viernes, 28 de septiembre de 2012

Va por ellas


Hace una semana llevé a la pelirroja a su pediatra para que le echara un vistazo a unas manchitas –como antojos pero más claritos- que le habían salido en la espalda durante el pasado verano, principalmente, para que le recetara alguna crema de protección solar o consejos para que no se minara de ellas y acabara cual dálmata tras un par de veranos, sin darle ninguna especial importancia a aquello.

Sin embargo, a la doctora no le gustó demasiado el asunto y con toda la delicadeza del mundo –que todo hay que decirlo- me derivó con cara de preocupación al dermatólogo para que le hicieran una biopsia de las manchas y descartáramos así una grave enfermedad crónica del sistema nervioso.

Entre que yo soy hipocondríaca de libro, asustona de Guinness y objetivamente el asunto diera pavor por sí mismo, decidí llevarla a uno privado con el beneplácito de mi pediatra – y que es considerado una eminencia en Málaga y que además es jefe de Dermatología Infantil en el Materno- por aquello de que esperar los dos meses que podía tardar la cita podía acabar conmigo, que ya estaba al borde de un ataque de pánico.

Gracias a Dios, aquello quedó en nada. Las manchas eran del sol, que para eso la niña es pelirroja y las manchas y las pecas son parte del lote aunque tarden en salir. De enfermedad nada de nada, que al parecer las manchas malas son de otro tipo, color y tamaño y además vienen acompañadas de otros síntomas poco agradables. La cuestión es que hasta que pudo verla el dermatólogo, pasé los cuatro días más terribles de mi vida, en estado de histeria total, entrando en foros, buscando por Internet y encontrando terribles fotografías e informaciones que me dejaron al borde de la locura.

Sobre este asunto podría hacer un post la mar de divertido, narrando cómo me volví loca y volví locos a todos los de mi alrededor, cómo sobreviví cual zombie llorón, arrastrándome por las esquinas y cómo estuve a punto de matar al pater –bastante más sensato y razonable que yo- que se debatía entre pedirme el divorcio o tirarse por el balcón o ambas cosas.

Sin embargo, me pareció que debía dedicar este post a todas aquellas familias que no tienen la misma suerte que nosotros y que acaban recibiendo las noticias que nadie quiere recibir. Porque aunque sea atrevido por mi parte, en esos cuatro días pude sentir una millonésima parte del miedo y la desesperación que a ellas les toca sufrir a las puertas de una consulta médica, un día que marca el inicio de una nueva y difícil vida.

Un día en el que todo tu mundo cambia de golpe y quieres desaparecer. Pero no lo haces porque morirse es lo fácil. Morirse no vale. Lo que vale es lo que hacen ellas, las que no tienen mi suerte y con las que todas nos cruzamos alguna vez, empujando un carrito que pesa más que ellas y dedicando su vida a estar ahí al pie del cañón, recibiendo el balazo con entereza para ser el apoyo y no la víctima, acatando malas noticias, esperando en salas de hospital, pidiendo favores en consultas, aguardando frente a un quirófano, recorriendo el país en busca de los mejores especialistas, investigando, durmiendo en un sillón frente a su cama y manteniendo siempre la esperanza de que todo va a ir a mejor.

Y es que eso es lo mejor que tienen, que a pesar de que la vida se lo ha puesto muy difícil, de que el camino que han de recorrer a diario es duro y complicado, ellas son felices. Y son felices porque son conscientes de qué es lo importante, lo que de verdad merece la pena, y se olvidan del mundo, de nombres técnicos de pronunciación imposible, de tacs y resonancias, de recetas y fisioterapeutas, de cuadros médicos, de tratamientos experimentales, de operaciones programadas y de noches en vela, ellas se olvidan de todo cada vez que su hijo le regala un beso o unas risas o un abrazo o le dice lo guapa que está esa mañana… y la hace la mujer más feliz del mundo.

Y es precisamente ahí donde reside la grandeza de la maternidad.

