 años obedece al instante o deja de portarse mal ante dos amenazas: la bruja mala de Blancanieves y los payasos.Es ver un payaso u oir hablar de él y le cambia la cara a la pobre(supongo que lo ha sacado de mi...desde que leí "IT" de Stephen King en mi adolescencia tengo cierta payasofobia...).Pero que conste que solo uso el miedo cuando todo lo demás no me funciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja, pobrecita!!! Con la de payasos que hay por el mundo!! jajajja

      Eliminar
  10. me estoy acordando ahora que e leido a Fagalu, de otra tia mia les tiene panico a las hormigas, y a la palabra "luna", pero se la tienes que decir en plan tenebroso.... juas juas juas, la de cosas que conseguias cuando cazabas una hormiga!!!!!,
    y a otro primo, le hacias llorar, si cantabas "cumpleaños feliz", en tono triste, jajajajajajajaja, pero el pobre las que cojia, con hipo y todo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la palabra lune me deja patidifusa!!! jajajja Eso cómo es???

      Eliminar
    2. jajaja,tu estas con ella tranquilamente y le dices: - mira mira como esta la luuuunaaaaa, y se lo dices como si fueras la bruja de blancanieves, y ya si tienes una hormiga cerca, ya el descojone!!!( para nosotros para ella no, claro), no se por donde le vendra el miedo, pero se pone a temblar como loca.....

      Eliminar
  11. Jajajaja!! Me ha reído mogollón con tu post de hoy, que bueno!! Si es que es lo que hay, ahora cada vez que ve la pobre criatura a la policia pues le sale "comentar" lo malos que son, claro que sí, reafirmándose en su idea, pero claro, también es peligroso por otro lado... O sea, práctico pero peligroso. Yo a mi hija le amenazo con "el señor", un "señor" que puede aparecer en cualquier momento (como ya nos ha pasado más de una vez) y "abroncarla" o llamarle la atención "Que va a venir el señor y te va a gritar" "Va a venir el señor y te va a regañar por dar golpes" y así... y claro, ahora cada vez que se le acerca un señor aunque sea a decirle "mira que niña más monina", sobre todo si anda por encima de los 50 tacos, la niña sale escopetada hacia mi. Tiene pánico a los señores que le hablan porque cree que le van a regañar, lo cual por otro lado no me viene nada mal, porque con lo que hay por ahí suelto pues mira... mejor que salga corriendo cuando se le acerque un "señor" a comentarle algo... En fin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjaja, pobre!! Oye, nunca pude ver las fotos... Sigue sin dejarme...

      Eliminar
  12. A mi rubito le encanta la policía y la guardia civil le chfla,es algo increible, los veen la carretera y una que va al volante va rezando para que no la paren y él se pone super contento y te dice, mami la guardia civil, les decimos hola,y yo le digo otro día paramos y les saludamos,asi que con mi peque no funcionaría asustarlo con eso.Por cierto, preciosa tu pelirroja,un besito.

    ResponderEliminar
  13. jajajajaj!! me parto!
    Y es que hay que tener un cuidaaaao con lo que le decimos a estos pequeños...que son como mini-boomerangs y todo se nos vuelve en contra!! xD

    Mejor la bruja piruja si ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. A los churumbeles era con la guardia civil,que será por el tricornio,pero impone más y digo era porque aquello duró 2 telediarios,cuando tuvieron ocasión los abordaron a preguntas tipo -que dice mamá que nos vais a llevar...,menudo bochorno,roja como un tomate y a punto de tartamudear.Ahora es con la avispa,por lo menos a ésta no le van a soltar nada.

    ResponderEliminar
  15. No sabes como me divierto leyendo tu blog, no tengo niños chiquitos pero soy abuela de un bebe de 5 meses y ya veo que llegará el momento de verme como tu, ya que yo lo cuido por las trades.

    gracias por compartir estas hermosas aventuras

    ResponderEliminar
  16. Hola Flor, te cuento que mi peque no le tenía de pequeño ningún respeto a la policía.
    Cuando ibamos con el carro y nos encontrabamos coches encima de la cera, yo siempre protestaba y le decía que los conductores tontos aparcan encima de la acera para no dejarnos pasar. Bueno donde vivimos hay un Opencor y allí los nacionales suelen parar a tomar café y ellos dejan los coches encima de la acera y no un coche sino varios a la vez. Un día pasamos y mi niño suelta: "Coches tontos que no saben aparcar" ni decir la cara del poli que estaba dentro ni la mía por supuesto. Ya no pasé más por allí.

    ResponderEliminar
  17. FLOR, yo creo que lo de asustar con la policía es contraproducente. Mira, te cuento, mi suegra amenazaba a los nietos con que la policía se los íba a llevar al retén si se portaban mal. Pues bien, un día se nos perdió el niño en una calle entre el gentío de las fiestas de la ciudad. Lo encontró un policía que para tranquilizarlo, porque estaba llorando, le dijo : " no te preocupes, guapo que te llevamos ahora mismo al retén ". Buenoooooooooooooo, ¿ qué le has dicho al enano sin saberlo ? . Empezó a gritar y a intentar escaparse, el pobre ¡ claro, se estaba materializando la peor de sus pesadillas , jajaja !
    Por eso no lo recomiendo a nadie, al revés, se les ha de hacer confiar en la policía porque en caso de necesidad deben de recurrir a ella y no al revés, jajaja.
    ¿ Qué tal el tradicional Hombre del Saco ? ..... ( que conste que soy totalmente contraria a que los niños se les enseñe por esos medios y que el temor no educa,solamente enseña a eludir el que te pillen cuando haces algo malo, jijiji )

    MUAAAAAAAAAAAAAAAC

    ResponderEliminar
  18. ¡Me mondo! Mi marido dice que hay que enseñarle que la policia son amiguitos, por si un di ase pierde que acuda a ellos, ja ja!

    ResponderEliminar
  19. Jajaja. Sí, mejor vuelve a la estrategia de la bruja que parece que te va a traer menos problemas. De todas formas, lo de la policía siempre es efectivo. De pequeña, yo tenía un vecino policía y cada vez que alguien se portaba mal conmigo en el colegio amenazaba con chivarme a mi vecino. Mano de santo, oye. Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Amenazarle con la policia no es lo mas recomendable, ya que si se pierde es a quien tendria que pedir ayuda a un policia, mejor que a cualquier otra persona.

    ResponderEliminar