99 comentarios:

  1. Joooo, hoy me has hecho lorrar.
    Me alegro que todo esté perfecto en la pelirroja.
    Besos. Inma

    ResponderEliminar
  2. Jo, Flor! Tan temprano y ya estoy llorando, me cachis!
    Antes de ser madre ya me pasaba... los niños me inspiran tanta ternura que cualquier cosa que les inquiete y altere me sensibiliza... y la salud, ay dios, la salud!
    Si hay algo que le dé miedo a una madre es la enfermedad de un hijo. Podemos ser fuertes, aguantar más de lo que nunca querriamos que aguantariamos pero la enfermedad es algo que está fuera de nuestro control y eso nos rompe los esquemas!
    Yo deseo que nadie, nadie tenga que pasar por esa situacion y desde aqui me uno a tu voz.... Va por ellas!
    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre he sido muy asustona con el tema de la salud, así que ahora que soy madre no te quiero ni contar... quizá por eso las admiro tanto!! Y a los padres también, eh?
      En cualquier caso, lamento hacerte llorar tan temprano, jajaja, te prometo que el lunes te haré reír. Me esmeraré!!

      Eliminar
  3. Qué bonito, realmente muchas veces no somos conscientes de la suerte que tenemos de tener hijos sanos, y que además de sanos tengan otras muchas cosas buenas. Pero lo de sanos es fundamental. bss

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito post! y la verdad es que estos madres/padres se lo merecen! Mi madre ha aguantado, entre otras, que mi hermano se casi muere (a muy poquito estuvo) al salir de la operación sin la cual se iba derechito a una silla de ruedas (ya le habían asegurado que no había nada que hacer al respecto), y de un derrame cerebral mio -con 20 años por mi parte, después de una depresión grave de 3 años (y sus conseguientes ganas de morirse todos los días). Casi ná. Y aún sacaba fuerzas para animar a todos!!

    Muchas gracias por este post! A algunas nos haces recordar mucho :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por compartir tu historia!! Imagino que aquello no debió de ser fácil para nadie... pero conseguistéis superarlo, así que muchas FELICIDADES!!!
      XXX

      Eliminar
    2. Pues sí, ¡hemos conseguido superarlo todos! jeje ves por qué hay que ser un poco neohippie y darse a la paz de arreglar un jardín? :-) jajaja Pero sin tocarse los pies y con los menos dolores posibles!

      P.D. Esperando ansiosamente el corte de la radio... jajaja

      Eliminar
  5. Con los ojos vidriosos....!!!!. Entiendo por lo q pasaste esos cuatro dias. Cuando estaba embarazada de unos 4 meses vieron una cosita...lo mal q lo pase hasta dos semanas despues q vieron q todo era normal!. Como tu dices, un zombi llorando por las esquinas, a base de valium, sin querer hablar con nadie... En fin, q admiro la entereza q tienen esas madres, y el animo y la fuerza q tienen, porq...yo no se si la tendria!!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenooo, el día que haga el post de mi embarazo, tendrá mil partes... Yo estaba asustada día sí y día no... Somos unas afortunadas que ojalá nunca tengamos que preocuparnos por nada más que porque la nena enseñe el culo o no quiera el uniforme...
      Muchos besitos!

      Eliminar
  6. Me encanta el post que has puesto hoy, aunque no sea de risa como nos tienes acostumbradas.
    Estoy en la oficina y se me han saltado las lagrimas, tienes toda la razón todo un ole para esas madres coraje,yo desde el día que me quede embarazada empece con miedos de que viniera bien y no hubiera ningún problema en el parto, y ahora que le tengo conmigo me pasa como a ti soy muy asustona, y no lo puedo evitar, mi marido dice que el día que le paso algo realmente malo al niño vamos a tener un gran problema por que yo tambien me derrumbo, pero mi caracter es asi y no puedo hacer otra cosa, y hijo no me considero por esto más madre que ninguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidaba contaros que mi embarazo empezo enterandome que estaba embarazada con reposo absoluto de 10 días por que manchaba, te haces ilusiones y al dia siguiente se te viene el mundo encima, la gente me decia que la naturaleza era muy sabia, y que todavia no se habia formado y todas esas cosas que te dicen, pero a mi no me daba ningun consuelo, era muy chiquitin si pero era mi bebe deseado

      Eliminar
    2. Claro que sí!!! La pelirroja también se desprendió y tuve que hacer algo de reposo, pero al final todo salió bien!! Tengo que hacer ya el post del embarazo que no tiene desperdicio!!!

      Eliminar
  7. Pues me encanta cuando te pones seria...También hay que hablar de ésos temas.
    Mi pequeńa contribución, si quieres: En el país que vivo ahora, post comunista, no es típico hacer cesáreas(y si las hacen son de ombligo hacia abajo, anticuadas) y por desgracia, eso hace que muchos nenes tengan sufrimiento al nacer, llegando a casos de parálisis cerebral. Para ir a mi casa tengo que tomar un autobús que justo pasa por el hospital de rehabilitación de éstos nińos. A veces, como los carritos son más grandes; sólo caben tres o cuatro en el autobús, si eso ocurre yo tengo que bajarme con el carrito de la mi hija y esperar 15 minutos al siguiente autobús. Me parte el corazón ver a madres tan jóvenes llevando a sus hijos a rehabilitación.
    Tengo una amiga en Espańa que quedó traumatizada por su cesárea y yo le cuento ésta historia, quizás si pudiéramos ver el otro futuro que nos hubiera esperado cambiaríamos de opinión y disfrutaríamos más de la vida.
    Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo soy de cesárea y siempre digo que es por parir sin dolor como la Beckham pero buena parte de la decisión va por eso mismo que cuentas...
      Y sí! Hay que disfrutar de lo que tenemos que es mucho!!!

      Eliminar
    2. El Sur, dónde vives, cuál es ese país? Lo pregunto porque mi hija viene de uno postsoviético, Kazajastán.

      Eliminar
  8. joeee Florrr..... que tengo las hormonas a flor de piel, y en el curro no puedo llorar!!, (trabajo cara al publico), pero vamos que ahora me voy para el baño,
    yo antes de estar embarazada, me consideraba una mujer fuerte, pero ahora, me asusto hasta por un retortijón o un tiron de piel estirandose ( duele mucho y esto no lo dicen!!), ahora yo misma e pasado a un segundo lugar, el primero es garbancito...
    cachis Flor, me tengo que ir al baño....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja, lo siento, guapa!! Y que sepas que es normal asustarse con el embarazo, aunque no haya motivo alguno para ello. Yo como estoy muy loca, no paraba de pensar cosas terribles y al final todo salió bien. Un consejo importante: no mires internet!! Los foros de internet asustan más que ayudan. El pater amenaza con bloqueármelo!
      Y sí, la barriga duele. De cuánto estás ya?? Qué emoción!!

      Eliminar
    2. estoy de 3 meses y medio 14 semanitas, pero tengo ya un triponcillo la mar de mono, redondito redondito, mi marido me dice que o tenemos un cabezon o una culona, pero que mi tripa no es normal para mi tiempo.... mi gine dice que es normal, jejejejeje, pero eso de que duele lo deberian de poner tambien como sintomas de embarazo, es que noto como me tiran los musculos y ligamentos, con deciros que hace un mes me fui a urgencias, de lo acojonadilla que estaba con los tirones....

      Eliminar
    3. Jajajja, yo me pasaba todo el día en urgencias!! Pero a mí no me dolía tanto la tripa, un poco al principio como de retortijones y luego al final de las pataditas dichosas... Imagino que serás muy delgadita y por eso te tira tanto tan pronto, no?

      Eliminar
    4. huy delgadita dice jajajajaja, que va cariño!!! 1'60 y 75 kilazos, jajajaja, no se por que me habrá salido tan prontin, pero me viene de lujo para cojer sitio en el metro :)

      Eliminar
  9. Estoy en la oficina y se me han llenado los ojos de lágrimas!
    Un homenaje precioso a todas aquellas madres que sufren y mucho pero que aún así son valientes y siempre tienen una sonrisa para sus peques, que están llenas de sufrimiento pero también de valor y entereza.
    Para mí la peor parte de la maternidad es lo vulnerable que te hace, los mil y un miedos que te asaltan, en fin...
    Me alegro de que las manchitas de la pelirroja sean otra parte más de su "encanto pelirrojil".
    Gracias Flor! Una entrada llena de sensibilidad.
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Evita! Y sí, lo mejor de estas madres ya no es sólo la entereza sino el lograr que sus hijos lleven una vida normal y feliz. Y eso es mucho.
      XXX

      Eliminar
  10. ¡Hola Flor!
    Pues lo de las manchas parece que ahora está de moda... este verano mi sobrinito estuvo ingresado por una neumonía. Total que la pediatra vio unas manchas que tiene (de nacimiento) y decidió que tenía la enfermedad esta, a pesar de que mi prima es neuropediatra y NUNCA había observado síntomas de nada en el niño (y lo reconoce desde que nació). Además la tía nos lo soltó y se quedó tan pancha. Conclusión: le tuvimos ingresado una semana de más para que le hicieran una resonancia (como les tienen que sedar, y estaban casi todos los anestesistas de vacaciones porque era agosto, tuvimos que esperar), además de un sinfín de pruebas adicionales. El pobre tiene un trauma con 4 años que cada vez que ve una bata se vuelve loco. A mi hermana casi le sale una úlcera de la tensión. Pero lo importante es que TODO salió bien.

    Hice varios turnos de hospital para relevar a mi hermana, y sólo puedo quitarme el sombrero ante la entereza de los padres y familiares que vi allí, con niños con menos suerte que los nuestros. Lanzo mis oraciones, buenas vibraciones y energía positiva con la esperanza de que algo les llegue, porque lo que hacen es grande de verdad.

    Un beso a todas las mamis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vayaaa... Pues imagino que será un protocolo nuevo, digo yo, en cualquier caso se agradece el exceso de celo, que más vale prevenir que curar, pero el miedo se pasa y muchísimo... Pobre sobrinito tuyo!!!

      Y sí, yo también me lo quito porque es impresionante como hacen para que todo parezca hasta fácil y sonrían hasta más que la media. Un ejemplo.

      Eliminar
  11. Hala, otra con el moco a punto...Flor, conozco a alguna mamá como la que describes, y no se como lo hacen, y se merecen el mayor de los homenajes y reconocimientos. Yo, cuando estoy muy cansada, cuando mis niños están insoportables y cuando solo pienso en meterme en la cama y no salir, me acuerdo de ellas, y me dan fuerza.

    ResponderEliminar
  12. Hoy me has hecho llorar. Que post tan bonito, es lo mismo que pienso yo, sólo que no soy capaz de expresarlo tan bien. Gracias por poner palabras a los sentimientos y pensamientos de los demás...

    Estoy embarazada del segundo por cierto, y quizás por eso estoy más sensible... Esta semana ya 11 semanitas de embarazo... Espero que se pase rápido.

    Un abrazote! Y me alegro muchísimo que al final lo de la pelirroja se quedara en un susto :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! y... ENHORABUENAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!
      Qué alegría!!! La familia del blog está aumentando!!
      XXX

      Eliminar
  13. Flor, qué grande eres!! Sabes hacernos reir pero también llorar. Estoy ahora mismo a moco tendido porque lo que cuentas es una verdad como un templo.

    Yo también soy como tú, en cuanto la peke tiene un poco de tos, fiebre o dice que le duele algo, me pongo histérica, no quiero ni que el aire la roce para que no le moleste.

    Y cuando vas al pediatra y te dice que no es nada, piensas en las madres que no tienen la suerte que nosotras, que tienen a sus hijos muy malitos en el hospital y le das gracias a Dios por lo que tienes, aunque sólo te des cuenta en esos momentos, desgraciadamente, y no lo tengas más presente. Y, a menudo, son esas madres las que te animan a ti!!!

    Y vuelves a pensar que no tienes derecho a quejarte porque tu hija no recoja los juguetes, porque no se coma la fruta, porque sea un terremoto, y qué más da todo eso si está sana?

    Sólo hemos tenido un momento de angustia malo con ella, y fue cuando la operaron con año y medio. Los 9 días que pasaron entre el diagnóstico y la operación ,para mi se quedan. Y cuando estuvo dos horas en el quirófano, creímos morirnos hasta que salió el cirujano y dijo que todo había ido bien: dos hernias supraumbilicales (con un agujero interno bastante considerable, nos dijo) y abrirle la vagina que la tenía cerrada. No era nada grave pero nunca se sabe en un quirófano lo que puede pasar.

    Besicos mojados (por la lluvia y por las lágrimas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flor, perdona que se me ha olvidado felicitarte porque la pelirroja esté sanísima, xDD!!!!

      Eliminar
    2. Gracias a ti por tus piropos!!! Y me imagino lo que tendrás que haber pasado... aunque no fuera grave, es un quirófano y eso asusta a cualquiera.
      Y sí, tienes razón! No debemos olvidar nunca la suerte que tenemos!!
      Muchos besitos!

      Eliminar
  14. Cuanto razón tienes! Que fortaleza y que ejemplo nos dan estas mamis!
    Las Navidades pasadas pasé la Nochebuena con mi niña de 9 meses ingresada en el hospital por bronquiolitis, y mi marido solito en casa con el niño (mellizo), fueron días horribles y aun así después de conocer otras historias y casos de niños con problemas mucho más serios y enfermedades crónicas salí del hospital pensando que éramos muy afortunados porque volvíamos a casa los 4 juntos.
    Hay veces que hay que relativizar, disfrutar del momento, dar gracias por lo que tenemos,..., en fin que me ha gustado mucho el post de hoy y mucho ánimo a estas mamás para que sigan luchando
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que lo somos!! Y mi ánimo y fuerza también para ellas!!

      Eliminar
  15. Cuando veo a estas madres con sus peques, es cuando me doy cuenta de lo afortunada que soy de tener un hijo como la pelirroja que no para en todo el santo dia, y lia una tras otra.

    ResponderEliminar
  16. hoy no me he reido como suelo contigo, ho y me has hecho llorar, y recordar lo afortunada que soy de tener dos bestiolas, como decimos en cataluña, sanas, peleonas y preciosas.
    gracias por tu blog y tus palabras:-)
    pat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!! Y sí, tenemos muchísima suerte!!

      Eliminar
  17. Jo Flor qué fuerte, me he emocionado mucho. Precisamente ayer me acosté llorando porque mi peque no quiere probar ni un solo bocado sólido y, tras una hora de lucha sucumbí a la papilla con la consiguiente frustración que ello conlleva.
    Pero en realidad, ¿qué lucha es esa? lucha es la que acabas de describir en el post de hoy, lucha y valentía. Gracias por abrirme los ojos. Es cierto que a veces no sabemos la suerte que tenemos, Dios nos de salud por muchos años, y a nuestros paqueños también, que sean niños sanos y felices, porque el amor incondicional de una madre (y un padre), ese, nunca les va a faltar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita reflexión! Es cierto que a veces se nos olvida que nos preocuoamos por tonterías... Tú tranquila, que no hay niños con 15 años que no quieran sólido!! Todo a su tiempo... La mía sólo quiere Potitos por si te consuela!! jaja

      Eliminar
  18. Suscribo todo lo dicho anteriormente,no nos Samos cuenta de la suerte q tenemos x tener a niños sanitos,la salud es lo mas importante de todo y desgraciadamente solo nos damos cuenta cuando nos falta. A la pequeñita me la ingresaron en el hospital con una bronqueolitis con 2 messes y nos os quiero contar cómo lo pasé de mal al verla allí con su mascarilla,tan pequeñita,toda una larga semana. Y eso es el día a día de muchísimas madres. Chapó x ellas. Son muy grandes. Como tu dices Flor, la maternidad es el acto mas generoso e incondicional del mundo,es dejar de pensar en tí para pensar en tus hijos. Siempre.
    Que tengáis un buen fin de semana!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero hacer un post sobre eso. Sobre cómo el miedo atávico a morir ya no es por morir sino por no dejarlos solos. Qué complicado es todo. Llevadme a Bali!!! jajaj
      XXX

      Eliminar
    2. Uff, yo tengo un pacto con mi hermana, con eso t lo digo todo. Si nos pasa algo la otra se queda con los niños y se compromete a criarlos como si fueran suyos! De vez en cuando pulimos detalles como, oye, y no se t ocurra cambiarlos de colegio,eh? Parece una tontería pero m quedo mas tranquila sabiendo q si algún día nos pasa algo a mi marido y a mi tendrán una familia en la q crecer y ser felices.

      Eliminar
  19. Uf, Flor, qué razón tienes! No añado nada más. Va por ellas.

    ResponderEliminar
  20. Q bonito flor! Embarazada de 20 semanas me dijeron que mi bichillo podia tener enanismo xq no le cecian los huesos lo q deberia.... Q angustia! De 36 semanas ya me dijeron q estaba todo bien,q debio ser un error en las mediciones pero hasta q no nacio y vi q estaba todo lo largo q debia estar para mi (nosotros) se queda...
    Animo a todas las mamis q luchan x superar la enfermedad de sus hijos y le hacen la vida mas feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mama del bichillo q horror!menos mal q todo quedó en una horrible pesadilla! A mi en el triple screening me salió un "Falso positivo" q decía q mi tercera hija tenía problabilidades de tener sindrome de down, me hice la amiocentesis xq necesitaba saber a lo q m iba a enfrentar cuando naciera la niña, no xq tuviera intención de abortar, gracias a Dios nunca se me pasó x la cabeza,pero no podía estar Los 5 meses restantes del embarazo pensado, será,no será? Así q m hice la pure a y gracias a Dios era sanita,no quiero ni recordar como nos temblaban las manos al abrir ese sobre ni Los 4 días con sus 4 noches q pasamos....
      Embarazadas del mundo, Si me leéis NO os hagáis la prueba del tripe screening, salen muchísimas falsos positivos, influye Si estas resfriada, ect..... Y se pasa fatal!!
      Besos a todas!

      Eliminar
  21. Creo que ya conté en mi blog el caso de una madre con una niña ingresada en el hospital cuando mis niños estaban en neonatos... la nena tenía unos 3 ó 4 años y cada tarde le pedía a su mami que le llevara a ver los bebés a través del cristal. Un día la madre se desahogaba sobre el tema de su niña, y lo hacía allí donde otro grupo de madres luchábamos para que niños que habían nacido prematuros extremos salieran adelante... es muy duro.
    Por ello creo que todas esas madres que luchan contra la desesperación son fuertes y muy duras, porque no hay nada peor que ver a tu peque lleno de tubos, sondas y demás.
    La primera vez que vi a mis hijos con 24 horas de vida solo vi dos cositas insignificantes dentro de una incubadora rodeados de cables, tubos y pitidos infernales, creeme que a día de hoy ese ruidito del piiiii no se me va de la cabeza. Una entrada preciosa, me alegro de que todo al final no fuera nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Y como le he dicho a 'La mamá del bichillo', ni puedo imaginar lo que sufristeis... Debió de ser muy duro, pero gracias a Dios todo salió bien y ahora tienes dos trastos que te vuelven loca!!

      Eliminar
    2. Mis hijos nacieron de 34 semanas, aunque tuvimos la gran suerte de que estaban sanísimos y únicamente necesitaban ganar peso. El niño estuvo 6 días en neonatos, y la nena, 13. No recuerdo día más triste, a excepción de la muerte de mi padre, que el día en que nos fuimos del hospital dejando allí a nuestros bebés, aunque sabíamos que estaban bien y sanos, no como otros peques que veíamos allí y cuyas historias te ponían los pelos de punta.
      A día de hoy, todos los días doy gracias por lo sanos, espabilados y preciosos que son.
      Hala, otra vez a moco tendido... :P

      Eliminar
  22. Hola Flor, me gusta, me gusta , megusta , y asi podia seguir hasta el infinito. Hoy el tema es triste y serio, y yo creo que tosas las madres somos hipocondriacas cuando se trata de la salud de nuestros hijos. Te escuche un dia por casualidad (bendita casualidad) por la cope, te busque y te encontre y me enganche. He leido todos y puedo decir que aunque mis hijos ya son mayores y yo estoy en edad de ser abuela(que fuerte suena), me gusta mucho tu blog, me siento identificada con algunas histyoria de tu pelirroja. Bueno guapa te seguire escribiendo. Y tu sigue contandonos co0sas. bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Aún estoy buscando el corte de la entrevista para ver si hago mucho el majara o no, jajja... Mil gracias por pasarte y por quedarte con nosotros!!!
      Y bienvenida!!!
      XXX

      Eliminar
  23. Completamente emocionada hoy, nada es más valioso en el mundo que la salud de nuestros hijos. No necesitamos nada más.

    Un enorme abrazo a esas madres en su lucha diaria. Va por ellas, sí señor!.

    ResponderEliminar
  24. Ole por ti Flor, no solo nos haces reir, sino que también nos haces reflexionar sobre lo afortunados que somos. Es un tópico que solo nos damos cuenta de lo imparte que es la salud cuando falta, pero es una realidad, y cuando la salud en vilo es la de nuestros hijos, el sufrimiento es infinito.

    Buen fin de semana para todas y animo a todas las madres coraje que pasarán la noche en vela en un sillon de hospital

    ResponderEliminar
  25. Me alegro de que la pelirroja este bien,la verdad es que cuando eres madre cambia tanto tu perspectiva de la vida,mi madre siempre me decía el día que seas madre sabras lo que duele un hijo y cuanta razón tiene,él pasa a ser lo primero y lo único que te importa es que no sufra,que no lo pase mal.Este verano operarón a mi rubito y no te imaginas lo que fué para mí ver como lo metían en una camilla,llorando y llamando a mami y luego una hora esperando,una hora que se hizo eterna, a que saliera el cirujano para decirnos que todo había salido bien.Cuando me dejarón pasar a la sala donde despiertan y vi a mi niño bien,casi lloro de la alegría,es que prefería pasar yo por todo eso antes de verlo a él con una via en su manita tan pequeña,es que lo recuerdo y me emociono,asi que puedo imaginarme lo que debe de ser una enfermedad tan dura como esa,mejor no pensarlo.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, mejor no pensarlo... Me alegro muchísimo de que todo saliera bien con tu rubito!!

      Eliminar
    2. Hola Flor,

      Siempre te leo aunque muchas de las veces, la mayoría a decir verdad, sea desde las sombras y no deje huella en tu blog.

      Decirte, ante todo, que me alegro mucho de que la pelirroja esté bien.
      Me ha encantado tu entrada aunque me hayas tocado el alma y haya terminado lagrimeando.

      Yo siempre digo que en el parto me tocaron alguna tecla que me ha dejado vulnerable para toda la vida.. Cosas de la maternidad.

      Yo también he sido siempre muy asustona con los temas de la salud, y cuando una es mamá.. uffff, como dijo alguna vez Allende: "Nos comeríamos un gurka crudo antes de que les toque un dedito del pie."

      Para todas las mamis valeintes,me uno también : POR ELLAS!

      Eliminar
    3. Pues sí, haríamos cualquier cosa!! Y muchas gracias por estar ahí!

      Eliminar
  26. La vida te pone momentos en los que sacas fuerzas de la nada,ilusión de la desesperación y esperanza,ésta sale siempre del amor,si al final la suerte está de tu parte y lo recuerdas,con lágrimas pero mirando al frente das las gracias al sol por salir cada mañana,a la lluvia por pillarte sin paraguas y sobre todo das las gracias en silencio al churumbel pequeño por la valentía que demostró,aferrandose a la vida que yo le dí y que el destino injustamente le quería sacar,das las gracias en silencio porque de otra forma serías incapaz de parar las lágrimas,y te saca años de vida,pero te deja siglos de amor,y eso a fin de cuentas es lo que me vale.Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. precioso, sin palabras, y con lagrimas en los ojos, y unas verdades como templos, gracias.

      Eliminar
    2. Ufff, qué duro debió de ser, fue de recién nacido??

      Eliminar
  27. Otra más que ha llorado! Yo soy muy tranquila, pero ver a mi niña enferma, aunque no sea más que un catarro, me puede y eso que no me puedo quejar, nunca ha tenido más que catarros, infección de oído y las temidas gastroenteritis, que ya hemos pasado por dos ingresos, es muy sensible a ellas y se deshidrata en 1 hora, cada vez que dice que le duele el estómago me pongo a temblar y es que verla deshidratada me angustia; me puedo imaginar tu preocupación hasta que tuviste un diagnóstico claro.
    Me alegra que la pelirroja esté estupenda.
    Y vaya este post por todas esas madres, padres, herman@s, abuel@s, tíos,... de esos pequeñines que no tienen tanta suerte como los nuestros, pero aún así no pierden su sonrisa; si es que los niños están hechos de otra pasta. Un besazo para todos ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí!! No sólo son las madres, es toda la familia la que lucha!!

      Eliminar
  28. Querida, si no lo has hecho ya, te recomiendo la lectura de este cuento: "Gente así es la única que hay por aquí: farfullar canónico en oncología pediátrica (1998)", creo recordar que está en el libro 'Pájaros de América', de Loorrie Moore. Es TREMENDO y al tiempo nada sensibloide, sino muy irónico. Ya me dirás si lo pillas, porque yo después de leerlo doy las gracias todos los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni lo había oído... Vas a tener que regalármelo, no? ;)

      Eliminar
  29. OH QUE BONITO...ME HAS HECHO LLORAR...QUE AFORTUNADA SOY!!!!

    ResponderEliminar
  30. Desde luego Flor, desde luego...nos dejamos llevar por las cosas del día a día, por las preocupaciones del cotidianeo y hay tanta gente con problemas taaan graves. Siempre digo lo mismo, lo importante en esta vida es la salud. Lo demás, sobra.
    Un beso gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobran tantas cosas... lástima que sólo nos demos cuenta algunas veces!

      Eliminar
  31. ay Flor que se me saltan las lágrimas! pues sí, no sabemos lo que tenemos pero no podmos evitar meternos en el día a día sin mirar alrededor;pero de vez en cuando hay que pararse a pensar y dar gracias por todo lo que tenemos y porque nuestros peques esten sanos.
    yo el dia 14 tuve a mi segunda nena y hasta que no la vi no me quede tranquila por si algo no iba bien;es inevitable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas!!! Enhorabuena!!!! Cómo fue la cosa?? Parto natural? Cuéntanos cositas!!

      Eliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Hace dos años vi morir a una de mis amadas sobrinitas por leucemia, tenía cinco años, sólo pasaron tres días desde el diagnóstico al fatal desenlace y fueron los más terribles y tristes de mi vida. Los papás de ella (mi hermano y su esposa) se caían a pedazos del dolor. Ahora que tengo a mi hija disfruto cada instante con ella, no sé cuanto tiempo estaremos juntas en este mundo y pretendo disfrutar cada instante. Te mando un abrazo con un nudo en la garganta, que bueno que tu hija está bien y que siga así siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vayaaa, lo siento muchísimo. Ni imagino lo terriblemente mal que lo pasaríais, pero el consuelo es saber que ella se fue sabiendo lo muchísimo que la querían y todo lo que hicieron por ella...
      Muchos besitos!

      Eliminar
  34. No sé si supiste del caso ABC aqui en Sonora, fué hace mas de 3 años (justo al día siguiente de mi boda), pero es como si hubiese sido ayer, yo sin haber tenido a ningun pariente ahi, todavía es recordar y sentir el nudo en la garganta, no tanto por los niños, que al final estan descansando sino por los padres, solo de imaginarme su día a día.. cualquier problema es nada comparado con perder a tu hijo.
    Que bueno que el pelirrojismo esta al 100% y que todo quedo en el susto (y alguna cana nueva me imagino jaja)
    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quitando el miedo y ahora a toro pasado, fue una semana de locos, para grabarnos, vamos, jajajja

      Eliminar
  35. Me alegro de que todo haya quedado en un susto y poco más puedo decirte, me quedé sin palabras.

    ResponderEliminar
  36. Qué razón tienes. Como tú soy una afortunada pero con cada susto temo ese momento, esa palabra que te cambia la vida para siempre.

    Tengo amigas que están pasando por situaciones durísimas y sé que yo en su lugar no les llegaría a la suela del zapato.

    ResponderEliminar
  37. Estoy trabajando y he llorado a moco tendido... Gracias por recordarnos que mientras ellos esten bien todo lo demás es relativo y llevadero.
    Gracias! Me has emocionado!
    Tu pelirroja y tú me sacáis siempre una sonrisa y un aprendizaje de vuestro día a día y hoy a pesar de llorar también me has enseñado algo más! De nuevo gracias! Eres muy grande, Flor!

    ResponderEliminar
  38. que me has hecho llorar en plena clase!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te suspenden no es mi culpa, eh? jajjaja
      Gracias, guapa!

      Eliminar
  39. a lagrima pelada!!! Pero que cierto es, hay familias que soportan como campeones, hace poco murió el hermano de mi mejor amiga y ellos lucharon con el pequeño de la casa por 17 años, siempre a su lado!!

    ResponderEliminar
  40. Hola Flor.

    Tengo una amiga pasando por un momento horrible con su pequeño.

    VA POR ELLA

    ResponderEliminar
  41. Muchas gracias Flor por tus palabras. Por suerte, fui una de esas madres. Y digo por suerte, sí, no me he equivocado, porque gracias a aquellos horribles días y noches he crecido como persona y sobre todo como madre. Y veo a mi hija más feliz que nunca.

    Ahora ya sabemos lo que le pasa a nuestra pequeña. Convivir con una enfermedad crónica, que necesita medicación diaria, y que en cualquier momento puede volver a aparecer sin ninguna causa aparente no es fácil, ni mucho menos, pero ella está aquí, contenta y feliz, y eso es lo que nos importa.

    Los días de hospital, en un un hospital de niños, son muy duros, pero a la vez son la mejor experiencia vital que he tenido. Nuestra niña tenía 8 meses cuando nos dio el susto, ahora tiene 19. Y palante que vamos.

    Muchos besos, va por ellas también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por tus palabras!! A esto precisamente me refiero... a esa capacidad de entereza con la que demostráis ser las mejores madres del mundo. Enhorabuena por ser así y porque tu hija esté bien!
      XXX

      Eliminar
  42. Qué bonito, Flor!!! La verdad es que uno tiene que agradecer a diario el tener salud y que también la tengan quienes nos rodean. Me parece admirable lo que hacen tantas madres en este mundo. Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí son heroínas. Es fácil llorar por las esquinas, lo difícil es vivir como si nada hubiera cambiado y luchar.

      Eliminar
  43. Bravo, bravo y bravo Flor, enhorabuena, de verdad, todos los días deberíamos dar las gracias de tener todo lo que tenemos.

    Gracias por hacernos pensar en ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Rosa Blanca... Estoy contigo en que tenemos que dar las gracias cada día!!
      XXX

      Eliminar
  44. Precioso Flor. Muchas veces no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que estamos a punto de perderlo (o lo hemos perdido ya). Esas familias son familias de héroes. Y aún encima hay quienes tienen la fortaleza y valentía de contárnoslo.
    Me alegro de que esta vez la entrada sea tan seria, nos has tocado la fibra.

    ResponderEliminar